Prueba monitor ultrawide Samsung LS34J550

Nos ha llegado a la redacción el monitor Samsung LS34J550WQU y lo hemos substituido por el BenQ EX3501r que probamos hace ya unos días.

Prueba monitor ultrawide Samsung

Se trata de un monitor de ultrapanorámico o ultrawide, según guste el idioma, con un tamaño de pantalla de 34,1″.

Características del monitor Samsung LS34J550

Es un monitor con unas cifras comedidas en todas sus especificaciones, a excepción de su tamaño.

Su resolución es de 3440 x 1440 píxeles, con una densidad de 109 ppi, el formato es ultrawide, en una proporción de 21:9.

El panel que monta este monitor es uno del tipo VA. Es decir, un panel LED de alineación Vertical, por lo que sus ángulos de visión no son los mejores. Son 178º grados de visión. Inferiores si los comparamos con una pantalla que monte IPS, pero ¿Quién utiliza el monitor de lado? Nadie.

Tiene un brillo de 300 cd/m2 que es suficiente, aunque no especialmente brillante.

Es capaz de ofrecer una tasa de refresco de 75 Hz, algo por encima de los más habituales 50 y 60 Hz. Pero sin llegar a los 120 o 144Hz que piden los gamers que se consideran más pro. Una chorrada. A 75 Hz con Freesync activado ya se ve muy bien y no cansa la vista. Además ¿quién tiene una gráfica que puede hacer correr un CyberPunk 2077 a 120 o 140 fps? Nadie en este planeta.

El tiempo de respuesta es de 4ms, no son los 1ms que todo gamer anhela. Otra tontería monumental, porque según estudios el cerebro o la mayoría de cerebros se quedan en 5ms de tiempo de respuesta, es decir, menos no se nota. Y no creo que tu seas Superman.

Tiene funciones PBP/PIP de forma que mediante puedes visualizar dos entradas provenientes de dos fuentes diferentes al mismo tiempo. Si utilizas PBP ocupará cada una la mitad de la pantalla, en cambio bajo PIP verás la segunda pantalla ocupando únicamente el cuadrante inferior derecho.

Tiene ajuste «tilt», el más básico inclinación hacia adelante y hacia atrás entre un mínimo de 1,5 y un máximo de 1,5 grados. Lamentablemente no se puede subir y bajar de altura, como otros. Si que dispone de perforaciones para poderlo sujetar a la pared o a un brazo que haga esos movimientos de ajuste de altura. Por cierto, pesa 6,9 Kg con el soporte y 6.4 Kg sin dicho soporte.

No tiene altavoces, aunque si salida de auriculares por las que saldrá el audio que le llegue mediante el cable HDMi o Displayport.

Distancia de trabajo del Samsung de 34″

Prueba monitor ultrawide Samsung LS34J550

Algunos usuarios les preocupa que este tipo de monitores grandes, ocuparán espacio. Eso es verdad. Y a otro les atemoriza estar ante una pantalla tan grande. Así como si sus ojos van a sufrir al estar tan cerca. Tranquilo, compra, ni cansa ni es excesivo.

Pues bien, desde hace ya bastantes meses que trabajo con grandes pantallas sin problemas. Valga decir que no tengo una acusada miopía, de hecho con el ordenador no utilizo gafas, si al conducir, pues mi problema es únicamente en la visión de lejos. Tampoco es acusado pues no llego ni a 1 dioptría.

La distancia entre mi nariz, algo prominente, y la pantalla es de exactamente 44 cm.

Con esta distancia y este tamaño puedo afirmar que para mi estas 34″ es un tamaño perfecto. Quizá a veces cuando estás concentrado en un punto concreto de la pantalla, y de repente te suena WhatsApp web, debes mover la cabeza o el cuello, y no tan sólo los ojos. Algo que lejos de ser incómodo diría que es hasta bueno para las cervicales.

La curva importa o no importa en un Ultrawide

Hablo de la curvatura de la pantalla, que este monitor panorámico de Samsun, no tiene.

La respuesta es sí, y no. A ver, para trabajar no importa, o sí, importa porque la curva lo hace quizá demasiado inmersivo como para estarse 8 horas o más al día. En cambio sin curva, en el mismo tamaño, esa intimidación que produce la curva no se produce.

En cambio si lo que quieres es jugar mejor uno curvo, claro que eso será si no le vas a dedicar muchas horas al trabajo con el monitor, te aconsejaría mejor un monitor con la pantalla curvada.

Eso sí, huye de monitores de menos de 34″ y la pantalla curvada pues el efecto inmersivo de una pantalla de 32″ ya es menos apreciable. En cambio de 34 hacia arriba se incrementa considerablemente al comenzar a cubrir más o menos toda nuestra visión lateral. Claro que eso sucede si nos colocamos a esos 44-50 cm de la pantalla, si nos colocamos a mayor distancia perderemos inmersión.

Calidad de imagen del monitor Samsung ultrawide

El Samsung LS34J550 destaca por su resolución, 3440 x 1440 píxeles una resolución que yo veo como óptima para estos grandes paneles de 30 o más.

En otro monitor de la oficina tenemos un 29″ panorámico con 2560 x 1080 píxeles y es también su justa medida, en cambio esos mismos 2560 píxeles de ancho en un 34″ hará que veamos los píxeles demasiados grandes.

En cuanto al color, capaz de mostrar los 16,7 millones de color de rigor, es bastante atractivo para gaming y para un uso normal. Pero en ambientes profesionales su fiabilidad RGB no es en absoluto la mejor, aquí pecará si lo que quieres es trabajar fotografía profesiona con este monitor. Samsung no nos da los valores de Adobe RGB ni sRGB

Conectividad del monitor panorámico Samsung LS34J550

Conectividad del monitor de Samsung

Dispone de entrada DisplayPort que permite aprovechar los 75 Hz de la pantalla manualmente o mediante AMD Freesync con la consiguiente mejora en la imagen. Te recuerdo que AMD Freesync es también compatible con las tarjetas de Nvidia, además de las del propio fabricante AMD.

También cuenta con dos puertos HDMi, uno a 50 Hz y otro a 60-75Hz.

Por último, tiene una toma de auriculares, aunque no incluye altavoces. En esta toma podremos conectar altavoces externos y así tendremos el sonido del PC que le llega al monitor desde a la vez que la imagen por el cable HDMi y el DisplayPort. Una forma de optimizar cables.

¿Es mejor el Samsung que el BenQ?

Se trata de monitores muy parecidos, ambos de gran tamaño, 34,1″ para el que analizamos hoy y 35″ para que el monitor BenQ que analizamos anteriormente.

En el resto de prestaciones andan bastante «parejos», siendo siempre las especificaciones algo mejor en el BenQ, como que su pantalla es curva, se trata de una 1800R, que tiene 100Hz de refresco contra los 75 Hz de este Samsung y que tiene HDR. El BenQ dispone de conexión USB Type-C, necesaria por ejemplo para los nuevos MacBook M1 que sólo disponen de este puerto.

En la práctica te aseguro que todas estas diferencias ni se notan, y hablo de un uso intensivo durante 10 horas diarias o más, las diferencias que si que se pueden notar más son las relativas a las posibilidades de regulación, sobretodo a que el BenQ además de la inclinación soporta la elevación.

El BenQ lo tuvimos durante 3 meses como monitor de trabajo principal, motivo por el que podemos dar una opinión bastante realista.

¿Cuánto cuesta este monitor ultrawide Samsung?

Como todo producto ha tenido un precio oscilante a lo largo del tiempo yendo desde los mínimos de 349 euros hasta los 450 euros.

En el momento de redactar este artículo, en Amazon el precio actual es de 379 euros con envío gratis. El precio ha bajado desde los 399 euros. Puedes comprarlo a este precio >aquí<

Comprar el monitor en Amazon

En PCcomponentes, tienda que no te recomendamos por su pésimos servicio de devoluciones, podrías arriesgarte a hacerte con el por 379 euros en el momento de escribir este artículo, lo que francamente, está muy bien para un monitor de 1440p. Puedes chafardear el precio >aquí<

Y el precio de segunda mano…

Pues en nuestro caso lo compramos por 225 euros, utilizamos Wallapop para su compra. El precio inicial que tenía en Wallapop era de 279 euros, si bien conseguimos rebajarlo hasta los 225 euros.

Observamos que en PCcomponentes lo tienen por 289,40 eur de como reacondicionado en el momento de escribir este artículo.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro