Prueba Oculus Quest 2

Impresionantes!!! así, a lo bravo y en «una sola palabra», no como aquel tal que lo decía mal y en dos.

Pues bien justo ahora he parado de zambullirme de lleno en los mundos 3D que te esperan tras esas gafas, en parte obligado, pues ya no le quedaba mucha más batería a mis Oculus Quest 2.

Primero: lo malo de las Quest 2

Quizá esa es una mis críticas, su autonomía, la cual es escasa, y eso, y ahí va la segunda, que pesan de forma considerable como para llevar unas buenas baterías. En este sentido algo tienen que decir mis cervicales, las cuales tras una hora de juego se resienten.

Puestos ya a poner todo lo malo al principio, comentaros que casi todos los juegos y experiencias que encontrarás para las Oculus están en inglés, estarás de suerte si tncuentras con cosas subtituladas al español. Pero en un mundo 3D leer a la vez que ves, no es tan compatible como en 2D, te pierdes cosas, la experiencia decae.

Si el inglés es un problema para ti, no te compres por el momento estos visores VR. Aguanta, aunque te digan que el software de las gafas y la configuración puede hacerse totalmente en español, pues tras el sistema operativo, casi todo lo que instales estará en inglés, así que espérate, a ver si de este modo se espabilan y nos dan algo más en nuestro idioma.

Por último y como malo también, decir que casi todo aquello que merece la pena es de pago, es ponerte las gafas y ver precios por doquier, en el hábitat que te crean estas gafas hay un espíritu con demasiado sabor a tienda.

Los precios de los juegos son entre los 20 y los 40 euros, podrías pensar que son precios que no están mal, pero es que aquí y por esos euros, no hay muchos juegos triple A.

Casi todo es indie, o juegos mucho más sencillos, casi de niños, como si fuesen juegos de móvil, creo que su tienda de juegos debería considerar una rebaja del 50% ya de entrada para no generar esa fricción que me genera ese molesto «ostras que aquí me quieren cobrar por todo»

Prueba Oculus Quest 2

Lo bueno de las Oculus Quest 2

WoW!

Así, con un sonoro WoW! es como me he sentido desde un inicio. Confieso que soy muy dado a probar mucha tecnología, y realmente mucha de la que pruebo me parece más de lo mismo, son pocas las cosas que pruebo que realmente me levantan del asiento emocionado con un WoW! diciendo, aquí hay algo, y desde luego las Oculus y la experiencia que brindan así ha sido.

La experiencia de puesta en marcha, la configuración inicial, ha sido casi inmejorable, tanto y tanto que deseo que vuelvan a estar cargaditas sus pequeñas baterías para volverme a sumergir en el paraíso tridimensional que me espera tras ellas.

En este artículo os voy a contar la primeras impresiones sobre estas gafas, que iré analizando en sucesivos artículos entrando más a fondo en cada uno de los aspectos de estas gafas de realidad virtual.

El unboxing de las Oculus

Excelente embalaje el de las Oculus Quest 2

Hacía tiempo que no me encontraba un producto empaquetado con tanto mimo. Si bien el diseño de la faja o cubierta de cartón no es el más acertado del mundo desde el punto de vista estético, una vez fuera ese fajín tendremos una excelente caja de color cartón, es como una caja de zapatos más larga de lo normal y con el logotipo de Oculus en medio, nada más, un diseño tan minimalista como muy bello.

Una vez abrimos la tapa observamos la cantidad de cosas que nos vienen con las gafas Oculus Quest 2, y es que además de las gafas tenemos un pequeño separador para gafas, los dos mandos, el cargador y el manual.

Ojo ojo si piensas devolverlas, haz una foto a la caja tal cual venía todo, porque volver a poner cada plastiquito y protector en su justo sitio no será algo sencillo, créeme.

Las gafas de las Oculus Quest 2

Restablecer Oculus a fábrica
Vista lateral de las Oculus Quest 2

Son una gafas algo pesadas y su sistema de sujección a la cabeza es mediante cintas, las cuales se pueden ajustar y fijar con el velcro que llevan incorporado.

Estas cintas son de color blanco, al igual que las gafas, lo que podría ocasionar que se ensuciasen con el uso, si bien yo llevo ya con ellas más de tres semanas usándolas si no a diario casi y por periodos de una o dos horas por sesión y la verdad es que parece que aguantan bien la suciedad con el paso del tiempo.

Las gafas en sí tienen algunas peculiaridades de ajuste más.

Como que puedes ajustarlas a tus ojos mediante dos métodos además del propio ajuste que podrás realizar con las cintas en la cabeza y que también determinará una mejor o peor visión del conjunto.

Así que además de las cintas que deberás ajustar bien tendrás que definir la distancia entre ojos, perdóname que sea pesado, pero eso hará que veas la imagen más borrosa o menos así como acotar el campo de visión.

Para definir esta separación que tenemos entre nuestros dos ojos, deberás separar los visores izquierdo y derecho haciendo fuerza sobre ellos, tienen hasta 3 puntos de separación siendo el 1, el que es para personas con los ojos más juntos y el tres para los caballos, es broma!, para las personas con los ojos más separados, entre los que me incluyo!

Los ajustes que podemos hacer es la de separar las ópticas en el plano horizontal, esto hará que se adapten mejor a nuestra separación entre ojos, juntando ambas ópticas si tenemos los ojos pocos separados y separándolos si fuese el caso inverso.

Oculus Quest 2 y gafas de ver

Las Oculus Quest 2 se pueden utilizar con gafas

Dentro de la caja de las Oculus, en una extraña funda de papel grande, la cual es fácil romper al manipular, encontraremos una especie de marco raro de plástico negro, se trata de un separador que nos alejará los visores de nuestros ojos permitiéndonos así el uso de gafas, algo genial para aquellos que somos algo o muy miopes.

Sin ser un desastre el uso con gafas en cojunto con las Oculus, debo confesarte que no está del todo conseguido, lo habitual es que al sacarte las Oculus te saques también las gafas de visión normal.

En este punto te estarás preguntando si tú deberás o no usarlas con gafas, porque claro no sabes si esto de jugar y moverte por el metaverso con las Oculus es visión de cerca o visión de lejos.

Pues bueno, sin pretender ser oftalmólogo te contaré mi caso, yo no utilizo gafas para el trabajo con el ordenador, sea del tipo que sea, utilizo las gafas para ver la TV, ir al cine y sobre todo conducir, el resto de actividades, incluso andar y tal, pues depende, a veces las cojo y evidentemente veo mejor de lejos, pero a veces tampoco.

Tengo una miopía y astigmatismo de 0,75 y 1,00 y algo de presbicia, y en conjunto mi vista y con la oculus… mejor con gafas aunque las diferencia no son muy apreciables.

Los mandos de las Oculus

Seguro que por las fotos, o porque ya tienes tus fabulosas Oculus Quest 2 desembaladas habrás reparado en que este gadget incorpora dos controladores, pues bien, los mismos tienen un plastiquito que deberás extraer, tirando de el, para que la batería haga contacto y se enlacen con las gafas.

Los mandos utilizan una pila AAA cada uno, para acceder a esta pila deberás deslizar una de las partes del mando hasta que quede el compartimento de las mismas liberadas.

Pues bien, su uso es la parte que menos me ha gustado, ya que en algunas apps e incluso de forma experimental, he podido interactuar con menús con mis propias manos, y eso amigo si que es «virtual» del todo, de alguna forma los mandos van bien para por ejemplo juegos, cuando empuñas una raqueta, o un arma, en ese sentido nada que comentar al respecto. Pero cuando es simplemente apagar las gafas o seleccionar un vídeo para verlo en youtube, tener que recurrir al mando es un poco rollo.

El setup de las Oculus

El setup de las Oculus

Para poner estas gafas de realidad virtual en marcha se precisa algo de tiempo, te diría que una hora mínimo, y con eso no habremos echo que ni empezar.

Así que empezamos con lo más básico aunque no por ello eludible.

Para empezar deberás saber que si en tu día a día usas gafas para ver, es decir, eres miope, lo más probable es que las necesites para poder ver con mayor nitidez los gráficos que generan estas gafas.

Aunque para ello deberás de poner un adaptador/separador que viene en la misma caja.

No es fácil, pues siempre tendrás esa sensación como de que te puedes cargar las gafas.

Lo primero será quitar la goma sobre la que descansarán las gafas sobre tus ojos, insertar el separador y volver a colocar dicha goma, tanto la extracción como la vuelta a su sitio es mediante un sistema simple de presión, tiene cuatro pestañas, que harán clic conforme estén bien colocadas.

También deberías mover los cristales o lentes de las gafas lateralmente para adecuarlos a tu separación de ojos. Esto mejorará o empeorará mucho la definición con la que podrás trabajar.

En el setup precisarás de conexión a internet además de un teléfono móvil y una cuenta de Facebook, sí, es obligado disponer de una cuenta de Facebook para poder utilizar estas gafas de realidad virtual.

Necesitas internet

La configuración se realiza de forma fácil y totalmente guiada, aunque choca el encontrarse en una estancia tridimensional, algo que emboba y encanta a partes iguales.

Necesitarás un móvil para emparejar las gafas

Tras configurar algunos parámetros tocará emparejas las gafas con el teléfono móvil, algo en lo que tarda bastante, parece que la sincronización entre ambos dispositivos no está tan bien optimizada como si que lo parece que está el resto del proceso de setup.

Necesitarás un nivel de inglés mínimo

Sí, al menos para disfrutar de muchas de las experiencias que brindan las Oculus Quest 2, por ejemplo demostraciones, visitas virtuales, videos en VR, casi todos están única y exclusivamente en inglés.

Qué decir que también no son pocos los videojuegos que estarán exclusivamente en inglés, y claro, esto podría ser un freno a pensar antes de la compra de las mismas.

Definir la zona segura

Al tratarse de unas gafas autónomas y unos mandos con los que te vas a mover por la habitación donde las uses, y esta habitación va a tener elementos del mundo real con los que podrías chocar, deberás marcar cual es la zona segura para tus movimientos.

Tienes dos tipo de zonas de seguridad, o como llaman en Oculus, el sistema guardián, una que es fija y por la que el sistema te dibuja una circunferencia perfecta a tu alrededor y otra que deberás dibujar tú como si estuvieses pintando con un espray la habitación.

Una vez definida la zona guardián y en el momento que te acerques a la frontera con la zona definida, te dibujará una malla tridimensional que cambiará de azul a rojo conforme te acerques, si la traspasas saldrás del entorno virtual y se encenderá la cámara del mundo real, sorprende que la imagen se ve en blanco y negro, donde podrás ver tu habitación y los elementos que la conforman, el sistema está genial.

Si optas por definir por ti mismo la zona segura o guardión lo primero será indicar la altura del suelo para lo que sencillamente deberás de agacharte con los mandos en la mano y tocar el suelo con uno de ellos, acto seguido y con la misma mano y mando ya podrás pintar en el suelo unas líneas a forma de cuadrado o rectángulo definiendo el espacio por el que te puedes mover libremente sin golpearte ni tocar con nada.

Una vez definido el sistema te avisará cuando te aproxime a la frontera de la zona segura definida mostrándote una malla tridimensional o jaula virtual en color azul, si te acercas demasiado esta se volverá roja, y si la traspasas verás el mundo real.

La verdad es que el sistema guardián está muy bien pensado e ideado.

Mareos con las Oculus

Algo de mareo o malestar en la cabeza si que siento, pero vaya, nada preocupante, podría ser tanto por el uso del visor Oculus, el cual durante los primeros 20 o 30 minutos he utilizado sin mis gafas de ver, o inclusive por el tiempo tonto que hace esta mañana y es que han caído dos gotas, luego el sol parecía intentar remontar para finalmente quedarse todo algo gris y tapado.

Rojeces con las Oculus

Creo que siempre he tenido la suerte que nunca he tenido alergias de ningún tipo, me refiero sobre todo a aquellas que se producen en determinado tipo de personas con el roce o con el simple contacto de ciertos materiales, como las correas de reloj o incluso ciertas joyas y metales.

Pues bien, las Oculus Quest 2 me producen rojeces en las mejillas de la cara.

Claro que Oculus parece que ya se ha dado cuenta de este problema y te lo soluciona si reclamas, lo puedes hacer desde esta dirección online. Tras rellenarlo y si cumples con los requisitos, te enviarán un protector de silicona que evitará este problema.

Comodidad de las Oculus

Son algo pesadas, por lo que no podrás estar con ellas durante mucho tiempo puestas.

También el sistema de cinchas de tela con velcro hace que te despeines siempre que te las pongas y al ser elásticas acaban haciendo presión sobre tu cráneo.

Aunque no sea algo directamente relativo a la comodidad, no me gusta que sólo estén disponibles en ese color blanco mate, ya que es un color muy dado a ensuciarse y al final tendrás las gafas sucias así como las correas de sujeción y mandos, que son también de color blanco.

Juegos gratis para las Oculus

Esto es algo que si que he visto bastante limitado, al menos de primeras, mucho de los juegos que me apetecería probar, son de pago. Esto para es un coste añadido en referencia por ejemplo a otros productos como los tablets y móviles de Android, con los que sabes que vas a tener infinidad de horas de juego gratis y en muchas ocasiones, será con juegos excelentes.

Aquí, en Oculus, parece que lo bueno se va a tener que pagar, aunque esto es sólo una impresión, ya que sin probarlos no se yo cómo va a ser la experiencia.

Juegos de pago para Oculus

Algunos son triple A, como un Resident Evil 4 adaptado a las Oculus, que seguro que estará muy bien, pero claro, no me apetece tener que volver a pagar por tercera o cuarta vez por un juego que tengo en mis estanterías.

Esto desde luego es algo que la industria del videojuego parece no querer arreglar de ninguna manera, yo pienso que los títulos que ya tienes, aunque sea adaptados a un nuevo hardware, deberían tener un precio de actualización. Y no andar pagando otra vez el coste del juego entero cada vez, que lo quieras migrar a un nuevo sistema.

Olor a Wii

Quizá el uso de los mandos a ambas manos me ha producido un cierto deja vú al que sentí anteriormente, hace ya bastantes años al probar por primera vez la Wii.

Y es que incluso los gráficos en pantalla, pueden sonarte quizá a Wii, desde luego que están mucho más trabajados que los de la Wii, aquí los gráficos son superiores, pero hay algo en todos ellos que destila ese gusto a Nintendo Wii.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On