Portada » bits&bytes » Prueba portátil Dell G15
Prueba portátil Dell G15

Prueba portátil Dell G15

Esta semana nos ha llegado a la oficina un nuevo ordenador portátil, se trata de un Dell G15 que entre otras cosas lleva una gráfica Nvidia RTX 3050 Ti a la que teníamos muchas ganas de poderle echar el guante y comparar de tú a tú con otros sistemas que habíamos probado con anterioridad.

Dell G15 5510

Por otro lado calza un procesador Intel Core i5-10500H, estuvimos dudando entre el modelo que lleva un Ryzen 5 5600H con esta misma gráfica pero sin Ti y un disco de 256 Gb en lugar del disco de 512 Gb que lleva la unidad recibida, pero entre que se nos hacía muy cortos esos 256 Gb y que la máquina con Ryzen valía 170 euros más tomamos la decisión más económica.

Aunque de alguna forma también estaba fundada en que tras ver diferentes comparativas la cosa andaba bastante igualada, a lo sumo un +10% para el Ryzen 5 y no en todas las ocasiones, así que nos quedamos con el modelo más económico con el argumento de poder ampliar la memoria RAM hasta los 16 o 32 Gb con el diferencial ahorrado.

El modelo en concreto es el Dell G15 G5510-5889BLK-PES y es que es bien difícil localizar un modelo de Dell exacto a tenor de la gran cantidad de variaciones que tienen sobre un mismo producto.

En líneas generales este Dell G15 está bien, sin embargo adolece de los mismos problemas que nos estamos encontrado en muchos equipos de gama media, incluso los destinados al gaming y es el bajo brillo de pantalla y la escasa autonomía de uso con batería. En lo primero, comentar que son 250 nits, lo que hará que trabajar con dicho portátil en entornos iluminados sea un problema y en lo segundo es que no llegamos a las dos horas de uso para un portátil que pesa dos kilos y medio, y no, no hablo de ese consumo jugando, si no trabajando de forma más o menos contenida.

La estética del Dell G15

Un diseño bastante gamer

Si bien esto de la estética siempre debe ser considerado como algo más personal que objetivo, debo confesar que la estética de este portátil gamer me ha gustado bastante.

Por un lado huye del negro puro, siendo su color definido como Dark Shadow y es que es más bien un gris obscuro, muy «developer» que le confiere un aspecto atractivo. Las teclas mantienen el mismo color que el resto de la carcasa, lo que hacce que parezcan mejor integradas en el conjunto, después tenemos la pantalla y su diferente sistema de anclaje que le da ese toque a terminal de antaño que tanto me está gustando.

Detalle del sistema de bisagra que no está en los extremos

El sistema de bisagra que hace que la pantalla esté algo por delante de lo habitual, es decir, no en el extremo o ángulo le da también cierto aspecto de «terminal de batalla», y eso es algo que como programador que soy me guste y me atraiga de un portátil que sin verlo en persona podrías tacharlo de poco atractivo, o al menos de no ser lo suficientemente elegante.

Bisagra del Dell G15 en su máxima apertura

La construcción del portátil Dell G15

Es un portátil grande con unas dimensiones de 357.2 x 272.8 x 24.9 mm y resulta pesado con sus 2,44 Kg de peso.

Si bien esto nos da como resultado un PC que resulta fuerte, robusto cuando lo desplazamos o movemos, en este sentido destaca su pantalla que cuenta con un anclaje muy sólido, no cimbreará por muy rápido que tecleemos.

Su tapa atrapa la grasa de las huellas dactilares con bastante ahínco, algo extraño ya que no se trata de un acabado metálico, ni tan siquiera lo imita.

En este sentido el portátil deja bien claro que está fabricado totalmente en plástico, quizá de ahí que primen sus componentes y comportamiento general por encima de los materiales.

Esto no quiere decir que los materiales sean malos, en absoluto, son plásticos, nada más eso, pero no son plástico endebles y los acabados francamente están muy bien.

La pantalla del Dell G15

Cuenta con una pantalla con acabado mate y un tamaño de 15,6″ con resolución full HD (1920 x 1080 píxeles) y 120 Hz de refresco con tecnología WVA, hasta aquí lo bueno, lo malo es que a nivel de brillo cuenta con tan sólo 250 nits.

Ese es su fallo, cierto, y es que nos pasaremos casi todo el día con el brillo a tope, inclusive notaremos esa falta de brillo en interiores, tal y como por ejemplo estoy ahora, escribiendo este artículo con un ventanal enfrente donde está dando el sol matutino de las 11:00H. Por lo demás la pantalla se ve bastante bien ,el formato es el típico de PC panorámico de 16:9, y su resolución para este tamaño de paneles la encuentro correcta.

La pantalla, como ya he mencionado es mate, cosa que se agradece pues no cansa tanto la vista, su frecuencia de refresco también nos ayudará a reducir la fatiga visual al trabajar un buen puñado de horas enfrente del portátil.

Los ángulos de visión sin ser maravillosos superan con creces a otros portátiles de la misma gama de precios y es que en líneas generales este portátil se nota más bien construido que otros de la competencia.

Los marcos de pantalla son bastante estrechos en ambos laterales, siendo de mayor tamaño en la parte superior, donde encontraremos la cámara de videoconferencias, la cual ofrece una imagen si no mala, regulera, y es que desenfoca bastante.

Siguiendo con el grosos de los marcos en la parte inferior donde ahí si que existe un buen marco, que además se extiende todavía más por el sistema de bisagras que implementa.

Esta sobre-elevación del conjunto producida por la suma del marco inferior, del sistema de bisagras y por la altura del portátil, lejos de no gustarme me hace el portátil algo más cómodo al trabajar pues no tengo que flexionar tanto el cuello, así que ergonómicamente me ha parecido más que correcto.

Algo que nos ha llamado la atención es que con el portátil Dell G15 totalmente apagado, es levantar la tapa del portátil y que inicie Windows. Esto es algo muy característico de los portátiles MacBook que siempre me gustó, pues de alguna forma ahorras unos dos segundos en el proceso de encendido, algo que hace que este portátil esté funcionando en escasos 5 segundos tras levantar la tapa.

El audio del Dell G15

No me esperaba un rendimiento como el que está demostrando, sus altavoces no vienen firmados por ningún grande del mundo de los altavoces, o al menos no lo publicitan, sin embargo, la calidad de audio, sin llegar a ser la de un MacBook Air o MacBook Pro de última hornada está bastante por encima de lo que venimos escuchando en otros portátiles de igual gama.

Obviamente peca como casi todos los portátiles, en la casi total ausencia de bajos, y es que parece que a los fabricantes se le resiste la reproducción de esas frecuencias más graves.

La sensación de estéreo está bastante conseguida, ahí se nota la posición de sus altavoces los cuales son 2 únicamente y cuentan con una potencia de 2,5W

El teclado del Dell G15

Se trata de un teclado retroiluminado con dos niveles de brillo y sólo luz blanca, aquí no tenemos nada de RGB.

La tecnología de construcción es de membrana, como en todos o casi todos los portátiles, por su configuración resulta en un teclado bastante silencioso, escribiendo a gran velocidad no observas que el teclado se hunda en la parte intermedia como por ejemplo si que notaba que sucedía con el teclado que incorporaba un HP 15S que probamos anteriormente en la revista.

Tiene un tacto algo plástico pero funciona bastante bien, conforme voy escribiendo este artículo y a pesar de que el teclado no esté del todo centrado con la pantalla, debido a la inclusión del teclado numérico, observo que escribo bastante rápido y sin equivocaciones ni periodos de adaptación.

No me gusta la presencia del teclado numérico y es que no se cuantos años hace que no he usado uno, inclusive en el ordenador de sobremesa que tengo como principal utilizo un teclado sin cable del tipo TKL, es decir sin numérico.

En otro orden de cosas, el teclado está en español, es decir tenemos la tecla ñ, y lo más importante para los programadores la tecla mayor qué está en su justo sitio, al lado de la tecla Z.

El touchpad del Dell G15

Es ridículo que en los años que estamos un portátil de este tamaño monte un touchpad/panel táctil tan pequeño y de tan baja calidad.

Funciona normal, de vez en cuando falla y sin querer registra clics al mover el ratón por pantalla, no llega a ser demasiado molesto porque es algo ocasional, pero desde luego es de las peores cosas de este portátil.

No me gusta en absoluto el sonido de su clic corto, el que haces con la yema del dedo sin llegar a hundirlo en el panel, suena como a roto.

Aunque lo que no nos gusta pero nada es su tamaño, demasiado pequeño y no aprovecha los espacios como si que hacen otros portátiles de gamas incluso inferiores a este Dell.

Sin ir más lejos, un Chuwi GemiBook N5100 que probé hace un par de semanas le da con cera al touchpad de este portátil Dell.

Señores de Dell, estos touchpad no están a la altura de su marca.

Conectividad del portátil Dell G15

Conectividad en la parte trasera, USB tipo C, USB normal HDMi y toma de corriente

Dispones de 3 puertos USB de tamaño completo, algo que es de agradecer sobre todo si lo usas mucho con unidades externas.

Dispone de salida HDMi externa para conectar un segundo monitor o para trabajar con el Dell en modo escritorio es decir, con la tapa abatida y un teclado y ratón externo conectados, como si se tratase de un PC de escritorio.

Dispone de un conector RJ45 semiabatible en la lateral izquierdo, es decir a tu izquierda, en ese mismo lado tienes también una toma de auriculares.

Se hecha en falta un slot para tarjetas SD o microSD que no tiene.

La refrigeración del Dell G15

Pues debo confesar que me ha sorprendido gratamente el poder estar trabajando incluso instalando algunas aplicaciones y juegos para poder poner a prueba el portátil y todavía no haber escuchados los ventiladores, cierto es que por el momento no he ejecutado ningún juego, donde será normal que bufe en el momento que se active la RTX 3050 Ti.

El sistema trabaja como de costumbre no activando la gráfica dedicada y tirando de la integrada lo que preservará tanto la autonomía como la evacuación de calor del portátil.

En cuanto a la evacuación del calor generado en el interior, el portátil la tira por diferentes partes y es que dispone de rejillas de ventilación en ambos laterales, en la parte superior y dos grandes toberas en la parte trasera.

El diseño de las salidas de aire se demuestra eficaz y atractivo

En este punto no nos ha gustado en absoluto la posición de la toma de corriente trasera ya que el cable y en especial la parte gruesa donde está el sistema anti-interferencias de dicho cable quedará justo delante de la tobera izquierda, lo que hará que el mismo se caliente en exceso, no se yo si hasta el punto de que se llegue a deformar la envoltura plástica del cable tras largas horas de juego.

Según el fabricante este equipo integra soluciones de su gama Alienware, la cual siempre ha dado ejemplo en cuanto a capacidad de refrigeración en casi todos sus modelos.

En el momento de exprimir el portátil con juegos el sonido de ventilación se hace ocasionalmente patente sonando de forma vigorosa a la par que unísona y elegante, respira fuerte extrae el aire durante unos segundos y nos deja descansar.

De alguna forma nos está gustando mucho a estos niveles y es que el Dell G15 no suena a desesperación térmica como si que lo hacen otros portátiles que he probado anteriormente para tiroriro.com

La autonomía de la batería del Dell G15

Detalle del cargador al lado del portátil, es enorme

La autonomía real de la batería de este portátil, sin jugar, utilizándolo en tareas de redacción, con un par de navegadores abiertos que suman más de 50 pestañas entre ambos, usando GiMP para el retoque de imágenes y consultando el correo el tiempo medio sería de entre 3 y 4 horas.

Si bien esto puede variar y mucho dependiendo de muchos factores, para empezar de modelo exacto de G15 ya que existen muchos y muy variados, por supuesto a diferente procesador y/o gráfica los datos pueden variar y mucho.

No esperábamos mucho pues para empezar su batería es de sólo tres celdas y 56 kWh, aunque finalmente comprobamos bajo BatteryMon que realmente daba 54.891 mWh lo que no es buen augurio ante un procesador de 6 núcleos 12 hilos y una RTX 3050 Ti.

Trabajando sólo con batería en la redacción de este artículo, con el brillo al 90%, mientras tenía conectado un disco duro externo e instalaba un videojuego en el SSD de más de unos 100 Gb de espacio y mientras se descargaba una actualización grande de Windows 11, observé como el portátil había consumido el 50% de la batería en tan sólo 40 minutos, cierto es que era la primera carga de batería, pero ya me da a mi que en sucesivas pruebas no vamos a conseguir grandes tiempos con este portátil, ojalá me equivoque.

Transcurridas tres o cuatro cargas la autonomía se estabilizó entre las 3 y 4 horas como máximo antes de tener que pasar por la toma de 220V de nuevo.

En este sentido lo que si que te provoca cierta sorpresa es el monumental tocho que tiene como cargador y es que es una auténtica tochana, pesada, grande aunque bastante plana.

Siguiendo con la carga del equipo, quiero comentar que el cable acaba en un recio conector de jack que tiene un led circular de color azul y que siempre, absolutamente siempre estará iluminado, incluso cuando el portátil no está conectado a él, algo que lo veo del todo innecesario e incluso molesto.

Si te estás preguntando si admite carga por el puerto USB tipo C que lleva en su parte trasera, lamentablemente la respuesta es no. Lo que si que vas a poder cargar es otros dispositivos con la energía de la batería del PC, claro que a costa de mermar y mucho la duración de la batería del mismo.

Pruebas de rendimiento del Dell G15

12 hilos para 6 núcleos

Como siempre vamos a separar este apartado en dos, por un lado detallamos un poco los componentes de rendimiento de este PC bajo los denominados test sintéticos de pruebas.

Me refiero a los típicos que deben tomarse siempre con pinzas, pues no suelen ser tan fiables como una prueba real y por otro lado tendremos nuestros apuntes y medidas de la potencia del equipo percibida durante varios días de trabajo tras convertirlo en una máquina para el día a día.

Empezamos con el corazón del paciente, se trata del procesador Intel Core i5 de la serie Comet Lake.

Se trata de una cpu fabricada por Intel de 6 núcleos y 12 hilos, aunque a priori en muchos sitios webs consultados previos a la compra del portátil Dell dicen que aún disponiendo de 6 núcleos físicos sólo dispone de 8 hilos, es decir, una configuración un tanto rara, pero al menos según Windows 11 dispone de 12 hilos.

CPU-Z del Dell G15 con CPU i5 10500H

Para tratar de asegurarnos descargamos la aplicación gratuita CPU-Z que sirve para identificar la CPU que tiene el ordenador en el que estás trabajando, mostrándote información tanto de núcleos físicos como de hilos, y con la que también conseguimos el mismo resultado, este i5-10500H dispone de 6 núcleos y un total de 12 hilos.

Este software CPU-Z lo puedes descarga para tu uso particular en la siguiente dirección online.

El equipo Dell en cuestión cuenta además con 8 Gbytes de memoria RAM con tecnología DDR4, la verdad es que esos 8 gigas son algo escasos para ser considerado un buen PC de gaming.

Por suerte, y a diferencia de otros aquí sí que podremos ampliar en su interior alberga dos slots para la memoria RAM, no viniendo soldada como en otros equipos.

De serie nos lleva un único módulo de 8 Gbytes, por lo que estará trabajando en modo normal y no de canal doble, lo que hará que cuando ampliemos la memoria, por ejemplo a 16 Gigabytes, si utilizamos dos módulos de 8 en lugar de uno de 16 Gbytes el equipo rendiré un poquito más.

Resultados del Dell G15 en Geekbench 5

En la prueba de GeekBench 5, cuyo resultado completo puedes consultar a través de este enlace el equipo en cuestión consiguió alzarse con una puntuación de 1165 para la prueba mono núcleo y 4501 para la multinúcleo.

Poniéndolos en comparación contra otro de los equipos de la oficina que en estos momentos tenemos por aquí, un MacBook Air M1, el pequeño de Apple destroza los registros obtenidos por el G15 al conseguir 1747 y 7654 y eso que cuenta con una configuración de menos cantidad de núcleos.

Buenas velocidades tanto de lectura como de escritura

Llegamos a la unidad de almacenamiento que equipa el sistema, donde debo señalar que en su interior cuenta con dos conectores NVMe, uno ocupado por el disco que viene de fábrica y otro libre de forma que podamos añadirle una segunda unidad para así tener una mayor capacidad de almacenamiento.

La unidad de almacenamiento según CrystalDiskInfo en la versión 8.14.2 es una NVMe modelo BC711 del fabricante SK hynix con una capacidad de 512GB y conectada a PCI 3.0

Probamos el disco duro con la aplicación CrystalDiskMark en su versión 8.0.4

Los resultados fueron francamente buenos, superiores a 2250 MB/s tanto en lectura como en escritura.

Resultados de potencia de la gráfica integrada

Existen unidades de almacenamiento con velocidades teóricas más rápidas, pero esta fue una prueba real y cuando el disco ya estaba lo suficientemente lleno, hay que contar que teníamos BitLocker activado un cifrado de datos en tiempo real que también le resta algo de velocidad a la unidad.

En la experiencia diaria y comparados con otros equipos con unidades sólidas que tenemos o que han pasado por la redacción comentar que claramente este se mostraba superior a todos.

En este sentido destacar el arranque de Windows 11 desde 0, el cual lo realiza en escasos 4 segundos, donde además el «interruptor de encendido» de la bisagra, que hace como en los Macs, que conforme levantes la tapa el equipo se encienda, hace que el encendido desde cero sea si no instantáneo, casi y es que en dicho levantado ya tardas entre 1 y 2 segundos.

Llegamos a la tarjeta gráfica, una Nvidia RTX 3050 Ti, esta tarjeta cuenta con la última arquitectura de Nvidia, la denominada Ampere, está fabricada en 8 nm, integra 2560 sombreadores y 96 tensor cores. Soporta la tecnología de reescalado DLSS que tan buen resultado está dando.

Según FurMark, una aplicación de test de rendimiento gráfico y trabajando a la resolución nativa del monitor de 1080p obtuvimos una puntuación de 4979 puntos, consiguiendo 83 fotogramas por segundo con una temperatura máxima de de 60º

CineBench con el Dell G15

En la prueba de computación gráfica que integra el anteriormente citado GeekBench 5, y mediante el uso de OpenCL los resultados fueron de 70030 puntos.

En la misma prueba si seleccionamos el motor CUDA para la prueba obtenemos 74026, y bajo Vulkan 4726.

Continuando con pruebas de rendimiento gráfico probamos el Dell G15 bajo CineBench y los resultados han sido francamente buenos, superando los 8400 puntos en multi núcleo y 1142 en mono núcleo, con un ratio de 7,37 x

Más adelante y en este mismo artículo haremos pruebas 3D no sintéticas, gracias al programa Blender 3D.

La potencia percibida

Llegamos a las pruebas reales al convertirse este Dell G15 en mi herramienta de trabajo durante poco más de una semana.

Durante el proceso de instalación desde cero de Windows 11 el equipo se mostró muy pero que muy despierto, se tragó la configuración inicial y actualizó a la versión 21H2 sin pestañear, posteriormente comencé con la batería de instaladores de aplicaciones para la prueba real y debo decir que ha sido de chapó, ha funcionado de forma francamente fluida y curiosamente fresca.

Es quizá uno de esos equipos de los que a priori no te esperas gran cosa pero que luego percibes como una absoluta roca, un rendimiento ejemplar para el día a día.

Renderizado en 3D con Blender

Iniciamos las pruebas 3D con el renderizado de la splash screen 2.83 del programa Blender, donde ha destrozado todos los registros con un tiempo de renderizado inferior a los 8 segundo, concretamente 7,98. que destaca por la combinación de elementos y atmósferas de la escena.

A modo de referencia, la mejor marca hasta la fecha la habíamos obtenido con un PC de escritorio equipado con una RTX 2060 de 6 Gb de RAM, el tiempo registrado era de 10 segundos por lo que este Dell G15 lo supera en aproximadamente un 20% en cuanto a potencia de renderizado.

Puedes descargar el fichero para realizar la prueba en tu equipo desde esta dirección online.

Bajo la más dura prueba de Nishita y renderizando el fotograma 120 nuestro portátil Dell dejó el crono en un minuto y medio, mejorando la mejor marca vista hasta ahora obtenida por el MacBook Pro de 14″ con procesador M1 Pro.

Ahora vamos a completar la prueba de generación de imagen 3D con el fotograma 5 de la animación de Andy y Nacho, siendo quizá la escena que más a prueba pone al conjunto CPU+Gráfica de cualquier portátil.

El tiempo de renderizado fue de 8 minutos y medio, casi la mitad que un Ryzen 5 4600H que a priori debería desbancar a nuestro i5 de décima generación, y es que creemos que aquí, en Blender la gráfica RTX 3050 Ti está resultando fundamental para recortar a los mínimos los tiempos de render con esta máquina.

Si lo comparamos con los tiempo obtenidos por todo un Apple MacBook Pro de 14″ equipado con un procesador M1 Pro, observamos como este Dell G15 con la RTX 3050 Ti doblega a ese monstruo que hasta ahora había dejado el mejor tiempo con 12:57:07.

Desde luego el Dell G15 ha demostrado ser una excelente máquina para el diseño en 3D.

El rendimiento en juegos del Dell G15

Llegamos a una de las partes que más esperan nuestros lectores y esa no es otra que la que corresponde con el rendimiento en videojuegos de este portátil.

Claro que contar con toda una gráfica RTX 3050 Ti es ya sinónimo de garantía ¿no crees? pues así ha sido.

Como resumen de los diferentes títulos que hemos probado en el G15 te diré que a la resolución nativa de su monitor, esos 1080p puede con todos lo juegos actuales, no en ultra pero si en alta.

Es cuando lo conectamos a un monitor externo con mayor resolución cuando notamos esa pérdida de FPS en juegos, hablo de un monitor ultrapanorámico de 3440 x 1440 píxeles.

Entrando al detalle comentar que en Forza Horizon 5, si bien tras el test que te ofrece post-instalación nos dio como resultado unos buenos 55 fps jugando a 1080p y con los settings en calidades medio-altas, tras conectarlo a un monitor externo hemos podido jugar a 3440 x 1440 píxeles a 75 fps, eso sí con algunos ajustes, no obstante resultando una experiencia increíble.

Con juego más antiguos como Project Cars 2, hemos conseguido una experiencia verdaderamente buena a cualquier resolución y con cualquier nivel de detalles.

En el juego Control también hemos acabado con una sonrisa tras comprobar el excelente rendimiento de este portátil eso sí la sonrisa se nos borró al activar Ray Tracing o al subir la resolución hasta los 3440 x 1440 píxeles con un monitor externo. Inclusive activando el DLSS el juego pegaba continuos tirones.

En Battlefield V hemos jugado a 3440 x 1440 sin el ray tracing activado a una tasa de fotogramas muy jugables, sin embargo al activar el trazado de rayos en este exigente juego cae en picado.

Con Horizon Zero Down hemos podido jugar con la calidad habitual de este juego, tanto en la pantalla integrada como en el monitor externo de mayor resolución.

Por último comentar que en Halo Infinite al conectarlo al monitor externo tuvimos que bajar los settings por debajo de calidad «Alta» incluso en bastantes de ellos dejarlos en calidad «baja» para poder disfrutar de una forma decente.

Rendimiento en desarrollo web del Dell G15

Durante los días que hemos estado utilizando el G15 como máquina principal hemos tenido que avanzar en algunos desarrollos web y hemos sometido a diferentes pruebas de importación de grandes bases de datos MySQL, pues bien, el rendimiento ha estado por debajo de lo esperado, o al menos por debajo de un «MacBook Air M1» que teníamos simultáneamente en la oficina, y es que en pruebas de importación de estas bases de datos el pequeñín de Apple, con sus 8 núcleos de CPU, 4 de rendimiento y 4 de eficiencia energética, doblega de forma contundente a este G15 con sus 6 núcleos 12 hilos.

Hablo de importar una base de datos con más de 250.000 registros, mientras el MacBook Air la importaba con éxito el G15 nos tiraba «time outs», a pesar de haber tocado los numerosos parámetros que dispone el lenguaje de programación php para conseguir importarla, no ha habido manera, en menos tiempo el Air la importa por completo mientras que el Dell, tarda más para al final ver un error de tiempo de ejecución y quedarse a menos de la mitad de registros importados que el Apple.

A todo esto hay que sumar que el Mac estaba desenchufado de la toma de 220V durante la importación, el Dell G15 sí que estaba enchufado, y es que el rendimiento y la eficiencia de estos procesadores de Apple me tiene anonadado.

El soporte técnico de Dell

No es habitual que en tiroriro.com utilicemos los servicios de soporte técnico de los productos que analizamos, pero en este portátil de Dell lo hemos necesitado, os explico.

El equipo venía con sistema operativo instalado Linux Ubuntu, al cual le dimos un par de horas de uso, más que nada para comprobar el estado actual de esta distribución, sinceramente funcionaba bastante bien aunque el gestor de paquetes, o mejor dicho el gestor de software que llevaba presentaba algunos problemas como que no mostraba imágenes/capturas de los programas, algo que unido a diferentes problemas con la instalación de algunos programas nos hizo rápidamente desistir de la prueba, y es que Ubuntu desde su versión 12, creo que de eso hará unos 7 años, me dejó de gustar.

Esto lo digo con conocimiento de causa pues estuve como unos dos años completos con Ubuntu como sistema de escritorio y de trabajo principal para el desarrollo de webapps.

Pues bien, al instalar Windows 11 en el portátil nos encontramos algunos problemas de compatibilidad, como el sonido que no lo reconocía y otras cositas menores que se fueron solucionando conforme el equipo se bajaba parches de actualización.

Sin embargo esto no ocurrió con el driver del monitor, el cual nos funcionaba a 64 Hz sin dejarnos la oportunidad de establecer ninguna otra frecuencia más, conocedores de que esta pantalla integrada es capaz de llegar a los 120 Hz.

Nos pusimos manos a la obra y andamos arriba y abajo por la web de soporte de Dell algo caótica en busca de controladores y actualizadores de bios, finalmente encontramos el programa SupportAssist de Dell, que puedes descargar gratis desde este enlace y lo ejecutamos para que comprobase la correcta presencia de los controladores de dispositivos necesarios.

Una vez instalado el programa desapareció por completo, al cabo de unas horas de uso nos lanzó una notificación diciendo que tenía cosas por hacer, al clickar en dicha alerta se nos abrió el programa ofreciéndonos la instalación de diferentes drivers.

Entre ellos observamos el Intel UHD Graphics Driver, que pensamos podría acabar con la solución, os dejo una captura pantalla y tras ella te digo si funcionó el software de SupportAssist de Dell o no.

Programa de Dell Support Assist para la instalación de drivers

El proceso de descarga de los drivers tomó su tiempo y es que para cuatro drivers se descargó algo más de 1 gigabyte, sí giga, de información.

Más de 1 Gbyte de controladores

Una vez descargado se inició la instalación de todos lo descargado de forma automática

Sobre los 120 Hz, se solucionó, tal y como puedes ver en la siguiente captura de pantalla.

Ahora si que funciona a 120 Hz.

Con esta actualización de controladores lo primero que noté es que en esos mismos 60 Hz el equipo ganó incluso brillo en pantalla, acabando con la incomodidad de trabajar en interiores muy iluminados.

Posteriormente activé los 120 Hz y bueno, realmente no notaba un cambio fenomenal, al menos en tareas como la de redacción de artículos, pero quizá sería más tarde, a la hora de utilizar el PC con videojuegos cuando me sorprendería el buen hacer del panel.