Portada » bits&bytes » Prueba tableta Chuwi HiPad Air
Prueba tableta Chuwi HiPad Air

Prueba tableta Chuwi HiPad Air

Probamos una tableta con Android, se trata de la Chuwi HiPad Air, una tableta o tablet, como prefieras, dentro de lo que podríamos llamar la gama lowcost.

En este sentido es destacable que puedes conseguir esta tableta equipada con 6 GB de RAM y un gran almacenamiento de 128 GB por poco más de 150 euros, al menos, en el momento de redactar este artículo.

El parecido del Chuwi HiPad Air con el iPad Air actual es algo increíble. En cambio el precio de la tableta china es cuatro veces inferior.

En otro artículo los compararemos entre ellos, porque desde luego esta tableta no me ha dejado para nada indiferente, vayamos con la prueba a fondo del Chuwi HiPad Air.

Los acabados del Chuwi HiPad Air

La parte trasera luce muy bien

Acabados excelentes, en mano es muy parecido al ya comentado iPad Air de última generación, materiales de calidad, metálicos o algún tipo de símil muy bien conseguidos y perfectamente ensamblados.

Estaríamos hablando de un nivel de calidad muy cercano, tan sólo uno dos escalones por debajo de las gamas más premium que podemos ver en otras tabletas Android como las que fabrica Samsung, Lenovo y Xiaomi, dejando de banda Huawei por no incluir Android.

En la comparación con tablets de Samsung y Lenovo de gama media, pues realmente gana este Chuwi y es que aún siendo una tableta lowcost de precio modesto, está francamente bien rematada.

Por supuesto supera en calidad a lo visto en otros fabricantes chinos de tabletas como Teclast, Jumper, Alldocube y Kuu entre muchos otros.

La pantalla destaca, de 10.3″ y lo hace porque no tiene escalón respecto al cristal, lo que hace que la imagen sea mejor, en los laterales el mecanizado de altavoces, la ranura para microSD o 4G, porque sí es además 4G, aunque sólo puede tener una de ambas tarjetas, o bien una microSD para ampliar su capacidad interna o bien la tarjeta nanoSIM de 4G.

En global, esta tableta es de las más bonitas de la actualidad, claro que lo ha conseguido de la forma más fácil, copiando a la referencia, el iPad de Apple, pero no sólo en los acabados comentados si no en su forma y tamaño, contando con bordes externos muy redondeados como el de la manzanita, aunque luego la pantalla del HiPad Air tiene los bordes totalmente cuadrados, a diferencias del iPad.

Hablando de los bordes, son finos sí, pero quizá no tanto como se podría, es que sin ir más lejos estoy tomando notas sobre las primeras percepciones de este tableta en otra tableta, se trata de un Samsung TAB A de 2019, esto es unos 3 o 4 años más vieja que esta tableta de Chuwi y bueno los marcos laterales, los más largos, son más estrechos en la Samsung.

El embalaje es lo que de alguna forma desmerece comparado con otras tabletas, sencillo, casi una caja de cartón neutro con algo de acolchado en su interior.

Eso sí además de la caja del producto me llegó con otra enganchada a esta, donde en su interior viene una funda protectora de silicona flexible y transparente como si de un móvil XXL se tratase.

La pantalla del tablet Chuwi con Android.

Mi mano es XXL

Tamaño de 10,3 pulgadas y resolución Full HD de 1920 x 1200 píxeles, realmente en una tableta no se necesita más resolución. El formato es 16:9 esto sin que es algo que no me convence en tabletas, me gustan más en formatos más cuadrados, el motivo, para no perder tanta pantalla con la tableta en posición horizontal y el teclado en pantalla abierto.

Si bien esta pérdida de espacio útil a muchos de vosotros, amigos lectores, no os importará, a mi sí, ya que suelo utilizar mi tableta para escribir en el blog cuando estoy de viaje y en horizontal me es imposible porque la parte real de pantalla que queda sobre el teclado virtual es muy pero que muy escasa, a lo sumo visualizo dos líneas de un párrafo. Total que al final acabo escribiendo a una mano y con la tableta en posición vertical.

El área de trabajo de la pantalla es cuadrada, aunque los bordes externos del dispositivo son redondeados, esto es algo que lo diferencia a simple vista del iPad Air, que cuenta con bordes y pantalla redondeados en perfecta sintonía.

Los ángulos de visión, el brillo de pantalla, la reactividad, todo confirma un conjunto excelente. El sensor de inclinación funciona muy bien, sin falsos giros y además las prestaciones del procesador y la gráfica hace que su respuesta sea muy rápida.

Viene con un protector de pantalla ya aplicado, algo que algunos no les gustará, yo soy uno de esos, ya que en la unidad recibida se aprecia algún punto de mala aplicación, aunque queda fuera del área visible.

Se trata de una pantalla táctil, como no podía ser de otra manera, pero que además soporta el uso de lápices ópticos por lo que podremos dibujar en diferentes aplicaciones, lamentablemente no viene con el lápiz en la caja por lo que deberemos de adquirir una aparte, nosotros no hemos tenido la ocasión de probarlo en este aspecto.

Cámaras de la tableta Chuwi

Uno de los puntos débil de esta tableta, y es que ambas cámaras funcionan fatal, la cámara trasera es absolutamente prescindible, la calidad es pésima si bien en un tableta esto de la trasera puede resultar irrelevante, no así la delantera que se utiliza para videollamadas.

La trasera dispone de un sencillo flash led, el conjunto trabaja muy mal realizas fotografías con un ruido excesivo, según especificaciones lleva un sensor de 4,9 Megapíxeles y una longitud focal de 2,34, ofreciendo una resolución máxima en las capturas de 2592×1944 en imagen estática y 1920×1080 en captura de vídeo.

La cámara delantera, destinada a las videoconferencias y videollamadas, es lenta y también adolece de tener mucho ruido, precisa demasiada luminosidad para trabajar de una forma algo decente.

La delantera tiene un sensor con la misma resolución de 4,9 megapíxeles, si bien la distancia focal es de 2,26 mm

El sonido del Chuwi HiPad Air

Los dos altavoces están en el mismo lado

El sonido que nos ofrece el HiPad Air es extraño, ofrece un estéreo muy raro, pues si bien sus dos únicos altavoces nos ofrecen un buen volumen y francamente no suenan nada mal adolecen de un problema básico, la posición lateral, en el mismo lado, de ambos altavoces.

No se yo a que ingeniero se le ocurrió colocar ambos altavoces en el mismo lateral, es como si fuese un teléfono gigante en lugar de un tablet.

Esta ubicación nos repercute en que por ejemplo, jugando con la tableta en posición horizontal, que será la forma más común, taparás constantemente uno o ambos altavoces con tus propias manos en el fragor de la batalla.

Además viendo vídeos en Youtube o series el sonido no sea en absoluto Estéreo al emanar el mismo por un único lateral, si además el visionado es compartido, es decir dos usuarios viendo el mismo video solo uno recibirá de firma más i menos directa el sonido, una despropósito está comisión de altavoces.

Otros fabricantes, como Teclast en su M40 utilizan 4 altavoces en lugar de dos y los sitúan en los laterales largos, que en juegos o visionado de películas quedarán arriba y abajo, ofreciendo un sonido infinitamente más inmersivo.

Más importante puede ser para muchos que este tablet de Chuwi no tiene toma de auriculares, deberás utilizar unos auriculares bluetooth

Conectividad de la tableta Chuwi

En cuanto a conectividad, su conexión Wifi es rápida, en diversas pruebas con Speedtest he conseguido valores cercanos a los 200 Mbps en bajada y por encima de los 215 mbps en la subida de archivos en una red de fibra óptica de 300 mbps, conseguidos con con un ping de 6 ms

El bluetooth es 5.0, compatible con teclados externos, ratones, otros periféricos y también con auriculares, porque tal y como te he comentado en el apartado relativo al sonido, no lleva conector de auriculares físico.

Dispone de conectividad 4G gracias a un slot idéntico al utilizado en los teléfonos, es decir, una bandeja extraíble, como curiosidad comentar que dicha bandeja sólo dispone de un lugar para dejar la tarjeta de datos, siendo ese lugar compatible también para usar una microSD y así ampliar la capacidad de almacenamiento, la pena es que sólo podremos utilizar una de ambas funciones pues la bandejita extraíble no es doble, como puede ser en muchos otros dispositivos.

La batería del Hipad Air

Enorme, 7.000 mAh dan para mucho, el primer día, tras sacarlo de la caja, realicé la puesta en marcha de la tableta, actualicé las apps y comencé la instalación de toda una batería de apps para las pruebas rendimiento, instalé juegos, algunos grandes y que consumen recursos, al día siguiente el tablet estaba al 46%, así que puedo decir que tiene una batería más que solvente.

La carga de la batería se realiza mediante un conector USB del tipo C, la tableta lleva en la caja un pequeño cargador de color negro con su correspondiente cable. Comentar que el cargador se calienta bastante durante la carga del dispositivo, una carga que se realiza en unas dos horas aproximadamente.

Rendimiento del tablet Hipad Air de Chuwi

La tableta apagada y el cargador USB

El rendimiento es más que bueno, excelente, este procesador T618 unido a la GPU Mali G52 resulta en una parejas más que solvente para cualquier tipo de usuario y exigencia.

Su procesador es un ocho núcleos, construido con litografía de 12 nm contando con dos potentes núcleos A75 y 6 núcleos A55 de bajo consumo.

Los 6 Gb de RAM LPDDR4 también ayudan y es que cualquier sistema Android en versiones 10 o superior precisan de un mínimo de 4 Gb de RAM para funcionar con suficiente soltura.

El almacenamiento no es el más rápido ya que se relega a tecnología eMMC, pero créeme que resulta más que suficiente para cualquier tipo de trabajo que encarguemos a la tableta.

Por si esto fuese poco te das cuenta de que la Chuwi HiPad Air no se calienta nada incluso con altos niveles de exigencia como fue durante la constante instalación de apps para probar el dispositivo alguna incluso combinadas con prueba de juegos simultánea a la instalación.

A continuación os traigo resultados sintéticos y resultados en el mundo real de este económico y capaz tablet.

Pruebas sintéticas del tablet Android de Chuwi

Comenzamos con Geekbench 5, está es una prueba habitual de ordenadores, si bien ya hace bastante tiempo que también está disponible para dispositivos móviles, chino tablets y teléfonos.

Para los que no la conozcan es una de nuestras pruebas sintéticas favoritas, ya que los resultados obtenidos se corresponden con bastante acierto a lo que percibimos en el trabajo diario obtuvo una puntuación de 384 el un único núcleo y 1388 en la prueba multi núcleo.

Puedes consultar el detalle de los resultados obtenidos a través del siguiente >enlace<

En las pruebas denominadas de computación y que también lleva Geekbench obtuvo una puntuación bajo Vulkan de 1119.

Pasamos la tableta por la suite PCMark, concretamente por la prueba Work 3.0 en la que obtuvimos unos resultados de 8311 puntos, poniéndolo en contexto con uno de los tablets más potentes de la actualidad, el Xiaomi Mi Pad 5 que calza un Snapdragon 660 y que obtuvo una puntuación de 11234 puntos pues la verdad, el rendimiento de este tablet a lo sumo es de un 30% inferior, lo que en sí ya es mucho.

En cuanto a la velocidad de su sistema de almacenamiento, hemos efectuado la prueba Storage 2.0 de la suite de PCMark y nos ha arrojado una puntuación de 11815 puntos con unos valores de 222 Mb/s para la lectura secuencial , 18 para la lectura aleatoria, en cuanto a escritura, la secuencia 200 Mb/s y la aleatoria 29 Mb/s, el Xiaomi Pad 5 dobló hasta llegar a los 22.000 puntos de resultado, y es que ahí se nota la tecnología SSD contra la eMMC, pero lo dicho, no es ni mucho menos un punto latente en el uso diario de una tableta.

Pruebas reales del tablet HiPad Air

La multitarea es ejemplar, todo está ahí, esperando y realmente listo para funcionar, el cambio entre apps es suave, sin lag ni interrupciones.

El tablet tarda en arrancar 30 segundos tras pulsar el botón de encendido, un tiempo que no es nada malo si atendemos a lo que le cuesta a arrancar a cualquier dispositivo Android.

La descompresión de archivos, he probado con ROMs de más de 1,2 Gb comprimidas en RAR no tardan más de 20 segundos.

Pruebas con juegos del tablet HiPad Air

En cuanto a su uso en juegos, algo que va a ser habitual en el uso de una tableta, sorprende para bien, aunque cabe destacar que carece de vibración y de conector de auriculares por lo que de querer usarlo con cascos, estos deberán ser bluetooth, con el consiguiente lag de los sonidos.

Con uno de los juegos más divertidos de Android de la actualidad, me refiero al magnífico Stumble Guys la experiencia fue fantástica y por supuesto divertidísima, lo corre de 10.

State of Survival es otro de los juegos que hemos probado en este tablet Android y el resultado fenomenal, de la misma temática he probado Walking Dead y Dead Target todos con las mismas buena sensaciones.

Ahora nos lanzamos a juegos de deporte, que tanto nos entretienen, comenzando por FIFA Mobile, y los resultaso pues más de lo mismo, sin problemas, además y en comparación a jugar a fútbol con el móvil son juegos que se disfrutan mucho en este tamaño de 10.1″, siguiendo con la temática deportiva hemos dado buena cuenta de Tennis Clash con los mismos excelentes resultados.

Con Real Racing 3 la experiencia ha sido bárbara, la descarga de recursos, algo que es constante en este videojuego ser hace a mucha velocidad, luego el juego carga los circuitos a gran velocidad para que los mueva con una extraordinaria soltura.

En el mismo género de la conducción con Gear 3 Unlimited igual, una experiencia más que óptima.

Prueba con emuladores del Chuwi HiPad Air

Con emuladores, es decir, convirtiendo la tableta en consolas de otros tiempos bajo la app RetroArch el resultado fue inmejorable.

Claro que para que la experiencia fuese del todo agradable tuve que conectar un mando mediante bluetooth ya que con los controles en pantalla aunque se puede jugar, la experiencia no es nunca, ni en esta tableta ni en cualquier otra lo suficientemente auténtica.

En lo que respecta puramente al rendimiento de los diferentes emuladores de consolas retro, pues decir que las plataformas de 8 y 16 bits funcionaron de forma impecable, y que al subir un escalón con emuladores de más demanda, como es la emulación de PSX fue también una experiencia inmejorable.

En este sentido, el de la emulación de consolas más difíciles, como la Sony PlayStation original, me permití incluso mejorar la calidad de imagen original con el uso de shaders, y la HiPad Air ni se despeinaba, olé.

Finalmente lo estoy intentando con PSPP, el emulador de la consola Sony PSP por excelencia disponible para Android y la sorpresa está siendo mayúscula, capaz de correr todo un God of War doblando la resolución de renderizado de la PSP original, con un filtrado anisotrópico de x16 a nada más y nada menos que entre los 40 y los 60 fps.

Probamos la emulación de la Dreamcast con Resident Evil 3 Nemesis bajo el navegador RedDream y conseguimos unos estables 60 fps.

La capa de Android de la tableta Chuwi

Este tableta viene con Android 11, y como viene siendo desgraciadamente habitual en los tablets de origen chino se quedará con esa versión de Android para en radio de sus días.

Ojo que Android 11 no es una versión mala, pero de alguna forma con el pago de los años los será, más que nada por no incorporar los posibles avances que su expediente Android, así que comprar una tableta china es sinónimo de comprar un sistema con una caducidad de entre tres y cuatro años.

Cierto es que casi cualquier hardware se queda obsoleto y viejo en 5 o más años, pero es que si final uno ya se cansa de tanta caducidad pues a lo mejor un dispositivo como una tableta se usa poco, un par o tres de veces por semana.

La capa de Android que monta Chuwi es fea, fondos de pantalla escasos y poco vistosos, iconos de app pequeños a menos que tiremos de zoom, nada que ver con otras capas como Miui de Xiaomi, Emui de Huawei o la de la propia Samsung.

Se puede configurar con o sin cajón de aplicaciones, para por ejemplo dejarlo sin cajón y así evitar las apps instaladas de forma innecesaria y sin apenas uso que conlleva la utilización del cajón. Si todas están en el escritorio solemos mantener instaladas sólo aquellas que verdaderamente usamos.

Como puntos débiles el sistemas operativo Android que han incorporado a este Chuwi, encontramos que no parece llevarse el todo bien con la tableta en cuanto a la representación de los iconos en pantalla, ya que los mismos resultan demasiado pequeños.

Si bien esto es algo que piensas que puedes solucionar aumentando el tamaño de la fuente de letras en pantalla no es así en el caso de los iconos, que no aumentan.

Así que para subsanar el problema de los iconos deberemos recurrir al zoom del sistema, algo que para mí punto de vista es una chapuza pues hará que algunas páginas webs no se vean correctamente en el navegador al desmontarlas parcialmente con el incremento de tamaño de algunos elementos.

Por otro lado cuenta con los desagradables vestigios presentes en muchos otras tabletas chinos, donde el sistema se cree que está instalado en un teléfono y no en unn tableta, te muestra frases como desbloquear el teléfono, vibración del teléfono y cosas propias de un teléfono y no de una tableta.

El manejo por gestos de Android, es decir sin los molestos botones de atrás, inicio y cambio de trasera ocupando parte de la pantalla funciona francamente bien.

El desbloqueo facial funciona, aparentemente, hasta que te das cuenta que se desbloquea con cualquier foto del usuario, incluso con una en la pantalla de un móvil delante de la cámara frontal de la tableta, esto no es seguridad no es nada, básico.

No incorporar el cómodo sistema de desbloqueo con dos toques en pantalla, aunque como contrapartida si que dispone del levantar para desbloquear.

La capa de Android permite definir diferentes usuarios, lo que es toda una ventaja en una tableta al poderlo utilizar de esta forma toda la familia, cada cual con su cuenta de Google.

En Youtube no toma por defecto la calidad 1080p de la pantalla, lo hace siete a 480p y debes ser tú quien efectúe el cambio en cada video que quieras ver o fijarla mediante la configuración de la app.