¿Qué características debe tener un portátil?

En al foto un MacBook Air
¿Qué características debe tener un portátil?

Las dudas sobre qué características y componentes necesitamos suelen acompañarnos cuando vamos a comprar un ordenador nuevo.

No existe una respuesta mágica a la pregunta de qué ordenador me tengo que comprar, pues esta dependerá mucho del uso que le vaya a dar y sobretodo del tipo de ordenador que necesites.

Lo que sí que existen, eso no te lo voy a negar, son unas características mínimas necesarias para un portátil que nos permite cubrir la mayoría de tareas que vamos a hacer con un PC y sobre  esas tareas cuales son esos requisitos son sobre los que va a girar este artículo

Las necesidades suelen variar atendiendo al usuario, los habrá que les guste jugar con el PC o que para juegos tiren de consolas, otros que no vayan a editar vídeo nunca, y otros que sean YouTubers o quieran serlo y van a necesitar editar vídeos de forma constantes, así como la mayoría que serán aquellos usuarios de ordenadores que sólo necesitan el ordenador para la escuela o el trabajo pero que precisen de esa posibilidad de llevarlos de un lado para otro.

Volviendo a ese hardware mínimo necesario y tras haber desgranado un poco los diferentes tipos de PC vamos a ver cuál es el mínimo hardware exigible en este año 2020 para cada uno de ellos.

¿Qué hardware mínimo debe tener un ordenador para tener buen rendimiento?

Como ya te he adelanto esto dependerá sobretodo del tipo de ordenador que necesites, ya que posiblemente puedas estar buscando entre dos tipos de ordenadores fundamentalmente, un ordenador para casa o un portátil para poderlo mover por ejemplo de una habitación a otra, o incluso para llevártelo a casa de compañeros del instituto para hacer trabajos, o si ya trabajas para poderlo lleva a tu lugar de trabajo.

Los ordenadores de escritorio, también denominados sobremesa, suelen rendir mucho más que los portátiles, ojo esto es así sólo cuando enfrentamos dos ordenadores en una misma gama de precio, si comparamos un portátil de gaming caro con un ordenador barato de sobremesa siempre ganará el portátil, pero claro, también costará tres veces más.

Además los ordenadores en formato torre tienen una clara ventaja sobre los ordenadores portátiles, esto es la posibilidad de ser ampliados en mayor medida que los ordenadores portátiles, es decir, en los PCs de torre podremos ampliar su memoria RAM, incrementar la capacidad de su disco duro sustituyéndolo por otro de mayor capacidad y rendimiento, cosa que no todos los ordenadores portátiles permiten ampliar, pero además en los sobremesa podremos cambiar la CPU por una más potente, siempre y cuando sea del mismo «formato» o «socket», o si lo que quieres es mejorar su rendimiento en juegos, instalarle una potente tarjeta gráfica para poder jugar a juegos de última generación, en un ordenador portátil esto no será posible.

Los ordenadores portátiles tienen la peculiaridad que los puedes mover de un sitio otro y que no precisan estar conectados a la red eléctrica hasta que se les acabe de la batería, por lo tanto nos permiten trabajar con ellos en prácticamente cualquier lugar. Aquí entrarán en juego otras características que son el núcleo de este artículo, los portátiles y los mínimos de hardware necesarios.

¿Qué características debe tener un portátil?

También variarán las necesidades mínimas de hardware atendiendo al tipo de ordenador que elijas, es decir, si este es un PC con Windows o un Mac, en la actualidad los Windows 10 suelen resultar bastante más eficaces en niveles de rendimiento comparándolos con los Mac con un hardware similar, sí, últimamente se han cambiado las tornas.

Ordenadores portátiles Windows

Lo mínimo que deberás exigir en 2020 para un buen ordenador portátil es una CPU o procesador del tipo Intel Celeron 4100 acompañado por 8Gb de memoria RAM y un disco duro SSD de 256 Gb.

En cuanto a qué pantalla es la mejor para un ordenador portátil, que esta sea con resolución FullHD, no HD a secas, tampoco te recomiendo una mayor resolución pues lastraría la durabilidad de la batería y el rendimiento del sistema, en relación a su tamaño de pantalla, lo óptimo para mi serían 13″ ya que combinan de forma magistral el compromiso entre portabilidad y tamaño de pantalla.

Olvídate de portátiles con pantallas de 10 y 11″ son a todas luces excesivamente pequeños para un uso continuado de más de una hora, acabarás con la vista cansada y la espalda cargada. Sobre el cansancio ocular, mejor si esta pantalla es mate, con sistema anti-reflejos.

Es conveniente que puedas asegurarte que posteriormente se puede reemplazar el disco SSD por otro, así, pasado unos años podremos adquirir uno de mayor tamaño a un precio mínimo, pues constantemente bajan de precio, hoy por ejemplo tenemos discos SSD de casi 1Tb de tamaño, concretamente de 960 gb por poco más de 150 euros cuando tan sólo un año estas capacidades se pagaban por encima de los 500 euros. Real y desgraciadamente cada vez son menos los ordenadores que no están construidos de forma que no se puedan abrir y por lo tanto ampliar. Esto lo hacen así para poder bajar su peso.

Si además tu portátil permite ampliar la memoria RAM mejor que mejor, aunque no son muchos los que disfrutan de esta peculiaridad, por este motivo te he señalado que lo mínimo son 8Gb ya que con 4Gb si abusas mucho de la multitarea, navegas con muchas pestañas del navegador abiertas o diferentes aplicaciones el ordenador se resentirá.

La durabilidad de la batería es algo esencial en estos portátiles, en mi caso, si un ordenador portátil no me da más de 4 horas de autonomía, malo… ese portátil no es para mi. Quizá pienses que 4 horas son muchas… bueno para trabajar así de seguido quizá para muchos sí, pero piensa en sólo un detalle, si no lo has cargado a tope antes de salir, si el día anterior lo usaste por 2 horas, la batería no te durará ni otras 2 horas más, y claro eso ya si que es algo más justo.

Siguiendo con la movilidad, aquí entra también otra característica fundamental, esta es el peso, si este es superior a los 1,5 Kg yo lo descatraría debe pesar menos del medio kilo, aquí en cuanto menos mejor, ya que llevar encima una carga superior puede que al principio no moleste en exceso, pero te aseguro que si tienes que llevarlo más de 1 hora andando en tu espalda, acabará pesándote. Por eso descarto los ordenadores portátiles del tipo gaming en mis desplazamientos, y jocosamente a estos gaming los tacho de ordenadores movibles más que de ordenadores portátiles, porque se pueden mover, ocasionalmente, pero no portar.

Hay buenas ofertas en ordenadores chinos, como los Chuwi, que a día de hoy son mucho mejores en cuanto a relación calidad/precio que ordenadores de marcas mucho más reconocidas en nuestro país, como puede ser Lenovo, HP, Asus, que todavía montan hardwares muy antiguos, sobretodo aquellos que montan descaradamente pantallas HD y no FullHD o que recurren a tamaños de 15,6″ lo que los delata como ordenadores portátiles antiguos.

Para no extenderme, en otro artículo os detallaré el hardware mínimo para un portátil para gaming.

Ordenadores portátiles Mac

En el caso de los ordenadores portátiles Mac hay que tener bien presente que los MacBook no son ampliables en nada, así que te quedarás con su disco duro y su memoria RAM para toda la vida, por lo que la elección debes hacerla bien.

Lo fácil sería pensar aquello de «carro grande ande o no ande» y ir a por los MacBook Pro de mayor capacidad, pero esto puede resultar una práctica abusivamente cara ya que Apple se cobra a precio de oro los componentes, y eso que son los mismos componentes que los de cualquier otro portátil de otra marca. Me refiero a los chips internos de RAM, a las CPUs y a los discos duros.

Por ejemplo, cuando en un portátil con Windows pasar por ejemplo de una capacidad de disco de 128 Gb a 256 Gb el incremento que te puede suponer en su precio será de unos 100 euros a lo sumo, en cambio en Mac las diferencias son de 250 euros o más.

En el caso de las CPUs, pasar de un i5 de tan sólo doble núcleo de 1,4 Ghz a otro i5 de doble núcleo pero con una velocidad de reloj de 2,4 Ghz te sumará otros 250 euros. A todas luces un robo.

Y claro, estos incrementos de precio tan grandes entre modelos parecidos pero con algo más de capacidad son unos incrementos que deberemos sumar a unos precios ya de por si desorbitados.

En el momento de escribir este artículo, el modelo más económico de todos es el MacBook Air de 13″ que ya analizamos y que tiene un precio de salida altísimo de 1.249 euros.

¿Sabes cuantos ordenadores portátiles chinos te puedes comprar por ese precio? Pues yo te lo diré… puedes comprarte unos 5 ordenadores portátiles chinos por el precio del MacBook más barato.

No te negaré que el MacBook Air es superior a esos Chuwis en casi todos los aspectos, pero no en todos, y tampoco en aquellos apartados que gana podemos decir que gana por goleada, es tan sólo un poco más de potencia, por un precio que quintuplica su valor real.

Quedándonos en este MacBook Air, y viendo sus características, Apple nos da un Intel Core i5 de doble núcleo, no es ni de cuatro, como si que son los Chuwis, con 8Gb de memoria RAM pero sólo 128 Gb. de disco duro, es decir, por debajo de las especificaciones mínimas que hemos pedido para los portátiles Windows, que recuerda, era de 128 Gb.

Aquí algunos forofos de Apple quizá quieran esgrimir que si Apple aprovecha más el hardware, que si su rendimiento es… para para… además de ser mentira, incluso de ser justo al revés, te diré una cosa… una película, un programa, una canción, ocupará el mismo espacio en un Mac que un Windows, es decir que los 128 Gb. se quedarán cortos prácticamente al mismo tiempo en un portátil Mac que un Windows.

Añado que en cuanto a rendimiento, esto de que «los mac son más eficientes bajo el mismo hardware» quizá era así hasta la irrupción de Windows 10, y es que desde ese momento Windows ha sufrido un cambio espectacular, con numerosas actualizaciones que finalmente lo han elevado por encima de los Mac, y esto te lo dice alguien que está escribiendo este artículo en un ordenador iMac, que hoy ha decidido utilizar para que no caiga en total desuso.

En lo que si ganan por goleada los Mac es en la duración de su batería, que suele ser de más del doble que la de un portátil con Windows, y también en la velocidad de sus discos duros que suele ser entre un 20% y un 30% mayor.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro