¿Qué es el Swing?

Pues el Swing es el nombre que recibe un tipo de baile que se caracteriza porque es muy alegre y dinámico.

Por ese motivo practicar el Swing significa algo así como mover todo tu cuerpo; o en otras palabras, bailar Swing sería como si estuvieras “zarandeándote” en todo momento.

Pero si queremos saber un poco más sobre la historia del Swing, mejor sería explicar en qué consiste este divertido baile y dónde tuvo lugar su aparición.

Además, quiero comentaros que este baile tiene una historia original, así que mantente en línea y sigue leyendo tras el salto.

 

 

Breve historia del Swing

El Swing tuvo su origen en la gran depresión americana de los años 20 y 30 del siglo pasado. Este tipo de baile posee una mezcla de ritmos afroamericanos (ya que fueron ellos quienes lo popularizaron), y también de “charlestón”. Apareció por primera vez en Nueva York, concretamente en el conocido barrio de Harlem, y se popularizó en los famosos salones de baile como el Savoy o el Cotton Club (por nombrar sólo algunos).

Existen diferentes tipos de bailes Swing: Charlestón, Collegiate Shag, Balboa y sobre todo el Lindy Hop, que según la gran mayoría de los entendidos del Swing, éste está considerado como el origen de todos los bailes Swing, además de ser el más popular de todos ellos.

Es muy curioso de donde procede el baile de Lindy Hop, bueno, más que el baile, el origen del nombre que recibe. Resulta que el término “lindy” es el diminutivo de Charles Lindbergh, que fue el primer piloto americano en cruzar el océano Atlántico desde  América a Europa en un vuelo sin escalas;  y “hop” es como nombraron al salto que dio de costa a costa. Así que, de este gran salto transoceánico nació este divertido baile.

Por otro lado, este tipo de baile es bastante reciente en nuestro país. Podemos decir que el Swing llegó a España hacia finales de los años 90 y acabó instalándose en las grandes ciudades. Podríamos considerar a Barcelona como la gran capital del Swing, seguidas de Madrid, Vitoria o Valencia.

Estética Swing

El Swing posee una estética muy concreta y cuidada, recuperando la moda americana de los años 30 y 40. Podríamos decir que es el resurgir de la cultura “retro”. Del mismo modo, este tipo de estética también se asocia al boom del vintage , movimiento cultural que cada día posee más adictos. Y, cómo no, también está relacionado con la estética hipster.

Es muy importante el estilismo que requiere este baile. Elegir unos buenos zapatos es fundamental ya que precisamente los pies son unas de las “herramientas” más utilizadas  en todo tipo de bailes.

En la actualidad existen diversos comercios especializados en ropa y calzado Swing. Y es que el auge del Swing está potenciando la creación de empresas de moda especializadas en estéticas “retro”. No obstante, tampoco queremos identificar exactamente Swing con retro porque no es lo mismo, aunque ambos poseen nexos en común. Además,  no solo los bailarines de Swing compran este tipo de ropa sino que existe una gran demanda por parte del público en general.

Accesorios Swing

El vestuario vintage es un complemento ideal que ofrece un toque especial y característico a este tipo de baile. Aunque hay que tener en cuenta que la ropa utilizada en el siglo XXI está actualizada, y el Swing recoge muchas influencias pasadas “recondicionándolas” al presente.

Como hemos ido comentando el estilismo Swing posee una estética muy cuidada. Las chicas suelen llevar faldas con vuelo o vestidos con falda acampanada a la altura de la rodilla para que te permita moverte con facilidad, camisas retro, medias con costura negra en la parte trasera, y peinados con ondas (una de las marcas de moda entre las chicas es la Susie Sweet Dress). En cambio los chicos visten  pajaritas, chalecos, tirantes, sombreros, pantalones holgados y camisas de botones.

En cuanto al calzado en ambos casos se suele preferir calzado cómodo, de sport, estilo Victoria, Vans o Keds (las suelas de estas bambas son las que mejor se deslizan), aunque para ocasiones especiales  las chicas calzan zapatos de tacón bajo y los chicos zapatos retro con cordones.

Ventajas del Swing

Pues cómo no, decir que el Swing posee una serie de ventajas: para empezar hay que destacar que se trata de un baile compuesto por un tipo de música muy alegre, que te aviva el ánimo, incrementa tu autoestima, potencia el ejercicio físico y además, favorece las relaciones con otras personas.

Del mismo modo, es un baile divertido y muy flexible, pero aun así requiere un dominio de la técnica.

Si tuviéramos que elegir un “slogan” que definiera este tipo de baile lo describiríamos de la siguiente manera: “seguir la música conectando con la pareja mientras vestimos de forma cómoda y no dejamos de sonreír en todo momento”. Y es que para muchos, el Swing más que un baile es un estilo de vida.

Curiosidades

En la actualidad existe una gran variedad de campeonatos y festivales de Lindy Hop que se han extendido por todo el mundo y se organizan con bastante frecuencia. Aquí te mostramos una pequeña muestra de ellos:

  •       En Washington se celebra el  International Lindy Hop Championships.
  •       En Los Ángeles el Camp Hollywood
  •       En Estocolomo el Snow Ball.
  •       En Budapest el Lindy Shock.

No obstante, hay que decir que en todas las ciudades donde el Swing se ha puesto de moda se están organizando periódicamente festivales y acontecimientos de este tipo.

Así que, si te gusta mover el cuerpo, vestir estilo vintage y lucir estilismo y glamour, no debes dejar escapar las oportunidades que te ofrece este divertido baile. Venga, no lo pienses más y “swinguea” sin parar.