Portada » bits&bytes » Qué es el thermal throttling
Qué es el thermal throttling

Qué es el thermal throttling

El thermal throttling es un término inglés que acostumbramos los informáticos a utilizar para referirnos a las técnicas que aplican los fabricantes de ordenadores y de procesadores para bajar el rendimiento de sus equipos cuando alcanzan determinadas temperaturas.

Su traducción literal sería «estrangulamiento térmico» el cual define con exactitud lo que realmente hace, y es que dada una temperatura de trabajo excesiva reduce la potencia del procesador bajando la frecuencia de trabajo o desactivando núcleos para frenar la subida de temperatura.

A nivel técnico el thermal throttling es un sistema de seguridad que actúa reduciendo la potencia de los dispositivos para reducir el consumo de energía y con ello controlar y/o disminuir la temperatura que generan.

De no existir el thermal throttling los equipos podrían producir fallos en el software e incluso quemar sus circuitos.

¿Qué efectos produce el thermal throttling?

Efecto extremo delo thermal throttling

Pues una bajada de potencia y rendimiento del PC, haciendo que las tareas lleven algo más de tiempo.

Este incremento en el tiempo necesario para completar una tarea será más evidente dependiendo del tipo de aplicación que estés utilizando, si esta es por ejemplo un programa de edición de vídeo, la entrada en marcha del thermal throttling hará que el PC tarde más en por ejemplo exportar una película de vídeo que hallas editado con el PC.

En el caso de renderizado de imágenes 3D tendremos un efecto muy similar, cuando pones el PC a renderizar una imagen compleja, si este se pasa mucho tiempo calculando puede llegar

Si se trata de un videojuego notaremos una caída de FPS e incluso ciertos tirones, parones y lagueos en la respuesta, la verdad es que resulta muy incómodo mientras juegas.

¿Cuándo entra en marcha el thermal throttling?

El thermal throttling es un proceso automático en el que tú no tienes poder de decisión de forma directa, es decir, no existe un botón en tu PC o un comando de sistema para eliminar este proceso automático.

Suele ser más crítico en los meses de verano, cuando la temperatura ambiente es mayor, si por ejemplo estamos a 35 grados de temperatura en una habitación y existe una mal ventilación es probable que el thermal throttling entre en funcionamiento antes y durante un mayor espacio de tiempo.

El thermal throttling entrará en funcionamiento por un incremento de temperatura que el sistema de refrigeración del portátil es incapaz de mantener a raya.

Esta incapacidad puede deberse a un problema en el PC, o en la aplicación que está mal diseñado.

Si el problema es del PC podría ser por una refrigeración incorrecta, desde ventiladores estropeados, sucios, obstruídos, a la ausencia o desaparición de la pasta térmica que une los chips con la placa. También a malos diseños de ventilación, que son insuficientes.

Si el problema es el software podría ser que este no es adecuado para el equipo que tienes, o bien que contenga algún bug que produzca un exceso de cálculo y con ello un calentamiento excesivo del dispositivo y el correspondiente salto del thermal throttling,

¿Cuándo salta el thermal throttling?

El fabricante es quien decide los parámetros por los que entrará en funcionamiento el thermal throttling, estos suelen ser casi siempre los mismo un exceso de temperatura que de alguna forma podría hacer, en el caso de un portátil, que el consumo excesivo de energía disminuyese ostensiblemente la duración de la batería.

Efecto de bajada de potencia por thermal throttling

En los casos más extremos un exceso de calor en equipos muy finos y con escasa ventilación o aquellos con ventiladores estropeados o directamente no bien diseñados por el fabricante se podría dañar los componentes internos del dispositivo o incluso incendiar la batería.

Piensa por un momento que hoy en día los ordenadores tienen como mínimo dos velocidades o modo, uno el de ahorro energético y otro el de máximo rendimiento, este último es el que puede provocar que se dispare el thermal throttling.

A veces la entrada del thermal throttling es debida a una aplicación mal diseñada, que contiene bugs y crea un bucle de trabajo incremental, incluso existen algunas páginas web con código javascript que pueden llegar a colapsar de cálculos el procesador, produciendo la inherente subida de temperatura del mismo y provocando la activación del thermal throttling .

En este mismo sentido, los procesos que requieren una gran carga para CPU y/o la GPU del ordenador, como el minado de monedas virtuales, no importando si esta son Ethereum, BitCoins o cualquier otra. Por supuesto, la generación de imágenes 3D con programas de edición tridimensional y los propios videojuegos en sí, son también tareas muy exigentes que hacen elevar la temperatura del PC

¿Cuánto dura el efecto del thermal throttling?

Depende de la causa, si por ejemplo es debido a que un ventilador estropeado del sistema, como el de la CPU o alguno de los que integre la tarjeta gráfica, una vez el PC alcance la temperatura mínima que tiene programada el thermal throttling difícilmente parará.

En otros equipos, con el sistema de ventilación intacto, el efecto del thermal throttling parará a los escasos minutos de finalizar la tarea que lo estaba causando

¿A qué ordenadores afecta más el thermal throttling?

El thermal throttling afecta y mucho a los ordenadores portátiles, ya que por lo reducido de su tamaño, que tienden cada vez a ser más y más finos tienen casi siempre una ventilación insuficiente, muy escasa y claro el trabajo duro, con aplicaciones pesadas como por ejemplo los videojuegos es donde más se nota el thermal throttling, haciendo que no trabajen a su máxima velocidad gran parte del rato y teniendo en pantalla los desagradables efectos del thermal throttling.

¿A qué ordenadores afecta menos el thermal throttling?

Pues ahora mismo a los ordenadores de Apple que incorporan un chip Apple Silicon bajo arquitectura ARM, los procesadores M1 han demostrado subir varios escalones en cuanto a la eficiencia energética consumiendo mucha menos energía y por ende calentándose mucho menos al efectuar los mismos trabajos que equipos que incorporan procesadores de Intel o AMD basados en arquitecturas x86.

Dentro del mundo de Windows, los Pcs que menos afectación de thermal throttling tienen son los ordenadores de sobremesa, las torres, y de entre todas ellas, las que cuentan con mayor espacio y sobre todo con mejores sistemas de ventilación no sufrirán de thermal throttling.

¿Cómo evitar el thermal throttling?

Lo mejor es mantener en excelentes condiciones la refrigeración del PC o en el caso de que sea posible, por ejemplo en sobremesas, mejorar el sistema de ventilación con mejores ventiladores y mejor pasta térmica.

La forma de mantener el sistema de refrigeración en orden de funcionamiento son varias, para empezar procurando que el PC esté libre de polvo, esto se hace abriendo la carcasa del PC y con el PC apagado peinando con un cepillo todas las placas y circuitos, prestando especial mimo en el limpiado de los ventiladores, de sus paletas por ambos lados, ya que a los ventiladores se les adhiere fácilmente el polvo y eso hace que no giren a la velocidad correcta a la que están diseñados. Un exceso de polvo en las aletas de un ventilador podría estropearlo, sí, en el caso de estar descompensado, es decir, con más cantidad de polvo en unas palas que en otras, el eje podría avellanarse, y si el ordenador está en marcha y no te das cuenta de la avería fácilmente se podría quemar tu cpu o tu tarjeta gráfica.

Otra forma aunque no tan directa y eficaz es la actualización tanto del sistema operativo como de todas las aplicaciones que corren en él, a cada actualización se le suponen mejoras, y sobre todo correcciones de fallos reportados por los usuarios, la ausencia de fallos hará que tanto sistema como las aplicaciones corran de forma más fluida y calienten algo menos la CPU para un mismo trabajo.

Por supuesto, los hábitos de trabajo también influirán en el la aparición del thermal throttling, cuando arrancas el ordenador este está más frío que cuando lleva horas ya encendido y trabajando por lo que las tareas más pesadas es mejor hacerlas a primera hora con el ordenador recién arrancado. En el caso de tenerlas que hacer más tarde, siempre puedes apagar el PC por un rato para que le baje la temperatura, con 10 o 15 minutos será suficiente.

También ubicar tu zona de trabajo en el lugar de casa donde exista menor temperatura ayudará, esto es, lo más alejado posible de radiadores y estufas.