Qué es mejor Google Stadia o GeForce NOW

Vamos comparar estas dos plataformas de streaming de videojuegos:

Google Stadia vs GeForce NOW

Los más expertos, los más técnicos, los auto-proclamados profesionales del gaming, quisquillosos y fundamentalmente tontuelos con demasiado tiempo libre, te dirán como respuesta algo así como que:

son plataformas de juego en streaming diferentes y no se pueden comparar

Ya ves… me lo parece a mi o ¿se han lucido con esa vacua respuesta? Hasta en dos gemelos existen diferencias, si no en su hardware, que también, las habrá en sus acabados como el corte de pelo, su outfit en general, y sobretodo en su software… mental… al lío que me lío

Ambas son plataformas de videojuegos en la nube, lo que podríamos apellidar de «cloudgaming» en las cuales los recursos de hardware necesarios no están físicamente donde el jugador, si no en la nube. Por tanto digo yo, que comparables son.

El concepto común entre Google Stadia y Geforce Now

Como ya sabrás en tiroriro.com vamos a tratar de ser como siempre, fundamentalmente prácticos y vamos a decirte qué plataforma de videojuegos en streaming es mejor, pues ambas plataformas en definitiva sirven para lo mismo, y esto no es otra cosa que jugar a videojuegos sin tener el hardware entre tus manos. No pienses mal, guarrete.

Eso es en definitiva lo que te permiten ambas plataformas, aunque obviamente con matices y diferencias, grandes y pequeñas pero que al final son esas diferencias las que hacen que una opción sea mejor que otra o viceversa.

Diferencias de precio entre Google Stadia y Geforce Now

Logotipo del sistema de juegos en streaming GeForce NOW de Nvidia

GeForce NOW

La primera diferencia la vamos a basar en su precio, ya se que esta no es una diferencia cualitativa, pero créeme que a menos que seas un millonetis, o que tengas la suficiente habilidad para que te lo paguen todo tus padres, la pasta cuenta y es con mucho el factor más determinante para decidir entre dos servicios altamente parecidos.

Así que en cuanto a precio gana sin más GeForce NOW y es que ha día de hoy Google Stadia es únicamente una plataforma de pago, así que con Google deberás pasas por caja, aunque también debo reseñar que hace escasos días una portavoz de Google anunció que muy pronto estaría disponible la versión gratuita de Google Stadia.

Según su web la versión gratuita denominada Stadia Base aparecerá «en algún momento de 2020» pero a día de hoy Stadia no tiene opción gratuita ni de pruebas, cuesta 129 euros por 3 meses, luego 9,90 euros al mes, contra los 0 euros de la versión gratuita de GeForce NOW o los 5,49 euros de la versión de pago de la plataforma de Nvidia. 

Quizá esta decisión de Google de ofrecer una plataforma de juegos online gratis por parte de Google no estaba en sus planes estratégicos iniciales, no lo se, lo desconozco y tampoco me voy a creer lo que digan o me cuenten por la red. Lo que si que me choca es que justo ahora, tras días después del exitoso lanzamiento de la plataforma de Nvidia sea cuando Google anuncie en los medios que falta poco para su versión gratuita… ya la podrían haber lanzado antes ¿no?

Sinceramente creo que es un giro de guión en la estrategia de Google forzado por la gratuidad en la plataforma de Nvidia. Aunque OjO, Nvidia ofrece ambas modalidades, la de pago y la gratuita.

En la foto un gamepad blanco y un dispositivo ChromeCast para conectar a la TV

Mando y ChromeCast Ultra de Stadia

En cuanto a comparar los precios de la versión de pago de Nvidia GeForce NOW con Google Stadia, la primera tiene un precio de 5,49 euros al mes, mientras que la de Google es de 9,99 euros/mes.

Además en Google tienen además de dicho pago mensual un peaje, único y de un sólo pago, pero un peaje muy caro de 129 euros por el servicio Stadia Pro que incluye un mando, un ChromeCast para poder jugar en la TV y tres meses de uso de la plataforma.

Si quieres ahorrarte unos eurillos porque ya tienes el ChromeCast o porque quieres jugar en tu PC el mando suelto te costará 69 pavos, y está disponible en 3 colores.

La verdad es que Google parece que ha querido lanzar una solución de videojuegos en streaming para luchar de tú a tú con videoconsolas físicas, ubicando su precio tan sólo algo por debajo en precio que las actuales consolas físicas, me refiero a las PlayStation, Switch y Xbox de turno.

Pero claro, por ese precio tan sólo obtenemos un mando y ese molesto yo-yo o chupete que va estar colgando, literalmente de nuestra TV, y no una consola en sí, aunque en la práctica esto será igual, mientras tengas una conexión de fibra de alta velocidad disponible.

La prisión de Google Stadia o la libertad de GeForce NOW

En este otro punto el de la libertad de los títulos a los que vas a poder jugar gana y nuevamente por goleada GeForce NOW, pues en esta plataforma te ofrece libertad de jugar a los juegos que ya tienes comprados, por ejemplo en tu plataforma de Steam, pero ahora los podrás jugar en un hardware superpotente, no debes por ejemplo «volverlos a pagar por ellos» como si que pasa con Google Stadia.

Pongamos un ejemplo, de la oferta actual de triples A de Google Stadia tu tienes entre la tienda de Steam, la Epic, la uPlay un 30% de los juegos que existen en Google Stadia, pues da igual, pagará la cuota completa a Google por poder utilizar Google Stadia

Esta tiranía de Google, habitual en muchos otros sectores, y por eso se ha acuñado la frase «Google no roba» en algunos medios, se extiende hasta llegar al propio mando que utilices para jugar, en el caso de Google Stadia si que puede jugar con tu habitual mando de PC pero si quieres jugar en la TV precisarás tener conectado a ella un Google Chromecast y usar el mando de la plataforma.

Jugar en la TV con Google Stadia o con Nvidia GeForce NOW

Jugar en la TV de salón con cualquier de estas plataformas y sin adquirir extras, a día de hoy no es posible de una forma directa.

Aunque será relativamente fácil poder jugar en la TV de tu casa, para ambas precisarás de un hardware especial.

En el caso de Google Stadia deberás adquirir dos cosas, un Google Chromecast Ultra, que si mal no recuerdo cuesta alrededor de 35 euros se coloca en puerto HDMi de tu TV y se puede alimentar mediante un puerto USB y un mando oficial de Google Stadia, porque a día de hoy todavía no existen mandos chinos o de segundos o terceros fabricantes para Stadia.

En el caso de Nvidia GeForce NOW necesitarás conectar tu dispositivo a la TV, probablemente aquí la mejor opción es conectar tu ordenador portátil mediante un barato cable HDMi de los que seguro que tienes por casa.

Llegados a este punto tenemos un empate en cuanto a que plataforma de videojuegos online es mejor para jugar en la TV, ya que por una parte tendremos la elegancia de Google Stadia donde no se verán cables ni tendremos que andar con un ordenador encima del mueble del salón con cables por en medio pero por contra deberás desembolsar unos 129 euros, lo que vale el paquete de Google Stadia Pro para poder jugar, y claro, puesto a gastarte ciento y pico… no se tú pero si no vas a jugar mucho quizá la opción de Nvidia tampoco es tan fea, pues luego recoges y punto.

Así que vamos a dejarlo en un empate, y con esto vamos ya 1 a 3 a favor de la solución Nvidia GeForce NOW

La estrategia de Nvidia y la de Google

El concepto estratégico que ha adoptado Nvidia es un tanto diferente a Google con su Stadia, ya que además de ofrecer el servicio completo de hardware en la nube más un acceso de compra de nuevos juegos, Nvidia en su GeForce NOW ofrece la posibilidad de sólo hardware, es decir, que utilices tu propia librería de videojuegos, pagando o no por un acceso prioritario a sus servidores.

Esta forma de ofrecer este servicio de videojuego online es desde mi punto de vista es una obra maestra estratégica y probablemente esté ideado para no perder las batallas futuras que se van a librar en el sector de los videojuegos.

A mi no me cabe duda que el futuro del gaming está en la nube y no en las consolas de sobremesa con hardware propio, como las PlayStation las Xbox y las Switch. Si bien soy consciente de que este camino tan sólo ha hecho que empezar y que quizá, como vaticinamos muchos las próximas PS5, Xbox X, y alguna nueva consola que en un año o dos Nintendo se saque de la manga, serán probablemente las últimas consolas de videojuego no streaming que veamos salir en los mercados.

Así, que bajo esta suposición en la que los videojuegos en streaming van a ser probablemente una nueva forma de negocio desde ya, al igual que sucedió con Netflix en el sector del entretenimiento basado en series y películas estos sistemas de juego en streaming están llamados a triunfar, más si cabe que el streaming de series y películas Nvidia quiere posicionarse antes de que Google con su Stadia se convierta en un claro rival.

Cabe recordad que Nvidia es el fabricante número uno de tarjetas gráficas dedicadas, para el que no conozca esta definición, estas son unas tarjetas que nos sirven para poder jugar en nuestros ordenadores PC con unas calidades gráficas tremendas. Pero que también hay que decir, cuestan un OjO de la cara, o los dos directamente, no encontrarás una tarjetas gráfica Nvidia en el mercado que de un rendimiento decente para juegos actuales, de los denominados triple A que baje de los 200 euros, y claro, puestos en ese precio, y contando que además vas a necesitar también una buena fuente de alimentación y una buena CPU en tu máquina, quizá te plantees que es mejor opción una videoconsola, como una PS4, o PS5 o una opción de pago mensual por videojuego en streaming.

El concepto estratégico de Google es el de intentar liderar este nuevo tipo de negocio de suscripciones, si Netflix le pasó por encima a su Google Vídeo, Google Películas o como se quiera llamar, Amazon hizo lo propio con sus servicios de computación en la nube AWS, Google parece que quiere liderar y competir inicialmente contra Apple y su Apple Arcade en cuanto a plataformas de streaming de los videojuegos.

Pero claro esto es una forma de jugar incipiente y no sólo va a tener que lidiar contra Apple si no con la comentada Nvidia quién créeme sabe un rato largo más sobre el sector de los videojuegos que la propia Google. Y finalmente por si fuera poco también Google tiene competidores de la talla de Sony, Nintendo y Microsoft cada una de ellas con sus consolas de sobremesa y portátiles.

Google ha tirado de una estrategia un tanto equivocada al menos a ojos de muchos, entre los que me incluyo. La primera es quizá la más básica, la de ofrecer un producto de pago que todavía está muy verde y con una selección de títulos muy escasa y poco relevante. Eso sí, han sido quizá los primeros, o los que más ha apostado inicialmente, quizá forzados por Apple y su Apple Arcade.

A todo esto, creo que Amazon, a ralentí, algo relacionado con el gaming también está preparando.