¿Qué novedades tiene el Miui 10 de Xiaomi?

Hace relativamente poco ha llegado a mi terminal Xiaomi el denominado Miui 10, la nueva versión de la capa de software de Xiaomi, capa que implementa sobre sus teléfonos móviles con sistema operativo Android.

Esta capa Miui hace que el teléfono se vea y se comporte de forma bastante diferente a la de cualquier otro teléfono Android sin capa de sofware, es decir, diferente a lo que viene siendo un Android de stock.

Para algunos usuarios, entre los que me incluyo, esto será una ventaja sobre la versión de stock, en cambio para los puristas, esta capa será un engorro.

Intercalar una capa de software sobre un sistema operativo Android es algo que hacen casi todos los fabricantes de teléfonos móviles, digamos que casi cada fabricante de teléfonos móviles Android ha creado su propia capa de software, con mayor o menor acierto.

Sin ir mucho más allá en este detalle os nombraré fabricantes reconocidos además de la propia Xiaomi como Huawei, Samsung, LG, Sony entre otros muchos. Aunque recuerda que tenemos otro artículo sobre qué versión del sistema operativo Android es la mejor donde hablamos de las diferentes capas de software.

Existen, no obstante los teléfonos los comentados anteriormente “Android stock” que no intercalan capa alguna, proporcionando lo que viene siendo un comportamiento de Android nativo. Desde mi punto de vista, algo pobre, por ello prefiero las capas de software, las de calidad, como la que nos ocupa en este artículo Miui, y más en esta versión, ya muy depurada.

La capa Miui

La capa Miui siempre ha sido señalada tanto por sus detractores como por los usuarios no afines a nada pero conocedores de todos los sistemas, como una capa de software que se parecía en exceso a iOS, y es que parecía querer disfrazar a un terminal Android del sistema operativo de Apple.

No obstante y desde un punto de vista objetivo, iOS de Apple era antes claramente superior a Android de stock en cuanto a la facilidad de uso, aquí muchos defensores de Android se me echarán encima, pero es que yo soy uno de ellos, aún así reconozco que Apple siempre había tenido ese “saber hacer” de forma que sus interfaces eran realmente más fáciles de usar, más intuitivas y visualmente agradables que las más complejas, capaces pero también abigarradas interfaces de las versiones de Android hata digamos la versión 5.

Este enfoque de Xiaomi por “applelizar” Android sin duda ha sido imitado por otros fabricantes, debido a su éxito comercial, ya que la gente está comprando muchos terminales de “esos que se parecen a Apple”. Tanto es así que fabricantes de la talla de Huawei también optaron por “applelizar” su capa, hasta el punto de que ambas capas de Android, la Miui de Xiaomi y la Emui de Huawei han llegado a ser muy parecidas entre ellas.

Sin ir más lejos, yo que he tenido alternativamente móviles de Huawei y Xiaomi, debo decir que el gran parecido entre ambas capas de software era asombroso, a destacar, que ambas aportaban o intentaban aportar lo mejor de cada mundo, es decir lo mejor de Android y lo mejor de iOS, sí, por un lado la gran apertura de Android que a determinados desarrolladores nos encanta pues el cerrajón de Apple al que te somete con su iOS se hace tan insufrible como patético. Y lo mejor de iOS, que es su gráfica y usabilidad más simplista y clara que los más complejos procesos de Android nativo.

Recuerda no perderte nuestro artículo con una comparación entre Xiaomi y Huawei.

Pues bien, dicha similitud entre las capas de Xiaomi y Huawei parece que ha llegado a su fin, por decirlo de alguna manera, ya que Miui 10 por fin destaca con luz propia, alejándose algo más tanto de su fuente de inspiración iOS, como del Android stock y sobretodo de su archienemigo Huawei.

En esta versión de Miui 10 tenemos los gestos como principal argumento para poder disfrutar de toda la pantalla libre de barras inferiores, es decir disfrutaremos de un sistema operativo a toda pantalla con la única excepción de la barra superior, donde tenemos imprescindibles como la hora, las batería, iconos relativos a la conectividad del móvil y las notificaciones con su desplegable.

En otras palabras, desaparece la incómoda barra inferior que muestran los teléfonos Android stock y los Emui de Huawei, una barra con tres botones que poco o nada aporta desde un punto de vista dinámico y que te resta un precioso espacio de pantalla.

Las notificaciones y su desplegable han sufrido una nueva evolución, mostrándose ahora de una forma mucho más fluida y limpia.

La multitarea, a la que puedes acceder a través de un simple gesto te muestra ahora una vista con las aplicaciones abierta que aprovecha mucho más los espacios al ser esta de dos columnas, teniendo que recorrer menos espacio con los dedos para cambiar entre una y otra.

El cambio rápido entre dos aplicaciones, la actual y la anterior es una nueva funcionalidad que han aplicado a otro de los gestos y que no estaba disponible para la versión de Miui 9.

El control de volumen también se ha visto rediseñado en esta versión de la capa Miui, siendo ahora más accesible al estar más cerca de los botones físicos de subir y bajar el volumen del terminal.

A nivel de velocidad, siento el terminal algo, tan sólo algo más lento en algunas de las operaciones de apertura de aplicaciones. En todo caso el empeoramiento es en todo caso mínimo y compensado porque el reconocimiento de los gestos está mucho más depurado que con anterioridad gracias a Miui 10.

Los diferentes sonidos de notificaciones del terminal ahora incoporan un nuevo paquete con sonidos más naturales.

Desde luego, y tras un par de semana de uso puedo afirmar que este es el camino, así que señores de Xiaomi, padres de Miui, continúen por este mismo camino.