Qué series ver: Trackers

Qué series ver: Trackers

La serie Trackers (2019) es una de esas series que convencen más por su frescura que por su calidad intrínseca.

La calidad de la serie Trackers, en cuanto a guión, interpretaciones y producción en general es más bien justita.

No por ello va a ser una de esas series que no recomiendo ver al espectador, al revés, su calidad quizá es proporcional a su presupuesto, lo que nos entrega nuevas oportunidades y perspectivas al manido género de las series.

Esta frescura es, desgraciadamente, inusual encontrarse en las grandes plataformas de streaming.

Se nota en todo momento que no se trata de un producto típico más Made in USA, ya que Trackers es una serie de origen sudáfricano

Aún intentando emular el esquema típico de las series policíacas norteamericanas, lo consigue de una forma un tanto diferente y peculiar, en tan justa medida que convierten a Trackers en una serie que deberías ver. Sí, dale una oportunidad, quizá en sus solo seis capítulos te convencerás que hay algo más allá de las típicas americanadas, al igual que nos pasó a todos con la serie Foreigners, aunque la norteuropea la supere en todos los aspectos, sobretodo en lo impactante de su argumento.

¿Qué tal el reparto de Trackers?

Pues, desconocido, ni tan sólo encontrarás una cara reconocible, es lo que tiene que Trackers no sea una serie de origen USA.

No existe un protagonista principal bien marcado, son varios, los que se reparten el peso del guión, desde un guardaspaldas que inicialmente parece que va a ser el centro pero que finalmente no lo es, pasando por la jefa de policía, quien junto a su especialista en el montaje de operaciones, toman importancia a cada capítulo, no sin olvidar un misterioso norteamericano que enamora a una trabajadora de la policía.

Esta falta de protagonismos totales, es quizá uno de los puntos fuertes de la serie Trackers de su esquema de funcionamiento básico.

¿De qué va la serie Trackers?

En esta primera, y de momento única temporada, Trackers consigue enganchar al espectador a la pantalla, el argumento, intentando no espoilear, gira entorno a un arquetipo, la combinación de diamantes y un posible ataque terrorista en la celebración de un partido muy importante en el estadio de fútbol principal de Sudáfrica, en Ciudad del Cabo.

En la serie entran en juego tanto la policía local, como la mismísima CIA y sus altos cargos así como los supuestos terroristas y algún personaje que digamos de alguna forma, va algo por libre.

¿En qué flojea la serie Trackers?

Peca, como era de esperar, en las escenas de acción donde no se si la falta de experiencia de sus actores, o de sus técnicos, parece que se mueven con cierta indecisión.

Aunque desde una óptica no tan occidental quizá dicha indecisión en los actores sea algo presente en los humanos ante esas situaciones límites, porque digo yo que no todos tendremos tan claro como actuar y la duda la puede hacer más creíble.

Claro que esto puede ser producido por el exceso de perfección en los rodajes del otro lado del charco, una perfección que en lo particular, llega a apestar.

¿Dónde ver la serie Trackers?

En HBO.