¿Qué son las bebidas vegetales?

¿Qué son las bebidas vegetales?
4.8 (96%) 10 votos

Pues podríamos decir que las bebidas vegetales son aquellas que no tienen origen animal y, como su nombre muy bien indica, son bebidas que se extraen de diferentes vegetales.

Las conocidas leches de soja, avena, arroz, nueces, avellanas, coco o quinoa son un claro exponente de la proliferación de este tipo de alimento nutricional. No obstante, también hay que señalar que los nutrientes que proporcionan estas bebidas vegetales suelen ser mucho más bajos que los obtenidos mediante leche animal. Luego hablamos de ello.

Del mismo modo, la horchata, esa deliciosa bebida de origen valenciano que se extrae de la chufa, ha sido, quizás, la bebida vegetal más extendida por todo el territorio nacional y, también por varias partes del extranjero (no en vano es una bebida bastante conocida fuera de nuestras fronteras).

Por otro lado, aunque popularmente este tipo de bebidas, las vegetales, solemos referirnos a ellas como leches vegetales, de hecho eso no debería ser así, ya que no es real. La leche siempre procede de un origen animal, de una “mama”, por ese motivo, si queremos hablar con propiedad nunca deberíamos llamar a este producto como leche vegetal sino como lo que es, una bebida vegetal.

Sabemos que, a veces (o muchas), el marketing puede hacer bastante daño, y es que estamos muy acostumbrados, cuando nos desplazamos a nuestros mercados, a ver los envases de estas bebidas categorizados como si se trataran de diferentes tipos de leche, cuando en realidad, como ya sabemos, no es así.

No obstante, el uso que se hace de las bebidas vegetales es el mismo que hacemos con la leche tradicional, es decir, que se pueden combinar con café, té, cacao, etc. Además, también son muy prácticas para cocinar postres caseros u otros tipos de comida que precisen el añadido de un ingrediente “lácteo”.

Pensad que las bebidas vegetales normalmente suelen consumirse entre personas que, o bien no toleran para nada la lactosa, o bien son personas de consumo vegetariano o vegano. Aunque, ¿por qué no?, quizás sea un poco de todo.

Por otro lado, aunque las bebidas vegetales son productos nutricionales, no lo son tanto como la leche derivada de un animal (vaca, oveja o cabra). Las principales ventajas del consumo de las bebidas vegetales están relacionadas con el bajo aporte en grasas y la fácil digestión, a parte del sabor que puede gustar más o menos, ya se sabe que para gustos, colores, ¿no?

Las bebidas vegetales se extraen de los frutos secos, los cereales o las legumbres, pero eso no significa que conserven todas las propiedades de dichos alimentos ya que cuando estos son licuados solo se puede obtener un 10 por cierto de los mismos, con lo que el 90 por ciento restante está elaborado a base de agua. Por ese motivo, se recomienda que este tipo de dietas  se complementen con alimentos que contengan calcio y vitamina D, dos de los componentes que suelen figurar en la leche de origen mamífero.

Entre los alimentos ricos en calcio puedes encontrar: yogures, quesos, espinacas, tofu o algas, mientras que en relación a la vitamina D, los expertos aconsejan tomar un mínimo de 20 o 30 minutos al sol para cargar pilas. 😉

Otra de las ventajas que acompañan a las bebidas vegetales es que son, si te gusta cocinar, fáciles de hacer y preparar desde tu propia casa. Solo necesitas los ingredientes adecuados y ponerse a ello. 😉

Tipos de bebidas vegetales

Como hemos comentado un poco más arriba existe una gran variedad de bebidas vegetales. Quizás las más conocidas son las de soja, avena, arroz o almendras, pero también os vais a encontrar con otras muchas derivadas de otros tipos de legumbres, cereales o frutos secos.

Aun así, si no os habéis decidido todavía por cuál empezar, a continuación os ofrecemos unas cuantas recomendaciones. Por ejemplo, la bebida de soja es de las primeras que se dieron a conocer, por algo será que en muchos restaurantes o cafeterías te la ofrecen como una “leche” más dentro de su oferta láctea.

De entre todas las bebidas vegetales la de soja es, posiblemente, la que contenga más calcio y proteínas ya que deriva directamente de una legumbre con fuerte carga de aminoácidos esenciales. Eso sí, la leche de soja es fuerte de sabor y no a todo el mundo le gusta.

Se recomienda la bebida de arroz para empezar a degustar las bebidas vegetales porque es quizás la más suave y el sabor es bastante dulzón. Además, es fácil de digerir y ayuda a combatir el trastorno digestivo, sobre todo en caso de molestias estomacales como la gastroenteritis.

Por otro lado, otra de las bebidas vegetales más consumidas es la de avena. Además de regular el colesterol gracias a las propiedades de la avenina y las vitaminas del grupo B, también es apta para las personas con intolerancia al gluten ya que este tipo de bebida también se elabora sin este ingrediente.

Del mismo modo, podemos encontrar otras bebidas vegetales que se obtienen de los frutos secos, como pueden ser la “leche” de almendras, nueces o avellanas, que se caracterizan principalmente por ser más energéticas, además de ser ricas tanto en vitaminas como en minerales. Y, por supuesto, sabrosas y dulces al paladar, fácilmente combinables para tomar con café o té.

Como habéis podrido comprobar existe una gran variedad de bebidas vegetales aptas para el consumo diario de toda la familia. Solo recordad que a diferencia del resto de leches de procedencia animal, las “leches” vegetales aportan un porcentaje inferior de nutrientes, con lo que para seguir una buena dieta alimenticia tendréis que acompañarlas con un aporte extra de proteínas y vitaminas.