Portada » Series Películas y TV » Querido Mazinger Z

Querido Mazinger Z

Querido Mazinger Z

Mazinger Z fue, y es, todo un icono para muchos chavales nacidos en los años 70, una de las primeras series de dibujos manga que llegaron a occidente.

En esta increíble producción de dibujos animados o mejor dicho «de manga» convergían muchísimos elementos para convertirla en toda una leyenda grabada a fuego en la mente de aquellos chavales.

Chavales que por cierto ya estarán rondando la cincuentena y es que los años no pasan en balde.

Mazinger Z ve la luz

image 44
Mazinger Z con el planeador acoplado sobre su cabeza

Sábado, 4 de marzo de 1978 15:00 hora española, recién comidos, los niños con ganas de seguir con sus juegos y con ello obviar las casi siempre tediosas sobremesas, pero alguien me había contado que debía estar atento al televisor, porque iban a «echar» una nueva serie de dibujos animados de robots.

Sin más hype que el de aquellos años pre internet, y con 6 años de retraso desde su lanzamiento original en Japón, que fue por allá el 1972, uno se quedó atónito a escasos minutos del comienzo de esta extraña serie, épico, glorioso, aquel episodio se nos quedó grabados a fuego.

Tras volver al cole el lunes por la mañana todos, absolutamente todos los chavales que habían podido ver a Mazinger Z, alucinábamos, no parábamos de hablar de lo mismo, de cada uno de los detalles, aquellos que no lo vieron nos pedían que le contásemos todo, trazo a trazo, cómo eran, como hablaban, quien era el bueno, el malo, y al siguiente sábado como era lógico, el mundo juvenil se paró a la hora del segundo episodio.

Mazinger Z había visto la luz, y su enorme figura de 18 metros de altura, perduraría en la mente de los niños de aquella época.

Mazinger Z en color o en blanco y negro

Curioso es que estos coloridos dibujos animados de estilo manga vieron la luz de forma diferente atendiendo a cada casa, a su nivel económico y ubicación.

En muchas casas todavía no se podían permitir disfrutar de un televisor, aunque sinceramente eran, o creo confiar en que eran las que menos.

En otras aquellas TV de rayos catódicos con un culo enorme mostraban imágenes en blanco y negro, aunque mejor dicho, era en tonos de grises y es que muchas de las TVs que teníamos en las casas todavía no habían dado el salto a color.

Incluso algunos afortunados, aquellos que tenían casa de campo, resulta que mientras en la ciudad tenían una TV a color recién estrenada, la antigua TV de blanco y negro que fue sustituida por la de color, fue desplazada para ocupar lugar en la casa de campo, y claro, la serie la «echaban» en sábado, en pleno fin de semana, y allí muy pocos tenían color.

¿De qué va Mazinger Z?

De honor, de bondad, de lucha, de valores de grupo. O al menos eso es lo que te diría cualquier buen aficionado a la filosofía y ciertamente dado a la síntesis.

Si me hubieras preguntado a mi, o a cualquiera de mis compañeros de clase, por aquellos tiempos, te hubiéramos dichos que de batallas entre robots… de los buenos contra los malos y con ello hubieras avistado un género que a día de hoy, con ciertos matices, se ha popularizado, tanto en series, como en videojuegos.

El prota, es, además del inconmensurablemente querido Mazinger Z es el intrépido Koji, el humano tras los mandos de tan poderoso robot, sin duda esta dupla fueron algunos de nuestros primeros héroes, las bestia de metal y el niño que consiguió domar a un robot de 18 metros de altura al que debía subirse y ponerse a sus mandos mediante un planeador.

Koji, pilota con maestría a Mazinger Z, y gracias a su tesón y fortaleza, además de ciertas dosis de venganza tras el asesinato de su amado abuelo, un personaje a quien rendía un respeto sin igual, sale airoso al final de cada capítulo, por muy difícil que asunto se pusiese.

Para ello Koji no estaba sólo, había crecido junto a su grupo de amigos, donde se combinaban diferentes perfiles, la chica guapa, el amigo tontorrón, el fortachón, su hermano pequeño Shiro, todos ellos conformaban un equipo de chavales que lograba salvar al mundo del malvado Dr. Inferno y sus secuaces.

¿Qué significa la palabra Mazinger?

Mazinger es la combinación de dos palabras japonesas y un nombre.

Así que por un lado su origen viene de combinar Ma y Jin, donde por un lado Ma significa demonio y por el otro Jin significa dios.

Esta curiosa combinación al más puro estilo yin/yan viene de que su creador quería otorgar al robot ese equilibrio entre el bien y el mal, pues el poder de destrucción de nuestro Mazinger es un hecho más que demostrado.

Para llegar hasta el Mazinger que conocemos cogieron el nombre Energer, que no es otro que el nombre que se le había dado al robot.

Esta suma nos daría algo así como Majinerger, pero que al final quedó por ser de una mejor sonoridad algo así como «Machinga», lo que escrito por un americano sería algo así como… Mazinger!

Claro que ahora nos falta descubrir de dónde viene esa fabulosa letra Z, del final… separada por un espacio… y viene de la aleación de metal que utilizaban para construir nuestro icónico robot, la Super Aleación Z, una aleación que sale de una material único en el mundo, aunque ficticio, denominado en la serie el japanium.

Ya lo tenemos todo descubierto sobre su mítico nombre, bienvenido Mazinger Z.

Quién creo Mazinger Z

El creador de Mazinger fue Go Nagai, quien ideó la serie que vió la luz en su país natal en 1972, en 1978 llegó a España.

Aunque debido a su gran complejidad técnica y los recursos que existían en aquellos lejanos años era todo un equipo el que llevó la idea originak de su creador Go Nagai, Mazinger Z, a nuestras pantallas..

La escasez de ordenadores los cuales además contaban con unas capacidades tan bajas que no era posible llevar a cabo nada en cuanto a animación por ordenador.

Go Nagai

Go Nagai, nacido en la prefectura de Ishikawa, Japón un 6 de septiembre de 1945 es hoy considerado como uno de los padres del manga, ese estilo tan propio de los dibujos japoneses que ha enamorado a todo lector de cómics.

A día de hoy sigue en activo.

Nagai fue un creador muy avanzado a su tiempo, cuando en absoluto era común ni este tipo de dibujos manga en occidente y ni mucho menos este tipo de historias en una franja de edad tan jóvenes.

Contaba con grandes dotes para el dibujo y la animación, aunque quizá lo más destacable en este genial artista era su capacidad de imaginar nuevos mundos y personajes de ensueño.

Fue en 1967 cuando comenzó a sonar con fuerza, y es a quien se le atribuye la creación del género de dibujos conocido como «Super Robot», adelantándose a su tiempo a los más populares «mecha».

Su popularidad máxima llegón con la creación de Mazinger Z.

Go consiguió de inmediato tras la emisión del primer episodio de su famosa serie de dibujos animados captar la absoluta atención todos los chavales de la época, los cuales interrumpían el reinicio de sus juegos tras la comida del sábado para quedarse absortos desde la misma intro de la serie, para gritar todos al unísono «planeador abajo».

Fue un género tremendamente irruptivo e innovador por aquellas épocas.

Sin ir más lejos en España, pasamos de unos inocentes dibujos animados como La Abeja Maya, el Oso Yogui, los ratone Pixie & Dixie y la muy divertida La hormiga atómica a un estilo de dibujo desconocido, aunque luego se le popularizó como el manga, marcado constantemente por la furia y batalla más despiadada en el caso de Mazinger Z, una lucha entre robots.

TOEI

image 46
Logo de Toei Animation

Sin embargo no fue el propio Nagai el único que hizo posible la serie, siendo la empresa TOEI DOGA, conocida popularmente como Toei a secas o como Toei Animation, quien hizo posible que la idea de Nagai llegase a la pequeña pantalla.

La empresa sigue en activo, contando con más de 500 empleados y se trata de una empresa que cotiza en la bolsa japonesa.

Los motivos para contar con una poderosa empresa, como era Toei, eran nada más y nada menos que la ambición técnica del proyecto, algo en absoluto nada habitual por aquel entonces en una producción de dibujos animados donde primaba la sencillez por encima de todo.

Se manejó un total de 17 equipos de dibujo artístico y es que la serie incluía unos magistrales dibujos con cambios de plano, unas escenas que parecían generadas por ordenador debido a su fluidez y perspectiva pero que sin embargo, y dado los medios disponible en aquellas fechas, era casi todo trazos, dibujos, algo que encumbra más si cabe a esa serie.

Puedes visitar la página oficial de Toei, en su versión inglesa, en la siguiente dirección: https://direccion.online/a0cce

En los créditos se puede apreciar que uno de los mayores implicados en el proyecto es el animador Keisuke Morishita

Armas de Mazinger Z

Recopilamos las armas del robot Mazinger Z, esos superpoderes al uso de nuestro verdadero prota, el robot, siempre en esta serie por encima del hombre.

Rayos Fotónicos

Salen de los ojos del robot, uno por cada ojo, de color amarillo intenso son capaces de abrasar todo lo que tocan.

Aire huracanado

El aliento del robot es capaz de salir a gran velocidad de su mascarilla, prepandémica eso sí, metálica. Convirtiéndose en una poderosa arma ya que además incorpora partículas corrosivas del metal en su flujo huracanado que impregnarán a los robots enemigos corrompiendo sus cuerpos de acero.

Rayo congelante

Una innovación tardía que surgía en los estertores de la serie, se trataba de la expulsión de hidrógeno líquido que congelaba a aquellos enemigos a los que acertaba dar con su rayo.

Fuego de pecho

image 42
Calor de pecho

Mítica arma de Mazinger Z, también conocida por Calor Nuclear, o rayos fotónicos, mediante la cual surgía un gran calor de su pecho hasta alcanzar temperaturas superiores a los 30.000 grados que era capaz de fundir a enemigos con los que se abrazaba en plena lucha.

Bomba de pecho

Dos misiles que aparecían tras una compuerta localizada en la mitad su vientre

Puños fuera

La mejor arma, del mejor robot, menuda idea, tan simple como eficaz y memorable, tras la mítica frase de ¡Puños fuera! los mismos se separaban del antebrazo de nuestro robot favorito para ir autopropulsados hacia el enemigo y golpearle con gran violencia, acto seguido volvían hasta la base del antebrazo para recargarse y poder volver a ser lanzados.

Guantelete de Hierro

Posteriormente los científicos evolucionaron los puños de Mazinger con la incorporación de nuevos y más resistentes materiales para poner el robot a la altura de sus más nuevos rivales.

Arma de molino

Mazinger Z podía hacer girar sus brazos como si se tratasen auténticos ventiladores, una vez alcanzaba la máxima velocidad podía lanzar los puños de una forma todavía más agresiva.

Misiles Perforadores

image 35
Misiles Perforadores de Mazinger Z

Tras lanzar los puños Mazinger Z al grito de «puños fuera» sus brazos quedaban listos para lanzar unos misiles.

Mazinger Z disponía de una serie de misiles perforadores en la parte que quedaba visible del antebrazo, para lanzar estos misiles inclinaba los brazos hacia su posición más paralela al suelo y los lanzaba al aire, los cuales iban guiados hacia el enemigo.

El vuelo de los misiles era en espiral de forma que una vez alcanzaban el objetico podrían perforar como si de una broca se tratase, los misiles se quedaban clavados unos segundos hasta explotar.

Tallantes

En los laterales de cada uno de sus dos puños Mazinger Z disponía de cuchillas retráctiles que podía lanzar hacia sus contrincantes.

Misiles digitales

Unos misiles de carácter experimental que se incorporaron en el último capítulo de esta maravillosa serie.

Personajes de Mazinger Z

Bueno, podríamos del reparto, del doblaje, pero en una serie de dibujos animada doblada al castellano y aquellas épocas donde el frikismo brillaba por su ausencia, aunque quizá Mazinger Z también inició en parte el frikismo, no podemos recordar quien doblaba las voces de cada uno de los personajes sin ir a buscar fichas técnicas.

Aunque total, por aquellos tiempos no existía esa creo que falsa adoración a los dobladores de éxito, y sinceramente con 6,7,8,9 o 10 años de alguna forma nos daba igual, todos hacían su trabajo, los dobladores, de la mejor forma que podían, y esa forma era hoy vista con perspectiva sublime. Pero tanto como para encumbrarla a la calidad de arte para ser mencionada de forma tan técnica como escasamente creativa, como lo son el resto de personajes, la música de entrada, la dirección de la serie, etc. no es de recibo, al menos en este artículo, donde damos valor a la esencia de Mazinger Z.

Tras este rollo sobre las voces dobladas, vayamos al trazo, al dibujo y en especial a sus personajes más destacables:

Mazinger Z

El robot, el bien, la lucha y el poder. Con ciertos matices de macho alfa, sí, pero que en aquellos tiempos no veíamos como negativos, al menos como es lógico, los varones, no se yo si la serie, y sus protagonistas fueron por aquel entonces motivo de pena y tristeza para las féminas, aunque me consta en lo cercano, que no.

Afrodita A

image 45
Afrodita A

Una robota que es, valga la redundancia la feminidad robotizada.

En el robot femenino de Afrodita A tenemos el tacto y la fortaleza desde un punto de vista muy cosificado y es que en los 70, pues era lo que de alguna forma coexistía, sin tanto revuelo como el de ahora, justificado ahora sí, pero que en ocasiones resulta más estridente que eficaz.

Su arma más poderosa eran un par de misiles que salían, y ojo a esto, de sus peños.

Además estos tremendos y letales misiles contaban con la punta rosa, como el que no quiere la cosa, y todo orquestado tras la también mítica frase de su piloto femenino «Pechos fuera».

Aunque poniendo todo en contexto con la época, quizá deberíamos elogiar que por aquel entonces se otorgase a la mujeres ciertos atributos que durante años han sido de otorgación exclusiva a los machos más alfas, como esa letalidad y capacidad de lucha, que sin estar del todo equilibrada con Mazinger Z, le va a la zaga.

Koji Kabuto

image 40
Koji Kabuto

Koji es el valiente Koji, ¿quién no ha querido en aquellos maravillosos años 70 ser como él?

Koji contaba con un pelazo por el que más de uno de aquellos seguidores hoy pagaría una fortuna.

A pesar de ser una serie made in Japan, el prota cuenta con unos rasgos occidentales como el que más, nada de ojos achinados, enormes patillas y no menos grandes cejas, además el mediano de los Kabuto contaba con una atlética decisión en cada uno de sus movimientos encarnando al humano convertido en héroe.

Para subirse a pilotar a Mazinger Z evolución su traje, mimetizándose tras un casco de protección que bien podríamos ver en él esa dualidad supermanizada del hombre tras el héroe.

Y es que parece que en esta sociedad actual vamos escasos de ellos, pues no en vano es inconmesurable a la par que mala a rabiar, la cantidad de super héroes y otros sucedáneos que pueblan las plataformas de streaming.

El Barón Ashler

image 41
Barón Ashler

El Barón Ashler WoW! también conocido com El Barón Ashura.

Se trata de un personaje de ensueño, quien era mitad hombre mitad mujer, dependiendo del perfil mostraba una cara dura aunque más afable que la vista desde el otro lado, donde unos rasgos duros, totalmente sombríos no dejaban lugar a dudas, aunque secuaz, era el malo más malo de la serie.

Si bien, parece que con dicho personaje, su creado busca una especie de ying yang en una misma persona.

Hoy muchos lo verán como un premoderno, un ente no binario mucho antes de que se acuñase ni tan siquiera, tan reciente término.

Que dicho sea de paso, hoy la presencia de estos géneros ocultos en el pasado, resulta casi del todo indispensable en concursos, realities y series de TV de producción actual.

Otros personajes de serie Mazinger Z

Sayaka Yumi, conocida como Yumi a secas, la chica, la piloto de Afrodita A que salvó tantas y tantas veces la espaldas de nuestro máximo protagnistas, el robot de los «roboses», Mazinger Z.

El Dr. Kabuto, honorable, indefenso e inteligente como nadie abuelo de nuestro héroe, el creador del robot más querido del planeta, nuestro querido Mazinger Z.

El Dr. Infierno, o Dr. Hell en muchas traducciones y no traducciones, en definitiva, la encarnación del mal, del diablo, con su blanca y larga barba que recordamos cual llameante fuego, aquellos ojos llenos de furia y poder.

Frases míticas de la serie Mazinger Z

Como no podía ser de otra manera, una seríe mítica acuñó frases míticas, frases que todo chaval repetía en el patio jugando con sus compañeros de clase mientras luchaban y volaban, siempre de forma imaginaria.

Luego, por las tardes, tras los deberes y la merecida merienda, volvía con sus juguetes a pronunciar aquellas frases, veamos pues, las más apreciadas por todos.

¡Mazinger!

El grito de guerra que anunciaba la aventura semanal de nuestros héroes, aquella con la que todos abríamos al máximo nuestas orejas, porque eran simples orejas, no oídos ni tímpanos, orjeas, la serie daba comienzo.

¡Planeador abajo!

La frase que todo seguidor de la serie esperaba, el momento en que Koji Kabuto descendía con su planeador a la zona de control del gran robot Mazinger, a partir de ese momento la lucha tomaba un interés descomunal, intenso y despiadado hasta conseguir batir el mal.

¡Puños fuera!

Otro de los gritos que Koji profería cuando estaba a los mandos de Mazinger Z, era capaz de lanzar a toda velocidad sus puños como si de cohetes se tratase para golpear violentamente a sus enemigos. Recuerdo que en unos reyes me regalaron un robot descomunal, lo recuerdo gigante aunque quizá no llegaría al medio metro, yo tampoco era mucho más alto por aquel entonces, ese Mazinger Z de juguete era capaz de lanzar sus puños como en la serie gracias a un ingenioso sistema de muelles.

¡Pechos fuera!

Este es un grito que no es de Koji, sino de Yumi, y que lo lanzaba a su robot, o robota, como prefieras, Afrodita A, otro de los robots protagonistas, la femenina robot Afrodita A, una frase que hoy probablemente estaría totalmente fuera de lugar, donde una heroína metálica disparaba letales misiles desde sus pechos. Menuda mente la de su creador.

Ámbito socio político de Mazinger Z

En lo geopolítico y económico la serie coincidió con una época convulsa a nivel global, se sucedieron hechos y sus respectivas resacas, aquí no hacía mucho que abandonábamos una dictadura, en lo global nos sumergíamos en una guerra fría con tensiones que hoy en día vuelven entre oriente y occidente.

El eje del mal, los buenos, los malos y el poder global.

En lo que atañe a lo económico y comercial, es destacable que paralelamente al despliegue de Mazinger Z aparecieron las primeras videoconsolas domésticas en el mercado, y al poco los primeros microordenadores personales, y es que los 70 dieron mucho pero que mucho de sí.

Más abajo, en las fuentes citadas, te enlazo un documento de Dolmen Editorial donde tratan estos ámbitos paralelos a la emisión de Mazinger Z de una forma mucho más profusa y experta, por si quieres empaparte de Mazinger Z hasta decir basta.

Fuentes utilizadas

Internet, menuda sorpresa, y sí, esta vez no hemos utilizada tampoco a ChatGPT, y es que no lo hemos utilizado en casi los cerca de 2.000 artículos ya publicados lo que nos hace sentir especialmente orgullosos.

Por supuesto hemos tirado de Wikipedia, y es que… ¿qué seria de nuestro trabajo sin ella?

En esta dirección tienes un interesante documento de la editorial Dolmen que habla más que de la esencia de Mazinger Z, de su entorno económico social por allá los finales de los 70, interesante lectura: https://direccion.online/a0ccc

Algunos de las capítulos de la serie que hemos encontrado para descarga ya que no está o no me ha sido posible encontrarlos en las plataformas de streaming habituales, y por ende el recurso disponible es descargarlos gratis de internet, así que tú mismo, bajo tu cuenta y riesgo y siempre que en tu país esto no sea nada fuera de norma, puedes descargar la serie de Mazinger Z completa desde la dirección: https://direccion.online/a0ccd