Quiero un Steam Deck

Llevo ya un año y medio o dos, justo cuando empezó esto de la pandemia que de alguna forma prescindí de jugar a juegos triple A en consolas.

Me vendí mi PS4 pensando en comprarme una PS5 o una Xbox Series X, pero al final lo que hice es venderme todos y cada uno de los juegos que tenía para PS4, además de la consola, y con lo que saqué por ellos me compré una nueva gráfica.

Se trataba de una RTX 2060, una gráfica que iba a instalar en mi ya anciano PC de escritorio, un i5-6500 con 16 Gb de RAM, y la verdad es que la máquina revivió hasta límites insospechados.

La RTX 2060 aguantaba casi todo a full, y eso que mi monitor era algo superior a 1080p, bueno, era un 1080p pero ultrawide, es decir de 2560 x 1080p a 75 Hz lo que siempre requiere algo más de potencia que el consabido Full HD, pero mi PC con su RTX podía con todo y a una resolución y refresco más que aceptables, al menos para mi punto de vista crítico.

Así que hasta día de hoy no he vuelto a caer en la redes de las consolas, me voy a saltar esta «next gen».

Podrías pensar que tarde o temprano nos va a tocar renovar el PC, eso era lo que pensaba, hasta que se anunció la Steam Deck, y es que a partir de ese momento comencé a valorar la posibilidad de prescindir de tener tanto una consola next gen al uso, entiéndase PS5 o Xbox Series X como un PC con una gráfica RTX serie 3.000.

Sí, quiero abandonar el concepto de consolas next-gen, donde a cada cambio te comes el catálogo que tengas comprado, además de que ocupa un espacio, no como Steam.

También quiero abandonar el concepto PC gaming enfocado a tener una torre con el espacio y mantenimiento que ello conlleva, para jugar no hace falta.

Para trabajar llevo ya un tiempo a full con un portátil para la escritura de artículos, la programación de webs y la vida digital en general, el PC de torre tan sólo lo enciendo cuando quiero y puedo jugar, pero me ocupa espacio y tiempo y la verdad quiero disfrutar de un mayor espacio en mi despacho, en mi escritorio.

Así que creo que quiero un Steam Deck

Cuándo se puede comprar el Steam Deck

Comprar lo que se dice comprar un steam deck ya, lamentablente no se puede.

Se podrá en algún momento del segundo trimestre del año 2022, es decir, que no podrás echarle el guante al Steam Deck como mínimo hasta abril del 2022, y eso si haces reserva previa, porque según Valve y los rumores dicen que ya tiene un montón de reservas en espera, así que la fecha real es todavía bastante incierta.

Quizá eres de ese tipo de usuarios que se autodenomina «early adopter» y quieras tenerlo cuanto antes, yo de ti me trataría, aunque bueno, confieso que yo he padecido esa misma enfermedad por mucho tiempo, décadas, ahora lo de ser conejillo de indias ya no me va y prefiero, siempre que pueda, esperarme a una segunda versión, si bien no creo que los de Valve tengan la suficiente habilidad como para lanzar una nueva steam deck cada poco tiempo, no, no son una empresa dedicada a la venta de hardware como sí que lo son Sony, Nintendo y otros.

Bueno, pues nada, que si quieres adelante, la reserva del steam deck tan sólo te costará 4 euros, sí, sólo 4 euros y además dará igual que elijas el modelo básico con eMMC o cualquiera de los otros dos, todos tienen el mismo valor de reserva, 4 euros.

Obviamente esos 4 euros se descontarán el valor del pedido total, con portes incluidos, cuando se te proceda a cobrar el valor del pedido total.

Diferentes Steam Deck

Preciada consola del deso

Existen tres modelos de steam deck los cuales son idénticos en cuanto al hardware interno a excepción del sistema y la capacidad de almacenamiento de datos, por un lado tenemos la versión más económica con una unidad eMMC de 64 Gb y luego dos versiones superiores con unidades mucho más rápidas en formato NVMe.

Así que en la gama alta, conviven dos modelos de Steam Deck, el de 256 Gb y el de 512 Gb. Siendo además el de 512 el que tiene una pantalla algo así como con sistema anti glossy mejorado. Chorradas.

Por lo demás son idénticas, todas pueden ampliar su almacenamiento interno con económicas tarjetas microSD.

Cualquiera de los modelos de Steam Deck estará bien, seguro, obvio que los juegos cargarán más rápido desde las NVMe, pero hablamos que en lugar de tardar 40 segundos tardarán 22 segundos… y claro, la diferencia de pasta es grande, veamos los precios.

Además debes saber que todas son expandibles en cuanto a su capacidad de almacenamiento, añadiendo tarjetas microSD.

Los precios del Steam Deck

El modelo má barato de steam deck vale 419 euros y tiene una unidad de 64 eMMC, siendo el sistema operativo un Linux, ya podrás tener dos o tres juegos en tu portátil, si le añade una microSD de 256 Gb que te puede costar unos 30 euros, por 450 euros tendrás un equipo con 300 Gb que te da para unos cuantos juegos, así a bote pronto te diré que unos 40.

Para llegar a esos 40 he dividido esos 300 Gb por 8 Gb de media que tendrán los juegos, vale que un CyberPunk ocupa unas 110, sí, pero es que hay muchos pero que muchos indies que no llegan ni al giga, por lo que la media estará ahí.

Con esa cantidad de espacio seguro que no será ni una tercera parte de todo lo que tienes en tu biblioteca de Steam, pero piensa que llevar eso en una portátil es ir sobrado, o acaso ¿tienes más juegos instalados en tu PC?

El siguiente modelo, el que tiene un NVMe de 256 Gb será probablemente el que mejor se venda de todos, ya que en el punto intermedio está el equilibrio, pero bueno son 549 eurazos… y por 100 euros menos tienes 300 Gb vale que no serán igual de rápidos… pero es que te da para comprarte 4 tarjetas microSD de 256 y llevarlo todo ahí, un tera de biblioteca, un tera de consolón.

El modelo de 512 Gb se va hasta los 679 euros, sí… pero me deja igual, si llevase algo más… pero no es el caso, y ya por ese precio casi que te pillas un ordenador portátil con un Ryzen y una buena gráfica.

Mi consejo es que compres el de 419 euros.

El Steam Deck visto por fuera

Aunque desde luego llegamos más tarde que cualquier otro medio especializado en videojuegos, vamos a darle un repaso en detalle a este nuevo engendro de Valve

El frontal del Steam Deck

En el frontal tenemos muchas cosas, si empezamos por lo fácil tenemos la pantalla, que es un panel táctil de 7″ en su diagonal con una resolución de 1280 x 800 píxeles, un refresco de 60 hz y 400 nits de brillo, suficiente para ese tamaño, no nos engañemos pidiendo una 4K para 7″ y 120 Hz… no seamos del club de los desmedidos.

Si conrtinuamos y miramos a la parte inferior de la carcasa del Steam Deck, veremos como tiene dos rejillas a ambos lados para los altavoces, estos están ubicados en un lugar que más o menos quedará libre incluso aunque tengas una auténticas manazas, como las mías, dudo que los llegues a tapar, también si lo prefieres tendrás salida para auriculares en un jack de 3,5 mm.

Luego tenemos el botón de Steam y el de los tres puntos, estos botones servirán por un lado para abrir el acceso rápido de Steam y por el otro para el menú contextual o de objeto.

Luego tenemos una especie de cuadrados, los denominados trackpads, que son paneles táctiles hápticos, es decir que nos servirán para movernos de forma más cómoda por la pantalla en juegos y apps que utilicen normalmente el ratón como elemento principal de control.

Me vienen a la cabeza juegos de aventuras gráficas, juegos de estrategias y otros muchos que pueden sacarle partido a este elemento. Aunque a decir verdad al final no son muchos pues en el Steam Controller que muchos tenemos también tenemos la presencia de estos dos paneles, aunque en esta ocasión son redondos y sinceramente no me han servido para mucho más que para emular el mouse, eso sí, en Windows.

Detalle de las botoneras del Steam Deck

Si vamos al detalle de los mandos analógicos y botoneras de la parte frontal, podemos ver su exquisito acabado, aunque para mi gusto un esquema de colores, a lo Xbox hubiera sido mejor. Si piensas que no lo han hecho por tema de copyright o similar… pues no creo yo, ya que en el steam controller, los botones XYBA no son de color, pero sus letras sí, y casualmente bajo el mismo esquema que el mando de xbox:

X = Azul

Y = Amarillo

B = Rojo

A = Verde

Los sticks analógicos o setas del Steam Deck son, según quien los ha podido probar, de una extrema calidad, y la verdad, cogiendo de nuevo el Steam Controler que compré hace años, noto que por aquel entonces se aprecia calidad por todos los lados, el hardware al que nos tiene acostumbrados Valve suele ser de altos vuelos y no creo que vaya a ser menos en su producto estrella que tanto y tanto hype está levantando, me refiero al que analizo en este artículo, al Steam Deck.

Calidad de controles

Si te fijas en la foto de muestra que ha lanzado Valve sobre su analógico, la verdad es que se ve bien acabado.

Así que la experiencia de juego será buena, aunque también te digo que no la mejor pues el formato del Steam Deck es muy pero que muy parecido al de la Nintendo Switch, joysticks en los lados y una pantalla panorámica en el centro con unas generosas medidas.

Y a eso me refiero, la Switch es una consola que todavía conservo pero a la que tampoco le dedico mucho tiempo, y no por falta de títulos no, si no porque no he encontrado muchos juegos en su catálogo que me capturen realmente.

A veces pienso que eso debe ser por la edad, pero también porque no me resulta especialmente cómoda de mantener durante una larga sesión de juego.

La Switch pesa, y el Steam Deck también, este último se queda en los 669 gramos.

En cuanto a cual será el peso perfecto para una consola portátil, yo lo tengo claro, por debajo de los 250-350 gramos, si pesa más se me hace «pesada», ja, ja.

La parte trasera del Steam Deck

En la vista de la parte trasera del Steam Deck de Valve podemos observar la presencia de mucho elementos, un total de 8 botones para juegos, los dos típicos frontales de cualquier mando L1 L2 y R1 R2, más lo nuevos L3 L4 y R3 R4, unos pulsadores que en principio no tendrá mucho uso pero que le podremos sacar un gran partido.

Detalle de los gatillos

También tenemos dos botones o botoncitos para subir y bajar el volumen, así como el botón de encendido.

Fuera de lo que son lo botones, se observa una salida de ventilación superior, es decir, una rejilla, y una rejilla inferior.

El Steam Deck visto por dentro

El chip diseñado por AMD

Esta portátil de Valve está movida por el sistema operativo SteamOS en su versión 3.0 se trata de un sistema operativo basado en Linux, en la distro conocida como Arch con el entorno de escritorio KDE.

Si bajamos más abajo de su capa de sistema y llegamos hasta sus mismos circuitos veremos que tiene en su interior un hardware bastante solvente.

No es la bomba, no, su hardware podrá mover todos los juego en su pantalla de 7″ sin problemas, ya que la misma no tiene una resolución excesiva.

Eso sí, una vez conectado a un monitor externo o TV mediante el futuro dock que saldrá al mercado también lo podrá hacer en pantallas grandes, aunque quizá no a FullHD.

Y es que no tiene lo último de lo último en su interior pero es que con los números en la mano y para poder tener una excelente experiencia de juego no hace falta contar con una RTX 3080 y un Ryzen 9, no.

Eso de lo último de lo último es para aquellos locos que viven de irrealidades o que literalmente les sobra la pasta o las ganas de endeudarse y estrujar su tarjeta de crédito.

Para pasárselo bien con un videojuego no hacen falta un equipazo que no tiene ni la NASA, jugar a 120 fps y contar con resoluciones de órdago, más aún cuando hablamos de una consola portátil, como es el Steam Deck

En su interior late un APU, es decir un chip que combina en su interior la unidad de proceso central y una unidad gráfica, esta CPU está diseñada por AMD y cuenta con arquitecturas Zen 2 y RDNA 2 acompañado por 16 Gb de RAM del tipo DDR5 en quad channel.

Su CPU es de 4 núcleos y 8 hilos trabajando entre los 2,4 y los 3,5 Ghz, su gráfica cuenta con 8 núcleos RDNA funcionando a 1,6 Ghz de tope

Sobre sus unidades de almacenamiento ya te ha hablado antes, tan sólo recordarte que tienes 3 opciones, una, la más barata mediante las lentas eMMC y luego dos con unidades rápidas NVMe

Todas las Steam Deck pueden ampliar su capacidad de almacenamiento mediante tarjetas microSD, a falta de comunicados oficial se ha rumoreado que soporta UHS-1, lo que equivaldría a un top teórico de 100 Mb por segundo en cuanto a lectura.

Lo que no se sabe es cuál será el tamaño máximo soportado para estas memorias, aunque a buen seguro el mismo será de como mínimo 256 Gb.

Su Wifi es Dual-band, es decir trabaja tanto a 2,4 como a 5Ghz, siendo la idónea esta última para evitar lagueos y lantencias que nos estropeen el juego en red.

Su batería es de 40 Whr lo que nos podrá dar unas sesiones de juego de como máximo 2 horas, 2 horas y media, claro que eso será dependiendo de lo exigente que sea el título, aunque con 669 gramos de peso… 2 horas creo que van a ser demasiadas a menos que tengas los brazos de Dwayne Johnson.

Prestaciones del Steam Deck

Tenemos algunos datos referentes a prestaciones de la consola Steam Deck ejecutando varios juegos, si bien no lo hemos podido probar todavía de primera mano, seguro que lo haremos, porque ya te digo yo que una de estas se viene para casa en cuanto esté en el mercado, momento en el que pondré a la venta mi equipo con la RTX2060.

En Shadow of the Tomb Raider podemos jugar a 30pfs con unos settings a full, que si los afinamos lograremos doblar la experiencia.

Bajo Doom Eternal, los fps suben hasta los 46 fps con todo a tope, sobrepasando los 60 si no somos tan pixel-pretenciosos.

En Dota 2 tendremos 47 a tope y 80 fps retocando cositas.

Con Cyberpunk la cosa ya se lleva al límite ya que si lo dejamos con lo settings al máximo sólo tendremos unos, esta vez sí, injugables 20 fps, que si los seteamos bien se pueden ir a 30 fps, rozando la frontera entre lo jugable y lo no jugable.

Por último están la lógicas dudas de cómo será de potente en su modo de ordenador de escritorio, es decir, conectada a su dock donde pondremos teclado ratón y monitor, pero lamentamos no poder dar respuesta por el momento a esta pregunta que nos pasa por la cabeza a todos los que queremos este bicho.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On