Rendimiento en juegos del M1

El M1 es el procesador de los últimos Macs. A priori parece que tienen un rendimiento fuera de lo normal. Incluso haciéndolos por fin algo competitivos con videojuegos.

Los vamos a probar a fondo con varios juegos y tanto con la propia pantalla retina del portátil como con una pantalla externa ultrawide gaming.

A nivel técnico mencionar que Apple con sus nuevos chip Apple Silicon pasan de utilizar una arquitectura x86 con procesadores Intel, a una arquitectura ARM. Son procesadores diseñados por la propia Apple y fabricados por TSM (Taiwan SemiConductors)

Este cambio ha sorprendido a todos, pues pocos pensábamos el gran rendimiento que han demostrado. Es a todas luces impresionante, a la altura de los procesadores de Intel y AMD más modernos y capaces.

Además del poder de cálculo de la CPU, también destaca el poder gráfico que atesoran estos nuevos Macs. Con su tarjeta integrada en el propio chip M1lLlegan a ofrecer hasta 8 núcleos en su GPU. Ahora permitirán a cualquier Mac con M1 ser usado como un equipo gaming. Aunque con un rendimiento por debajo de por ejemplo una gráfica RTX 2060.

Algo que debemos tener en cuenta antes de leer los resultados, es que la gran mayoría de los juegos que vamos a probar, corren bajo la emulación Rosetta 2. Esta capa de emulación, queramos o no, le resta potencia.

Inclusive algunos juegos de Mac utilizan internamente la emulación de Windows que otorga «Vine». Lo hacen de forma transparente, por lo que el M1 estará lidiando con doble emulación.

Mac escogido para la prueba

Hemos elegido un portátil MacBook Air equipado con el chip M1 con 8 núcleos de CPU y 8 núcleos de GPU. Mac al que añadimos un mando 8BitDo de doble stick analógico como el que probamos anteriormente en tiroriro.

El modelo concreto es el MacBook Air M1 de 512 Gb de SSD con 8 Gb de RAM.

Os recuerdo que esta versión de 512 Gb de SSD es la que ya lleva liberado ese octavo núcleo de CPU. Apple, en el modelo de entrada del Air lanzado a finales de 2020, el de 256 Gb, desactiva el 8 núcleo. No sabemos el motivo para hacer semejante cosa, pero lo dicho, este tiene los 8 núcleos de la gráfica activos.

Al contar con todos los núcleos liberados, dará unos resultados casi idénticos en los MacBook Pro de 13″ con M1 y en los Mac Mini con M1.

En determinados momentos puede rendir algo menos que estos por thermal throtling, ya que los Air no tienen ventilación activa, no disponen de ventiladores. Y para refrescarse bajan un poco la velocidad de cálculo a partir de ciertos grados.

Lo que también no debo dejarme en el tintero don los siguientes puntos:

  • Jugando, apenas se calienta, a lo sumo 39 grados
  • Recuerda que los nuevos MacBook Air tiene refrigeración pasiva
  • El consumo energético jugando aumenta pero es capaz de darte más de 6 horas de juego con batería sin problema.
  • Da igual si está conectado al transformador o no, rinde igual
  • La resolución nativa de la pantalla es de 2560 x 1600 píxeles
  • El sonido es de lo mejorcito en portátiles
  • Utilizamos un mando bluetooth 8bitDo
  • Steam no es nativo para procesadores M1
  • Los juegos de Steam no son nativos para chip M1

Luego, también señalo un bug, por si alguien de Valve nos lee, está muy feo pero… Es el referente a que tras instalar y probar juegos he comprobado que Steam en mac no desinstala bien los juegos. Se deja el icono que automáticamente queda creado en el Launchpad.

No se si este pequeño fallo es culpa del sistema operativo macOS BigSur o de los modelos con chip Apple Silicon M1

Rendimiento de juegos nativos M1

Por el momento son pocos los videojuegos buenos que están ya preparados de forma nativa para sacar el potencial del chip Apple Silicon.

Podemos recurrir a la Apple Store, o suscribirnos a Apple Arcade si queremos tirar el dinero, para ver que tal rinden estos videojuegos en el M1.

Veamos algunos de ellos, aunque no muchos porque la oferta de juegos nativos en la App Store es escasa, y Arcade ejem… no vale nada. Sobretodo si lo comparamos con lo que más adelante nos encontraremos Steam.

Rendimiento de Oceanhorn 2 en M1

Rendimiento de Oceanhorn 2 en M1

Un juego que inicialmente se creó para iPad, aunque luego vimos una muy buena adaptación a Windows.

Se trata de un juego que copia estilo y mecánicas de los Zelda tridimensionales de una forma más que descarada. En esta nueva versión abandona un poco, tan sólo un poco, su estilo más infantil, para presentarnos un videojuego algo más adulto en su aspecto estético. Otra vez, más o menos como hizo link en su última aparición en las consolas Game Cube y en la Wii.

El rendimiento y los gráficos son destacables en este M1 aunque su componente cartoon quizá no se atreva a poner al límite esta nueva arquitectura de los M1.

Es uno de los juegos que incluye Apple Arcade, y uno de los pocos por los que merece la mena pagar la suscripción a Arcade.

Rendimiento de Asphalt 9 en M1

Rendimiento de Asphalt 9 en M1

Este juego, rinde de forma totalmente penosa en el M1, y eso que se creó sobre arquitecturas ARM

Tarda más de lo esperado en iniciarse, unos 11 segundos hasta la pantalla de carga y unos 16 hasta la música inicial

No se autoajusta a la resolución que tienes en el monitor, de intentarlo hacerlo manualmente la ganancia en cuanto a calidad es muy escasa. Asphalt 9 en M1 siempre se ve con mucho diente de sierra, aunque actives el alisado de bordes.

Por si fuera poco de vez en cuando laguea. Así no Gameloft, así no. Desinstalando en 3 2 1…

Rendimiento de juegos con Steam

Steam, es la plataforma por excelencia de videojuegos para Windows, aunque también tiene versión para Mac.

Sin embargo no son muchos los juegos que están para la plataforma de Mac mientras si que lo están para Windows.

El DiRT Rally en el M1

Jugamos a este juego de coches de rally en la resolución nativa máxima del propio monitor del portátil. A 2560 x 1600 píxeles en un formato 16:10

No se trata de un juego especialmente exigente con la gráfica, o eso o es que está optimizado, pues en muchos equipos rinde de lujo.

Los tiempos de carga de DiRT Rally en el M1 son excelentes. Un tramo de nieve, como el de Montecarlo, lo carga en unos 5-6 segundos, cosa que en el PC con Windows y SSD no NVMe tarda bastante más.

El juego luce espectacular y tenemos un rendimiento de 60 fps estable e inamovibles como una roca.

Vamos a subir el listón probándolo con un monitor externo en formato ultrapanorámico conectado y ahora a resolución de 3440 x 1440 píxeles…. pero upsss! no nos lo permite el lanzador del juego ya que tan sólo muestra como máximo 2560 x 1440 píxeles. Tendremos que conformarnos.

Una vez en juego, el rendimiento vuelve a ser excelente, aunque algo inferior, tenemos 50 fps sin bajones.

El lanzador no permite 3440 x 1440 píxeles

El Grid Autosport en el M1

Vamos ahora con este otro juego de Codemasters, Grid Autosport. Podríamos esperarnos no lo mismo, pero no, en este juego se compite contra otros coches, modelos diferentes, y por tanto objetos 3D diferentes que mover.

La carga del juego es impresionantemente rápida, al igual que la carga de cada carrera. En este aspecto de momento el MacBook Air M1 para juegos sigue dando la talla.

En resoluciones nativas, de 2560 x 1600 obtenemos un rendimiento de entre 34 y 43 fps. Siendo 34 cuando hay más de 10 coches simultáneamente en la pantalla. En juegos de coches esos 34 fps se quedan algo cortos.

Si probamos a bajar la resolución a 1440 x 900 píxeles obtenemos entre 43 y 47 fps, por lo que creemos que hay algo que está fallando.

A 1440 x 900 pixeles Grid Autsport es perfectamente jugable y no se aprecia un bajón significativo ni cualitativo ni a nivel de rendimiento con respecto al DiRT Rally.

DiRT 4 en el Mac con M1

Otro juego más de Codemasters, se nota que el género nos atrae ¿eh?

Los tiempo de carga de las etapas aquí no brillan, son más largos de lo visto en otras plataformas equipadas con SSD. Rondan los 30 segundos en cada carga.

Jugando con el monitor externo a DiRT 4, nos permite la resolución 3440 x 1440 píxeles. Si bien nos la marca con una proporción extraña de 43:18, cuando es 21:9, aunque viene a ser lo mismo.

El juego se ve nítido, pero no alcanza las tasas de FPS mínimas para un juego de este tipo, oscila entre las 33 y las 37 fps. Lo ideal es acercarse a las 60 para tener verdadera sensación de velocidad.

Tenemos que bajar hasta los 2560 x 1080, manteniendo el formato 21:9 para poder disfrutar del juego. Pero eso será, más o menos, ya que se queda subiendo y bajando entre 46 y 50 fps. No obstante en esta resolución el DiRT 4 es ya perfectamente jugable.

Mad Max en Mac con Apple Silicon M1

Vamos ahora con este otro juego de conducción, pero no competitiva, pues se trata de un mundo abierto. Nos moveremos en coche por el desierto, evocando la película bajo el mismo nombre. MadMax, película, todo hay que decirlo donde sale una de mis actrices favoritas, Charlize Theron.

Los tiempos de carga son algo mayores que otros juegos, pero pasables, cargamos las partidas en unos 11 segundos.

A 2560 x 1560 el juego no va, se mueve a unos torpes e insuficientes 22 fps. Realmente no es jugable ni haciendo un esfuerzo.

Vamos a bajar la resolución hasta los 1680 x 1050, a ver si con ese recorte de casi 1000 píxeles de ancho podemos elevar esos 22 fps. Efectivamente el MacBook Air es capaz entonces de mostrar unos 34 fps. Pero lo hará con caídas puntuales hasta los 29 fps con lo que se nos hace también injugable.

Seguimos bajando la calidad esta vez por unos bastante escasos 1024 x 768 píxeles y entonces conseguimos ya sobrepasar los 40 fps, llegando puntualmente hasta los 47 fps.

Desde luego este Mad Max parece atragantársele un poco al M1.

Bioshock Remastered en Mac con M1

La primera parte de esta saga es sin lugar a dudas uno de mis juegos favoritos, algo antiguo sí. En esta ocasión se trata de una versión resmasterizada y por tanto con unos buenos gráficos.

Los tiempos de carga de las partidas en el M1 se van más allá de los 40 segundos. Al menos en la escena del Pabellón Médico, una cifra no habitual por el rápido almacenamiento del que disfruta este MacBook Air.

A 1680 x 1050 píxeles vamos a poder jugar a unos 60 fps aunque no serán del todo mantenidos, casi siempre estaremos por encima de los 57 fps.

Dentro del juego podemos variar algunos parámetros, cosa que en la mayoría de los juegos probados no se puede. Así vemos que se encuentra activado un filtrado anisotrópico de 16x, y vSync activado.

El problema que hemos experimentado con BioShock es que no reconoce bien el mando y los controles fallan haciéndolo injugable.

Al intentar hacerlo funcionar con el touchpad del equipo, tampoco hemos podido.

Bioshock 2 resmatered en Mac con M1

La segunda parte de BioShock también la hemos probado en los nuevos mac con procesador M1,

a diferencia de la primera parte, nos han funcionado los controles tanto gamepad como touchpad y ratón a la perfección.

La carga de la partida la realiza en escasos 11 segundo, justo en la fase de «Expreso Atlántico»

Rapture es un entorno que se disfruta muy especialmente a 2560 x 1600 píxeles de resolución y 60 fps sin bajadas de frame rate en ningún momento, para esta excelente segunda parte.

He comprobado que a menor resolución 1440 x 900 rinde los mismos FPS por lo que debe estar limitado por software.

Al conectarlo a monitor externo con resolución WQHD este juego si que nos permite seleccionarla.

A dicha resolución ultrawide de 3440 x 1440 píxeles el MacBook Air nos ha rendido a unos muy respetable 46-50 fps aunque entonces a BioShock 2 se le nota algo de lag, sigue siendo jugable pero ya le vemos los límites.

Alien: Isolation en Mac con M1

Injugable en los M1, cosa que no entiendo visto el rendimiento de juegos del estilo FPS similares.

A 1650 x 1080 píxeles Alien Isolation en el MacBook Air con chip M1 rinde a unos deplorables 8 fps. Cuando es un juego que en un equipo Windows con una antigua GTX960 de por allá un lejano 2015, ya rinde sobradamente bien.

Tomb Raider en el M1

El reboot de esta famosa saga que llegó para quedarse y que cuenta con una Lara Croft, más dramática y mucho menos voluptuosa que antaño. Es por derecho propio, uno de los mejores juegos de los últimos diez años.

Con un monitor externo conectado y bajo resoluciones de 3440 x 1440 píxeles tenemos entre 47 y 50 fps, siendo el juego perfectamente jugable.

Obviamente jugando con la propia pantalla del MacBook Air, en su resolución nativa mantendremos un rendimiento similar

Rise of the Tomb Raider en el M1

Seguimos con Lara, en la segunda parte de esta trilogía, al menos hasta el momento, nos lleva a otros escenarios

La carga gráfica de esta segunda parte es desde luego mayor que la primera y eso lo notaremos en el rendimiento en FPS respecto al modelo anterior. Claramente inferior.

Probamos a 3440 x 1440 píxeles y en la prueba cinemática que tiene, por la que se ven varias escenas del juego, muchas de ellas con efectos climáticos, como nieve, lluvia, vapores, el juego rinde entre los 27 y los 30 fps con algunos glitches puntuales.

Si bajamos los requerimientos a «Muy baja» el sistema sigue rindiendo de forma deficiente incrementando un triste fps.

A la mitad de la resolución anterior, justo con 1720 x 720 píxeles, y manteniendo de esa forma la proporción del monitor ultrawide de 21:9 el rendimiento sigue más o menos igual. Estancado en los 30 fps, eso sí esta vez sin bajón alguno.

No es un placer jugar a Rise of the Tomb Rider en un mac equipado con M1

Conclusión sobre jugar con el M1

El rendimiento sorprende, por varios motivos: por ser un Mac, un Mac básico, el más económico. Por ser por el momento una emulación, y por la gran carga gráfica que representa la pantalla retina con su alta resolución.

Para los casuals, pues rendirán de forma más que suficiente.

Para los gamers experimentados ahora se quedará algo corto, no mucho en rendimiento, pero si en su catálogo. Quizá el rendimiento, con juegos nativos, cuando existan más, se pondrá a la altura de los equipos gaming modernos.

Quizá esto sea tan sólo un anticipo y en el futuro tengamos procesadores M1X, o M2. Procesadores que doblen el número de núcleos de la GPU y se pongan a la altura de las RTX serie 3000. Yo pongo la mano en el juego.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro