Requisitos mínimos de PC en 2020

Los requisitos mínimos de un ordenador son aquellas características técnicas que debes exigirle a un ordenador para que cumpla con su función de la forma más adecuada.

Me refiero a datos técnicos como el tipo de procesador, el número de núcleos de su procesador, la cantidad de memoria RAM y la capacidad de almacenamiento.

Está claro que a mayor potencia, tanto en su procesador como en su gráfica y su cantidad de memoria los requisitos serán holgadamente suficientes.

Pero pretender comprar el ordenador PC con los requisitos máximos disponibles en cada momento para que no se te quede corto es tirar el dinero, las diferencias pueden ser del doble o triple de precio, si no más, además de que la inmensa mayoría de nosotros no va a necesitar un ordenador muy potente del mundo para casi ninguna tarea.

Los ordenadores de hoy en día cumplen con los requisitos mínimos de los usuarios en casi todas las ocasiones, eso sí, con ciertas excepciones que vamos a descubrirte en este artículo.

E incluso en ocasiones no nos hará falta comprar un ordenador nuevo, pudiendo recurrir al mercado de segunda mano donde podemos encontrar ofertas más que interesantes que se ajustan a nuestro bolsillo y que pueden ser más que suficiente en cuanto a los requisitos mínimos de un PC.

Deberás conocer

¿Qué potencia tiene que tener mi PC?

Pues depende, ya que la potencia o rendimiento que necesitamos será propia de cada uno, es decir, a unos les bastará con poco y otros necesitarán o crearán que necesitan una potencia de proceso descomunal.

Si bien en la práctica, a nivel de rendimiento en PC esto dependerá mucho de dos factores, por un lado si vamos a utilizar el ordenador para jugar o no, y por el otro si vamos a realizar gráficos en 3D o producción de vídeo, para el resto, no precisará grandes equipos, ya que en definitiva lo que van a hacer es navegar por la red y atender a nuestras redes sociales. Con alguna sesión de juego ocasional, para las que o bien podrán utilizar sistemas de juego en streaming o juegos con menos requisitos.

Estamos ante un panorama que como mínimo se nos muestra incierto ya que tenemos muchos factores a evaluar y que atañen a los diferentes componentes que conforman un ordenador y que de alguna forma determinarán si el rendimiento de un PC es bueno para nosotros o no.

Por esta razón planteo este breve artículo, de forma que puedas saber en que fijarte y sobretodo cual puede ser la prueba de rendimiento definitiva para que te decidas a comprar un u otro ordenador sin que este te venga excesivamente grande en potencia, y precio por supuesto, o que se te quede corto a las primeras de cambio.

Descubre con nosotros cuál es la mejor prueba de rendimiento de PCs de la actualidad.

¿Qué hardware mínimo debe llevar un ordenador para tener buen rendimiento?

Requisitos mínimos de un PC en 2020 procesador

Requisitos mínimos de un PC en 2020 procesador

Pues esto dependerá sobretodo del tipo de ordenador que necesites, ya que posiblemente estés buscando un ordenador para casa, de escritorio o un portátil para poderlo mover de una habitación a otra, o incluso para llevártelo a casa de compañeros del instituto para hacer trabajos, o si ya trabajas para poderlo lleva a tu lugar de trabajo.

Los ordenadores de escritorio, también denominados sobremesa, suelen rendir mucho más que los portátiles en las pruebas de rendimiento y por tanto en general, ojo esto es así sólo cuando enfrentamos dos ordenadores en una misma gama de precio, si comparamos un portátil de gaming caro con un ordenador barato de sobremesa siempre ganará el portátil, pero claro, también costará tres veces más.

Además los ordenadores en formato torre tienen una clara ventaja sobre los ordenadores portátiles, esto es la posibilidad de ser ampliados en mayor medida que los ordenadores portátiles, es decir, en los PCs de torre podremos ampliar su memoria RAM, incrementar la capacidad de su disco duro sustituyéndolo por otro de mayor capacidad y rendimiento, cosa que no todos los ordenadores portátiles permiten ampliar, pero además en los sobremesa podremos cambiar la CPU por una más potente, siempre y cuando sea del mismo «formato» o «socket», o si lo que quieres es mejorar su rendimiento en juegos, instalarle una potente tarjeta gráfica para poder jugar a juegos de última generación, en un ordenador portátil esto no será posible.

También variarán las necesidades mínimas de hardware atendiendo al tipo de ordenador que elijas, es decir, si este es un PC con Windows o un Mac, en la actualidad los Windows 10 suelen resultar bastante más eficaces en niveles de rendimiento comparándolos con los Mac con un hardware similar, sí, ultimamente se han cambiado algo las tornas.

Volviendo a ese hardware mínimo necesario y tras haber desgranado un poco los diferentes tipos de PC vamos a ver cuál es el mínimo hardware exigible en este año 2020 para cada uno de ellos.

Requisitos mínimos ordenadores portátiles Windows

Los requisitos mínimos que deberás exigir en 2020 para un ordenador portátil con Windows es una CPU del tipo Intel Celeron 4100, que es un procesador con cuatro núcleos físicos, aunque en breve con los nuevos Ryzen para portátil supongo que recomendaré AMD pues rinden más.

Está claro que si tu presupuesto te permite un procesador i5 o un i7, pues mejor que mejor, pero si vas a pagar un gran sobreprecio y no vas a hacer tareas complejas en el PC como edición de vídeo o diseño 3D, con el comentado 4100 te será suficiente, aunque quizá en breve tendremos ya los Celeron 5000, aunque creo que las mejoras prestacionales van a ser escasas en relación al 4100.

El procesador acompañado por 8Gb de memoria RAM y un disco duro SSD de 256 Gb.

En cuanto a su pantalla, que esta sea con resolución FullHD, no HD a secas, tampoco te recomiendo una mayor resolución pues lastraría la durabilidad de la batería y el rendimiento del sistema, en relación a su tamaño de pantalla, lo óptimo para mi serían 13″ ya que combinan de forma magistral el compromiso entre portabilidad y tamaño de pantalla.

Olvídate de portátiles con pantallas de 10 y 11″ son a todas luces excesivamente pequeños para un uso continuado de más de una hora, acabarás con la vista cansada y la espalda cargada.

Es conveniente que puedas asegurarte que posteriormente se puede reemplazar el disco SSD por otro, así, pasado unos años podremos adquirir uno de mayor tamaño a un precio mínimo, pues constantemente bajan de precio, hoy por ejemplo tenemos discos SSD de casi 1Tb de tamaño, concretamente de 960 gb por poco más de 150 euros cuando tan sólo un año estas capacidades se pagaban por encima de los 500 euros.

Si además tu portátil permite ampliar la memoria RAM mejor que mejor, aunque no son muchos los que disfrutan de esta peculiaridad, por este motivo te he señalado que lo mínimo son 8Gb ya que con 4Gb si abusas mucho de la multitarea, navegas con muchas pestañas del navegador abiertas o diferentes aplicaciones.

En cuanto a si lo compras con una tarjeta gráfica dedicada o no, que tiras con la integrada, pues depende de si vas a jugar, aunque realmente soy de los que piensa que si existe mucha diferencia de precio mejor una consola que una gráfica integrada, ya que esta hará que la batería dure mucho menos pues tienen mucho consumo, que el portátil se caliente más y que acabe sufriendo notablemente más que si no la tuviese. En el caso de que no puedas pasar de tener gráfica dedicada mejor una Intel.

Hay buenas ofertas en ordenadores chinos, como los Chuwi, que a día de hoy son mucho mejores en cuanto a relación calidad/precio que ordenadores de marcas mucho más reconocidas en nuestro país, como puede ser Lenovo, HP, Asus, que todavía.

Requisitos mínimos ordenadores de sobremesa Windows

El precio de un sobremesa siempre es inferior al de un portátil, además son ordenadores que podrás ampliar más adelante, y que raramente se te van a quedar cortos en menos de 5-8 años.

Así que en los PCs de escritorio podemos no ser tan críticos con la memoria RAM y la capacidad de disco duro y ampliarla más adelante. En lo que si que deberemos asegurarnos es en la elección del procesador ya que el cambio de procesador posterior no siempre es posible sin tener que cambiar todo el equipo, además de que es algo complejo y posiblemente deberíamos llevarlo a un técnico. Eso sin tener en cuenta que a veces en los nuevos procesadores que puedan salir al mercado o en las memorias cambian las arquitecturas internas y los conectores de la placa por lo que al final esta ampliación puede resultarte casi tan cara como adquirir un ordenador completamente nuevo.

Así que deberemos elegir entre un ordenador con procesador Intel o procesador AMD, en la actualidad, yo me quedaría con un procesador AMD para un equipo de escritorio ya que tienen mejores requisitos, son algo más económicos, no mucho, pero si que son más potentes, dependiendo del modelo, puedes llegar a obtener hasta un 15% más de potencia y un descuento de 20-50 euros sobre el procesador más o menos equivalente de la competencia, de Intel.

El que me ha impresionado gratamente en cuanto al reparto entre rendimiento y precio es, sin lugar a dudas, el AMD Ryzen 5 3600, no es barato pero ya tiene un precio bastante accesible y cuenta con 6 nucleos físicos y 12 virtuales.

En todo caso, para un sobremesa no optaría por un procesador de dos núcleos físicos, siempre optaría por uno de cuatro núcleos como mínimos, si este tiene sistema de núcleos virtuales, pues mejor que mejor, así se doblará el número de núcleos, pero tampoco es algo indispensable.

En cuanto a la memoria RAM, mínimo 8Gb de RAM DDR4 pues aquí dependerá un poco de la placa base que elijas, si esta tiene 4 slots mejor, ya que podrías comenzar con 8Gb divididos en dos módulos de 4Gb, esto de dividir los 8Gb en dos módulos hará que aproveches una prestación del procesador que permite acceder a la memoria por doble canal, incrementando el rendimiento de acceso a memoria. En el futuro deberás ampliar a 16Gb, y los dos slots restantes los podrás utilizar para eso. En cambio si sólo tienes 2 slots y el presupuesto para 8Gb. optaría por un único módulo de 8Gb, de forma que más adelante adquieras otro de 8Gb. para poder tener los 16Gb.

Hasta el próximo año no van a existir las memorias RAM DDR5, además de que las placas bases actuales no las soportan, así que DDR4 es suficiente.

El disco duro, desde luego, deberá ser un SSD sólido, no hace falta que te compres el más rápido, cualquiera de los SSD de marca reconocida que existan en el mercado te bastará, eso sí, la capacidad, que sea de 480 Gb. o más, por unos 50 euros los encontrarás, hoy en día merece la pena ya que menor capacidad hará que no puedas instalar juegos, ya que estos ocupan bastante espacio.

Hablando de juegos, si vas a jugar o no con tu PC de escritorio es algo que deberías plantearte ya que si no vas a jugar puedes optar por la tarjeta integrada que tienen algunos procesadores, el AMD comentado no, o por una tarjeta básica que no sobrepase los 80 euros. La tarjeta, a diferencia del procesador de marca AMD, prefiero que la tarjeta gráfica sea una Nvidia, una GT1030 con 2Gb DDR5 debería ser suficiente.

Si vas a jugar, pues entonces prepara la cartera, las gráficas potentes son caras, en todo caso optaría por una GTX1660 de 6Gb que rinden perfectamente en 1080p.

El monitor, pues a partir de 24″ me contentaría, eso sí, que fuese FullHD, y me olvidaría por completo de un monitor 4K requeriría una tarjeta gráfica mucho más potente y eso no es el objetivo de este artículo donde hablamos de requisitos mínimos de un PC. Yo me olvidaría de monitores de 100 o 100 y pico Hz. o de tasas de refresco por debajo de los 6 ms, ya que eso no serían requisitos mínimos si no requisitos para usuarios muy exigentes.

Foto de cabecera: Max DeRoin