Restaurante VinoMio: Barcelona

Restaurante VinoMio: Barcelona
4.5 (90%) 2 votos

El restaurante VinoMio en el barcelonés barrio de Horta, juega con su nombre, ya que tanto puede ser un este “Vino mío” o también puede ser un “Binomio”… en todo caso cosa de dos.

Está ubicado en Barcelona, en el barrio de Horta, el VinoMio es lo que viene a ser un restaurante de barrio, frecuentado sobretodo por gente que o bien vive o trabaja en el barrio.

Dicho restaurante cuenta con dos plantas y dos comedores pequeños, el de la planta de abajo es un comedor poco luminoso pero bien decorado, a un lado queda una larga barra de bar donde también hay taburetes, en total creo que dispone de unas 6 mesas para cuatro personas. Si subes a la planta superior serás recibido por una mucha mayor luminosidad, y allí podrás contar con unas 10 mesas más.

El restaurante VinoMio te ofrece un excelente menú que en el mes mayo de 2018 cuesta 10.95 euros, con copa de vino, agua, cerveza o refresco  incluído, pero como es casi siempre de costumbre, sin incluir el café.

Debido a su contenido precio, acorde con otros restaurantes del mismo barrio y sobretodo debido al excelente sabor de los mismos ,es un restaurante que casi siempre está lleno, así que o mejor reservas o vas a primerísima hora, no mucho más tarde de las 13:00H o te quedarás sin poder comer en él.

El local del restaurante VinoMio en sí no tiene nada a destacar, es decir nada que señalar, su decoración es si más no correcta, y se trata de un local estrecho y largo.

El servicio en cambio, al igual que su cocina es mas que destacable, un servicio muy atento y capaz de hacerte sentir muy cómodo en dicho restaurante, además es un servicio cualificado y es muy rápido, aunque dependiendo del momento, cuando sobre las 14:00 se llena, te pueden tardar entre plato y plato alrededor de 10 minutos, nada exagerado pero si algo mejorable, pero vaya, por poner algo.

La cocina destaca también desde la óptica de lo que estamos pagando pues por el precio que pagas por el menú sinceramente no recuerdo haber comido otro menú inferior a 12 euros mejor.

Vamos a desgranar un poco que podemos encontrarnos en el menú del Restaurant VinoMio.

Como primeros te ofrecen unas cuatro o cinco opciones a lo sumo, en nuestro caso, hemos probado tanto platos sencillos como las ensaladas, y cremas, como la crema de calabacín con jamón, los macarrones a la boloñesa, y algún plato más elaborado, como un par de risottos (arroz al estilo italiano) como el de la foto que hemos degustado, concretamente uno de los risottos era con salsa de “ceps” y el otro con trozos de calabaza y queso de cabra. Ambos buenos y contundentes pues el queso fundido combinado con crema de leche y arroz aún no siendo una ración especialmente grande cae a plomo en nuestros estómagos, con esto no quiero decir que me sentó mal, ni mucho menos, tan sólo que aunque pueda parecer algo escaso en cuanto a cantidad, la realidad es que es capaz de saciar a prácticamente cualquier comensal, por muy voraz que este sea.

Es en los segundos platos, donde te conquistan en el VinoMío y es que sobre todos los platos que he probado destaco el que ellos denominan el “Pescado del día”, un plato que varía cada día y para saber de que tipo de pescado se trata deberás preguntarle al camarero, momento en que este te lo cantará de viva de voz.

Entre los diferentes pescados del día que hemos tenido a bien degustar en los sucesivos días que hemos estado en el restaurante VinoMío contarte que hemos podido catar unos excelentes bacalaos, merluzas y un estupando plato de atún.

El espectacular bacalao a la andaluza de la foto que encabeza este artículo, se trata de un bacalao al horno con gratinado de alioli que reposa sobre una base de col y patata que viene a ser una especie de “trinxant de la Cerdanya”, y que decir que estaba tremendo.

En otra de las fotos podrás también apreciar el plato de dados de atún a la crema de las finas hierbas, un plato que me resultó riquísimo, excelente sabor y excelente colocación en el plato.

Dejando ya los pescados otro de los platos que probamos fueron los huevos rotos con patatera picante, y es que las patatas colocadas bajo los huevo se asemejaban mucho en sabor a una de las mejores bravas que he probado, y precisamente de un local a escasos dos kilómetros de este restaurante, me refiero a las bravas de “La esquinica“, de la que tenemos un artículo de hace ya bastante tiempo.

Hace poco también probé las “galtas” o carrilleras de cerdo al horno con su jugo y que decir que estaban tiernísimas y jugosas, además también estaban acompañadas de unas ricas patatas al horno.

Toma nota:

Carrer del Tajo, 19, 08031 Barcelona

Teléfono: 931 64 94 49

>Enlace a Google Maps<