Consola arcade retro

Consola arcade retro

En la última BGW, cuyas siglas identifican a la feria de videojuegos denominada Barcelona Games World, tuve la suerte de encontrar entre la gran multitud de stands que habitaban en la zona “retro” una consola arcade retro que me resultó del todo ideal.

Hablo de una consola “ideal” por su reducido tamaño, ya que como muchos de vosotros, mis lectores, no ando ni mucho menos sobrado de espacio en casa y me es del todo imposible colocar, como a mi me gustaría, un armario arcade de un tamaño estándar, es decir de esos que son casi o más altos que una persona, así que mi objetivo era dar con una consola retro con formato de bartop que pudiese colocar al lado de mi monitor en mi mesa de trabajo.

Así que una vez dentro de esa feria con mi acreditación de prensa en ristre y andando de stand a stand, observando, preguntado, mi sorpresa fue enorme al mirar en una dirección y ver allí, a lo lejos, una bartop que me llamó poderosamente la atención, esa consola arcade era lo más parecido a aquella consola retro con la que había soñado y ensoñado tantas veces, sus formas me resultaban en la distancia totalmente icónicas.

Me dirijí hacia ella y sí, estaba allí, reluciente y con el juego arcade de aviones 1942 en pantalla, esperado lista para ser jugada y disfrutada. Blandí el botón de 1 player y surqué los cielos en una vista aérea bidimensional buscando enemigos que derrotar. Así fuertemente su joystick direccional de pera entre los dedos de mi mano izquierda y lo roté en un rápido giro de muñeca de 360º y clic clic clic clic… ¡menudo tacto! pero los hordas de enemigos de aviones se aproximaban y debé salir rápidamente de dicho deleite, así que hundí uno tras otro todos los botones de la consola con los dedos de mi mano derecha hasta dar con el ansiado botón de fuego y… nuevamente ¡que tacto!

Mi experiencia con aquella consola de elegantes acabados fue como mínimo mágica, cada pulsación, cada movimiento, me retrotraían a mis tiempos “mozos” donde me pasaba gran parte de mi tiempo libre, y no tan libre, enfrascado con amigos ante la última arcade que habían traído al bar del barrio.

¿Quieres conocer más sobre esta consola retro tan bonita? Sigue leyendo.

(más…)

Leer más

Máquinas arcade multijuegos

¿Quién de vosotros? de esos que ya pasáis holgadamente de los 30, por no decir de los 40 ¿no ha soñado alguna vez con imágenes oníricas compuestas por las máquinas de marcianitos que antaño pululaban por los bares cercanos a tu colegio?

Hacerse hoy con uno de estos dispositivos de máquinas arcade en Amazon es posible, pero amigo, en el futuro no será nada fácil, así que si estás pensando hacerte con una de estas magníficas máquinas arcade multijuegos, no esperes.

Si tu pareja es uno de esos viciadillos de los videojuegos de 30 a 40 años aprovecha ahora para regalársela para el Black Friday o comprarla durante el Black Friday para después regalársela en navidades. Ser previsor siempre es más barato.

¿En que me baso para decir esto? pues bien, quieras o no estos productos son de difícil defensa en cuanto a lo que se refiere sobre derechos de propiedad intelectual ya que muchos productos te vienen con “mil juegos gratis” juegos que realmente tienen un copyright, aunque antiguo, probablemente todavía en vigor y desde luego, los fabricantes no pagan los correspondientes derechos de copia y distribución de los mismos. De hacerlo, estos productos probablemente se deberían de vender por 10 veces más de lo que valen en la actualidad.

Piensa también que otras plataformas de máquinas emuladoras de consolas antiguas están ya llamadas a la extinción, no lo que son el hardware en sí, pero si la facilidad para conseguir determinadas ROMs para dichas máquinas. Páginas webs emblemáticas como emuparadise han chapado debido a las fuertes presiones de los fabricantes y las distribuidoras de videojuegos, cada día resultará más y más difícil conseguir determinadas ROMs.

Así que… espabila player one!

(más…)

Leer más

Construir una consola de emulación

Seguro que si eres de aquellos que suspiran por una Nintendo Classic Mini o una Super Nintendo Mini, más de una vez habrás jugado con emuladores de consolas antiguas.

Y si bien esas “nuevas” consolas, reproducciones fieles y originales de la propia casa Nintendo hay que comprarlas para incorporar sí o sí en tu colección de consolas…

La verdad es que no son videoconsolas tan prácticas como nos imaginábamos días antes de comprarlas. Me explico a continuación.

El pequeño gran fallo de estas consolas es su anacronismo, ahora cuando juegas a ellas aunque te proporcionen grandes dosis de diversión esos 8 bits nos darán un sabor un tanto a antiguallas y al final lo que prevalece para mantenerlas en tu salón es la cantidad de títulos que puedes jugar de una manera rápida y directa.

Y es en ese punto donde estas consolas retro ganan por goleada a otras consolas, con estas consolas clásicas disfrutaremos de un encender y jugar, sin necesidad de largas cargas ni de tener que ir extrayendo y buscando el correspondiente disco del juego que quieres jugar…

Con ellas podrás cambiar entre juegos a la velocidad de la luz, además de poder grabar la partida en el momento que a ti te interese y no cuando el programador del videojuego halla tenido a bien poner un savegame.

Y es que esto de no poder grabar donde a mi me de la real gana no lo veo nada bien, no todos tenemos tanto tiempo para reintentar, desde el principio de una determinada fase, una y otra vez la misma fase en la que no superamos a ese jefe final por poco… y es que no habré abandonado yo juegos antes de pasármelos por no poder empezar justo antes de la lucha, o en el momento que a mi me de la real gana. Los savegames de las consolas retro son un gran avance para mi, ya ves, una chorrada que se me adapta como anillo al dedo.

Así que estas miniconsolas para ganarse su lugar, un lugar que probablemente se pelean con las PS4, Xbox One y Nintendo Switch por disponer de sitio en tu comedor y sobretodo por disfrutar de un ansiado enchufe libre de HDMi deben proporcionarte un abultado catálogo de títulos. Y de entre todas las miniconsolas retro que están apareciendo en ele mercado la mejor consola te la puedes construir tú por menos de 100 euros.

(más…)

Leer más