¿A partir de que temperatura tengo fiebre?

Termómetro digital
Termómetro digital

Escribo estas líneas a unos más que agradables 36,5 grados de temperatura corporal, si bien, las escribo tras haber estado al menos durante tres interminables días de la semana pasada por encima de los 38º

Y es que debido a la gripe, que acecha tras la esquina, durante la semana pasada me la pasé fluctuando entre unos más o menos aceptables 37,3º con unos excesivamente altos 38,6 grados de temperatura corporal.

Vaya por delante que no soy médico, ni sanitario, ni nada que se le parezca mínimamente, tan sólo te cuento mi experiencia y trato de dar respuestas a algunas de las preguntas y dudas que me surgieron  durante mi reciente gripe con el objeto de informar y tranquilizar a aquellos que la sufran en los próximos días.

Si bien cada cuerpo responde de una manera u otra ante unas mismas oscilaciones en su temperatura corporal, lo más común es que durante la fiebre uno lo pase francamente mal, tiritones, sacudidas, lentitud, dolor por toda la espalda, sudoraciones, incomodidades varias…

La fiebre o más exacto, la fiebre producida por la gripe, es un calvario para cualquiera, menos mal que este calvario, suele acabar pronto.

No quiero ni pensar las afectaciones que puede llegar a tener la gripe sobre otras personas que lamentablemente sufran otras dolencias crónicas o dolencias puntuales que tenga la mala fortuna de coincidir además con la temida gripe.

También me preocupa la afectación que puede dar lugar sobre aquellas personas que cuenten con una avanzada edad y por tanto con unas defensas algo más maltrechas. La vacuna para este grupo, no debería ser una opción ya que les garantiza tener menos números para caer con gripe.

Vamos pues a dar respuesta alguna de las preguntas que me he hecho durante estos días.

(más…)

Leer más

Consecuencias del consumo de tabaco, alcohol y drogas

En el siguiente artículo hablaremos sobre las consecuencias negativas que produce sobre el cuerpo humano el consumo de sustancias nocivas como el tabaco, el alcohol o las drogas.

Os tengo que decir que la siguiente información tiene muy poco de agradable, más bien todo lo contrario. Vais a descubrir (no todo, por supuesto, muchas de las cosas ya las sabéis) los efectos tan nocivos que dichas sustancias, el tabaco, el alcohol y las drogas, provocan sobre nuestro organismo.

Os iré contando detalladamente cómo los efectos físicos, psicológicos o conductuales de cada una de estas sustancias impacta sobre nosotros.

No pretendo hacer juicios de valor al respecto, únicamente iré relatando de forma lo más objetiva posible, cuáles pueden ser las consecuencias insanas provocadas por el consumo, entiendo, reiterado, de productos como el tabaco, el alcohol o las drogas.

Cada uno es muy libre de hacer con su cuerpo y con su mente lo que quiera, por supuesto defiendo la autonomía y la libertad personal de cada uno de nosotros, eso sí,  siempre y cuando no perjudique a terceras personas.

Por todos es sabido el peligro que encierra el consumo descontrolado de los productos mencionados, tenemos ítems por todos lados que nos los recuerdan. Lo que pasa, es que a veces desconocemos hasta qué punto este consumo puede llegar a perjudicarnos. Hasta qué punto el consumo del alcohol, las drogas o el tabaco pueden producir efectos fatales sobre nuestro organismo.

(más…)

Leer más

¿Qué es el estrés?

Con la llegada del siglo XXI han emergido una serie de enfermedades, conocidas como las “enfermedades del progreso”, las cuales han abierto, desafortunadamente, un nuevo abanico de estudio para la comunidad científica.

Una de estas “enfermedades del progreso” es lo que conocemos con el nombre de “estrés”.

En otras palabras, el estrés es ese trastorno que produce una respuesta fisiológica sobre el organismo humano, capaz de provocar consecuencias realmente negativas, afectando a varias partes de nuestro cuerpo.

Mediante el estrés, el ser humano es más susceptible a coger infecciones; puede incrementar los niveles de colesterol y grasas en la sangre; puede provocar enfermedades cardíacas, como el infarto, además de ser responsable de alteraciones en la diabetes o la hipertensión, al mismo tiempo que puede producir accidentes cardiovasculares.

Por otro lado, a nivel psicológico, el estrés puede ser el causante de la depresión, la ansiedad, los trastornos del sueño, y ser también responsable de estados de humor tan nocivos como la irritabilidad o la ira.

Debemos pensar que con la aparición del estrés, el sistema inmunológico humano presenta un alto índice de vulnerabilidad, convirtiendo a las personas en una clara diana, perfecta para clavar el dardo de todo tipo de infecciones y alteraciones graves para nuestra salud.

(más…)

Leer más