La filosofía de David Hume

Retrato de David Hume. Foto primer plano de semi perfil sobre fondo negro.
La filosofía de David Hume

David Hume (1711-1776) nacido en Edimburgo (Escocia) fue uno de los filósofos empiristas de la era moderna con mayor relevancia para la historia de la filosofía.

Hume procedía de una familia pudiente de la época; siendo hijo de un abogado decidió seguir los pasos de su padre y estudiar derecho, pero dichos estudios no se finalizaron. Abandonó la carrera de derecho y se trasladó a Francia, en concreto a La Fléche, donde estudió filosofía (por cierto, lo hizo en el mismo lugar donde había estudiado Descartes).

De toda su obra destacaríamos como la más importante los siguientes libros: Tratado sobre la naturaleza humana, el cual lo escribió a la edad de 25 años durante su estancia en Francia (el cual consta de dos volúmenes), Investigación sobre el entendimiento humano e Investigación sobre los principios de la moral.

En términos generales podríamos decir que la teoría de Hume trataba de enfrentar en todo momento la teoría dogmática de Descartes.

En otras palabras, nos encontramos con un Hume que se bate en duelo entre su propio escepticismo empirista y el racionalismo dogmático de René Descartes.

Intentaremos explicarnos un poco mejor: para Descartes el fundamento del conocimiento descansaba sobre las ideas innatas. Sin embargo, Hume afirmaba que el criterio de verdad para adquirir el conocimiento se basaba en el principio de la copia. Esto quiere decir qué, para que algo sea verdad, ese algo deriva previamente de una impresión. Por ejemplo, el color “azul” es una idea cierta porque tenemos la impresión de ella. En cambio, la “sustancia” no es una idea cierta porque no tenemos ninguna impresión de ella.

Claramente, Hume está considerado como un escéptico. Para él, el mundo no es el de las verdades absolutas, sino el de las verdades probables y cambiantes. Pero mejor, vamos por pasos y a continuación os explicamos de qué va la teoría filosófica de David Hume.

(más…)

Leer más

La filósofa Simone Weil

Simone Weil nació en París en 1909 y murió en agosto de 1943 en el condado de Kent, Inglaterra, a la temprana edad de 34 años, fruto de una tuberculosis.

Se podría decir que la obra filosófica de Simone Weil a menudo ha estado ensombrecida por su propia biografía. Este hecho no tendría por qué restar valor ni prestigio al pensamiento filosófico de esta gran y, afortunadamente cada vez menos, desconocida filósofa del siglo XX. Lo que sucede es que sus rasgos biográficos poseen un tinte más bien novelesco, suponemos que como consecuencia de la época histórica en la que le tocó vivir. Motivo por el cual, tanto su obra como su vida se han tratado siempre conjuntamente, algo así como de forma indisoluble, a la hora de abarcar sus escritos filosóficos.

Simone Weil se crió en una familia burguesa judía (aunque laica) parisina. Fue una de las primeras mujeres en licenciarse en la École Normale Supérieure de París, en la cual aprendió profundamente de las enseñanzas de su profesor Alain. Fue hermana del famoso matemático André Weil, con el que mantenía acaloradas conversaciones sobre matemáticas.

Simone Weil está considerada no solo como una de las pocas mujeres influyentes de la filosofía francesa del siglo XX, sino también como una mística. Se cuenta que en 1938, Weil tuvo una visión mística por la que decidió convertirse al catolicismo romano aunque, eso sí, se negó a ser bautizada.

Después de acabar sus estudios, Simone Weil pasó una temporada enseñando en escuelas de provincia, pero a los 25 años decidió dar un vuelco a su vida. Abandonó durante un tiempo su oficio docente para trabajar como obrera de una fábrica. Quería conocer, mediante su propia experiencia, cuáles eran las condiciones laborales a las que estaba sometida la clase obrera de su época.

Con este post pretendemos introduciros, aunque sea un poco, en la interesante vida y obra de la filósofa Simone Weil. Solo hemos trazado cuatro pinceladas, porque lo que realmente queremos es que os aventuréis vosotros mismos y descubráis a esta gran filósofa francesa.

De momento, os vamos a mostrar retazos de uno de sus escritos titulado “Esbozo de la vida social contemporánea”, para que vayáis conociendo el pensamiento que Weil sostenía sobre el tipo de organización laboral de su época.

Una vez lo leáis, decidme, ¿qué pensáis? ¿Realmente estamos tan ajenos al escrito que Simone Weil realizó allá por el 1934?

(más…)

Leer más

La teoría del conocimiento de John Locke

A continuación haremos una especie de esquema resumido sobre la teoría del conocimiento que elaboró el filósofo empirista inglés llamado John Locke.

Recordemos, tal y como vimos en un artículo anterior, llamado El empirismo de John Locke  que, en lo referente al conocimiento, es decir, de cómo el ser humano es capaz de conocer el mundo, Locke defendía que solo se podía saber a través de la experiencia.

Para Locke, la teoría del conocimiento no es una finalidad en sí misma sino una herramienta de comprensión, cuya finalidad es la de explicar el cómo se produce la relación existente entre los seres humanos y el mundo físico.

La función de la teoría del conocimiento no se ocupa de saber cómo es la realidad, sino de cómo la conocemos. Para John Locke, este conocimiento lo adquirimos mediante la experiencia que el ser humano posee del mundo. Es aquí donde aparece el concepto de idea: idea simple e idea compleja.

A continuación explicaremos cómo se forma una idea simple y una compleja, en qué se diferencian y, qué tipo de cualidades poseen cada una de ellas. También hablaremos sobre los tres tipos de conocimiento que posee el ser humano: el intuitivo, el demostrativo y el sensible.

Por último definiremos cuatro conceptos básicos en la filosofía de Locke: sustancia, lenguaje, yo y Dios. Y, acabaremos con una pequeña comparación entre John Locke y René Descartes.

¿Os apuntáis?

(más…)

Leer más

El empirismo de John Locke

En este artículo nos hemos propuesto hacer una pequeña presentación del filósofo inglés John Locke, con el objetivo de introducir aquellas ideas o conceptos principales que configuran su teoría filosófica.

Hemos titulado el artículo como “El empirismo de John Locke”, porque queremos resaltar la importancia que la corriente filosófica empirista tuvo en la obra de este pensador. Aunque, si os parece, antes de abordar el contenido filosófico de este autor, os contaremos algunos aspectos biográficos de su vida.

John Locke fue un filósofo que vivió entre el 1632 y el 1704. Nació en Wrington (Inglaterra) justo el mismo año en que lo hizo Spinoza. Locke vivió en unos años donde el contexto intellectual y político de la época era de una gran agitación tanto en Inglaterra como en el resto de Europa.

Ejerció de médico aunque no tenía los estudios de medicina finalizados. A mediados de su vida entró a trabajar en la casa del Lord Ashley Cooper, futuro conde de Shaftesbury, fundador del partido liberal.

Después de algunos viajes por Francia y, de haber estado exiliado en Holanda durante un largo tiempo por motivos políticos, regresó a Inglaterra una vez la “Gloriosa revolución” triunfó y se instauró la monarquía institucional en el país.

Mientras John Locke permaneció en Holanda escribió sus obras más conocidas: Dos tratados sobre el gobierno civil (el cual pertenece a la teoría política) y, Ensayo sobre el entendimiento humano (relativo a la teoría del conocimiento), ambas obras fueron publicadas en 1690.

(más…)

Leer más

La concordia de Giovanni Pico Della Mirandola

La filosofía del Renacimiento es, quizás, junto con la filosofía Medieval, dos de las etapas que menos reconocimiento se les otorga dentro del –podríamos nombrarlo de esta manera- cuerpo teórico del que se nutre la historia de la Filosofía Occidental.

Sin embargo, Giovanni Pico Della Mirandola fue uno de esos pocos filósofos y humanistas renacentistas que logró adquirir un mayor reconocimiento tanto en su época, a pesar de su escasa vida ya que falleció a la edad de treinta y un años, como en la actualidad.

La concordia de Giovanni Pico Della Mirandola procede de su sobrenombre, “Príncipe de la Concordia”, el cual se “ganó” por su afán de aunar en beneficio del ser humano, las diferentes culturas, saberes, religiones y filosofías de su época. De esa manera, el deseo de concordia humana se convirtió en el hilo conductor de toda su filosofía.

Giovanni Pico Della Mirandola nació en el castillo de la Mirandola el 24 de febrero de 1463 en la República de Florencia, falleciendo en 1494 en Florencia a causa, parece ser, de un envenenamiento a mano de sus servidores.

Cuando tenía catorce años, en 1477, empezó a estudiar en la Universidad de Bolonia en los estudios de derecho canónico, pero un año después abandona estos estudios, y en 1479 se trasladó a la Universidad de Ferrara donde amplió conocimientos de griego y latín.

En 1480 viajó a Padua y allí empezó a estudiar lenguas como el hebreo, el árabe y también la Cábala de manos de su profesor Elia del Medigo. Dos años más tarde, en 1482 se trasladó a París donde amplió conocimientos del griego y el hebreo, además de aficionarse a la poesía.

En 1484 G. Pico Della Mirandola regresó a Florencia y allí conoció al que sería su maestro intelectual, Marsilio Ficino, iniciador de la escuela neoplatónica del Renacimiento. La influencia de este gran personaje influiría enormemente en gran parte de su obra.

El grueso de su obra escrita se compone de textos como: Elegiaco carmine ad Deum deprecatoria; Epistula de genere dicendi philosophorum; Commento alla canzone d’amore; Apología; Heptaplus; Disputationes adversus astrologiam divinatricem y cómo no, el Oratio de hominis dignitate , conocido como el Discurso sobre la dignidad del hombre, del cual hemos extraído unos párrafos que expondremos a continuación.

(más…)

Leer más

El humanismo de Sartre

Como en otras ocasiones anteriores, en este post hemos extraído unos cuantos párrafos de una de las obras más célebres del filósofo existencialista francés, Jean Paul Sartre.

El existencialismo es un humanismo procede de una conferencia que Sartre presentó en el club Maintenant el 29 de octubre de 1945. Dicho texto, apenas retocado por el autor, se publicó al año siguiente por la editorial francesa Éditions Nagel.

Jean Paul Sartre nació en 1905 en París, y a la edad de 74 años, en 1980, falleció en la misma ciudad que le vio nacer. Hombre polifacético donde los hubiera, se le considera, aparte de filósofo como un gran escritor (La náusea, 1938, o Los caminos de la libertad, 1945-49), dramaturgo, crítico literario y activista político.

El Ser y la Nada (1943) y El existencialismo es un humanismo (1946), son dos de sus grandes creaciones filosóficas donde expone su concepción teórica sobre la existencia del ser humano en el mundo.

Entre sus aficiones, como gran representante de los importantes acontecimientos que le tocaron vivir en su época, también dirigió obras como Les Temps Modernes, La Cause de peuple y Libération.

Una anécdota interesante de la vida de este autor está relacionada con el Premio Nobel de Literatura otorgado en 1964, el cual Sartre rechazó.

Del mismo modo, aunque nos gustaría ir desgranando las vicisitudes de este célebre personaje (cosa que intentaremos hacer en otro momento), ahora mismo os dejamos con los fragmentos de uno de sus escritos más conocidos, para que de esa manera, -si os apetece- os iniciéis en la obra de este singular filósofo según la visión del humanismo de Sartre.

(más…)

Leer más

Meditaciones metafísicas: René Descartes

René Descartes está considerado como otro de los grandes filósofos de la historia de la filosofía.

Descartes fue el filósofo que introdujo la famosa “duda metódica”, mediante la cual la vida entera tenía que ponerse en tela de juicio. Era necesario realizar esta especie de análisis con la finalidad de determinar la existencia de las cosas.

Fue el autor de la clara sentencia sobre la distinción de la certeza como criterio de veracidad entro “lo claro y distinto”.

En el post de hoy hemos escogido algunos fragmentos de su gran obra: Meditaciones metafísicas; en concreto nos hemos centrado en la primera de ellas, la que lleva por título: De las cosas que pueden ponerse en duda, porque de esa manera podréis iros introduciendo poco a poco en esta gran reflexión sobre el conocimiento del mundo.

Pero antes de iniciarnos en su obra, os contaremos cuatro cosas sobre la vida de René Descartes.

Descartes nació en 1596 en la Haye-en-Touraine (Francia). Hijo de un consejero del Parlamento de Bretaña siempre fue destacado por considerarse un “gentilhombre”. Desde 1604 hasta el 1612 estuvo estudiando en el Colegio jesuita de La Fleche, en el cual estudió disciplinas como el latín, la filosofía y las matemáticas.

En 1616 se licenció en derecho en Poitiers, y a partir de entonces empezó su aprendizaje mundano viajando por Europa. Descartes consideraba la experiencia de la vida a través de los viajes como una gran universidad del aprendizaje, literalmente la consideraba como “el gran libro del mundo”.

Su vida, entonces, pasó por muchos periplos (ya los contaremos en otra ocasión), hasta que en 1637 publicó su famoso Discurso del método; cuatro años más tarde, en 1641 salió a la luz el controvertido texto sobre las Meditaciones metafísicas. Hay que reconocer que dicha obra no obtuvo el beneplácito de todos los académicos de la época, al igual que el Discurso del método también tuvo sus retractores.

Saltamos una vez más sobre los hechos de su vida y nos remontamos al 1650, año en el cual René Descartes fallece mientras estaba en Estocolmo.

(más…)

Leer más

Immanuel Kant y el deber moral

Immanuel Kant está considerado como uno de los grandes filósofos de la historia occidental. Se le conoce como el filósofo del giro copernicano, entre otras cosas porque su teoría filosófica provocó un cambio de 180 grados en la forma de entender la realidad.

Se podría decir que existe un antes y un después de la filosofía kantiana (como suele ocurrir con la mayoría de los grandes filósofos).

A continuación hablaremos sobre su obra Fundamentación de la metafísica de las costumbres, escrita en 1785, en el que realiza un ensayo teórico-moral profundo sobre lo que significa la moralidad en el hombre y el por qué se debe actuar desde el deber moral en beneficio del hombre y la humanidad.

Pero antes de ellos os mostraremos unas pinceladas sobre lo que fue la vida y obra de este gran filósofo de la historia.

Immanuel Kant nació el 22 de abril de 1724 en la ciudad de Königsberg. Entre 1732 y 1740 estudió en el colegio pietista Collegium Fridericianum, dirigido por el teólogo Franz Albert Schultz, el cual influyó enormemente en la educación de Kant.

Desde el 1740 hasta el 1746 Kant se dedicó a estudiar filosofía, matemáticas y ciencias naturales en la Universidad de Königsberg. Para poder  subsistir pagando sus estudios ejerció de profesor particular dando clases privadas a diferentes alumnos.

En 1738 falleció su madre, y en el 1746 lo hizo su padre.

Entre los años 1746 al 1755 trabajó como profesor particular para varias familias de su ciudad.  Al final de esta época escribió su tesis doctoral. En 1764 rechaza una cátedra de poesía que le ofrecen porque espera obtener plaza en la Universidad de Königsberg, cosa que consigue en 1770 cuando es nombrado profesor ordinario de lógica y metafísica en dicha universidad. Antes de este nombramiento, Kant rechazó otras ofertas de profesor en la Universidades de Erlangen y Jena.

En 1781 escribió Crítica de la razón pura y siete años después publicó su Crítica de la razón práctica y Sobre el uso de principios teleológicos en la filosofía.

Immanuel Kant fallece poco tiempo antes de cumplir los 80 años, en concreto el 12 de febrero de 1804.

Y, ahora sí, a continuación podréis leer algunos fragmentos extraídos del libro que hemos escogido para esta ocasión.

(más…)

Leer más

¿Qué es el utilitarismo?

El utilitarismo es: una teoría ético-moral creada por el filósofo inglés John Stuart Mill, que explica, grosso modo, que la finalidad de la acción humana, en concreto, la felicidad, se consigue mediante las acciones humanas, siempre y cuando éstas se inscriban dentro de las acciones útiles.

John Stuart Mill nació en Londres el 20 de mayo de 1806 y murió en el mismo mes, en mayo,  concretamente el día 7, pero del año 1873 en la población francesa de Avignon.

Hijo de James Mill (considerado como el precursor del utilitarismo), fue el mayor de nueve hermanos. Su padre le inculcó desde bien pequeño una educación férrea la cual influyó enormemente en todos los aspectos de su vida.

John Stuart Mill fue y es conocido no solo por su faceta de filósofo sino también como político y economista. Influenciado fuertemente por su padre y por el también filósofo y economista Jeremy Bentham, a la edad de 55 años publicó uno de los libros por el que más se le conoce, titulado El utilitarismo.

En 1865 fue elegido parlamentario de su país, y aunque no fue reelegido posteriormente, fue de los pocos hombres que tuvo la osadía de presentar una propuesta a favor del sufragio femenino, aunque ésta no prosperó.

La obra de este autor, en concreto la ética utilitarista, ha sido muy criticada desde siempre por su visión económica-liberal de la sociedad por parte de otras concepciones del campo de la filosofía política.

A continuación, como solemos hacer en los casos que presentamos la obra de un filósofo, os mostraremos algunos fragmentos de El utilitarismo para que vosotr@s mismos saquéis conclusiones sobre su legado intelectual, y si os interesa, podáis profundizar sobre la obra de este autor.

(más…)

Leer más