La filosofía de David Hume

Retrato de David Hume. Foto primer plano de semi perfil sobre fondo negro.
La filosofía de David Hume

David Hume (1711-1776) nacido en Edimburgo (Escocia) fue uno de los filósofos empiristas de la era moderna con mayor relevancia para la historia de la filosofía.

Hume procedía de una familia pudiente de la época; siendo hijo de un abogado decidió seguir los pasos de su padre y estudiar derecho, pero dichos estudios no se finalizaron. Abandonó la carrera de derecho y se trasladó a Francia, en concreto a La Fléche, donde estudió filosofía (por cierto, lo hizo en el mismo lugar donde había estudiado Descartes).

De toda su obra destacaríamos como la más importante los siguientes libros: Tratado sobre la naturaleza humana, el cual lo escribió a la edad de 25 años durante su estancia en Francia (el cual consta de dos volúmenes), Investigación sobre el entendimiento humano e Investigación sobre los principios de la moral.

En términos generales podríamos decir que la teoría de Hume trataba de enfrentar en todo momento la teoría dogmática de Descartes.

En otras palabras, nos encontramos con un Hume que se bate en duelo entre su propio escepticismo empirista y el racionalismo dogmático de René Descartes.

Intentaremos explicarnos un poco mejor: para Descartes el fundamento del conocimiento descansaba sobre las ideas innatas. Sin embargo, Hume afirmaba que el criterio de verdad para adquirir el conocimiento se basaba en el principio de la copia. Esto quiere decir qué, para que algo sea verdad, ese algo deriva previamente de una impresión. Por ejemplo, el color “azul” es una idea cierta porque tenemos la impresión de ella. En cambio, la “sustancia” no es una idea cierta porque no tenemos ninguna impresión de ella.

Claramente, Hume está considerado como un escéptico. Para él, el mundo no es el de las verdades absolutas, sino el de las verdades probables y cambiantes. Pero mejor, vamos por pasos y a continuación os explicamos de qué va la teoría filosófica de David Hume.

(más…)

Leer más

La concordia de Giovanni Pico Della Mirandola

La filosofía del Renacimiento es, quizás, junto con la filosofía Medieval, dos de las etapas que menos reconocimiento se les otorga dentro del –podríamos nombrarlo de esta manera- cuerpo teórico del que se nutre la historia de la Filosofía Occidental.

Sin embargo, Giovanni Pico Della Mirandola fue uno de esos pocos filósofos y humanistas renacentistas que logró adquirir un mayor reconocimiento tanto en su época, a pesar de su escasa vida ya que falleció a la edad de treinta y un años, como en la actualidad.

La concordia de Giovanni Pico Della Mirandola procede de su sobrenombre, “Príncipe de la Concordia”, el cual se “ganó” por su afán de aunar en beneficio del ser humano, las diferentes culturas, saberes, religiones y filosofías de su época. De esa manera, el deseo de concordia humana se convirtió en el hilo conductor de toda su filosofía.

Giovanni Pico Della Mirandola nació en el castillo de la Mirandola el 24 de febrero de 1463 en la República de Florencia, falleciendo en 1494 en Florencia a causa, parece ser, de un envenenamiento a mano de sus servidores.

Cuando tenía catorce años, en 1477, empezó a estudiar en la Universidad de Bolonia en los estudios de derecho canónico, pero un año después abandona estos estudios, y en 1479 se trasladó a la Universidad de Ferrara donde amplió conocimientos de griego y latín.

En 1480 viajó a Padua y allí empezó a estudiar lenguas como el hebreo, el árabe y también la Cábala de manos de su profesor Elia del Medigo. Dos años más tarde, en 1482 se trasladó a París donde amplió conocimientos del griego y el hebreo, además de aficionarse a la poesía.

En 1484 G. Pico Della Mirandola regresó a Florencia y allí conoció al que sería su maestro intelectual, Marsilio Ficino, iniciador de la escuela neoplatónica del Renacimiento. La influencia de este gran personaje influiría enormemente en gran parte de su obra.

El grueso de su obra escrita se compone de textos como: Elegiaco carmine ad Deum deprecatoria; Epistula de genere dicendi philosophorum; Commento alla canzone d’amore; Apología; Heptaplus; Disputationes adversus astrologiam divinatricem y cómo no, el Oratio de hominis dignitate , conocido como el Discurso sobre la dignidad del hombre, del cual hemos extraído unos párrafos que expondremos a continuación.

(más…)

Leer más

¿Qué es el utilitarismo?

El utilitarismo es: una teoría ético-moral creada por el filósofo inglés John Stuart Mill, que explica, grosso modo, que la finalidad de la acción humana, en concreto, la felicidad, se consigue mediante las acciones humanas, siempre y cuando éstas se inscriban dentro de las acciones útiles.

John Stuart Mill nació en Londres el 20 de mayo de 1806 y murió en el mismo mes, en mayo,  concretamente el día 7, pero del año 1873 en la población francesa de Avignon.

Hijo de James Mill (considerado como el precursor del utilitarismo), fue el mayor de nueve hermanos. Su padre le inculcó desde bien pequeño una educación férrea la cual influyó enormemente en todos los aspectos de su vida.

John Stuart Mill fue y es conocido no solo por su faceta de filósofo sino también como político y economista. Influenciado fuertemente por su padre y por el también filósofo y economista Jeremy Bentham, a la edad de 55 años publicó uno de los libros por el que más se le conoce, titulado El utilitarismo.

En 1865 fue elegido parlamentario de su país, y aunque no fue reelegido posteriormente, fue de los pocos hombres que tuvo la osadía de presentar una propuesta a favor del sufragio femenino, aunque ésta no prosperó.

La obra de este autor, en concreto la ética utilitarista, ha sido muy criticada desde siempre por su visión económica-liberal de la sociedad por parte de otras concepciones del campo de la filosofía política.

A continuación, como solemos hacer en los casos que presentamos la obra de un filósofo, os mostraremos algunos fragmentos de El utilitarismo para que vosotr@s mismos saquéis conclusiones sobre su legado intelectual, y si os interesa, podáis profundizar sobre la obra de este autor.

(más…)

Leer más

Eichmann en Jerusalén por Hannah Arendt

Eichmann en Jerusalén es una crónica/ensayo escrita por la filósofa alemana Hannah Arendt sobre el juicio que tuvo lugar en Jerusalén en 1961, contra un teniente coronel de las SS llamado Adolf Eichmann.

La repercusión que tuvo este escrito entre el pueblo judío no fue tan positiva como se había podido imaginar su autora, más bien al contrario. Eichmann en Jerusalén provocó un impacto entre la población judía porque en él se explicaba de forma bastante neutral los hechos acontecidos durante el juicio.

El pueblo judío, sobre todo, los altos representantes de Israel, querían que se hiciera justicia contra este criminal de guerra, por ese motivo se decepcionaron un poco/mucho, cuando comprobaron que lo que Hannah Arendt había escrito era un ensayo donde se analizaban diferentes aspectos de la vida de Eichmann (su entorno y contexto socio-político) para poder estudiar desde una visión analítica cuáles habían podido ser los motivos principales que hicieran de este criminal su forma de ser o de actuar (por decirlo de alguna manera).

El hecho de que el libro esté exento de juicios de valor por parte de su escritora tuvo sus refractores, sobre todo, entre los ciudadanos judíos. Debemos recordar que Hannah Arendt procedía de una familia alemana judía, que al igual que muchos de sus compatriotas, tuvo que emigrar a Estados Unidos mientras en su país natal se estaban cometiendo deportaciones y asesinatos atroces contra la población judía.

A continuación, y fieles a nuestra práctica habitual, os mostraremos algunos de los fragmentos de esta obra, para que de esa manera vayáis “haciendo boca”, y os entre el gusanillo de saber algo más sobre nuestra atroz historia “reciente”. Libro recomendable al cien por cien.

(más…)

Leer más

El Manifiesto Comunista de Marx y Engels

De esta manera comienza el manifiesto del partido comunista:

‘Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo. Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada para acosar a ese fantasma: el Papa y el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes.

¿Qué partido de oposición no ha sido motejado de comunista por sus adversarios en el Poder? ¿Qué partido de oposición, a su vez, no ha lanzado, tanto a los representantes más avanzados de la oposición como a sus enemigos más reaccionarios, el epíteto zahiriente de comunista?

De este hecho resulta una doble enseñanza:

Que el comunismo está ya reconocido como una fuerza por todas las potencias de Europa.

Que ya es hora de que los comunistas expongan a la faz del mundo entero sus conceptos, sus fines y sus aspiraciones; que opongan a la leyenda del fantasma del comunismo un manifiesto del propio Partido.

Con este fin, comunistas de diversas nacionalidades se han reunido en Londres y han redactado el siguiente Manifiesto, que será publicado en inglés, francés, alemán, italiano, flamenco y danés.’

 

Así empieza la obra escrita por los filósofos Karl Marx y Friedrich Engels llamada Manifiesto comunista; obra que vio la luz por primera vez allá por el 1847. Posterior a esta fecha han habido diversas ediciones, además de cuatro prefacios diferentes en función de las últimas ediciones publicadas estando en vida sus autores.

A continuación, -como ya va siendo habitual en las publicaciones que tirorio.com va sacando los sábados- hemos decidido destacar un fragmento de un capítulo de la obra, para que de esa manera os vayáis introduciendo en el contenido de este breve escrito mundialmente conocido.

(más…)

Leer más

El Príncipe, de Maquiavelo

El Príncipe de Nicolás Maquiavelo o –nombrándolo de la forma correcta-, Niccolò Machiavelli, es uno de los libros de referencia para todo aquel que quiera conocer uno de los pilares fundamentales donde descansan las ciencias políticas.

Para empezar os haré una breve introducción sobre la vida de Maquiavelo: nació el 3 de mayo de 1469 en Florencia. En 1498, concretamente el 19 de junio, Maquiavelo fue elegido secretario de la Segunda Cancillería de la República; un mes más tarde adquirió, también, el puesto de secretario del Consejo de los Diez asumiendo el control de la diplomacia y la dirección de la guerra.

Pasado unos pocos años, en 1507, Maquiavelo recibió el cargo de secretario de los Nueve de la Milicia, este organismo se encargaba de reclutar y organizar la milicia ciudadana con la finalidad de garantizar la defensa de la República.

Pero cinco años más tarde, en el 1512, Maquiavelo perdió todos sus cargos políticos debido a la derrota que sufrió la República en manos de los Medici. Entonces, fue condenado al “ocio forzado”, tiempo que aprovechó para escribir sus obras más importantes: El Príncipe, Del arte de la guerra y Discursos sobre la primera década de Tito Livio.

He escogido uno de los capítulos del libro para ilustrar a modo de ejemplo las reflexiones que Maquiavelo elucubraba sobre las mejores formas de gobernar. Por supuesto, en El Príncipe veréis que existen unas cuantas formas más, por eso mismo os invito a que lo conozcáis y juzguéis por vosotros mismos.

(más…)

Leer más

Oda a la amistad, por Aristóteles

En este artículo os presentaremos un texto extraído de uno de los libros con mayor reconocimiento dentro del ámbito de la ética llamado Ética a Nicómaco.

Aquí solo os mostraremos pequeños retazos de la obra; en concreto hemos querido resaltar el tratado de amistad que se inicia en el Libro VIII.  Me gustaría que tengáis presente que este libro fue escrito en el siglo IV a. C, por Aristóteles, el gran filósofo de la antigüedad, conocido también con el nombre del “estagirita”.

Aristóteles recibió el nombre del estagirita porque nació en la ciudad de Estagira, población cercana a Macedonia. Para aquellos que todavía no lo sepan, Aristóteles fue discípulo de Platón, al cual siguió desde su ciudad natal hasta Atenas donde se inscribió como alumno suyo en la famosa “Academia” de Platón cuando tenía unos 17 o 18 años.

Aristóteles perteneció en Atenas hasta la muerte de Platón, y aunque vivió casi toda su vida en esta ciudad lo hacía bajo la condición de extranjero,-por aquel entonces se les llamaba “metecos”-, sencillamente porque la ciudad donde Aristóteles nació, Estagira, fue destruida durante una de las guerras tan habituales por aquella época.

Como anécdota también quiero comentaros que durante unos años, Aristóteles ejerció de profesor de otro de los grandes personajes históricos de la antigüedad, Alejandro Magno, aunque en realidad poseía el título de Alejandro III de Macedonia (pero esto es otra historia).

Así, pues, ¿empezamos?

(más…)

Leer más

Crítica sobre verdad y mentira de Nietzsche

A continuación os quiero mostrar fragmentos, trozos de textos, de esta genial y pequeña composición filosófica, Sobre verdad y mentira en sentido extramoral, que Nietzsche escribió allá por el 1873, aunque realmente esta obra no vio la luz hasta el 1903, cuando su autor ya había fallecido.

Realmente vale la pena leérselo, os invito a que lo hagáis;  veréis que el estilo con el que está escrito, la frescura de sus imágenes literarias, la franqueza y la crítica que realiza son, por decirlo de alguna manera, hoy en día, muy apetecibles, y además os despertará el pensamiento y la reflexión.

Entonces, si os parece, sin más preámbulos, empezamos:

En algún apartado rincón del universo centelleante, desparramado en innumerables sistemas solares, hubo una vez un astro en el que animales inteligentes inventaron el conocimiento. Fue el minuto más altanero y falaz de la “Historia Universal”: pero, a fin de cuentas, solo un minuto. Tras breves respiraciones de la naturaleza, el astro se heló y los animales inteligentes hubieron de perecer. Alguien podría inventar una fábula semejante pero, con todo, no habría ilustrado suficientemente cuán lastimoso, cuán sombrío y caduco, cuán estéril y arbitrario es el estado en el que se presenta el intelecto humano dentro de la naturaleza. Hubo eternidades en las que no existía; cuando de nuevo se acabe todo para él no habrá sucedido nada, puesto que para ese intelecto no hay ninguna misión ulterior que conduzca más allá de la vida humana…

(más…)

Leer más

¿Cuáles son las marcas de perfume más vendidas?

Imagen con botellas transparentes de fragancias, rosas y pétalos de rosas
¿Cuáles son las marcas de perfume más vendidas?

Al igual que hicimos días atrás al hablaros de las marcas de cosmética más conocidas, donde os mostramos un montón de marcas de cosmética que existen actualmente en el mercado, pues hemos pensado que podríamos hacer lo mismo pero, en esta ocasión,  con las marcas de perfumes más conocidas, o más vendidas, que a la postre viene a ser lo mismo (más o menos).

Así que a continuación os iremos mostrando una ristra de marcas de perfumes para que vayáis pensando cuál de ellas se acomoda mejor a vuestro ideario “perfumil”.

¡Ah!, y si no lo sabíais, inicialmente, en la antigüedad, el perfume sólo era una fragancia u olor que desprendían ciertos productos naturales como la madera, la resina o algunas hierbas aromáticas que al entrar en contacto con el fuego liberaba una serie de aromas diversos que con el tiempo han ido evolucionando hasta los perfumes actuales.

Por cierto, también os daremos algunas pinceladas sobre qué es el perfume, o qué se entiende cuando nos referimos a él, y también, cómo no, echaremos un vistazo aunque sea de forma muy concisa, a la historia del perfume para que lo podamos ver desde cierta perspectiva. ¿Me seguís?

(más…)

Leer más