Retroprueba: Ducati Monster 696

Pommm pooommm poooommm poooonmmm pommm poooomese pulso, ese latido italiano que enamora.

Hay motos cómodas y suaves, motos fiables, motos agradecidas, motos rápidas y deportivas y luego están las Ducati.

Hace ya algún tiempo publiqué un artículo sobre la saga Monster de Ducati, ¿lo recuerdas? puedes leerlo >aquí< hoy me centro en una prueba dinámica sobre la que para mi es la moto más bonita de toda la saga Monster hasta la fecha, tal y como confesé ya en ese artículo anterior, esta no es otra que la Ducati Monster 696 que luce en ese inconfundiblemente intenso rojo Ducati en las fotos de por aquí al lado.

La 696 fue un modelo que vio por primera vez la luz por allá el 2008 y eso es hace nada más y nada menos que 10 años atrás.

Ahora bien… pese a que con 10 años a sus espaldas pueden resultar muchos a nivel estético, en la 696 no lo son, ni mucho menos, sus líneas son prácticamente tan actuales como cualquier otra Ducati Monster que puedas comprar hoy, los cambios en el diseño estético son mínimos y los mecánicos son también más bien pocos y es que este capricho de moto salía equipada hasta las cejas. Quizá es la ausencia de ABS y si me apuras los controles de tracción junto o los mapas de motor lo único que podamos echar en falta más de diez años después.

Durante la prueba, y mientras tomaba un delicioso café, también italiano, en un bar a escasos metros de mi compañera de escapadas escuché a dos chicos debatir sobre si esa Monster aparcada era el modelo del año pasado… o sea del 2017… o el del 2018 y es que esta pequeña 696 aguanta tan bien el paso de los años como casi ninguna otro moto de su categoría.

Su predecesora fue la Monster 695 con la que si se sufrió una auténtica revolución para llegar a la 696 y es que los cambios estéticos, mecánicos y funcionales sobre la anterior Monster 695,esta vez si que resultan numerosos, para empezar su nuevo faro, que abandona el faro totalmente redondo para pasar a ser un faro redondo pero bajo unas formas más modernas, la estética de ese faro se conserva hoy en día en las Ducati Monster actuales, nuevamente nada más y nada menos que una década después.

(más…)

Leer más