Ventajas e inconvenientes de viajar en tren

Aparece una vía de tren que se extiende hasta el horizonte con un cielo azul y nubes blancas en la lejanía
Ventajas e inconvenientes de viajar en tren

Pues en realidad, hay que admitir que viajar en tren tiene sus pros y sus contras, o, dicho de otra manera, sus ventajas e inconvenientes; por eso mismo, debo confesar que, viajar en tren, a veces, puede resultar toda una aventura, ¡sí!, pero no precisamente de las buenas, ¿me entendéis, verdad?

También he de reconocer qué, la mayoría de las veces, viajar en tren suele ser bastante tranquilo e incluso puede ser algo aburrido (sobre todo si son desplazamientos rutinarios). Día tras día haciendo el mismo trayecto puede resultarte un poco (cómo decirlo), un poco repetitivo, pesado, tedioso …, en fin, algo cansino, ¿verdad?

Por otro lado, también hay que señalar qué, una de las medidas para combatir el aburrimiento del viaje diario, podría ser, pues recrearse, visualmente hablando, mirando y disfrutando del paisaje que va desdibujándose por la ventanilla al ritmo del vaivén del tren. Todo esto en el caso que tengas esa oportunidad, ¡claro!, porque a veces el paisaje es tan insulso, que lo mejor sería cerrar los ojos y aprovechar para echar un sueñecito. 

Y, hablando de sueños, esa es otra de las mejores opciones que te ofrece el poder viajar en tren. Sobre todo, cuando te toca madrugar a horas intempestivas, cuando “las calles todavía no están puestas”, como dirían algunos. En estos casos, viajar en tren es perfecto, porque puedes aprovechar el movimiento acompasado del tren para acurrucarte, aunque sea solo un rato, en brazos de Morfeo. De esa manera quizás recuperes el sueño que te han “robado” esa mañana, ¿no? 😉

(más…)

Leer más