Test del HP 15S con i7 de 11 gen

Con este test del HP 15S tenemos la oportunidad de probar un ordenador portátil que calza un procesador Intel de onceava generación y gráfica integrada Intel Iris Xe.

Test del HP 15S con i7 de 11 gen

Aunque en tiroriro.com ya llevamos varios portátiles probados este año, no había caído en nuestras manos ninguno de 11 gen, y es que entre los Mac con M1 y la consabida moda de los procesadores Ryzen no habíamos tenido tiempo de echarle el guante a uno de estos Intel Core i7 de la última generación.

El portátil que probamos es un portátil de HP de gama baja, es uno de la familia HP 15S-FQ2000, concretamente el HP 15S-FQ2019NS que equipa un procesador Intel Core i7-1165G7, 12 gb de memoria RAM y 512 Gb de disco NVMe y la tan cacareada gráfica integrada Intel Iris Xe.

No se trata de un equipo con gráfica dedicada, por lo que no es un portátil gaming, aunque estas Intel Iris Xe dan un claro paso adelante poniéndose incluso superando a las integradas Vega 7 de AMD en sus APU serie 4000.

La calidad de acabados del HP 15S

Con el HP15S estamos sin lugar a dudas ante un portátil de gama media, incluso en algún aspecto gama baja por el exceso de uso en plástico o por el intento de imitación del metal.

La luz se filtra por el marco mal ajustado
La luz se filtra por el marco mal ajustado

No es que los acabados sean malos, porque no lo son, el nivel de producción de HP está fuera de toda duda a estas alturas, pero la elección de materiales y algún que otro componente denota de buenas a primeras que no estamos ante una gama premium, como por ejemplo si que lo estábamos en la prueba del Huawei MateBook D14 o de gama media como los que vimos en los test de los Asus VivoBook

Sin embargo y con el paso de los día con el equipo si que vemos algunos detalles como que cuando el HP 15S se encuentra conectado a la corriente podemos ver como el marco que rodea al equipo no encaja del todo bien pues vemos la luz blanca que indica que el equipo está conectado a corriente

Aquí la construcción es 100% plástica con un intento de símil de acabados metálicos, algo que consigue transmitir hasta el momento que lo tocas y notas esa actitud a plástico que te transmite el equipo cuando estás a sus mandos.

Le han querido dar al portátil una textura de aluminio cepillado mate, con una especie de rayado vertical, que a mi modo de ver hubiera quedado mejor de forma horizantal.

La parte del sonido de este portátil es una rejilla agujereada larga que recorre casi toda la parte superior del portátil, el teclado está ubicado en una posición algo desplazada hacia abajo, y las teclas, en lugar de ser negras son plateadas, lo que le da al equipo ese toque de cierta elegancia, que no buena estética.

El teclado no tiene retroiluminación

El tacto del teclado es bastante gomoso, tacto a plástico, y la pantalla cimbrea más de la cuenta cuando cogemos una buena velocidad de escritura, no obstante todo está dentro de una nota media conforme a la gama que pertenece. Lo que si que para mi és un error mayúsculo y un ahorro que no entiendo, al igual que el de la pantalla, es la ausencia de retroiluminación en el teclado.

El touchpad que integra funciona bien, pero es más pequeño de lo habitual en otros equipos de gama parecida. Esta medida inferior quizá viene dada por que el equipo tiene el teclado algo desplazado hacia la parte exterior del portátil, existiendo un gran margen entre las teclas de función y la bisagra. Esto que puede resultar una tontería a mi me incomoda, me explico, tengo las manos grandes, y al estar ubicado algo más abajo de lo habitual, uno o dos centímetros, es espacio que pierdo para utilizar como reposamanos el espacio existente desde la barra espaciadora y el final del portátil.

Sus patas de goma son longitudinales en lugar de las habituales redondas colocadas en los extremos, y la verdad, no retienen tanto el portátil, resbalándose cuando escribes a toda velocidad sobre una superficie que no sea muy porosa.

Respecto a su peso, pues resulta bastante ligero para tratarse de todo un panel de 15,6″, el fabricante declara 1,69 Kg. y desde luego se nota más ligero que otros equipos gaming del mismo fabricante con un panel similar. El tamaño también es reducido pues los marcos laterales de la pantalla son bastante reducidos lo que lo convierte en un 15,6″ relativamente pequeño, y con ello más portátil.

La pantalla de HP 15S

Pésima pantalla en el HP15S

La pantalla de nuestro HP15S es quizá la que se lleva la peor parte en los acabados de este portátil.

Y lo hace no por sus marcos, que son bastante estrechos aunque yo no los llamaría microbordes, como si los llama HP. Tampoco peca en su resolución, que esta está muy bien, es un panel FullHD/1080p.

Además es en acabado mate, algo que considero esencial para un monitor al que le vas a echar muchas horas. Por supuesto tiene un tratamiento antireflectante que hace su función perfectamente.

Si bien, y como ya te he avanzado antes, esta pantalla nos falla por dos cosas. Lo más notorio sus escasos ángulos de visión verticales y por otro lado su escaso brillo, de tan sólo 250 nits.

Deberás andar jugando con la inclinación de la pantalla para conseguir un ángulo de visión óptimo.

Según HP se trata de un panel SVA, una nomenclatura poco habitual, aunque la hemos visto en otros HP con parecidos problemas.

No se si esto del SVA es algo que los de HP se han sacado de la manga para no reconocer que son simples VA. El resultado es que peca de baja calidad y es que a la mínima que muevas el cuello de altura, los colores viran, sobre todo los más oscuros como el negro.

En otro HP, un Pavilion de gaming que probamos hace algún tiempo estábamos ante una pantalla incluso un poco por debajo, pues aquella se quedaba en unos insuficientes 220 nits y los ángulos de visión diría que eran un pelín peores. Está claro que HP está ahorrando en pantallas ahora lo que nunca había ahorrado antes.

Multimedia del HP 15S

El sonido que emana de los altavoces del HP15S es aceptable, es un equipo que no suena nada mal.

Destaca en que tienen bastante potencia que está ausente de distorsión en casi todo su rango de volumen.

Cuenta con una excelente direccionalidad ya que música, sonidos o efectos en los videojuegos no se escuchan emerger por debajo como en muchos portátiles sino que este parece emerger de la base de la pantalla.

Pero el sonido de este portátil es débil la gama de frecuencias bajas.

Además no lleva ningún software de regalo para mejorar la ecualización de los mismos, ni tampoco vienen firmados por ningún fabricante prestigioso como si que lo hacen en otros equipos de HP.

Definitivamente el HP 15S no disfruta de unos merecidos bajos, se salva porque el sonido es fuerte y bastante frontal.

Dispones además de salida de auriculares mediante jack estandard de 3,5 mm aunque siempre puedes conectar unos auriculares bluetooth que te ofrecerán una excelente experiencia gracias a la conectividad 5.0 de la que disfruta este portátil.

Cuenta con una cámara webcam para videoconferencias con una calidad más que aceptable, superior a la de otros portátiles de la misma gama, además está ubicada en la parte superior del portátil lo que dará un plano más adecuado debido a su altura que en otras ubicaciones.

Finalmente, cuenta con un lector de tarjetas SD, mediante el cual si te gusta la fotografía podrás hacer rápidas descargas de las fotos de tu cámara de fotos.

La conectividad del HP15S

Puerto de carga y 2x USB 3.1 tamaño grande a tu izquierda

El HP 15S cuenta con dos puertos USB 3.0 y un USB Tipo C además de un puerto HDMi y de un jack de 3,5 mm para auriculares y/o micrófono. No cuenta con puerto de red ethernet. Aunque si que tiene lector de tarjetas SD y las conectividad inalámbrica via Wifi 6.0 y BlueTooth 5.0, así que mejor vayamos por partes.

En el lateral izquierdo, a tu izquierda, tienes el conector de alimentación, que es el típico redondo y cuenta con un cargador de reducido tamaño capaz de realizar una carga rápida en poco tiempo.

Justo al lado tenemos dos puertos USB de tamaño completo con soporte de usb 3.0. En la parte derecha es donde tienes mayor conectividad, un conector HDMi completo en versión 1.4b, un puerto USB type C para datos, que nos soportará carga, el puerto de auriculares y una ranura con un lector de tarjetas SD que no aparece en la foto pues está en el extremo opuesto del portátil.

En la foto también puedes observar la máxima apertura de la pantalla.

Leds de encendido y disco, puerto USB Type C y HDMi además de un lector de tatrjetas MicroSD, ah! y esta es la máxima apertura del HP

Todos los puertos USB cuentan con velocidad de 5 Gbps, no contando el Type C con los 10 Gbps soñados, ah, y este conector tipo C sólo sirve para datos, es decir, no podrás cargar el equipo mediante ese puerto, como si lo permiten otros portátiles de gamas superiores.

En cuanto a conexiones inalámbricas, este portátil de HP cuenta con Wifi en versión 6, con una velocidad de transferencias bárbara, además de USB 5.0.

La portabilidad del portátil HP de 15,6″ con i7 de 11gen

Como de un portátil se trata vamos a hablar un poco de su portabilidad. Sorprende su escaso peso para su generosa pantalla, se trata de una pantalla de 15,6 pulgadas pero con un tamaño reducido gracias a sus estrechos bordes laterales y a que sus bordes inferior y superior no sobrepasan los 2 cm. Esto unido a que se trata de un equipo bastante fino, slim, y los ligeros materiales que se han empleado hace que su peso sea uno de los más contenidos para estas 15,6″. Pesa 1,69 Kg. que realmente no parecen ni eso.

Equipo muy compacto y portátil para ser un 15,6″

Así que por ser muy compacto y con las medidas justas y esa sensación de bajo peso se nos ha ganado como compañero portátil. Se que muchos preferirán quedarse en los 1,4 Kg, perdiendo esos casi 300 gramos a costa de tener una pantalla de 13″. Yo en parte así lo prefería, pero ahora, tras varios días de trabajo en modo portátil y a pesar de la calidad de la pantalla, casi que me vuelvo a las 15,6″.

Vamos a por otro punto que para mi es decisivo en cuanto a la portabilidad de un equipo, cuenta con una batería que según el fabricante da para unas 7,15 horas, si bien como suele ser costumbre, no se llega a esa cifra en uso profesional, y es que menos Apple los fabricantes nos mienten descaradamente.

El portátil es bastante nuevo y no habré completado más de 4 o 5 ciclos de carga y descarga por lo que el equipo puede conseguir algo más de autonomía conforme la batería se vaya «asentando» pero la verdad es que creo que entre 4 y 5 horas sería una cifra más realista.

La carga del portátil se debe hacer con el pequeño adaptador suministrado, dispone de un conector redondo típico en la esquina superior derecha, justo en el lado de los dos puertos USB del tipo A.

La lástima es que no se puede realizar la carga mediante el puerto USB del tipo C.

Según el fabricante dispone de carga rápida, consiguiendo el 50% de la carga de la batería con tan sólo 45 minutos, siempre con el equipo totalmente apagado.

El HP 15S con Intel Core i7 de generación 11

El resto de componentes de este portátil HP15S, me refiero a aquellos que no se ven y quedan bajo el teclado están por encima de la gama media a la que pertenece este portátil.

Su procesador, su gráfica integrada, su cantidad de memoria RAM, el tipo de disco de almacenamiento, su capacidad y los puertos de conexión.

Intel Core i7-1165G7

Como ya te he avanzado el procesador rinde rinde y rinde, no desfallece este cuatro núcleos y ocho hilos de Intel.

Aquí y visto el rendimiento de este i7 de generación 11, un Intel Core i7-1165G7 quiero decir que no he recuperado mi confianza total en el fabricante Intel, perdida tras quedar claramente por detrás de los procesadores de AMD en los últimos años,.

Pero tras comprobar el rendimiento de esta CPU para portátiles parece que los de Intel todavía no se dan del todo por vencidos.

Desde luego que a Intel le queda todavía esforzarse un poco más, de lo contrario no le auguro un buen futuro a menos que espabile a más tardar antes de que comience el 2022, TSM de la mano de Apple con sus procesadores ARM que montan en los nuevos Macs con M1 han puesto un listón muy alto.

Claro que el rendimiento no es gratuito, es una CPU algo calentona, sí, ya en el proceso de setup instalando y desinstalando programas, con multitud de cosas abiertas, el ventilador iba a buen ritmo un ritmo que no ha parado hasta el momento.

Justo después de una actualización de bios que se ha descargado el soft de HP, voy a reiniciar a ver si con esta mejora algo más el ya de por sí espectacular rendimiento de este portátil.

Parece que la cosa sigue por un estilo, ahora mientras redacto parte de este test del HP 15S. escucho un ligero ruido del ventilador, y es que quizá puede que sea algo que te va a acompañar mientras uses este ordenador.

El rendimiento del equipo en líneas generales

Rendimiento del HP

Magnífico, la velocidad general y específica bajo diversos programas así como la capacidad multitarea de este equipo con 4 núcleos y 8 hilos está desde luego demostrada.

En ningún momento hemos tenido que esperarle a que finalizase una tarea más de la cuenta y la madurez de Windows 10 ha ayudado en todo momento, sin cuelgues ni reinicios innecesarios más allá de los que de por sí implican alguna gran actualización del s.o. como el paso a 20H2

Ya durante el setup del ordenador portátil HP 15S, ese actualizado de Windows 10, y sobretodo la instalación de multitud de aplicaciones para pruebas reales de trabajo, videojuegos y benchmarks la verdad es que el equipo se ha comportado tan bien o incluso algo mejor que otros equipos del mismo fabricante con procesadores Ryzen 5 4600H o Ryzen 7 4700W y eso ya es decir mucho.

La velocidad está asegurada en todo momento, claro que durante estos procesos de setup digamos que no se estresa especialmente el procesador ni la gráfica, son procesos que si que conllevan multitud de descargas mediante Wifi, y ahí la Wifi 6 que incorpora da la talla, también la conectividad Bluetooth 5.0 tras conectar un ratón y un mouse para las pruebas en modo workstation, decir conectado a un monitor teclado y ratón externo se ha demostrado perfecta.

Tras las numerosas descargas, hablo de llenar esos 512 gb de disco duro, el HP 15S se sigue mostrando como incansable en la instalación de dichas descargas. Algunas son de aplicaciones a priori pesadas como las de Blender, Unity 3D, Unreal Engine y Davinci Resolve.

Tras las sesiones de pruebas decidimos quedarnos con este equipo en la redacción ya que su compromiso potencia/precio nos parecía espléndido.

Prueba de creación de imágenes 3D

Otro de nuestros clásicos es el renderizado de imágenes en 3D. Vamos a utilizar como siempre Blender, un programa gratuito de modelado en tres dimensiones.

A modo de resumen entre los diferentes renderizados que hicimos una cosa salta a la vista es que Blender se le atraganta un poco a este core i7 de onceava generación. Desde luego, su competidor, AMD ha realizado un gran trabajo consiguiendo batir a Intel en el renderizado de imágenes 3D mediante Blender.

No obstante y si os parece vamos con el detalle de las diferentes pruebas de renderizado 3D a las que he sometido a este ordenador de Hewlett Packard.

Comenzamos con el renderizado de la splash screen 2.83 del programa Blender, un renderizado que destaca por la combinación de elementos y atmósferas de la escena. Puedes descargar el fichero para realizar la prueba en tu equipo desde esta dirección online.

Los resultados han sido prometedores al conseguir renderizar la imagen de carga en tan sólo 35 segundos con 73 centésimas, una cifra que es lo sitúa entre los Ryzen 5 con SMT, es decir con el doble de hilos que núcleos, 12 y 6 respectivamente y los Ryzen 7 sin SMT, de 8 núcleos y 8 hilos.

Para los Ryzen 5 conseguimos tiempos de 14 segundos y de 45 segundos, este último creemos que por algún problema de thermal throtling. Otra referencia que tenemos para esta imagen son los tiempos del MacBook Air con chip M1, que obtuvo un resultdo muy parejo al de este HP15 S con tan sólo 31 segundos. En cambio a los Ryzen 7 con especificación U, parece que la splash screen 2.83 se les atraganta ya que se acercan peligrosamente al minuto de tiempo de renderizado.

Prueba de renderizado finalizada en 35 segundos con 73 décimas

Ahora continuamos con el renderizado del fotograma número 120 de la animación de Nishita Sky Demo, esta es la dirección online desde la que puedes descargar el archivo.

En este test el HP-15S necesitó 4 minutos y 38 segundos para completar el renderizado un tiempo bastante malo en comparación con los procesadores Ryzen que lograban completar el render en la mitad de tiempo.

Resultado renderizado en 4 minutos 38 segundos

Llegamos a la prueba de generación de imagen 3D más dura de esta batería de pruebas reales, se trata del renderizado del fotograma 5 de la animación de Andy y Lucas.

Esta escena es una escena con un toque cartoon que lleva bastante tiempo de proceso, otra prueba que puedes hacer tu mismo descargando el archivo desde esta dirección online.

Este HP 15S con procesador i7 necesitó 30 minutos con 35 segundos. El resultado es un tiempo exagerado, el doble de lo esperado y es que aquí, bajo Blender y en esta escena concreta, parece que el Intel i7 se arrastra en relación a sus competidores, un Ryzen 5 4600H tarda 14 minutos, mientras que un Ryzen 7 4700U lo hace en 18 minutos.

Renderizado en 30 minutos 35 segundos

Pruebas de rendimiento sintéticas

Aunque como ya sabrás en tiroriro.com no somos muy amigos de este tipo de pruebas ya que tenemos más que constantado que sus resultados no suelen ser determinantes vamos a hacer reflejo de los resultados obtenidos.

Las pruebas sintéticas las haremos por un lado en referencia al conjunto procesador, gráfica y ram y por el otro las típicas de acceso a disco de almacenamiento.

Rendimiento sintético del equipo

Los resultados mono núcleo son francamente buenos, en multinúcleo es más o menos lo que corresponde a un 4 núcleos

En cuanto al rendimiento global en potencia, ejecutamos como es de costumbre GeekBench en su versión 5. Puedes consultar el resultado de las pruebas a través de la siguiente dirección online.

En la prueba multinúcleo machaca a los Ryzen serie 4000 para portátiles, consiguiendo más del doble de puntuación que los Ryzen 7 4800U de ultrabajo consumo, estos de 8 núcleos 8 hilos.

También supera en la prueba sobre un único núcleo aunque con menos margen, a los Ryzen 5 4600H, y queda por debajo en la prueba multinúcleo. Estos Ryzen son cpus de 6 núcleos y 12 hilos, contra los 4 núcleos y 8 hilos del i7-1165G7.

Desde el punto de vista de rendimiento por núcleo físico parece que estos nuevos i7 dan el do de pecho, sólo superados por esos Ryzen que tienen dos núcleos físicos más.

De alguna forma queda patente que en cuanto a las pruebas sintéticas a veces más núcleos no implica un mayor resultado, pero también que los 12 hilos de la versión del Ryzen 5 4600H si que pueden vencer al i7-1165G7 en muchas de las situaciones, tal y como hemos visto en las pruebas reales anteriores a las sintéticas.

Llegamos a la prueba de potencia de cálculo basándose en la gráfica integrada Intel Iris Xe

El rendimiento en cálculo de las nuevas integradas de Intel es soberbio

La diferencia con una gráfica integrada de anterior generación es desde luego abrumadora, son 14249 puntos contra menos de 2000 de una Intel HD, puede consultar la prueba al completo en la siguiente dirección online.

Rendimiento de la unidad de almacenamiento

Rendimiento de la unidad NVMe del HP 15S

Nuestro HP15S lleva en su interior una unidad de almacenamiento NVMe en formato m2 2280, se trata de una SK Hynix BC511 HFM512GDJTNI la cual podríamos ubicar en la gama media de las unidades NVMe.

En esta unidad sólida lo que más destaca es en la velocidad en las lecturas secuenciales de archivos grandes, quedando algo por debajo de otras unidades en cuanto a las lecturas aleatorias.

Las velocidades obtenidas son bastante superiores a las de un disco SSD DATA, doblándolas en escritura y cuadriplicándolas en lectura, esto se nota en el arranque del propio sistema, que consigue completar en unos 16 segundos desde cero y en la apertura de aplicaciones.

Por ejemplo abrir GiMP, que suele ser un programa bastante pesado se toma hasta 12 segundos de tiempo, Inkscape, el programa de dibujo vectorial abrirá en sólo 7,3 segundos, mientras que con Blender el tiempo de apertura es de 8 segundos y un LibreOffice Writer poco más de 3 segundos.

Los hay algo más rápidos, no mucho más y desde luego, no me hacen falta, preferiría antes una capacidad superior de 1Tb que una mayor velocidad.

Prueba de la gráfica integrada Intel Iris Xe

Gráficos integrados Iris XE

El rendimiento con videojuegos del portátil HP 15S, siempre teniendo claramente presente que es una gráfica integrada, es desde luego claramente mejor que las generaciones anteriores.

En poco tiempo he probado las integradas de las APU de AMD para portátiles, me refiero a las Vega que integran los Ryzen 3, 5 y 7 de la serie 4000 para portátiles.

Aquellos gráficos Radeon Vega eran casi equiparables a los de una GTX1050, y los de le integrada Intel Iris Xe que equipa este HP 15S son un poco más, es decir que andan más o menos a la par que AMD.

No es que el rendimiento de la Iris Xe sea el de una GTX1650, no, el salto entre la GTX1050 y la 1650 es abismal, sobretodo en 1080p, aquí de los 1080p te vas a tener que olvidar para casi cualquier juego.

En otras palabras, no vamos a poder jugar con este HP 15S a la resolución nativa del monitor, esos 1080p no los conseguiremos en casi ningún juego triple A relativamente moderno.

Si que alcanzaremos los 1080p con algunos juegos de hace unos cuatro o cinco años, también. Incluso con un Counter Strike. Con los videojuegos actuales o del año pasado vamos a tener que bajar la resolución a 720p así como tocar bastante los settings de alisado, calidad de texturas, reducir sombras hasta casi desactivarlas, etc.

He podido jugar de forma solvente reduciendo resolución a 900p y 720p y ajustando parámetros a DiRT Rally, Grid 2019, Grand Theft Auto V, pero vamos por partes.

Por ejemplo en Grand Theft Auto obtienes una experiencia de juego bastante adecuada en 1080p pero con algunas ralentizaciones, si quieres eliminar los molestos lageos deberás bajar la resolución.

Con Rise of the Tomb Raider hemos llegado a bajar a los 1366 x 768 píxeles, y retorciendo los settings hacia abajo, al final hemos podido jugar entre 25 y 37 fps, si bien era jugable la experiencia no era del todo satisfactoria.

En No Man’s Sky hemos tenido que hacer lo propio, hasta llegar a los 1366 x 768 y ni aún con tampoco hemos conseguido una experiencia jugable satisfactoria.

Con Dirt Rally, la primera versión de este reboot de Codemasters, hemos conseguido jugar de forma fluida y más que aceptable a 900p (1600 x 900 píxeles) a una velocidad de 45 fps. Quizá esos 45 quedan lejos de una experiencia correcta para los más puristas, pero créeme, yo que soy un jugador de juegos de carreras, es suficiente.

Con Grid 2019 he jugado entre 27 y 37 fps resoluciones 1600 x 900 píxeles y con algunos settings bajados un pelín. La variación en FPSs de los 25 es en condiciones de lluvia, y en el inicio de parrilla, cuando más coches hay en pantalla, durante el resto de la carrera oscilaba entre los 30 y los 37 fps

Cabe señalar que algún juego no nos ha funcionado bien, supongo que alguna incompatibilidad con las gráficas Intel Iris Xe, ha sido el caso de Ride 3, también destacar que Grid 2019 se cargaba sin imagen tras la descarga e instalación del mismo, luego tras salir y volver acceder volvió a funcionar sin problemas.

Con juegos más modernos, como Crash Bandicoot 3, a 1366 x 768 píxeles se juega bastante bien.

Conclusión sobre el HP 15S

Un equipo muy capaz en cuanto a prestaciones aunque con algún componente como la pantalla o el teclado por debajo de lo esperado. En cuanto a su estética cuenta quizá con un diseño demasiado sobrio, resulta algo soso.

Se encuentra claramente por debajo de la sensación premium de otros equipos. Tanto a nivel de acabados como de materiales. En estos últimos, los materiales, lo notamos sobre todo con la pantalla. No hace mucho tuvimos algunos equipos como el Huawei MateBook D o el MacBook Air con procesador M1, cuya pantalla le daba vueltas a esta. Eso sí en cuanto a potencia, estaban a la par en rendimiento.

Si vas a trabajar siempre con él y con su pantalla como ordenador principal personalmente no optaría por él, prefiero pantallas de mejor calidad para un uso intensivo, si en cambio será un equipo de uso no intensivo, al que no le vas a dedicar más de un par o tres de horas diarias, es tu equipo.

Y si vas a hacer como nosotros, utilizándolo conectado a un monitor externo, en nuestro caso con resolución 1440p así como con un teclado y un ratón, es un equipo muy pero que muy adecuado.

En cuanto al rendimiento en el día a día y tras más de 15 días de uso extensivo e intensivo podemos decir que está a la par o incluso un poco por encima de la mayoría de equipos que hemos probado en la redacción de tiroriro.com.

Algunas cosas como las transferencia mediante Wifi, son notablemente satisfactorias comparándolas con cualquier equipo que halla pasado por nuestras manos.

En resumen potencia y capacidad, aunque la pantalla flaquea.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On