Vender más en Wallapop

Wallapop es una de las apps más conocidas por todo el mundo, gracias a ella puedes vender aquello que ya no utilizas y así recuperar un poco lo que pagaste por ese producto. Nosotros te mostramos cómo vender más en wallapop.

Wallapop

Si bien existe una tendencia natural a la negociación en las compra ventas de segunda mano que no haría falta que nos las explicasen pues las mismas parecen intrínsecas a la condición humana, en este artículo vamos a ver algunas estrategias que nos pueden permitir vender más en Wallapop.

Algunas, por no decir la mayoría, pueden resultar tan obvias como eficaces, pero muchas veces, por descuido, olvido o por pura desidia no las aplicamos y nuestros productos languidecen en nuestros listados de venta de Wallapop hasta caducar.

Destacar productos en Wallapop

Pan para hoy hambre para mañana, comenzar poniendo a la venta un producto pagando por destacarlo a Wallapop es dopar el producto sin darle margen alguno a demostrarnos si este tiene demanda o no, si este tiene buen precio o no.

Es decir, no aconsejo como parte de la estrategia de venta el pagar por destacar el producto.

Únicamente en productos que sabemos que existe mucha demanda, donde tenemos mucha competencia y no el mejor precio, siendo el precio un precio alto donde una inversión en publicidad no afecte apenas a los márgenes, y solo entonces… bueno, pero primero probemos una semana o dos sin pagar por publicar en Wallapop.

Las fotos de los productos

Sobre el cómo hacer las fotografías, desde luego que con el mismo teléfono móvil que vas a publicar la oferta ya que es sumamente cómodo y rápido tirar de la galería del móvil para publicar las fotos.

A mayor número de fotos sobre el mismo producto que tengas a la venta menos preguntas sin sentido te llegarán mediante la app, preguntas, que recuerda es mejor responder para que así lo refleje en tu ficha de vendedor, conforme eres una persona que responde las ofertas en pocas horas.

Obviamente las fotos tienen que estar bien hechas, no hace falta ser un profesional de la fotografía, pero hay que tener sentido común.

El producto se debe reconocer a simple vista aunque la foto sea pequeña, es decir, debe de ser reconocible en los listados de productos tras una búsqueda, sin necesidad de que el posible comprador tenga que entrar en el producto concreto, ya que hay tantos y tantos productos listados en wallapop que entramos a uno o dos.

El producto obviamente deberá estar limpio, sin polvo, y aparecer en la foto de forma aislada, es decir, sin otros elementos. Un truco es hacerle la fotografía sobre una mesa despejada, sobre un sofá o sobre una cama.

El título del producto

Debe ser corto y descriptivo, si por ejemplo ponemos a la venta un móvil Android con la versión 10 del sistema operativo del robotito y del fabricante Samsung A2 deberemos poner como título «Móvil Samsung A2 con Android 10»

Hay que huir de títulos comerciales en plan «El mejor móvil de Samsung con Android» ni cosas por el estilo.

Podemos llegar a intuir que nuestro título está bien o no comparando con otros productos idénticos el número de visualizaciones del producto, nuestras visualizaciones deberán de ir creciendo al mismo ritmo que el de nuestros competidores. Es decir, si otro vendedor tiene 150 visualizaciones de su producto en el momento de publicar nuestro producto y transcurrido una semana ese producto tiene 180, nosotros deberíamos tener como mínimo 30 visualizaciones en nuestro producto, de lo contrario algo tenemos mal, posiblemente sea el título, aunque también deberíamos mirar la descripción y

La descripción del producto

Hay que ser sincero en cuanto al estado del producto, y sobre todo dar confianza para la compra, así que si el mismo funciona hay que dejar por escrito cosas como:

En perfecto estado de funcionamiento.

Totalmente funcional.

En ningún caso si el producto funciona perfectamente pero tiene un daño estético deberemos soltar categóricos:

En perfecto estado

Como nuevo

Ya que no es así, aunque funcione perfectamente no está como nuevo ni en perfecto esdtado

El precio del producto

Esta es quizá la parte más delicada, da igual que nuestras fotos sean buenas, que nuestro título sea el correcto y que el texto sea noble e informador, si el precio no es el mejor, no venderemos.

Mi táctica para fijar el precio es realizar una búsqueda del mismo producto que voy a poner a la venta en Wallapop, me anoto los precios, mínimos de productos que estén más o menos en el mismo estado, aquí hay que tener en cuenta que cosas que pueden parecernos de poca importancia, como tener el embalaje original del producto en perfecto estado, hace que el producto se valore más, en ocasiones cuando hablamos de objetos de colección, como videojuegos o consolas, mucho más.

De los precios mínimos anotados me fijo en los que son de anuncios publicados en mi zona, en mi provincia, y de todos ellos me quedo con el que menos vale, ese es el precio máximo al que no voy a vender el producto. Menuda afirmación eh!

Mi lógica me dice que si ese producto está ahí, sin venderse, es por dos posibles razones, bueno tres, la primera, que lleve muy poco tiempo publicado, esto podemos intuirlo por la cantidad de visionados que tenga y la cantidad de favoritos, la segunda razón porque no exista interés por ese tipo de productos, podemos también intuirlo por el número de visionados y por último, no se vende porque es caro.

Así que lo que hago es restarle un 10% para fijar mi precio de salida en Wallapop, luego ya lo iré ajustando atendiendo a la demanda. Si recibo muchos mensajes lo subiré, si no recibo ninguno lo iré bajando progresivamente.

Bajar el precio progresivamente

El precio del producto en Wallapop es vital

Esta es otra de esas tareas que conllevan tiempo de gestión en Wallapop pero que tengo comprobadísimo que funcionan y muy bien, además para todo tipo de productos.

Hay que tener muy presente que si existen personas que han marcado como favoritos alguno de nuestros productos, cuando bajamos el precio reciben una notificación en el móvil, es decir, que estamos avisando de que hemos bajado el precio y por tanto podemos acabar por cerrar la venta.

Se trata de ir bajando cada semana el precio del producto entre un 1 o un 5%, por ejemplo si tenemos listado un producto a 80 euros, lo bajamos a 79 a la siguiente semana, después transcurrida otra semana más a 74,90, a la siguiente a 69,90 y así sucesivamente hasta que logro venderlo.

Obviamente estas bajadas deben ir acompañadas de cierto interés que podremos ver en el número de visualizaciones de nuestros productos.

La caducidad de los productos

Es importante ir entrando en la app de Wallapop, ya que en la actualidad dicha app no te avisa cuando alguno de los productos que tú, como vendedor en Wallapop, tiene a la venta caduca.

Claro, que ni si quiera los de Wallapop se paran a avisarte en ningún momento de la caducidad de los mismos, ni siquiera cuando los publicas, no estaría de más en el momento de dar a publicar que te apareciese una información diciendo algo así como «este producto estará activo hasta la fecha xx/xx/xx» pero bueno, ya sabemos que la app de Wallapop dista mucho de ser ideal.

Cuando un producto caduca deja de aparecer en las búsquedas y listados de categorías de producto de Wallapop, con lo que la visibilidad de esos productos cae a 0.

El vendedor verá rápidamente en sus listados de productos los productos que tiene caducados pudiéndolos reactivar nuevamente con un par de clics, algo molesto, pero que de alguna forma hace que Wallapop muestre sólo productos «frescos»

Tipos de cliente en Wallapop

Podrías pensar que en principio todos van a ser clientes particulares, es decir gente mundana que compra ocasionalmente en wallapop, pero no es así cada día que pasa hay más y más tiendas que ofrecen sus productos e incluso sus servicios en la app de Wallapop

Las tiendas como cliente no nos interesan ya que en su mayoría suelen funcionar como revendedores, es decir van a comprar tu producto y lo van a volver a poner a la venta.

Por tanto el precio objetivo de compra, lo que nos van a ofrecer los revendedores por los productos que tenemos a la venta, siempre será sensiblemente menor a lo que pretendemos ganar.

Podemos detectar estos clientes accediendo a su ficha de ventas en Wallapop, para ello, una vez nos contactan mediante chat, deberemos pulsar sobre su foto o icono para que la app de Wallapop nos muestre sus estadísticas.

Lo primero sería observar su foto, si se trata del logotipo de una empresa probablemente ya sea un revendedor, al igual que el nombre de usuario que podría indicarnos que es una empresa.

Si bien muchos intentan no dar el cante demasiado y deberemos descubrirlos analizando la cantidad de productos que tiene a la venta y el tipo, una persona digamos que normal, puede tener uno dos o tres productos a la venta, algunos más, diez, incluso veinte, si tiene más producto ojo, que puede ser una empresa y no un particular.

Si todos los productos listados pertenecen a un mismo tipo, por ejemplo una persona que tenga listados 10 o 15 relojes, probablemente sea una relojería o un revendedor de relojes.

También podemos detenernos a leer los comentarios de los compradores, donde alguien puede dejar algún comentario conforme es una tienda.

Entre los particulares tienes muchos subtipos de clientes, desde los típicos y molestos preguntones que utilizan la plataforma de Wallapop para preguntar por como funcionan tal producto, a los que son vendedores competencia, que tienen tu producto y quieren indagar hasta donde lo bajas.

No debemos olvidar también al tipo de cliente cambiador, uno que llega a Wallapop dispuesto a cambiar productos que el tiene a la venta por otros que quiere tener, sin ofrecer el dinero que uno pide, es decir ofreciéndote otros productos para cambiar por el tuyo.

La negociación en Wallapop

El comprador que quiere negociar sí o sí. Este será el 90% de los casos que se interesen por el producto que tengas publicado en Wallapop.

Es raro que si tienes un producto publicado y por el pides 100, alguien contacte contigo y llegues a cerrar la venta en 100 euros. Lo normal es que cualquier posible comprador te ofrezca menos de ese precio.

En la ficha de tu producto puedes no marcar la casilla de «Precio negociable» en el momento de publicar tu producto en Wallapop, también puedes escribir un mensaje del tipo PRECIO NO NEGOCIABLE, sin embargo la gente no lee o lee muy poco y mal y te intentarán rebajar el precio sí o sí.

Por este motivo es de capital importancia dejarse un margen para la negociación, infla su precio un 5-10% para luego estar dispuesto a bajar un 10-15%, sí, aunque no te cuadre, será así. Tendemos a sobrevalorar lo que tenemos cuando decidimos ponerlo a la venta.

Los cambios en Wallapop

El tema de te cambio tu producto por otro es un sistema genial para aquellos que lo utilicen como filosofía de venta, es una forma de tener productos nuevos deshaciéndote de los que ya no usas sin tener que poner apenas dinero.

En muchas ocasiones los productos que se van a intercambiar pueden tener un precio de venta diferente, en esos casos se suele llegar a un acuerdo del tipo, te cambio esto por esto y además te doy 10 euros, 20, o los que sea para cubrir esa posible diferencia.

Sin embargo no son muchos los vendedores que aceptan cambios, para empezar porque es difícil que se de la ocasión de que tú pongas a la venta determinado producto porque quieres comprarte otro que casualmente el posible interesado en tu producto tenga a la venta de forma simultánea en Wallapop.

Por este motivo, si quieres evitar, que estos tipos de clientes cambiadores te contacten te recomiendo que al principio del texto de tu producto escribas un «NO ACEPTO CAMBIOS», así tal cual en mayúsculas.

La educación en Wallapop

Esto es algo que en determinadas ocasiones puede costar horrores cumplir, y es que hay compradores verdaderamente desconsiderados.

Por ejemplo si tu por un producto de alto valor, como un tablet, una TV, una consola, pides 150 euros, porque lo has visto en tiendas a 175-200 euros. Es normal que te ofendas si un posible comprador te ofrece 50 euros.

He dicho posible, pero ya te digo que con esa distancia de precio, ese comprador no es potencial ni de lejos.

Cuando detectas a estos compradores que van tan de roedores, lo mejor es contestar lo mínimo, pero siempre contestar y hacerlo de forma totalmente educada, robótica si es el caso.

Con esto me refiero a que hay que evitar enviarlo a freír espárragos o directamente a sitios peores, pero hay que contestar ya que Wallapop muestra en la ficha del vendedor un «Suele responder en X horas, días, meses», nos interesa por si alguien desconfiase de nuestra honradez o de nuestros productos tener un valor lo más pequeño posible, no hablo de minutos, ya que eso nos podría delatar como tienda o como desesperados

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On