Viajar a países exóticos

Como cada año sucede cuando llegan las tan ansiadas fechas estivales, se produce algo así como una especie de estampida colectiva donde diferentes grupos humanos se desplazan de una parte del mundo a otro con el objetivo principal de disfrutar de sus vacaciones.

Esto es un hecho indiscutible, nadie podrá negar que año tras año conforme los días van transcurriendo hacia la temporada de verano, la mayoría de nosotros nos dedicamos a ir tachando los días de nuestros calendarios con el deseo de llegar lo antes posible, como si de una meta se tratara, a alcanzar esa fecha, sí, ese día que tenemos subrayado en rojo chillón como el día inicial de nuestras vacaciones.

Cuando eso sucede, por descontando, nos sentimos las personas más afortunadas del mundo, porque por fin habremos alcanzado el sueño tan anhelado durante todo el año, sí, ése que empieza a fraguarse justo el primer día que regresamos al trabajo al finalizar nuestras vacaciones anteriores.

Entonces, una vez ha llegada la fecha tan señalada, lo normal es que la mayoría de nosotros hayamos previsto con anterioridad dónde queremos pasar nuestras soñadas vacaciones. Aunque eso tampoco tiene que ser un requisito indispensable, ya que cualquier momento es válido para decidir dónde ir.

Aunque si queréis ser previsores, y además sois de los que os encanta viajar a países exóticos, os recomendamos,entonces, que echéis un vistazo a este post pues en él os daremos unos pequeños consejos que nunca estarán de más, sobre todo cuando tengáis que desplazarnos a unos “cuantos” kilómetros de distancia de vuestra residencia.

Consejos para viajar a lugares exóticos

Hemos pensado que quizás os gustaría tomar algunas precauciones a la hora de planear un viaje a lugares exóticos, porque como dice el refranero popular: “más vale prevenir que curar”, así que, ahí van unos cuantos consejos para viajar a lugares exóticos:

Primero: informarse sobre posibles contagios

Se aconseja que antes de realizar un viaje a uno de esos países maravillosos y exóticos que a todos nos cautivan, consultemos a los profesionales sobre el tipo de contingencias que podemos encontraros en el destino escogido. Para ello existen Centros de Vacunación Internacional donde informan al viajero sobre las condiciones sanitarias del país de destino y sobre cómo prevenir algunas de las enfermedades causadas por mosquitos u otro tipo de insectos autóctonos del lugar de destino.

Segundo: vacunarse

Una vez informados sobre los “posibles” peligros que nos podamos encontrar, es importante vacunarse contra ellos. No obstante, el tipo de vacuna dependerá del lugar escogido; no en todos los países debemos vacunarnos por igual, sobre todo también hay que tener en cuenta la zona visitada, si es rural o urbana, pues en ese caso también cambiarán las condiciones.

De todas maneras, los Centros Internacionales de Vacunación indican que cuando viajemos a un país exótico o tropical, deberíamos vacunarnos siempre obligatoriamente contra las siguientes enfermedades: la meningitis meningocócica, la fiebre amarilla y la poliomielitis.

Tercero: llevar repelente de mosquitos

Llevar siempre en el equipaje repelente de mosquitos. Pensad que los mosquitos son los principales transmisores de enfermedades contagiosas como la fiebre amarilla o la malaria. Además, a parte del repelente también estaría de más llevarse unas mosquiteras para dormir. Aunque antes de desplazarse al país de destino consultar en vuestras farmacias o centros médicos qué tipo de mosquitos son originarios de ese país para poder llevar el repelente adecuado.

Cuarto: usar protección solar

Llevar protección solar. Aunque seguir este consejo es bastante obvio, también habría que seguir una serie de indicaciones para protegernos del sol. Por ejemplo, se aconseja no exponerse durante largos periodos al sol, al igual que no pasar mucho tiempo en lugares húmeros o muy calurosos.

En cuanto a los accesorios que debemos llevar siempre con nosotros son: unas buenas gafas de sol y un sombrero que nos protejan de las inclemencias solares.

Quinto: llevar ropa adecuada

Escoger el tipo de ropa adecuada. En consonancia con la recomendación anterior, es importante elegir la ropa y el calzado ideales para llevar en el destino escogido.

Se aconseja tapar bien la piel para que esté protegida de las picaduras de mosquitos. Para ello necesitaremos vestir manga larga y pantalón largo. En cuanto al calzado tendría que ser cerrado y con calcetines. El tipo de tejido si es de algodón perfecto, ya que este tipo de material deja traspasar mejor la sudoración. También es importante el color de la ropa, cuanto más claro mejor ya que antes “repelerá” la intensidad del sol.

Por otro lado, sé que este tipo de indicaciones suele costar llevarlas a cabo sobre todo porque normalmente en los países tropicales el calor es el pan de cada día, y llevar puesto este tipo de indumentaria representa un pequeño sacrificio, pero sin embargo, así lo recomiendan las autoridades sanitarias.

Sexto: prevención contra la diarrea

Prevención contra la diarrea. La gran mayoría de los turistas que visitan países exóticos están expuestos, tarde o temprano a tener algún episodio de diarrea. Para poderla prevenir se aconseja seguir unas indicaciones muy concretas:

  • Evitar tomar alimentos crudos como la fruta o la verdura con su piel, es decir, hay que pelarlos previamente. Del mismo modo se aconseja comer alimentos que hayan sido cocinados con anterioridad, es decir, hay que alejarse de lo crudo.
  • Hervir la leche antes de tomarla.
  • No tomar hielo ni helados.
  • Beber agua embotellada o hervida. Existen unas pastillas específicas que sirven para potabilizar el agua en el caso de no poder comprarla en botella.

Si os fijáis el problema puede venir por el agua, ya que ésta puede ser una fuente directa de contagio, con lo que mejor tomar precauciones. Por cierto, tened también cuidado si os bañáis en ríos o lagos porque en estos casos podría producirse algún contagio provocado por pequeños insectos que se introducen en la piel.

Séptimo: precauciones a la vuelta del viaje

En principio, ya habrían acabado las recomendaciones para prevenir enfermedades “raras” provocadas por viajes a destinos exóticos, sin embargo, este último consejo debería aplicarse  a la vuelta del viaje.

A veces, pasado un tiempo considerable, una vez hemos regresado de nuestras vacaciones, es cuando aparecen los síntomas del malestar. Algunas enfermedades se manifiestan bastante tiempo después, por ese motivo, es aconsejable que si notamos malestar o síntomas raros, acudamos al centro médico y comentemos el viaje que hemos realizado con anterioridad.

Lo dicho, más vale prevenir que curar, nunca está de más excederse un poco en este aspecto.

Bueno, y después de todas las recomendaciones expuestas, espero que este reto no os haya quitado las ganas de viajar. Pensad que viajar es uno de los grandes privilegios que el ser humano posee, y si tenéis la oportunidad de hacerlo, no os lo penséis dos veces y lanzaros a la piscina, seguro no os arrepentiréis, o sí! 😉