Xiaomi ya es mejor que Huawei

En la foto, de pie cuatro teléfonos móviles de gama alta encendidos de diferentes fabricantes

Xiaomi ya es mejor que Huawei

En la particular contienda en ser el fabricante mundial que mayor número de teléfonos móviles vende en todo el planeta hemos tenido un cambio en sus posiciones, si bien hace un tiempo este cambio de tendencia ya fue plausible en nuestro país, España, ahora pasa a ser cambio a nivel mundial.

Desde este febrero, el fabricante chino Xiaomi ha logrado superar al también chino Huawei a nivel mundial.

Por tanto, señoras y señores, hoy Xiaomi ya es el tercer  fabricante de teléfonos móviles del mundo, relegando a Huawei a la cuarta posición del podio.

A Xiaomi ya tan sólo queda alcanzar el trono derrotando a Apple, que lo hará de forma relativamente fácil, y posteriormente a la coreana Samsung, que aguanta gracias a su gran parque de teléfonos de gama baja y media en el mercado que vende como churros tanto en el mercado asiático como en el occidental.

La estrategia de Xiaomi para dominar el mundo

Sí, nosotros desde tiroriro.com creemos firmemente que la lucha que deberá librar Xiaomi a partir de ahora es con Samsung, y para vencer y poder liderar el mercado de número de teléfonos vendidos, esta guerra debería centrarse en las gamas medias y bajas, ya que son las que más unidades venden en todo el mundo.

Además del mayor número de ventas de la gama media, estos móviles son probablemente las que les dejen un mayor beneficio al tratarse de tecnologías muy de consumo y que no requieren lo último de lo último en cuanto a recursos en su producción comparados con los de gama alta, a los que el usuario les exige siempre equipar lo último de lo último y obtener un máximo rendimiento.

Olvidarse de focalizarse exclusivamente en la gama alta, donde Xiaomi compite en altas prestaciones y siempre bajo un mejor precio, pero debe evitarlo porque en cuanto a prestaciones brutas Samsung o la propia Apple siempre podrán estar un paso por encima en cuanto al nivel tecnológico e innovador en sus productos ya que a diferencia de Xiaomi que integra hardware de terceros, como procesadores de Qualcom o Mediatek, Samsung es un reconocido fabricante de procesadores y memorias RAM y NAND, que fabrica para otros como Apple, y que por ello además cuenta con un pulmón financiero y talento innovador fuera de toda duda.

En cuanto a Apple, el problema es que con teléfonos móviles de gama alta por los que el usuario es capaz de pagar cifras astronómicas, superiores a 1.000 euros, no hay tecnología que pueda salvaguardar tamañ diferencia de precio. Un iPhone 11 siempre será mejor que su contemporáneo gama alta de Xiaomi, pero claro, este último valdrá la mitad del precio. Por tanto debe competir en otras gamas.

Xiaomi, por si fuera poco, no se conforma con batallar en un tipo de producto, inteligentemente ataca de una forma muy horizontal y dispersa casi cualquier tipología de productos, muchas de ellas con componente electrónico, pero algunas no tanto. La estrategia de Xiaomi es también multiproducto.

Desde los patinetes eléctricos de Xiaomi pasando por las básculas e incluso por mochilas y mascarillas, todos ellos productos que le han otorgado un plus a la marca. Por ejemplos los ya mencionados patinetes que están considerados, al menos aquí en España, como unos patinetes de gama alta, un producto premium que aquellos que disfrutan de ellos no paran de hablar de sus muchas bondades, el resto de marcas de patinetes nos suenan como completas desconocidas.

Lo mismo pasa con las pulseras de actividad Xiaomi, y los relojes smartwatch de la marca Xiaomi que han elevado a la marca de forma global ya que podemos verlas en multitud de personas en los gimnasios.

Samsung sigue siendo el rey

Sí, Samsung sigue reinando como el mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo.

Sin embargo Samsung ha perdido algo de terreno o distancia con el segundo fabricante mundial, sea este quien sea, es porque se han combinado un par de factores, errores en cuanto a diseño en sus dispositivos que los han convertido en menos atractivos porque su diferencial ya no es tan grande, lógico porque los teléfonos actuales, sea cual sea su gama ya incluyen todos tecnologías más que suficientes. Y segundo porque su posición natural quizá es esa, los primeros pero no con una desmesurada distancia con el segundo, eso sí esa distancia, desde el punto de vista de la máxima innovación se nos antoja insalvable, al menos en cuanto a las gamas más altas de teléfonos móviles pero en gamas medias y bajas, es donde Xiaomi podría superar a Samsung como el fabricante que más teléfonos vende.

Huawei sigue en la batalla por ser el que más móviles vende

Huawei no obstante, dudamos que se quede quieta, e intentará por todos los medios recuperar esas posiciones perdidas, hasta el día de hoy su estrategia ha sido bastante firme, basada en conseguir el aplauso unánime en sus teléfonos de gama más alta.

Los teléfonos de gama alta de Huawei siempre han disfrutado de un rendimiento excelente, aunque quizá desde el procesador HiSilicon Kirim 960 no se ha visto una sustancial mejora de incremento de potencia en las subsiguientes versiones como el 970, 980 y 990. Quedando siempre algo por debajo de los correspondientes y contemporáneos procesadores Snapdragon que monta masivamente la competencia, como Xiaomi.

Quizá el error de Huawei ha sido en su tesón por desplegar y hacerse con la tan cacareada tecnología 5G, que representa una clara mejora en la velocidad de datos de la red y unas supuestas mejoras en el blindaje o seguridad de los datos. Esa batalla en liderar el 5G la ha llevado a enfrentarse directamente con intereses norteamericanos, hasta tal punto que Huawei se convirtió durante el pasado 2019 en el punto de mira de Donald Trump, hasta tal punto que obligó a la también americana Google (Alphabet Inc.) a no prestar sus servicios de software y sistemas operativos a los nuevos teléfonos que Huawei lanzase al mercado.

El miedo del usuario occidental a comprar un teléfono de alta gama y quedarse fuera del espectro de apps de Google, tan comúnmente usadas, como Gmail, el navegador Chrome o la propia App Store unido al también bloqueo a Huawei por parte de Facebook, propietarios también de Whatsapp, hace que uno se decante por cualquier otra opción antes de adquirir un gama alta que no te va a garantizar futuras actualizaciones de las apps ni del sistema operativo Android, propietario de Google.

Por ello, recuperarse en esta batalla para liderar las ventas y volver a superar a Xiaomi nos resulta poco menos que imposible, improbable, al menos por el momento, quizá la pandemia que nos afecta en estos momentos, y desde hace dos días especialmente a USA acabe por conciliar a USA y China en su guerra comercial y se puedan relajar los bloqueos que sufre Huawei y que por el momento no está sufriendo Xiaomi.

Claro, que mientras tanto, los consumidores que en su día fueron recelosos de Xiaomi, ahora buscan alternativa en Xiaomi a esos Huawei P20, porque los P30 y los recientes Huawei P40, al menos yo, sólo los he visto en las tiendas, y en algún que otro YouTuber pruebateléfonos. Los usuarios hemos dejado de comprar en masa soluciones de Huawei.

Las alternativas que nos ofrece Xiaomi a los denostados Huawei, a día de hoy, son más potentes, e incluso mejores en muchos aspectos, y si esto fuese poco, son consistentemente más económicos, aunque no tanto, pues Xiaomi visto su nuevo liderazgo parece que ha decidido cambiar su política de precios del bueno bonito y barato, al bueno bonito y normal… confiemos que esta tendencia no nos lleve a situar Xiaomi a precios prohibitivos con un producto pseudo premium.

Nuevos competidores de Xiaomi

Quizá a Xiaomi le aparezcan nuevos rivales, que los tiene, pero todavía son pocos y de escaso potencial, quizá ya os suenan nombres tales como Realme, Oppo, Wiko aunque no te resultarán ni mucho menos tan visibles como los productos de Xiaomi, que están hasta en la sopa, y es que su estrategia multi producto los está llevando por el sendero de la fama. Su gama de productos poco o nada tiene que envidiar a la de por ejemplo el gigante sur coreano Samsung.

Estos móviles, como los Realme pretenden plantar cara a Xiaomi, consiguiendo vencerlos en algunos aspecto como el precio prestaciones, no siendo el caso así de los Oppo ni de los Wikko, los primeros por ser algo más caros aunque de acabados claramente más premium y los segundos, los Wiko por ser claramente inferiores a los móviles de Xiaomi en prácticamente todos los aspectos.

Ventas de móviles a nivel mundial

Claro que estos avances en la conquista mundial del trono de teléfonos móviles vendidos deben ponerse en un contexto mundial de bajada de ventas, y no es una bajada de ventas pequeña, si no descomunal ya que existen informes que hablan de que el descalabro en ventas de teléfonos móviles es del orden de un -39% internanual.

Estos datos a nosotros nos dejan claro de que vamos a tener un claro parón en cuanto a la aparición de nuevos terminales de gama alta durante este año 2020 y probablemente durante el 2021 de forma inercial.

Innovación en los móviles de 2020

En cuanto a la innovación a la que vamos asistir en este 2020, aprovecho para comentar algo que se está observando y es que los nuevos terminales que se anuncian en la actualidad y que van a convertirse en los nuevos buques insignia va a ser más bien poca.

Estos nuevos móviles cuyos lanzamientos se están ya realizando o se van a realizar estos meses, son todos móviles diseñados durante los últimos meses de 2019 y que equipan procesadores de 2019, que a su vez, lastrados por la guerra comercial entre USA y China de 2019, son pequeñas revisiones y mejoras sobre los aparecidos a finales y principios de 2018.

En cuanto a rendimiento, siempre basándonos en su procesador que es directo responsable del mismo, por ejemplo un Snapdragon 865 presentado en diciembre de 2019 no es significativamente mucho más potente que un Snapdragon 855 que aparecón en diciembre de 2018 y que ya contaba con la misma tecnología de 7 nanómetros que su sucesor, el 865. Lo que si que incorpora este último es 5G, aunque para mi esto no sea en absoluto algo vital a día de hoy, y es que desde el 3G las velocidades de red que alcanzan son suficientes, además realmente en España el despliegue del 5G es escaso, y ahora lo será menos, tenemos otras prioridades.

En el resto de prestaciones nuevas o mejoras que van a presentar los nuevos móviles, tenemos la desaparición o miniaturización del notch al mínimo, convirtiendo los móviles a algo más cercano al concepto de todo pantalla, pero sin grandes cambios, cabe recordar que la propia Xiaomi, protagonista de este artículo, lanzó en 2019 el Xiaomi Mi9T y el Mi9T Pro que son casi un todo pantalla al no contar con muestra alguna, ya que su cámara frontal es del tipo periscópica, o escamoteable.

También se continua con el incremento en número de cámara traseras, siendo ya algo desmesurado y totalmente innecesario, mi Mi9T Pro dispone de triple cámara, una con zoom óptico 2X y otra con gran angular, ambas las he usado en muy escasas ocasiones, y más por probar que por auténtica necesidad.

La masiva incorporación del lector de huellas bajo la pantalla es algo que también se va a consolidar en este 2020, pero que es un avance del 2019.

El resto de innovaciones se limita a una mayor tasa en la velocidad de refresco de las pantallas de los terminales que nos proporcionará una imagen más nítida, pero con un indeseable aumento de consumo eléctrico y por tanto de empeoramiento en la autonomía del dispositivo, algo que para mi es ciertamente más importante.