Yamaha RD350 la viuda negra

Yamaha RD350 la viuda negra
4.3 (86.67%) 15 votos

He titulado este artículo como “Yamaha RD350 la viuda negra” aunque por estas latitudes también la llamábamos la matapijos, e incluso, alguno de mis amigos moteros de otras latitudes del planeta, me ha contado que en sus países también la denominaban la viuda blanca o la mata hombres.

Si una moto acredita uno o más nombres propios populares, más allá del propio nombre o modelo con el que es bautizado por el fabricante, no será por motivos simplemente casuales. En el caso de este modelo es porqué  se ha convertido por méritos propios en un modelo de culto. Uno de los lanzamientos que más perdurará en la memoria de los amantes de las motos japonesas.

Hablamos sin duda alguna de la formidable e inigualable Yamaha RD350, una moto de dos tiempos lanzada en 1974, para posteriormente convertirse en uno de los más grandes iconos de la deportividad radical de aquellas épocas.

La RD350 es una naked de dos tiempos y dos cilindros que sumaba un total de 350 c.c. y que ofrecía una respuesta y un coraje muy por encima del resto de motos de su época, una apuesta arriesgada de Yamaha que la convertían en una moto especialmente exigente con el piloto, con una respuesta salvaje que la convertían en una motocicleta difícil de pilotar.

En su época, la Yamaha RD350 era una deportiva con mayúsculas, con un comportamiento y rendimiento como ninguna otra moto de su cilindrada fabricada hasta la fecha. Su marcado carácter racing la ha convertido con el tiempo en una moto de culto.

Empezamos desgranando su nombre, precedido por el nombre del fabricante y seguido por las siglas RD siglas que provienen de la frase “Race Developed” que en nuestro idioma significa “Desarrollada para carreras” y con mucha razón pues era una moto que parecía sacada de un circuito.

La Yamaha RD 350 fue fabricada únicamente en dos colores, blanco y negro, ambas siempre con motivos en color rojo. La versión inicial era naked, con el foco redondo, si bien más tarde apareció una versión carenada que incluía un foco rectangular.

Su motor, era un motor en mayúsculas, un bravo corazón compuesto por dos cilindros paralelos de, y ahí está la gracia, dos tiempos. Contaba con refrigeración líquida y entregaba toda su potencia con una rabia inusitada. Entregaba, en las últimas revisiones del modelo, hasta 63 cv. a 9.000 rpm. una auténtica pasada para un motor de tan sólo 350 c.c. de serie. Se alimentaba por dos carburadores Mikuni de 28 mm

Era capaz de alcanzar los 200 Km/h. gracias a su caja de cambios de seis velocidades, algunas RD350 de las primeras versiones equiparon un caja de cambios más primitiva con tan sólo 5 velocidades y un motor con menos prestaciones, entregando tan sólo 39 cv. y quedándose en unos también respetables 169 Km/h.

La Yamaha RD 350 contaba con un dinamismo salvaje que le proporcionaba su robusto chasis tubular de doble cuna y su parte ciclo, avanzada para su época, calzaba dos llantas de aluminio de 18″ acabadas en un llamativo color rojo con un neumático delantero en medidas de 90/90 y un trasero de 110/80.

Para detener a su impetuoso espíritu la RD350 disponía de un potente equipo de frenos en el eje delantero compuesto por dos discos de frenos de 267 mm. y pinza de doble pistón mientras que en el eje trasero contaba con un disco de freno también de 267 mm. pero con pistón simple. Su peso era de tan sólo 143 Kg. a los que debías añadirle los 15 litros de depósito.

Los escapes, que eran dos, uno a cada lado de la moto contaban con el sistema YPVS de Yamaha. Este sistema que se denomina también sistema de válvula de potencia incidía variando la apertura del escape en función del rango de revoluciones del motor con el fin de maximizar el rendimiento.

Hoy con suerte puedes encontrar alguna Yamaha RD350 de segunda mano pero prepara no menos de 3.500 euros y para acceder a una RD350 con no menos de 40.000 Km. y realmente no hay muchas.

 

No te pierdas: