Portada » blablablá » Amazon no te da garantía
Amazon no te da garantía

Amazon no te da garantía

Si bien estos impresentables de Amazon no paran de vender en España y en todo el mundo, luego oyes en las noticias que no pagan impuestos en el país donde venden, para ello utilizan tecnologías financieras sólo aptas para los más grandes y tramposos.

No pagan impuestos los muy ladrones

Piensa que con ello, con esa falta de impuesto en tu país, nada de lo que recaudan se revierte en el estado, cuando el estado eres tú, tu jubilación, tus ayudas, tu pensión, tus carreteras, tu sanidad y para colmo a veces actúan incumpliendo de forma flagrante la legislación vigente que protege al comprador.

La garantía europea que Amazon no cumple

Y es que que como consumidor y posible comprador de Amazon debes tener cuidado y ser consciente de que en Amazon tiene un punto débil, algo de lo que muchos no hablan o hablan con total desconocimiento, su garantía es muchas veces débil.

Amigos, familiares y conocidos te podrán decir que comprar en Amazon no entraña problemas, que todo ha llegado y funcionado correctamente, que además tenía un buen precio y blablablá.

Correcto, aunque sólo hasta que tu problema llega más allá del primer año de uso de ese producto, es entonces cuando se saltan la ley a la torera.

En ella exigen a toda empresa para vender a Europa que proporcionen un periodo de garantía de hasta dos años de garantía, aunque recientemente en 2022 este ha pasado a ser de tres años.

Pues bien, ya en dos ocasiones no me han querido proporcionar dicha garantía transcurrido un año de la compra de un producto alegando cuestiones de, «pasado el año lo debes gestionar con el fabricante», o no queda cubierto po «desgaste natural», sandeces, mentiras y triquiñuelas para saltarse la ley impunemente.

Deberían sancionar es este mastodonte, y hacerlo hasta extenuarlos, deberían de hacerles cumplir la ley, por supuesto no dejándoles vender si no proporcionan una garantía real acorde con las leyes vigentes, así como exigier el pago de impuestos.

De lo contrario juegan con ventaja como vendedores y claro que venden más baratos, porque no pagan impuestos y no reponen productos defectuosos, acciones que son increíblemente injustas en comparación con el resto de comerciantes no adscritos a vender en Amazon.

Un consejo, por tu futuro y el de tu estado, piénsatelo antes de comprar en Amazon.

La garantía que da Amazon es pésima

Una garantía pésima

Ellos cacarean que cumplen a pies juntillas las condiciones para vender en el continente europeo. Mentira.

No siempre te dan garantía, ya que a veces incluso se desvinculan con el rollito tan cacareado de que son un marketplace y que como tal en esta o esta otra ocasión la venta ha sido efectuada por un tercero, un vendedor que utiliza la plataforma de Amazon para vender.

Que en todo caso recurras al vendedor, señores, yo he comprado en Amazon, Amazon debe ocuparse del problema y no trasladarlo.

Por si no lo sabes Amazon funciona como un mercadillo donde terceros vendedores ponen sus productos a la venta, pero es Amazon quien te cobra y quien debería cubrirte en caso de problemas.

Es lo que ellos llaman un producto Vendido y Enviado por un vendedor del marketplace.

Digo yo que esto debería estar directamente prohibido, me refiero al desvincularse ante una reclamación o problema en garantía, si tu pagas a Amazon, debería ser Amazon el responsable de toda reclamación sobre el correcto funcionamiento del producto.

Luego están los productos Gestionados por Amazon y Vendidos por un tercero.

Esto se da cuando el producto se encuentra en depósito en los almacenes de Amazon y este es enviado desde la plataforma logística de Amazon, pero la factura, de generarse ya que no siempre la generan, será de dicho vendedor.

En estos dos casos el servicio de garantía puede resultar pésimo y una auténtica pérdida de tiempo.

Las devoluciones si se producen antes de 30 días funcionan bien

Cierto es que su política de devoluciones es buena, muy buena, aunque es importante saber que sólo lo es durante un breve periodo de tiempo.

Digamos que si tu producto lo devuelves antes de esos 30 días no habrá preguntas ni incomodidades, Amazon te devolverá el dinero mediante el mismo método de pago que utilizaste en el proceso.

Pasados esos 30 días reclamar a Amazon es casi imposible

Eso sí, que no te falle el producto transcurrido esos 30 días, porque prepárate para darte de bruces con la pared.

Para reclamar lo primero es encontrar el producto, si no eres muy hábil en entornos informáticos te costará sólo te muestran los pedidos de los últimos seis meses, deberás de acordarte del nombre del mismo para buscarlo y dar con él.

Entonces cuando lo encuentres verás que no te especifican un botón para devolver ese producto, podrás ver una serie de botones, como los que te capturo a continuación, seleccionando el primero de «Obtener asistencia técnica»

Pulsa sobre obtener asistencia técnica

Y es que así parecen dificultar un poco el que le lleguen llamadas, cosa que sigue tras pulsar ese botón ya que te dan únicamente las dos siguientes opciones:

Amazon no te da un número al que reclamar.

Es decir, sólo te dan opciones de un «Llámame o un Chatear», en el primero son ellos, Amazon, quienes tras teclear tu número de móvils, los que te llaman por teléfono, es decir, no te dan un teléfono donde llamar y/o reclamar, si no que ellos te llaman.

Digo yo que esto será para así ocultarte su número de asistencia al cliente, porque no quieren darlo y no se como de nuevo se les permite vender sin poner una forma de contacto digamos que más tradicional y funcional que tener que acceder a su plataforma, buscar, rebuscar, encontrar, entender y pulsar mil botones hasta conseguir hacerte oír.

Tienes la opción de «Chatear ahora» una experiencia que es casi siempre tan silenciosa como horrible y es que además de no enterarse y volverte a preguntar todo de nuevo, como si no existiese un registro o no tuviesen acceso a tu pedido y a tu ficha, el personal del chat, no todos, pero al menos los dos con los que he hablado escriben fatal, con demasiadas faltas ortográficas y haciendo lo que vulgarmente se llama, echar balones fuera para que te canses y desistas en tu reclamación.

Aunque luego tampoco creas que sirve de mucho, deben tener un entrenamiento para hacerse los locos y hablar sin resolver, además cuesta entenderlos, no tienen una dicción y pronunciación a la que estemos acostumbrados en España, he perdido horas con este problema, me han llamado en 2 ocasiones y he chateado otras tantas, total para no conseguir nada.

En el enlace de «O ponte en contacto con el fabricante» directamente te envía, al menos en el caso del teclado comentado, a la página web del fabricante, pero a la home así de burdo y a saco se comparta Amazon.

Al final me he tenido que comer el producto, un teclado Krom Kluster de más de 50 euros que de repente al año y un mes dejó de funcionar, cuando tengo otros con muchísimo más uso que funcionan como el primer día, así que te recomiendo que evites comprar los teclados de este fabricante, y sobre comprar en Amazon, todo dependerá de tu habilidad con su plataforma y las ganas que tengas de perder el tiempo reclamando ante cualquier problema, una plataforma excesivamente cambiante y que para colmo no paga impuestos en tu país.

Mal Amazon mal.