Comprar el SSD más rápido

Hace ya algún tiempo traté de esclarecer un poco las diferencias entre los diferentes discos SSD que hay en el mercado, centrándome en ellos por el tipo de bus, SATA o SSD.

Pues bien, aúnd dentro de una de esas dos misma familias de SSDs tendremos otras muchas diferencias, sobre todo en los NVMe, que determinarán qué disco NVMe es el más rápido.

Estas diferencias se presentan entre los discos SSD Sata en mucha menor medida, pues la limitación de la velocidad de estos discos suele venir más por el tipo de bus que por el disco en sí.

Con los SATA, superar los 600 mb será imposible, mientras que con los NVMe podremos superar los 2000 mb/s de transferencia.

Diferenciar SSD SATA de SSD NVMe

Para los que todavía no sepan diferenciar ambos discos a simple vista, te contaré que los SSD con bus SATA pueden presentarse en dos formatos. El primero, en formato de 2,5″ con una carcasa plástica o metálica y el segundo, menos habitual, en una especie de módulo de memoria sin carcasa que se conecta directamente a la placa base mediante un conector m2.

En cambio los SSD NVMe siempre serán discos desnudos, aunque últimamente los vemos algo más encapsulados, con el uso de refrigeradores. No obstante siempre serán del tipo m2, con el conector para nuestra placa base.

Para diferenciar un SSD SATA de un SSD NVMe deberás hacerlo por las muescas que tiene el conector. Si tiene una muesca será NVMe, si tiene dos será SATA, así de fácil.

Diferencias entre SSD NVMe

Las diferencias que encontraremos entre dos discos NVMe de diferente fabricante, son diversas, desde la tecnología de la construcción, las velocidades de transferencia, las temperaturas en reposo y las temperaturas bajo carga de trabajo, estos valores determinarán el desempeño global del disco en nuestro sistema.

Son tantas que podemos perdernos y tomar la decisión equivocada así que en este artículo vamos a centrarnos en la que es quizá la más importante. La velocidad del disco m2, para que así aciertes con tu compra.

Así que esta medida de velocidad probablemente será en la que debernos fijar principalmente a la hora de elegir uno u otro modelo.

Obviamente, si el espacio para el disco NVMe es limitado, también deberemos fijarnos en el formato del disco, ya que existen de diferente longitud, aunque la más habitual es la denominada 2280, es decir, 2,2 cm, de ancho por 8 cm de largo.

Velocidades declaradas por los fabricantes de SSD

Cuando vamos a comprar un SSD lo primero que puede saltar a la vista son los datos sobre la velocidad de su SSD declarada en el envoltorio o en las especificaciones proporcionadas por el propio fabricante.

Nunca debemos tomarla como un valor real e inmutable. Casi nunca se alcanzará el valor que nos promete el fabricante, esta velocidad del SSD es una velocidad teórica.

Con ninguno de ellos conseguiremos transferencias de 3.500 mb/s de media, ni en broma. Quizá nos acerquemos leyendo grandes archivos de forma contigua, pero esto es de la lectura de grandes archivos no será algo que realicemos con asiduidad, a menos que nos dediquemos a la edición de vídeo con calidad 4K UHD.

La velocidad práctica que obtendremos será muy diferente, pues la mayoría de los archivos que se leen en el día a día son mucho más pequeño y no están ubicados uno al lado del otro.

El parámetro que nos interesa, y ya te lo adelanto es la lectura de aleatoria de ficheros pequeños. Esto es lo que el PC hace la mayor parte del día mientras trabajamos, y por tanto la que determinará en parte, la velocidad de nuestro PC.

Además la velocidad del SSD que queremos obtener, también dependerá de otros muchos factores, desde el propio disco que compremos a nuestro sistema, es decir, la placa base, el procesador, la memoria RAM e incluso del programa que estemos utilizando.

Es obvio no obstante que un disco duro más rápido nos ofrecerá una mejor velocidad, pero sería erróneo pensar que un disco que alcanza los 2.000 mb/s rinde cuatro veces más que uno que se queda en los 500 Mb. A lo sumo, la mejora será entorno a un 15-20% de ganancia entre ambos.

Las pruebas de rendimiento SSD

El rendimiento de un componente de PC puede medirse desde diferentes puntos de vista, sí, llamémoslo puntos de vista o enfoques.

El primero es el comentado, las pruebas de rendimiento que hace el fabricante. Obvio que las hará con unas condiciones totalmente favorables para su disco que le permiten darnos datos teóricos. Pruebas que poco o nada nos van a servir.

Por otro lado tenemos el rendimiento obtenido por programas que se dedican a realizar pruebas de velocidad. Estos programas otorgan un valor final o una puntuación dentro de una escala comparativa con otros discos. Este tipo de pruebas se llaman pruebas sintéticas.

Por otro lado tenemos la pruebas reales en el mundo real, normalmente estas pruebas de rendimiento las podemos ver gracias a usuarios de YouTube que toman ese disco, lo instalan en su ordenador y graban los tiempos de carga de diferentes aplicaciones y juegos. Posteriormente repiten esas mismas pruebas con otro disco para tratar de saber cuál de los dos es mejor y nos las muestran en una comparativa.

Pruebas sintéticas de rendimiento de SSDs

Aquí nos suelen presentar una serie de pruebas con la lectura de diferentes tipos de archivos, grandes, medianos y pequeños. Además, los resultados que nos ofrecen las pruebas sintéticas los combinan con situaciones en que estos archivos se encuentren grabados en el disco o memoria de forma contigua (sequential) o de forma dispersa (random).

De todos estos datos, que son velocidades teóricas, es el valor de las lecturas aleatorias de ficheros de 4K, o random 4K reads el valor de pruebas sintéticas que más se acerca a una prueba real. Y por tanto el valor en el que más nos debemos fijar.

OjO por que es bien fácil interpretar este enunciado de 4k random reads, como si se tratase de la lectura de películas en calidad 4K. Pero no, no se refiere a este formato.

Los 4k de esta prueba hacen referencia a ficheros pequeñísimos, de 4 Kb. Y que además se leen de diferentes partes del disco, es decir, evitando que el acceso sea secuencial, sin archivos contínuos.

La elección de estos archivos de pequeño tamaño, alrededor de los 4 Kb. no es una elección realizada al azar. Tras estudios de diferentes escenarios de trabajo real se ha determinado que en nuestro día a día, más del 20% de los accesos a disco son para la lectura de estos pequeños archivos.

No nos referimos únicamente a la lectura de archivos como documentos Word, Excel o PDFs, no. Nos referimos a las lecturas que realiza el sistema de forma transparente para nosotros. Por ejemplo para la lectura de ficheros temporales creados por la navegación en internet. Donde las fotos, cookies y otros archivos ocupan comúnmente estos 4 Kb. teóricos.

Por tanto, será esta velocidad de lectura de ficheros 4 Kilobytes aleatoria, en el que deberemos fijarnos principalmente para comparar con fiabilidad un disco SSD con otro.

El valor que nos dará el 4K random reads, será un valor con la velocidad de lectura expresado en mb/s. Es decir, en megabytes por segundo.

A mayor valor más rendimiento.

La mejor prueba sintética para medir la velocidad de un disco

La prueba sintética de lecturas aleatorias de ficheros de 4K

Si queremos realizar las pruebas de rendimiento de cualquier disco que tengamos instalado en nuestro sistema por nosotros mismos, podemos recurrir a la aplicación gratuita denominada Crystal Disk Mark

Esta aplicación incluye la determinante prueba de velocidad con archivos de 4k que nos servirá para no errar en nuestra decisión. Aunque yo de ti también me miraría otras pruebas más reales como las que te comento en el siguiente párrafo.

Por tanto en el anterior gráfico, donde se comparan discos del fabricante Kingston, los dos primeros, con dos SSD NVMe del fabricante Samsung. El disco más rápido de todos será el Kingston A2000

El programa Crystal Disk Mark es gratuito, funciona únicamente para ordenadores PC con Windows y puedes descargarlo gratuitamente desde >aquí<

Pruebas reales de rendimiento de SSDs

Para este tipo de pruebas de velocidad de discos nuestro mejor aliado es sin lugar a dudas YouTube, donde sabiendo buscar encontraremos diferentes pruebas.

La fiabilidad de las mismas no será algo fácil de esclarecer, a menos que el YouTuber sea reconocido en el panorama.

El rigor de las pruebas puede variar el resultado

Para buscar estas prueba deberemos introducir algo así como

modelo de disco ssd1 vs modelo de disco ssd2

por ejemplo:

a2000 vs 970 evo

La palabra intermedia «vs» significa «versus», y es la que hará que YouTube nos busque vídeos con comparativas entre los dos modelos de disco.

Esta búsqueda también puedes hacerla en el buscador de Google, pero los resultados serán casi siempre de pruebas sintéticas y no reales.

Mejores canales de YouTube de pruebas SSD

Te traemos algunos de los canales de YouTube con test de hardware de PC más relevantes. Desde donde podrás ver pruebas comparativas de velocidad de SSDs tanto SATA como NVMe:

Yo de ti, si existe una gran diferencia de precio entre dos discos NVMe de la misma capacidad, me centraría mucho más en estas pruebas. Dejando de lado las sintéticas para comparar dos o tres vídeos de pruebas reales de carga de aplicaciones y juegos.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On