Portada » Tecnología » Retroprueba MacBook Pro 2017
Retroprueba MacBook Pro 2017

Retroprueba MacBook Pro 2017

Quizá pueda llegar a resultar pesado, pero es que me ha dado por esto de la segunda mano, hoy os traigo el review o, mejor dicho, la retroprueba de un MacBook Pro de 2017, se trata del modelo tope de gama de por aquel entonces.

¿Qué tal el modelo de MacBook Pro de 2017?

Si te preguntas qué tal puede desembolverse este equipo en 2024 te diré que de forma ejemplar.

Sí, estamos ya en pleno año 2024 y eso implica que este MacBook que estoy analizando tiene ya la friolera de 7 añitos, algo que en términos informáticos es un mundo pues cada año más o menos se presenta una nueva generación de procesadores y si bien el salto funcional y de rendimiento producido por el cambio generacional de una generación a otra suele ser escaso no lo es tanto cuando el cambio implica 7 generaciones, aunque luego te pones a trabajar con este tras estar con un alta gama de 2023 y a fin de cuentas te das cuenta de que todo es un poco un cuento chino y este Mac me resulta perfectamente funcional, a mí, que soy un usuario de lo más exigentes.

Hay que conservar más los productos tecnológicos, estirar su vida, no hace falta tener lo último de lo último, que nos nos vendan lo que no necesitamos.

¿Qué lleva el MacBook Pro de 15″?

El procesador que calza este Mac de 15″ es un i7-7820HQ de 4 núcleos y 8 hilos corriendo a 2,9 GHz y con capacidad de turbo hasta los 3,9 Ghz que cuenta con 16 Gb de memoria RAM LPDDR3 que viene acompañado por una gráfica AMD Radeon Pro 560 de 4 Gb de VRAM GDDR5 además de la Intel Graphics 630 integrada en el propio chip de Intel.

La unidad de almacenamiento es una Apple soldada en placa y no ampliable de 512 Gb de capacidad, la conectividad del Mac es como mínimo peculiar incluye únicamente 4 puertos USB type-C 3.1 con velocidad de hasta 10 Gbps que son a su vez compatibles con Thunderbolt 3, ofreciendo bajo ese estándar hasta 40 Gbps, un conector de auriculares de 3,5 mm y ya está, eso es todo.

En cuanto a su conectividad, sin cable ofrece Wi-Fi 802.11ac, compatible con IEEE 802.11a/b/g/n y Bluetooth en versión 4.2.

No dispone de salida de vídeo directa para conectar un monitor externo HDMi o DisplayPort, deberás utilizar un monitor con entradas USB Type-C, un adaptador o un cable adaptador de USB Type-C a HDMi.

Incluso la carga se realiza a través de uno de los puertos USB type-c al no disponer de MagSafe y ni de ninguna otra forma de cargar su batería que por cierto es de 6600 mAh

Precio del MacBook Pro de segunda mano

Los MacBook ya sabemos que son unos equipos excelentes de segunda mano y es que la experiencia me ha demostrado que tienden a devaluarse muy por debajo de los equipos equivalente en windows.

Con Windows un portátil de segunda mano baja mucho su precio en apenas u año y es que salvo raras excepciones como los Asus Rog Zephyrus o los todavía más exclusivos Razer Blade no tienen una buena reventa como si tienen los Mac.

Experiencia de uso en 2024

Os comento cómo está siendo la experiencia de uso para mi trabajo diario tras adquirirlo a principios de este 2024.

La pantalla del MacBook Pro de 15″

Se trata de una pantalla retina con un tamaño de 15,4 pulgadas con acabado brillante, más molesta en su uso que una mate, no obstante debo reconocer que en absoluto es como una pantalla glossy de un portátil de gama media o baja, dispongo de un portátil Asus de 14″ con pantalla brillante y molesta mucho pero que mucho más a nivel de reflejos.

En cuanto a la resolución de 2880 x 1800 píxeles, excesiva, no hace falta tanto eso sí, la pantalla se ve de fábula, pero realmente apenas noto las diderencias con fullHD ya que por defecto macOS amplía todo, resultando en líneas e imágenes más definidas pero no en su resolución nativa, y es que de ajustarlo a ella todo se ve excesivamente pequeño.

Los marcos de pantalla están bien, no son tan reducidos como en cualquier portátil moderno de 2023 en adelante, pero aguantan bastante bien el tipo, sólo el marco superior, donde se encuentra la cámara que es de 720p, sólo en la anchura de ese marco podría criticarse en ese aspecto.

El sonido del MacBook Pro de 15″ de 2017

Espectacular, desde luego a nivel de audio Apple no tiene rival en portátiles. No vas a alucinar con unos bajos HIFI, ya que el equipo es muy delgado y por ende no dispone de caja de resonancia, pero su sistema aprovecha al máximo el espacio y los componentes de alta calidad se hacen notar a un volumen del 80% suena con una riqueza más que destacable, el bajo se comporta y el agudo es cristalino.

En resumen, este MacBook Pro, como era de esperar suena como ningún otro equipo que halla probado y que no sea de Apple, de alguna forma es insultante la diferencia con portátiles de la competencia, al igual que con el trackpad o touchpad.

El teclado del MacBook de 2017

El teclado de mariposa, denostado por muchos, personalmente me gusta, cierto es que esta que equipa este MacBook es ya la segunda versión de dicho sistema de teclas por las que se disminuye el recorrido de las mismas y la sonoridad que esta ofrecen y que con la segunda versión corrigieron algo los problemas detectados y reportados por un ejército de usuario desde su incorporación al mercado.

Al principio la sensación es diferente, es algo normal al tener mucho menos recorrido, pero la velocidad de pulsaciones y las posibilidades de errores son las mismas que con teclados más tradicionales, o incluso menores pues llevo días escribiendo artículos para tiroriro.com y creo que he mejorado algo en cuanto a velocidad de escritura.

Lo que ya es más discutible es la touchbar, un elemento atractivo visualmente y diferenciador ningún otro ordenador ha incorporado algo parecido hasta hace poco tiempo donde algunos engendros de Asus tienen como una especie de dual screen táctil pero que hace que el diseño del teclado descienda y el touchpad se sitúe en el lateral siendo de reducido tamaño.

Es discutible porque no sirve para gran cosa, y es más lenta que las teclas físicas, además es fácil que las pulses por error provocando problemas en aquello que estés haciendo con el Mac.

El trackpad o touchpad

Gigante, tiene un touchpad descomunal que en Apple llaman Force Trackpad y que resulta casi perfecto, y es que si no llegase hasta casi la tecla de espacio sería todavía mejor ya que algunas veces puedes hacer un falso clic en él, pero más allá de eso, que una vez te acostumbra no dejará de ser anecdótico, su tamaño XXL y su increíble calidad es algo que no puedes encontrar en ningun otro equipo de alta gama que no sea Apple a partir del 2016.

Pasan los años y ningún fabricante de portátiles de PC es capaz de ofrecer una experiencia y calidad de uso del touchpad que se acerque a Apple.

Eficiencia energética

Apple siempre ha cuidado más la autonomía que los ordenadores Windows incluso cuando como este MacBook alberga en su interior dos tarjetas gráficas, la integrada en el propio procesador y una gráfica dedicada AMD Radeon Pro 560 con ojo, 4Gb de RAM dedicada para ella.

Pues aún con esta configuración exigente es capaz de ofrecer 5 horas de trabajo normal sin apretarle las clavijas y eso que tiene una pantalla muy grande, con un formato no tan panorámico como otros portátiles de tamaño parecido y es que aquí las 15″ parecen más que un monitor 16:9 y claro, más tamaño, más resolución de pantalla es igual a más consumo.

Si renderizas y haces tareas pesadas la batería te durará entre 2 y 3 horas, más que lo que cualquier equipo Windows de similares características es capaz y que no suelen llegar ni tan siquiera a las dos horas de autonomía.

En todo lo comentado es mejor o algo mejor que equipos de alta gama y rendimiento similar en Windows, pero donde machaca al resto es en sus sensaciones térmicas, espectaculares sólo haciendo renders puedo escuchar los ventiladores, pero discretamente y es que se escuchan poquísimo, luego más adelante y con el uso de una IA local, la cual utiliza muchos recursos el ruido aumentó considerablemente aunque siempre por debajo de lo que llega a sonar un portátil de Windows acometiendo los mismos trabajos.

Hablando de eficiencia y de la batería debo comentar que el portátil me llegó sin batería instalada en su interior, la misma, tal y como anunciaba el vendedor en el anuncio de venta sería extraída antes del transporte si el equipo era enviado fuera de los EE.UU. sinceramente yo me mostraba algo escéptico al respecto, pero tras informarme se ve que es así para equipos de segunda mano en los vuelos aéreos que parten de EE.UU. y así lo recibí.

Instalar la batería en este Mac me llevó una hora y media pero más que nada porque nunca había desmontado un Mac y el vendedor se dejó tres tornillos y una tapeta por incluir, así que me pasé más tiempo buscando tornillos alternativos que otra cosa, el coste de la batería, no original, fue de 65 euros.

Rendimiento de 2017 en 2024

Aunque el rendimiento es parte de la sensación general del portátil y ya te adelanto que está al nivel esperado e incluso un poco más, vamos a desgranarlo con diferentes escenarios y pruebas.

Obviamente no es tan potente como un Mac con procesador M3, ni M2 ni tan siquiera M1, pero es que probablemente no necesites esa potencia en absoluto.

Rendimiento general

Sin problemas mi capitán, el trabajo diario lo efectúa sin pestañear, navegación con más de 50 pestañas abiertas en el navegador, gestión del correo, de Notion, etc, todo funciona de forma ejemplar.

Si subimos el nivel de exigencia con el uso de Visual Code, de un servidor web local para el desarrollo, empleo de Docker y otras herramientas pesadas

Rendimiento con IA

Soy un loco de la IA, AI o Inteligencia Artificial, como prefieras llamarlo y debo decir que el rendimiento con Llama 2 instalado localmente me ha sorprendido muy gratamente, eso sí, es la vez que más he escuchado los ventiladores con diferencia, muy por encima del ruido generado con renderizado 3D bajo Blender.

La gráfica dedicada AMD Radeon Pro 560 con 4Gb de RAM que lleva ayuda y mucho, al igual que los 8 hilos del procesador, realmente existe alguna diferencia con mi equipo principal, un Ryzen 7 5800H con una gráfica RTX 3050 Ti con 4Gb de RAM. pero nada reseñable, el ritmo con el que es capaz de contestar a mis prompts es suficiente para un uso no profesional, como lo es en mi otro equipo.

Rendimiento del Mac en 3D

Vamos a las pruebas de renderizado 3D con Blender, nuestro programa de modelado 3D favorito.

Con el fichero del BMW específico para la GPU y Blender configurado para renderizar mediante Metal aprovechando la AMD Radeon Pro 560 de 4Gb que incorpora este portátil obtuvo un resultado de 9 minutos que posteriormente fueron rebajados a la mitad al activar el renderizado simultáneo por CPU.

Con el fichero de CPU el mejor registro obtenido fue de 13 minutos con 07 segundos con Metal y sólo la CPU marcada como dispositivo de render.

Así el mejor tiempo fue de 04:50, que poniéndolos en contexto sería el doble de tiempo que el obtenido por un moderno Ryzen 7 7840HS o por su descendiente el chip M2 de Apple Silicon.

No está nada mal para un ordenador que cumple en pocos meses 7 años y que en su momento tampoco era una máquina indicada para renders.

image 84
Un tiempo de render aceptable

Con la escena de Classroom obtuvimos un tiempo de 31 minutos no teniendo resultados de esta misma y exacta escena en otros equipos, ya que la tenemos esta misma escena con diferente mobiliario, y esta es la más compleja.

image 85
Media hora para esta escena

Con la escena de Part Tug precisó de un minuto y cuarenta y tres segundos contra los 31 segundos que precisón un MacBook Air con procesador M1 y la mitad de memoria RAM.

image 91
Bajo esta escena espera un mejor rendimiento

Nishita y el fotograma 120, cuatro minutos y 5 segundos contra el minuto y seis segundos del MacBook Pro con procesador M2, estamos ante un rendimiento 4 veces peor para render.

image 86
Nishita se completó en 4 minutos

El render de Andy y Nacho tomó hasta 20 minutos y 10 segundos, con un M1 Pro fueron de 11 minutos y medio por lo que en escenas más largas las diferencias en los tiempos de renderizado ya no son de cuatro veces quedándose reducidas a la mitad. Esto es algo que podría ser debido a la cantidad de memoria RAM de 16 Gb que lleva este equipo, aunque el uso de memoria del render refleja tan sólo 5 Gb.

image 92
La escena de Andy y Nacho tardó 20 minutos

La compleja escena de Blenderman o Renderman, como prefieras llamarlo precisó de casi 30 minutos para completarse por este Mac, siendo 16 minutos el mejor resultado obtenido por otro con el procesador M2, de nuevo se demuestra que en escenas complejas las diferencias siguen existiendo pero ya no son de hasta cuatro o cinco veces.

Así que podemos determinar que un MacBook Pro con procesador M2 rinde en tareas complejas y largas más o menos el doble que este MacBook Pro con procesador i7 de séptima generación y 7 años ya sobre sus espaldas, ni tan mal.

image 87
Renderman

Rendimientos sintéticos

El rendimiento sintético es aquel que se consigue mediante pruebas automatizadas que evalúan diferentes aspectos de la máquina, pero que no son pruebas directamente trasladables al mundo real, claro que eso no significan que sean válidas a nivel numérico, pero sí comparativo.

Como ejemplo, un coche con 150 caballos de potencia es capaz de alcanzar más velocidad que el mismo modelo con 75 caballos, pero en ningún momento corre el doble, puede que el de 75 no alcance los 160 Km reales, pero el de 150, con el doble de potencia no alcanzará los 320 Km/h que serían el doble, posiblemente se quede en los 220 Km/h.

Y no sólo eso, luego piensa en qué momentos podrías circular a esa velocidad, incluso si no existiesen las sanciones, casi nunca, de promedio irás con ambos vehículos a la misma velocidad.

Con las pruebas de rendimiento sucede algo parecido, pueden decirte con una puntuación que un MacBook con procesador M3 obtiene el doble de puntuación que este MacBook Pro de 2017 con un procesador i7, pero luego cuando lo utilizas ves que macOS arranque o lanza los programas en tiempos parecidos, de existir diferencias son de segundos, luego una vez abierto por ejemplo Safari, para navegar por la red, abre las páginas web que quieras visitar en el mismo tiempo, el correo electrónico se descarga en el mismo tiempo, la escritura de un artículo o documento en Page te lleva el mismo tiempo.

Por ese motivo las pruebas sintéticas no suelen ser un valor real del rendimiento percibido.

Rendimiento del Mac en CineBench

image 88
Resultados de la versión 2024

Bajo la exigente prueba CineBench en su versión R24 el MacBook arrojó unos resultados bastante malos, una puntuación de 165 puntos en multi núcleo y de 33 puntos en mono núcleo.

Las referencias de M1 de las que habla el propio Cinebench, no dispongo de datos propios tomados por ti de esta versión R24 pues no existía cuando probé los M1 y M2, simplemente hacen pupa ya que el M1 parece que alcanzan 509 y 112 respectivamente, son unos monstruos optimizados para el cálculo.

Para poder tener unas referencias propias y no basarnos en lo que te dice Maxon a través de su programa busqué una vieja versión R23 para poder comparar con otros datos anteriores.

Encontré dicha versión en la App Store oficial, así que mira por dónde, tanto que cuida su tienda de apps Apple luego no es capaz ni de mantenerla.

Los resultados obtenidos en cuanto a puntuación se disparan y mucho sobre los de la nueva versión

image 90
Resultados de CineBench bajo la versión R23

Comparativamente hablando con procesadores de Intel o AMD con la misma arquitectura se observa una que el incremento de potencia destacable entre la 7a generación a la que pertenece el procesador de este MacBook respecto a un procesador e i7 de 11 generación con la misma cantidad de núcleos e hilos de proceso funcionando a una frecuencia parecida.

La potencia del i7-1165G7 es del doble sobre la del i7-7820HQ, algo justificado por la paulatina incorporación de nuevas tecnologías en el desarrollo de los chips, ambos chips tienen una diferencia de 4 generaciones que vienen a ser unos 4 años.

Sin embargo y lo que no es creíble, pero es que un procesador como el Intel Core i7 de cuarta generación el i7-4850HQ se sitúe por encima del de este Mac, siendo de unas especificaciones muy parecidas al del MacBook de la prueba en cuanto a número de núcleos, hilos, especificaciones energéticas, ambos son un H de alto rendimiento, y funcionando incluso a una frecuencia menor.

Esto es algo que quizá me da a pensar de la escasa validez de alguno de los resultados que ofrece. Pues si bien la mayoría son correctos donde por ejemplo entiendo que un procesador de la misma generación, pero a mucha mayor frecuencia como el caso del i7-7700K que es de escritorio y es capaz de sobrepasar los 4 GHz consiga cifras del doble de potencia no lo es queel i7-4850HQ lo supere en más de 1300 puntos.

image 89
Comparativa R23 multinúcleo

Un MacBook con M2 y 8 Gb de RAM nos arrojó 8737 y 1582 lo que representa más de tres veces la potencia bruta tanto en multiproceso como en un proceso de un único hilo.

Ojo, que volviendo a los resultados de los MacBook tanto con M1 como con M2, hay que tener en cuenta que el rendimiento en esas tareas luego no se ve reflejado proporcionalmente en el uso diario del Mac, ya que, si bien debo reconocer que los M1, M2 y M3 que he probado tienes una alta sensación de prestancia, como si estuviesen dispuestos a todo, también lo tienes, aunque no al mismo nivel con este Mac algo viejuno, quiero decir, que un Mac con M1 no va tres veces más rápido en el uso diario que este Mac, ni de lejos, va un poco más suelto, quizá un 20% más pero ni mucho menos el doble.

Eso sí, si precisas el ordenador para hacer renderizados 3D y trabajos con mucho cálculo numérico está claro que con un M1 o M2 por no hablar de los carísimos M3, serás más feliz al poder hacer bastante más en menos tiempo.

Rendimiento con Geekbench

image 101
Una buena puntuación en la prueba de CPU de Geekbench

Geekbench es una de las herramientas más socorridas para comprobar el rendimiento de ordenadores, especialmente de los Mac, lo que en el momento de comparar el rendimiento de un Mac con otro hay que tener siempre presente la versión exacta de Geekbench para evaluar las diferencias de forma correcta.

Es decir, si tenemos un resultado de Geekbench 5, no podremos compararlo con un resultado de Geekbench 6, ya que la puntuación puede diferir y mucho.

Así que deberías realizar la prueba con Geekbench 6 que no existía en el momento de la aparición de este MacBook en el mercado para compararlo con por ejemplo un MacBook actual con procesador M2 o M3, si bien los Geekbench actuales pueden hacer chequeos de rendimiento contando con alguna de las nuevas características implementadas en los últimos chips como los coprocesadores neuronales o de IA, que al no estar presentes en los chips viejos le harán bajar la nota considerablemente.

En resumen, casi es mejor recurrir a un Geekbench de la época del Mac más viejo y rehacer la prueba en los nuevos Mac para así compararlos bajo las mismas armas.

Los resultados de Geekbench 6 de este MacBook fueron muy buenos ubicándolo en su línea de tiempo ya que fueron de 1212 para un único núcleo y de 4027 para todos los núcleos puedes consultarlos en la dirección: https://direccion.online/a0cnd, un MacBook Pro con chip M2 alcanzó 1918 y 8941 más del doble en el caso de multinúcleo pero sólo 700 puntos por encima en mononúcleo.

La mayoría de tareas que hacemos a diario con nuestros ordenadors requieren el trabajo de un sólo núcleo lo que luego se demuestra en el uso diario como que el MBPRO con M2 no rinde ni de lejos, el doble que este Mac con 7 años.

En relación a PC y bajo el mismo Geekbench 6 mi ordenador principal, un HP Omen de 2022 con un Ryzen 7 5800H arrojó 1849 y 7841 en multinúcleo, claramente superior a este Mac aunque la diferencia en años es también notable.

En cuanto al resultado de computación gráfica con su AMD Radeon Pro 560 bajo OpenCL obtuvimos una puntuación de 17693 que puedes consultar aquí y en la misma prueba, pero usando Metal el resultado fue increíble llegando hasta los 20.297 mientras que para la integrada Intel 630 fue de tan sólo 6003 y tienes toda la info complementaria en esta otra dirección.

Si nos vamos a Geekbench 5, y así poderlo comparar con el M1, del cual no tenemos pruebas bajo Geekbench 6 sólo en Geekbench 5 obtuvimos 975 en un único núcleo y 3675 con todos, el resultado completo aquí. El resultado del MacBook en el modelo AIR con el chip M1 fue de 1747 y 7654.

Rendimiento de la unidad de almacenamiento

La unidad de almacenamiento de este MacBook Pro es de esas soldadas en placa, una pésima idea de Apple para el usuario, pero excelente para ellos, ya que los usuarios permitimos dicho abuso mientras ellos nos venden gigas a precio de auténtico oro.

image 100
El rendimiento es bastante bueno

Se trata de una forma de operar la de Apple, del todo injustificada desde un punto de vista del cliente, algo que a día de hoy todavía mantienen y que les reporta enormes beneficios ya que, si bien disponen de ordenadores Mac con exiguos 256 Gb estos cuenta con unos precios de entrada ya de por si caros, pero es que cuando quieres un mayor espacio de almacenamiento, 512 Gb o más, este te lo cobran a precio de oro.

Además, no tienes opción, no puedes ampliar la unidad ni reparlarla en caso de fallo, y es que a diferencia de los portátiles Windows si tú quieres ampliarlo a posteriori, no podrás, ya que no tiene slot donde insertar un M2 interno o un NVMe, no, tienen los chips soldados en placa.

En Apple se jactan de que así sus unidades son siempre más rápidas, no entiendo el motivo teórico que los lleva a decir esa mentira, dicen que siempre son más rápidas que las que puedes montar en un portátil Windows o en un PC de escritorio, sin embargo, esto es una falacia.

Puede ser que en el momento de lanzamiento de este Mac y durante unos pocos meses no existan unidades de almacenamiento de terceros fabricantes, como Samsung, Western Digital, Intel y otros tan veloces, pero al poco, son lanzadas y acaban superando la velocidad de cualquier Mac, es cuestión de meses.

Volviendo a los resultados obtenidos, mediante el programa AmorphousDiskMark, que viene a ser una especie de CrystalDiskMark en versión para para macOS estos son realmente buenos, 2.726 la velocidad de lectura y 1.876 Mb/s en lectura.

No es para tirar cohetes comparado con un portátil más o menos actual y es que cualquier unidad más o menos normalita del año 2021 hacia adelante ya resulta superior a la de este Mac de gama alta de 2017, pero en su contexto de tiempo lo es, y, a decir verdad, todavía aguanta muy pero que muy bien el tipo.

Por poner contexto y subrayar eso de que las unidades de Apple no son tan buenas, un MacBook Pro con chip M2 nos dio 3.374 en lectura y 2.553 en escritura, mejorando sólo un poco a su antepasado con 7 años en sus espaldas y ojo, porque no lo supera en todo ya que en las pruebas aleatorias de escritura de ficheros pequeños extrañamente este viejo MacBook machaca a todo un flamante M2.

Pero donde muerden el polvo las unidades de Apple, es realmente es en comparación con PC y Windows moderno… el Mini PC Beelink SER7 con el AMD Ryzen 7840HS nos dio la friolera de 5170 Mb/s en lectura, no el doble, pero por ahí andaba, aunque cierto es que la escritura secuencial de grandes ficheros quedaba a la par que este MacBook no hay que perder de vista que es un equipo de 500 euros, mientras que en Apple por 500 euros te dan una unidad de un terabyte, sin ordenador.

Sin embargo, la cifra arrojada por el MacBook de 2017 y no la del M2, la cual es una ruina, es más que decente poniéndola en contexto en sus años, donde para encontrar un rendimiento parecido debemos esperar hasta el año 2021, donde probamos el Asus VivoBook de gama de entrada de dicho año, equipado con un Ryzen 5 5500U, el cual pasado cuatro años desde el lanzamiento del Mac rinde a la par que este MacBook.

Está claro que en Apple se han quedado atrás en este punto con los Apple Silicon y es que en relación a las velocidades de sus unidades de almacenamiento con respecto a lo que podemos ver, ampliar y reparar en entornos PC quedan muy por detrás y no ya en este 2024 sino en el pasado 2023, pero ni con esas Apple va a cambiar su política de gigas a precio de oro.