¿Cuáles son los tipos de café?

¿Cuáles son los tipos de café?
Valora este artículo

¿Cuántas veces habrás escuchado en bares y cafeterías a clientes diciendo cosas como?

  • ponme un cortado
  • ponme un biberón
  • ponme un americano,
  • mejor un café largo
  • o una nube…

Son tantas y tantas las posibilidades que nos brinda el delicioso café que en este artículo trato de hacerte una recopilación gráfica de algunos de los más comunes.

Ojo, que dependiendo del lugar donde pidas uno u otro tipo de café la cosa puede variar y variar mucho, es decir y por ejemplo lo que en un sitio es un café pequeño con un poco de leche en un sitio puede ser un “cortado” y en otro “una nube”. Al igual que la forma de hacerlos, la cantidad de café y el tipo de grano.

Sin tratar de convertir en este artículo en una recopilación de todos los tipos de café pues las variaciones son prácticamente infinitas atendiendo al lugar del mundo donde te encuentres vamos a comentar aquellos tipos de cafés más comunes o fáciles que te puedes tomar en cualquier bar o cafetería.

¿Hace un café?

Esa pregunta, ese ¿Hace un café? es un elemento tan social y amigable al que recurrimos constantemente para vernos con un amigo o amiga, visitar a la familia tras la comida, cerrar un trato con un cliente. Hacer el café es reencontrarse con amigos, debatir temas del interés de los otros, escuchar y como no… paladear una de las infusiones más ricas que mejora en sabor cuanto más buena es la compañía.

El café solo

El café solo

El café solo o expresso es un café corto que se sirve sin leche, en taza pequeña de cerámica y suele tomarse con un terroncillo de azúcar o un sobrecillo ya que al servirse sólo el sabor amargo del café está muy presente en él y sólo los muy cafeteros lo tomarán exento de azúcar.

La taza se llena hasta algo por debajo de la mitad. Ni más ni menos. Si esta medida varía estaríamos hablando de un café doble o de un Expreso Italiano.

En Italia a diferencia de en España este tipo de café, se pide como “Expresso” no pidas en ese país “un café solo” por que no te entenderán, pensarán que sólo quieres un café, es decir de forma literal, así que no podrás decir “quiero un café solo y un croassant” pues si quieres el café solamente no puedes añadir acto seguido que quieres otra cosa, como el croassant.

En Italia fíjate que el café es mucho, pero que mucho más corto que el nuestro, no servirá para acallar la sed, al revés pues también es mucho más denso que el nuestro. A mi personalmente me encanta, el estilo italiano te trae una infusión fuerte en sabor mucho más que el café que se sirve en España y desde luego su sabor es exquisito, da igual el bar, en toda Italia saben hacer café. No como en España que hay lugares que directamente te sirven un café demasiado quemado, tirado sin ningún aprecio ni mimo.

 

 

El cortado

Un cortado por favor

Quizá es el tipo de café que más tomamos en España y es que ¡Qué bien sientan los cortados! sobretodo cuando hace frío.

Yo creo que este tipo de infusiones con ese pequeño punto amargo propio del café, pero dulcificado por la leche crean adicción, además de que es tan reconfortante tomarse un buen cortado.

Casi siempre los cortados se sirven con la leche bien caliente, si bien en verano yo soy de los que lo prefieren con leche natural, por aquello de no abrasarme el paladar. Primero se sirve el café y posteriomente se vierte la leche encima, no hay que hacerlo al revés.

Como el café solo, el cortado también se sirve en taza pequeña y la cantidad de café que llevan es inferior al café sólo digamos que se rellena primero el café, en una proporción algo superior a un cuarto de la taza, para luego rellenar de leche caliente dos cuartos más, es decir hasta casi la parte superior de la taza.

En algunos lugares los dependientes tienen una maña especial para hacer dibujos con la espuma de la leche, creando divertidas y bonitas formas con ella, como corazones u otros. En otros sitios te espolvorean cacao por encima de la leche y están riquísimos.

Por cierto, en muchos lugares no se dice “leche natural” para referirse a que no quieres la leche caliente, si no “del tiempo”, es decir, camarero por favor un cortado con leche del tiempo.

Dentro del cortado hay un mundo de opciones, que si descafeinado de máquina, descafeinado de sobre, que si corto, el corto sería un cuarto de café por tres porciones equivalentes de leche. Y luego está si lo dulcificamos con azúcar blanquilla, azúcar moreno, mi preferida o con sacarina.

El café doble

Un café doble

El café doble resulta ideal para aquellos que deben despejarse bien por la mañana, o para aquellos que trabajan en turnos de noche o bien para cualquier cafetero que desde bien temprano precise darle marcha al cuerpo.

Un café doble lo despierta, lo tonifica, y en ciertos casos alarga la aparición de los síntomas del sueño, sirviendo por ejemplo para evitar el sueño en grandes desplazamientos por carretera o afrontar duras noches de estudio ante las épocas de exámenes.

El café doble bien echo es un café con el doble de contenido que el denominado “café solo”. Esto no significa que se deba servir más aguachado un café doble que uno sólo, no, aunque en muchos bares te lo hagan así, el café doble es un café servido de forma idéntica al café sólo pero con el doble de cantidad.

Este café doble se sirve en taza pequeña, con el café bien caliente y hasta algo más de la mitad de la taza.

Al café doble también se le denomina como “café largo” en muchos lugares de nuestra geografía.

 

 

El café americano

Un café americano

Este es un café que al principio no se estilaba mucho en nuestro país, es un café bastante aguachado, y la verdad es que se trata de un café que lleva una ración extra de agua, y no de agua infusionada si no de agua tal cual.

El café americano se suele confundir con el café largo o doble, cuando realmente no es así, el café americano es un café al que previo a servir el café se vierte agua caliente en la taza hasta media altura para acto seguido y ahora sí verter el contenido de un café solo o un café doble, aquí dependerá mucho del lugar donde lo pidas.

Se sirve, como el resto de tipos de café comentados en este artículo en taza pequeña, primero se sirve el agua, previamente calentada en una proporción de 1/2 respecto al café y encima el café infusionado.

El sabor de este café es muy parecido al que te puedes encontrar en máquinas de café de apartamentos de vacaciones, un café bastante líquido y de color más claro que el café de cafetera italiana clásica o que el de cualquier bar. Pero como con todo, este tipo de cafés tienen sus seguidores.