¿Cuáles son los mejores ventiladores?

Intentando responder a la pregunta que se nos plantea sobre cuáles son los mejores ventiladores, pues la verdad resulta un poco difícil de explicar. ¿Por qué?, pues porque todo depende del uso que queramos darle, ¿no?

Resulta que existen un montón de ventiladores: ventiladores de torre, ventiladores de sobremesa, ventiladores de pedestal y ventiladores de techo. Además, dentro de cada una de las categorías que os he comentado existen subdivisiones.

En el caso de los ventiladores de sobremesa –por poner un ejemplo-, existen unos ventiladores muy pequeños, conocidos como los mini ventiladores, que son perfectos para llevar con uno mismo en todo momento, solo necesitarás un puerto USB donde conectarlos y punto pelota.

Si, por ejemplo, queremos adquirir un ventilador de torre, pues veréis que más o menos todos son muy parecidos en cuanto a su diseño, a excepción de los ventiladores Dyson. Estos son totalmente diferentes, tanto en el diseño como en su precio, en este caso lo más probable es que si decidís escoger estos aparatos es porque no os importa gastaros lo que sea en estos bonitos, prácticos y tecnológicos dispositivos de aire.

Por otro lado, en cuanto a las prestaciones que los ventiladores nos ofrecen, os podréis encontrar con ventiladores que poseen: función oscilante, rejilla rotativa multidireccional, rejilla de protección, varias velocidades, diámetro hélice en diferentes tamaños, temporizadores, asas ergonómicas para transportarlos, hay algunos ventiladores con capacidad de turbo, en diferentes colores, diseños y mucho más.

Del mismo modo, deciros que las marcas más conocidas son: Honeywell, Orbegozo, Rowenta, Tristar, Taurus, Dyson, Brandson, AEG, y en el caso de los mini ventiladores pues: Efluky, CSL, o  iEGrow.

Así que, retomando la pregunta inicial sobre cuáles son los mejores ventiladores, seguro que aquí os los mostramos todos, entra y escoge. Tú mism@.

Ventiladores de torre

Los ventiladores de torre son aquellos alargados, que tienen forma de torre (de ahí el nombre), ideales para utilizar en cualquier tipo de espacio.

Suelen ser ventiladores silenciosos, con regulación de la intensidad del caudal de aire a libre elección y movimiento oscilante. La mayoría de ellos dispone de un selector de tres velocidades, y además puedes escoger entre diferentes funcionalidades. Los hay con programas de día y de noche, sobre todo para que en este último caso no moleste mientras duermes.

Muchos ventiladores de este tipo incluyen control remoto y temporizador programable para que puedas decidir durante cuánto tiempo quieres que tu ventilador esté en funcionamiento, de esa manera podrás controlar mejor el tiempo y el ahorro energético (que eso es importante, ya sabes…)

Por otro lado, habría que hacer una mención especial a los ventiladores de la marca Dyson. Para aquellos que todavía no conozcan esta prestigiosa marca de ventiladores (entre otros artilugios), deciros que estos aparatos poseen un diseño único y especial (como su precio).

Os podéis encontrar ventiladores Dyson alargados en forma de torre, o bien redondos (algo más convencionales), pero eso sí, totalmente diferentes al resto. Es decir, este tipo de ventiladores proporcionan aire pero lo más curioso es que su tecnología es absolutamente innovadora.

Dyson comercializa la Tecnología Air Multiplier, la cual se caracteriza porque arrastra y amplifica el aire del alrededor, proporcionando una continua corriente de aire suave en todo el entorno.

Además, son ventiladores que no poseen aspas ni rejillas, sin ráfagas incómodas de aire, son más seguros y fáciles de limpiar. Se inclinan con un solo toque, y al igual que el resto o la mayoría de ellos, poseen control remoto con los que programar la potencia y el tiempo de funcionamiento.

Ventiladores de sobremesa

Dentro de la categoría de ventiladores de sobremesa os podréis encontrar una amplia oferta de ventiladores en diferentes tamaños para que los podáis adaptar a las necesidades que os van surgiendo en cada momento, ya sabéis, que si tengo más espacio puedo comprarme éste, que si mi mesa es más pequeña me quedo aquél.

Del mismo modo, que si resulta que el espacio del cual dispones es mínimo, pues tranquilo, porque incluso podrás  “agenciarte” los ventiladores mini, sí, sí, los más pequeños del mercado (bueno, casi).

Los mini ventiladores, como su propio nombre indica, suelen ser ventiladores de tamaño reducido, ideales para cuando estamos trabajando o estudiando con nuestros ordenadores de sobremesa o con los portátiles.

Pensad que la fuente de suministro energético de los mini ventiladores se obtiene a través de los puertos USB de nuestros dispositivos informáticos, eso significa que podemos llevárnoslos a todas partes. Gracias a su “portabilidad” los podemos utilizar no solo en casa, sino en cualquier lugar al que vayamos.

Así que ya sabéis, si queréis viajar con poco equipaje pero además no queréis pasar calor allá donde vayáis, echad en vuestra maleta un mini ventilador de sobremesa.

Por otro lado, deciros que la mayoría de los ventiladores de sobremesa también pueden colocarse sobre el suelo; lo comento porque aunque a simple vista puede parecer una obviedad, no quiero que tampoco el nombre de “sobremesa” pueda llevar a confusión.

Ventiladores de pedestal

Los ventiladores de pedestal son los típicos ventiladores de pie, altos, parecidos a los ventiladores de torre, aunque suelen sobrepasar la altura de estos (normalmente son regulables), y además se caracterizan por su forma tradicional de ventilador redondo con hélice.

Al igual que sucede con el resto de ventiladores, los de pedestal comparten prestaciones parecidas con los demás. Se suministran desde tres a cinco velocidades con los que proporcionar un mayor caudal de aire, además, funcionan con oscilación automática y poseen un cabezal orientable en vertical para repartir el aire de forma proporcional por todo el espacio.

Son ventiladores que llevan incorporada una asa ergonómica para poderlos transportar de forma cómoda. Igualmente, el sistema de rejilla está preparado para evitar accidentes casuales debido a la protección del alambre metálico.

Del mismo modo, también puede programarse el tiempo de funcionamiento mediante un mando a distancia o control remoto.

Ventiladores de techo

Supongo que os hacéis una idea de dónde van colocados los ventiladores de techo, ¿no? 🙂

Personalmente me encantan, considero que son un gran invento por su practicidad y comodidad. El hecho de que se instalen en el techo los convierte en un aliado perfecto para combatir el calor, al mismo tiempo que no entorpecen el tránsito de las personas.

Podrás encontrar ventiladores de techo con tres, cuatro, cinco o seis aspas, la verdad es que existe una amplia variedad. Además podréis escoger entre aspas metálicas o de madera, según gustos y “caprichos”.

La mayoría llevan incorporado una fuente lumínica, e incluso una luz led de bajo consumo. Se suministran con varias velocidades, y con temporizador de funcionamiento programable.

Además, los ventiladores de techo se caracterizan porque suelen ser muy silenciosos, y también por su bonito diseño, que no hace que pase el tiempo por ellos. Se puede decir que son un suplemento o accesorio de decoración perfecto, porque además de adornar tu hogar, oficina, hotel, etc., cumplen también su función (y además lo hacen muy bien).