Portada » Tecnología » El Navegador Brave no me gusta
El navegador Brave no me gusta

El Navegador Brave no me gusta

En tiroriro.com tenemos una fijación por conseguir herramientas para la navegación que respeten tu intimidad. el navegador Brave es una de esas aplicaciones candidatas, si bien a la postre resulta que no lo es tanto.

Los datos de uso

Entiende como datos de uso la forma en que utilizas una determinada aplicación en tu ordenador, en que horarios la inicias, cuánto tiempo la tienes abierta, cuantas ventanas y o pestañas utilizas de media y lo más preocupante, que información manejas en dicha aplicación.

En cuanto a los datos de uso del navegador, pues bueno, aquí estarán tus búsquedas aquellas cosas de tu interés que le preguntas a Internet, unos datos que sumados a los de otros miles o cientos de miles o millones de personas adquieren un valor increíble.

El motivo, pues el poder de la opinión, el poder de conocer las inquietudes de los usuarios en cada momento en el tiempo y con ello poder maniobrar en torno a ello.

Esto es algo que, en Google, con su buscador y navegador llevan haciendo desde sus inicios, y los usuarios aceptamos sin más, en cambio cada vez hay un reducto más creciente de usuarios que se preocupan por su privacidad y que buscan herramientas que te garanticen dicha privacidad.

Herramientas como Brave, que anuncian a bombo y platillo su «privacidad», aunque luego no sea tanto.

No me gusta brave

Para empezar porque por defecto sí que envía o pretende enviar información sobre tus búsquedas a sus servidores, algo que va radicalmente en contra de lo que la propia aplicación reza en su pantalla de inicio, y de la cual hemos realizado una captura que encabeza este artículo.

Lo segundo que no me gusta es que por defecto desactiva la publicidad de los sitios que visitas, esto es algo que la gente tiende a confundir con privacidad, la publicidad es publicidad, y sí puede utilizar muy parcialmente tus datos, si no expresas lo contrario para hacer el denominado remarketing, es decir, mostrarte anuncios a fines a tus intenciones de búsqueda, para lo que el sistema publicitario, que es de Google te trackea.

Pero eso se queda ahí, no va a enviar a los servidores de Brave información alguna, y ni mucho menos va a captar tus búsquedas, los datos de formulario ni nada parecido, Google a través de su publicidad sólo podrá conocer la página que visitas.

Vale, desactivarlos es subir tu nivel de privacidad, sí, lo reconozco y eso es indiscutible, pero es tan poco el nivel que subes y tanto el mal que haces a aquellos que vivimos de dicha publicidad, páginas que como esta se sustentan en base a mostrar anuncios y que los usuarios realicen clic sobre ellos.

Sin esa publicidad serían millones las páginas que desaparecerían, pues mantener una página no es gratis, sin entrar ya en el tiempo y esfuerzo que requiere, tiene unos costes fijos de dominio y alojamiento en Internet, los cuales con la suma del tiempo no son bajos.

Al menos, digo yo, que Brave debería preguntar al usuario un ¿Quieres que te oculte la publicidad? Con un botón de Más información al lado, pero que dicho botón funcione, donde se expongan esta realidad, la amenaza de que si todos bloqueamos publicidad serán muchas las páginas que desaparecerán.

Al final sólo quedará Google y los grandes medios, los que uno llama los grandes manipulados, y no una información libre e independiente como la de tiroriro.com

Por defecto envía datos de uso a sus servidores

No es de recibo que una determinada aplicación que se autoproclama como segura, que garantiza tu privacidad que de repente y a las primeras de cambio te lance un mensaje conforme si no dices lo contrario va a enviarles tus búsquedas.

image 24
Mensaje ridículo contra todo pronóstico

No tiene ni pies ni cabeza que uno instale el navegador Brave confiando en su privacidad para que a las primeras de cambio te salga con esto.

Me da igual que sean anónimos, el anonimato no existe por completo, si hay datos, si quedan registros, siempre hay patrones que pueden identificar e identificarte, eso sin contar que siempre hay vulnerabilidades en los lugares donde se almacenan los datos y siempre, siempre hay personas que en mayor o menor grado los supervisan, de lo contrario «no mejorarían» con ello.

Así que, en pro de la mejora de los servicios de una compañía, y el supuesto beneficio que tu recibes a cambio, que no se yo exactamente cual, es, y que digo más, siempre será mayor el de la propia compañía, debes tras ese botón destacado de Aceptar, pasar a confesarle todas mis inquietudes, tribulaciones y pensamientos, que es algo que de alguna manera va implícito en muchas de nuestras búsquedas.

Para más INRI, si te fijas en dicha captura, y tras esa frase esa para «quedar bien», tienes un botón de «Más información», botón que NO funciona en marzo de 2023… un bug premeditado de los creadores de Brave, al final uno no sabe ya que pensar.

Herramientas como estas, la verdad no, no hacen lo que dicen.

Alternativas a Brave

En cuanto a navegadores donde prime tu privacidad, bien pocos, olvidarse de los Google Chrome y derivados, por supuesto también de mi amado Bing, que es muy funcional pero que como a Google, esto de la privacidad se la trae al pairo.

Opera GX con su VPN activada puede ser una opción, pero detrás estás Opera una empresa que sin escándalos de por medio parece que hace las cosas más o menos bien, pero claro, no es algo así como de código abierto y tampoco sabes realmente lo que hace realmente en en sistema y con los datos que le entregas, así que si bien es del agrado de muchos quizá no es la opción más segura, aunque entraría dentro de las posibles.

TOR, desde luego es una de las preferidas por aquellos internautas recelosos de su privacidad, sin embargo, TOR adolece de otro problema y es que es feo sin contemplaciones, anclado en el pasado, claro que un navegador de Internet tampoco debe ser especialmente bonito, pero es que TOR es feo como el que más, y encima carece de algunas de las funcionalidades que tanto me gustan de otros navegadores, como Edge, o Opera GX.