Portada » blablablá » La tienda online de Temu es fiable
La tienda online de Temu es fiable

La tienda online de Temu es fiable

Seguro que como a todos los de la redacción de tiroriro.com alguna vez te ha aparecido publicidad de productos de la tienda Temu.

Temu es la enésima tienda, más o menos de origen chino, que inunda países como España con sus publicidades. El departamento de márquetin online de Temu debe disponer de un presupuesto para desplegar una campaña brutal con el objetivo de posicionarse en breve plazo de tiempo entre otras empresas del estilo AliExpress, Miravia propiedad de AliExpress, o incluso la propia Amazon.

Nosotros, tentados por una promo para la primera compra, donde un teclado mecánico estaba a un precio ridículo hemos decidido dar el paso, realizar nuestra primera compra y así poderos hablaros de esta tienda y de si es un ecommerce donde se puede confiar.

Origen de Temu

Se trata de una tienda online reciente, lanzada a mediados de 2022 y con sede en California, Estados Unidos, aunque esto es sólo un poco de cosmética para ocultar su verdadero origen en estos tiempos que corren y donde lo chino ha dejado de agradar, sobre todo al mercado americano por las tensiones económico y geográficas, por Taiwan en la que están enzarzados estas superpotencias.

A lo que vamos, decimos lo de que es china porque a pocos que investigues te das cuentas de la empresa de la que emana es la famosísima y gigantísima Pinduoduo, una de las mayores tiendas de comercio electrónico en China quien cuenta con más de 900 millones de clientes.

Ambas empresas pertenecen al conglomerado chino PDD Holdings.

El catálogo de la tienda online Temu

Dentro del gigantesco catálogo de la tienda online Temu podemos encontrar todo tipo de ropa, así como dispositivos electrónicos y accesorios, productos cosméticos, juguetes o utensilios de toda índole.

Pedido mínimo

Este factor es uno de esos que se denominan en inglés «small frictions», que sería algo así como «pequeñas fricciones», unas fricciones que hacen que el usuario pueda incluso llegar a abandonar la compra antes de proceder al pago.

Las típicas small frictions se producen cuando el precio que ve el usuario es falso por algunos motivos, bien porque no se corresponde al de tu talla de pie o ropa, es decir que se publicita un precio muy bajo para un número de pie o talla atípico, como un 48, y luego al seleccionar un más normal 43 el precio se doble.

Por supuesto los precios del transporte siempre son otra de esas pequeñas fricciones que hacen que el usuario pueda abandonar el carrito de la compra antes de acabar pagando.

En el caso de Temu esa small friction es incluso peor, existe un importe mínimo de compra.

Se trata de que tú ves un anuncio de un producto que por ejemplo cuesta normalmente unos 30 euros, en oferta por ser tu primera compra con ellos por 3,49 euros, pero luego ves que para poder completar el pedido existe un importe mínimo, en este caso concreto de la prueba de compra el mismo fue de 10 euros, y claro quieras o no, en nuestro caso eso representaba casi triplicar el precio por el que lo habíamos visto en la promoción donde era de 3,49 euros.

Al final el usuario puede hacer dos cosas, dedicar tiempo a comprar más cosas o evaluar si le merece la pena, si le es necesario o no y posiblemente abandonar la compra.

Devoluciones antes de salida del producto

Esta compra la hemos realizado al segundo intento ya que en el primero quisimos probar su sistema de devoluciones, concretamente realizar una devolución antes de que el producto salga de su almacén

Este tipo de devoluciones es el típico que se produce cuando el comprador realiza una compra de impulso y horas después se arrepiente.

Si ya se ha realizado el cargo en tu tarjeta algunas empresas tardarán en procesar la devolución entre 1 y 3 días, sin embargo, en el caso de Temu esta se realizó en pocas horas.

Presión de marketing o spam

image 36
Presión comercial

Lo que no nos ha gustado nada de Temu es la exagerada presión comercial que te ejercen para que compres nuevamente, por un lado, tenemos las notificaciones del móvil y por otro los constantes correos electrónicos.

Sin todavía haber recibido el producto cuento más de 5 promociones entre la app y el email, algo que realmente considero fuera de lugar.

Por suerte tienes la opción de silenciar notificaciones y la de eliminar la suscripción en sus correos electrónicos, la cual ejercí y desde entonces ya sólo he recibido los denominados emails transaccionales, es decir, los referentes a la actividad comercial, como pedido enviado, o avisos de llegada de producto.

No en vano la compañía gasto millones de dólares al incluir una publicidad en la Super Bowl, el evento por excelencia en USA y donde los anuncios publicitarios cuestan mayor cantidad de dinero.

Recepción del producto

El pedido realizado en España se recibió en 9 días desde el pedido y el pago del mismo mediante la agencia de transportes CTT Express, una empresa que no conocíamos hasta la fecha y que nos ha dejado una de cal y una de arena.

Por un lado, está lo malo, esa inflexibilidad horaria que demuestran muchas agencias de transportes, incluida esta CTT Express, conforme o estás en el momento de la entrega, o no hay forma de reprogramar una franja concreta.

La recepción la conseguimos realizar al tercer intento, eso sí, sin modificación alguna de la franja de entrega original, ni ningún amago por parte del transportista de amoldarse a ello.

Conclusión y confianza en Temu

Sin presentar problemas en el proceso de compra, y sin posteriores problemas de funcionamiento de los productos comprados la tienda funciona bien y es muy confiable, ahora bien, es de suponer que ante un problema actúen como desgraciadamente el resto de tiendas Chinas, donde te tienes que comer el producto y no hay devoluciones ni por desistimiento de compra ni por problemas en el uso.

Por este motivo este tipo de tiendas son recomendables para tickets de bajo importe, nunca compraría por ejemplo un teléfono móvil de más de 100 euros, aunque fuese una increíble ganga, porque luego al menor problema te lo comes con patatas. Ni mucho menos un ordenador portátil o nada que supere los 75-100 euros.

Tampoco adquiriría productos delicados, como porcelanas, espejos, objetos de cristal como bombillas, o con complejos sistemas mecánicos que durante el transporte pudiesen verse golpeados ya que de China a Europa hay bastante trasiego.