Portada » Tecnología » Los avisos de cookies aburren
Los avisos de cookies aburren

Los avisos de cookies aburren

Brave, que para quien no lo sepa es un programa para la navegación por Internet, al igual que lo son Google Chrome, Microsoft Edge, Firefox, Opera y tantos otros ha lanzado una prestación que personalmente me ha encantado para ocultar los mensajes sobre las cookies de las páginas que visitan.

Esto lo hace porque el navegador directamente bloquea toda cookie de terceros sin que precise de tu consentimiento o no.

Los avisos sobre las cookies

image 34
Bloqueador de los aviso sobre cookies en Brave

Muchas páginas web muestran un mensaje sobre el uso que se le van a dar las cookies.

Conscientes de la reiterada presencia de dichos mensajes y de su inutilidad para el usuario que llega a una página para informarse o leer algo concreto, y no un aviso de cookies, los creadores del navegador Brave han desarrollado una funcionalidad para que el propio navegador se encargue de ocultarte los aburridos avisos de Google que de forma incomprensible e inútil muestran casi todas las páginas web que utilizamos a diarios, o al menos lo hacen la primera vez que las visitas hasta que pulsas conforme aceptan las cookies.

Bueno pues a lo dicho, el navegador Brave oculta por ti esos pop-ups bloqueantes sobre las cookies.

¿Por qué las páginas web muestran este mensaje de cookies?

Realmente las páginas lo hace por dos cosas, por obligación y por posicionamiento en buscadores.

Para empezar porque es un requisito legal en Europa y para continuar porque de no hacerlo los buscadores como Google no posicionan tu página entre sus resultados de la misma forma que si mostrases el aviso.

La obligatoriedad, impuesta por Europa es una chorrada enorme, porque ni nadie las lee ni nadie sabe que van a hacer con sus datos, y eso en el caso de hacerlo, al final pagamos justos por pecadores.

¿Qué son las cookies?

image 64
Apilando cookies

Yo aquí hablando de cookies como si tal cosa y probablemente ni sabes realmente lo que son, más allá de unas sabrosas galletas claro aunque perdón no son a esas a las cookies que me refiero.

Las cookies en internet son unos pequeños archivos que las páginas web que visitas graban en tu ordenador, ocupan muy poco espacio casi nada, y normalmente llevan un identificador único, por ejemplo algo así como «pagina-visitada-tal-y-tal» con los datos «identificador = 23f90hhaas58asdj1367hfqa, última vista = 19 de mayo de 2023» de forma que cuando vuelves a visitar esa misma página otro día, pasado una semana por ejemplo, la misma pregunta a tu navegador si tiene una cookie de «pagina-visitada-tal-y-tal», si le dice que sí lee la información de la cookie y sabe que has visitado la página hace una semana.

Eso sería una cookie normal, luego están las de terceros, donde por ejemplo un código de la página pagina.com tiene un código de un proveedor de servicios externos como puede ser la publicidad de Google llamada googleads, y que te graban su propia cookie, que es de terceros porque no es ni de la página ni del usuario que la visita, si no de Google, que en este caso sería un tercero.

En esa cookie Google podría grabar una cookie que se llamase «googleads» escribiendo «intereses:tecnología,interés:prueba portátil asus modelo x» porque estás en la sección de tecnología de tiroriro.com, luego al visitar otra página que no tiene nada que ver con tiroriro.com, por ejemplo Marca, Google podría mostrarte un anuncio publicitario, un banner, de un ordenador portátil Asus modelo X, pues mostraste interés en dicho producto al buscar y leer el artículo en tiroriro.com

Como Google controla la publicidad en Internet de todo el planeta, incluida las de apps de Android, la de YouTube y la de casi todos los sitios a excepción de la publicidad en Facebook, Instagram y algunos más, puede mostrar al usuario un banner para comprar dicho portátil en cualquier página web del mundo, o en YouTube, o en tu móvil mientras consultas la aplicación del tiempo.

¿Qué hacen las cookies?

Hacen lo comentado anteriormente, grabar información en un archivo que luego pueden leer otras aplicaciones o páginas.

Además de servir para temas publicitarios, su principal uso son los sistemas estadísticos que pueden incluir páginas como tiroriro, revistas digitales y otros blogs pueden saber que tantos visitantes han llegado desde España, tantos desde México, tantos desde Argentina y otros tantos de Estados Unidos, pero poca cosa más, ningún detalle personal, ni tan siquiera se perfila a cada usuario por esos datos geográficos, se contabilizan datos anónimos en plan que artículo interesa más, cada cuanto de media vuelve un usuario, cuántas páginas lee, pero todo de forma anónima.

Pero aún haciendo únicamente eso tienes que mostrar el aburrido aviso de las cookies, ya que estás incorporando servicios de terceros, sean estadísticos o publicitarios. El problema es que como todos, si no todos, el 99% lo hacemos, pues al final el mensaje por reiterado no tiene impacto.

¿Qué hacemos en tiroriro con las cookies?

Aunque aquí te explico un poco por encima, la información actualizada sobre lo que nosotros hacemos con las cookies la tienes en la sección de privacidad de tiroriro.com, así que si te interesa el tema, dale un vistazo aquí.

De una forma directa no hacemos nada con ellas, aunque sí que utilizamos cookies de terceros para que algunos de nuestros servicios funcionen, como el contador de visitas y estadísticas de páginas, la posibilidad de mostrar anuncios en ellas, y con ello poder subsistir en el tiempo ya que crear, mantener y alimentar una página web, sea una revista digital, un blog o cualquier otra tiene un coste.

Dentro de lo que son las cookies de terceros, podemos intuir lo que hacen, no saberlo a ciencia cierta porque dicho código es de terceros y lo que hacen ellos en sus servidores con dichos datos queda oculto para nosotros, pero vaya que realmente tiroriro.com com tal ni recoge datos personales, ni hace nada con los datos de formularios de inscripción a newsletters más allá de enviar información puntualmente por correo electrónico, a la que el usuario se puede dar de baja con un sólo clic, por supuesto esas direcciones de correo electrónica ni las vende a terceros ni las relaciona con otros datos.

Brave no me convence

Con esto de que me ha encantado esta prestación inteligente sobre las cookies, no quiero decir que Brave me guste en sí como navegador, ya que como navegador considero que pone en práctica una política de doble rasero, por un lado van de que si la privacidad es importante para luego pedirte que mejor si recogen tus datos para hacer no se yo que con ellos.