Objetivos gran angular

¿Qué es un objetivo gran angular?

objetivo-nikon-gran-angular

Los objetivos gran angular abarcan un gran campo de visión, por eso mismo, este tipo de lentes son muy apropiados para ser utilizados en la toma de fotografía de paisajes, vistas panorámicas o fotos urbanas donde se desea capturar una gran porción de la imagen.

Aunque por otro lado,  también son muy utilizados para realizar fotografía de interiores. Podemos decir que un objetivo se considera gran angular cuando las focales están entre 17mm y 35mm.

Normalmente, los objetivos gran angular ofrecen una mayor sensación de perspectiva, tanto, que en la mayoría de los casos lo que hacen es exagerar la perspectiva de los objetos, provocando una distorsión de líneas, sobre todo cuando el fotógrafo se aproxima más al objeto o al motivo que quiere fotografiar.

Otra de las características principales se basa en la gran profundidad de campo, motivo por el cual, este tipo de lentes es ideal para realizar fotografías de paisajes, de arquitectura o de grandes espacios en general.

No obstante, los gran angulares son muy útiles también cuando tenemos que utilizarlos en espacios pequeños, normalmente en interiores, sobre todo cuando nos interesa hacer visible toda la escena.

Gracias a esta distancia focal podemos abarcar grandes objetos o múltiples objetos desde distancias muy cortas.

Si por ejemplo, utilizamos un objetivo gran angular de 18mm, el cual tiene un enorme ángulo de toma de hasta 94º, lo que obtenemos es una imagen donde las rectas aparecen curvas, y éstas rectas.

Estas lentes hacen que los objetos de la escena disminuyan rápidamente de tamaño, dando sensación de una perspectiva muy exagerada, con una profundidad de campo enorme.

Normalmente los objetivos gran angular se mueven entre una horquilla de 28 a 35 mm. Podemos considerar que estas distancias focales son las más populares o las más extendidas universalmente.

Un rasgo curioso a tener en cuenta con el uso de estos objetivos, es su relación con los grandes fotógrafos de la historia, los fotógrafos clásicos. Y es que la mayoría utilizaban objetivos gran angular de 35 mm. Si echamos la vista atrás, seguramente te vienen imágenes en blanco y negro, de grandes paisajes, ya sean rurales o urbanos, todos llenos de detalles.

¿Esto quiere decir, que las imágenes clásicas son las mejores?, posiblemente el uso de estas ópticas ayuden a que así lo sean o, posiblemente el hecho de que sepamos que son las primeras fotografías de la historia también puntúe, pero seguramente también se deba a que técnicamente no había mucha variedad de ópticas por aquel entonces y los fotógrafos tenían que “apañárselas” como podían, pero bueno, es igual, lo que importa es la belleza de las imágenes y esos sentimientos que nos provocan.

No obstante, no olvidemos que las primeras fotografías de la historia fueron tomadas con técnicas diferentes a las que conocemos actualmente, y con grandes cámaras que funcionaban a su vez con grandes placas fotográficas…, pero bueno, esa es otra historia que de momento dejaremos descansar.