Películas premiadas en los Oscar 2018

Las películas premiadas en los Oscar 2018 son:

La forma del agua ha sido la película más galardonada por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos.

La forma del agua ha conseguido ganar cuatro de las veinticuatro categorías a las que optan todas las producciones cinematográficas del 2017.

La forma del agua ha ganado dos de las mayores distinciones de los premios Oscar, como son a la mejor película y al mejor director, Guillermo del Toro. Además, ha conseguido también apropiarse de dos estatuillas más por: mejor diseño de producción y mejor banda sonora.

Tres anuncios en las afueras ha conseguido dos Oscar por las siguientes categorías: mejor actriz, Frances McDormand y mejor actor secundario, Sam Rockwell.

El instante más oscuro ha conseguido ganar dos Oscar más por el mejor actor, Gary Oldman y mejor maquillaje y peluquería a manos de Kazuhiro Tsuji, David Malinowski, Lucy Sibbick.

Allison Janney ha conseguido un Oscar como mejor actriz secundaria por su interpretación en Yo, Tonya.

En cuanto a la mejor película extranjera, el premio se la ha llevado el film, Una mujer fantástica, procedente de Chile.

Podríamos decir que, hasta aquí, estos son los premios al mérito más relevantes que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas americana. Por supuesto, el resto de categorías poseen, del mismo modo, igual reconocimiento, aunque quizá no sean tan “glamurosas” o mediáticas como los que te hemos mencionado anteriormente.

Los Oscar por categorías cinematográficas

A continuación os detallaremos las diferentes categorías cinematográficas que son premiadas durante la ceremonia de los Oscar por sus méritos.

  • Mejor película: La forma del agua
  • Mejor director: Guillermo del Toro
  • Mejor actriz: Frances McDormand (Tres anuncios en las afueras)
  • Mejor actor: Gary Oldman (El instante más oscuro)
  • Mejor actriz secundaria: Allison Janney (Yo, Tonya)
  • Mejor actor secundario: Sam Rockwell (Tres anuncios en las afueras)
  • Mejor guión adaptado: Call Me By Your Name (James Ivory)
  • Mejor guión original: Déjame salir (Jordan Peele)
  • Mejor película extranjera: Una mujer fantástica (Chile)
  • Mejor película animada: Coco (Lee Unkrich, Darla K. Anderson)
  • Mejor fotografía: Blade Runner 2049 (Roger Deakins)
  • Mejor diseño de producción: La forma del agua (Paul D. Austerberry, Jeffrey A. Melvin, Shane Vieau)
  • Mejor vestuario: El hilo invisible (Mark Bridges)
  • Mejor Montaje: Dunkerque (Lee Smith)
  • Mejores efectos especiales: Blade Runner 2049 (John Nelson, Paul Lambert, Richard R. Hoover, Gerd Nefzer)
  • Mejor maquillaje y peluquería: El instante más oscuro (Kazuhiro Tsuji, David Malinowski, Lucy Sibbick).
  • Mejor montaje de sonido: Dunkerque (Alex Gibson, Richard King)
  • Mejor mezcla de Sonido: Dunkerque (Mark Weingarten, Gregg Landaker, Gary A. Rizzo)
  • Mejor banda sonora: La forma del agua (Alexandre Desplat)
  • Mejor canción: Remember Me, Coco (Kristen Anderson-Lopez, Robert Lopez)
  • Mejor documental: Icarus (Bryan Fogel, Dan Cogan)
  • Mejor cortometraje documental: Heaven is a Traffic Jam on the 405 (Frank Stiefel)
  • Mejor cortometraje de ficción: The Silent Child (Chris Overton, Rachel Shenton)
  • Mejor cortometraje animado: Dear Basketball (Glen Keane, Kobe Bryant)

¿Cómo empezaron los premios Oscar?

Los premios Oscar empezaron a fraguarse hace varios años, en concreto en 1928, de la mano de Louis B. Mayer (Metro Goldwyn Mayer). Aunque la persona que diseñó la estatuilla dorada, que todos tan bien conocemos, fue el director artístico de los estudios Metro Goldwyn Mayer, Cedric Gibbons.

Hay que señalar que los inicios de estos premios fueron muy diferentes a como los conocemos en la actualidad. También hay que decir, que cuando se celebraron por primera vez los Oscar, la estatuilla dorada todavía carecía de nombre. Cómo consiguió llamarse Oscar es un dato curioso que desvelaremos a continuación.

Los premios nacieron con la intención de reconocer el mérito de los actores en el inicio (casi) de este arte tan novedoso por aquel entonces; por ese motivo el nombre oficial que recibe el Oscar es el del “Premio de la Academia al Mérito”.

La primera vez que se celebraron estos premios fueron en 1929 (un año después del nacimiento de la idea). En dicha ceremonia se valoraban las películas estrenadas dos años atrás, así que en sus primeros inicios se premiaron las películas que se habían realizado durante el 1927 y 1928. El evento tuvo lugar en el hotel Hollywood Roosevelt mediante un almuerzo privado.

Tanto la duración de la ceremonia como la entrega de las estatuillas, en realidad, duraba pocos minutos, procedimiento muy alejado del que nos tienen acostumbradas las ceremonias actuales. Además, la afluencia del público a la gala era muchísimo más reducida que la actual, pero eso tiene bastante lógica y más si tenemos en cuenta la gran producción de cine que se celebra últimamente.

En 1935 la entrega de los Premios de la Academia al Mérito empezó a celebrarse anualmente, y de esa manera rompieron con la pequeña tradición bi-anual que habían iniciado sólo seis años atrás.

¿Por qué los premios se llaman Oscar?

En relación a este punto, existe algo así como cierto consenso sobre su origen, aunque por otro lado, podría ser debido a diferentes causas. Sea como fuere, nosotros explicaremos la más conocida de todas porque creemos, como dice el refrán, que “cuando el río suena, agua lleva”, pues eso.

Parece ser que la persona responsable del nombre de la estatuilla fue Margaret Herrick. Herrick empezó trabajando como bibliotecaria de la Academia aunque pasado un tiempo acabó ocupando un puesto como secretaria ejecutiva de la misma. Cuando Herrick vio por primera vez la estatuilla le recordó la imagen de su tío Óscar, y comentó ese pensamiento entre la gente que se encontraba allí reunida con ella.

Una de esas personas que se hallaba junto a Margaret Herrick fue el periodista Sidney Skolsky, el cual mencionó la anécdota en uno de sus artículos. A partir de entonces la famosa estatuilla dorada recibió ese nombre. De esa manera sabemos por qué estos premios cinematográficos tan aclamados se llaman Oscar.

Así que, como podréis comprobar el “azar” tiene su importancia. Quién iba a decir que el Oscar se llamaría así por un comentario “cualquiera” de una de las trabajadoras de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas más importantes de la Tierra.