Prueba Asus VivoBook Flip

Probamos este portátil convertible de Asus, el Asus VivoBook Flip de 14″.

Prueba Asus VivoBook Flip

Se trata de un ordenador portátil que tiene la peculiaridad de poderse plegar 360 grados hasta convertirse en un tablet.

Y es que además su pantalla es táctil así que podremos manejarnos con él a través de su pantalla.

Inclusive, este portátil Asus VivoBook Flip permite el uso de un lápiz digital para poder dibujar y bocetear con él.

Su potencia es sencillamente arrolladora, cuenta con un procesador de 8 núcleos físicos y 16 gb de memoria RAM que podrá acometer tareas de cualquier índole, incluida la edición de vídeos, la compilación de programas, el desarrollo de videojuegos y la creación de escenas tridimensionales, estate atento a las numerosas pruebas a las que hemos sometido a este Asus VivoBook Flip.

En tiroriro.com lo hemos probado durante varias jornadas de trabajo a fondo y este es nuestro análisis.

Virtudes del Asus VivoBook Flip

Como verás en este apartado el Asus VivoBook Flip nos ha gustado y mucho, tiene bastantes puntos en los que destaca sobre algunos otros portátiles de prestaciones y precio similares.

Destaca sobre el resto de portátiles en el hecho de que es un ordenador convertible, un dos en uno, de ahí su apellido «Flip», podemos inclinar su pantalla 360 grados, dejando el dispositivo como si se tratase de un tablet.

Su pantalla se puede plegar completamente quedando como un tablet

El uso de un tablet tan grande, de 14″, puede parecer a priori poco cómodo y escasamente manejable, pero en la práctica, a poco que te acostumbras puede resultar una ventaja para muchos. Sobre todo por su compatibilidad con el Asus Pen, de forma que podremos tomar anotaciones en capturas de pantalla, realizar esquemas a mano alzada e incluso bocetear diseños.

Además siempre podrás utilizarla como tablet, con placer de poder navegar en una gran pantalla de 14″ y consumir medios sin necesidad de utilizar el teclado.

Más allá de esta funcionalidad, que para muchos puede ser decisiva a la hora de elegir entre este portátil u otro tenemos otros detalles que convierten a este ordenador portátil convertible de Asus en uno de los mejores del momento.

Para empezar cuenta con un poderoso procesador AMD Ryzen 7 4700U, se trata de la versión de bajo voltaje de los procesadores AMD que equipan la arquitectura Zen 2, unos procesadores que resultan ganadores en casi todas las pruebas a las que se enfrentan, y es que en Intel deberás ir hasta la generación 11 para encontrar un procesador, casi a su altura.

Además este Ryzen 7 no viene sólo, ya que está acompañado por 16 gb de memoria RAM, los cuales funcionan hasta 3200 Mhz de velocidad, lo que resulta en un conjunto imbatible.

Con su pantalla plegada de esta forma conseguimos el modo atril, ideal para ver series y películas

Siguiendo con las prestaciones de este portátil de Asus, también es destacable su gráfica integrada, que es una Radeon Vega 8 y que se muestra bastante solvente con algunos juegos, no con todos, pero si que hemos podido jugar con bastantes juegos de una forma más que digna, en posteriores párrafos te detallo más sobre este aspecto.

En cuanto a su pantalla, monta un panel con resolución FullHD y un acabado brillante que destaca por su fiel reproducción de color y sus grandes ángulos de visión.

Su sonido, firmado por Harman/Kardon es de lo mejorcito que me he encontrado en ordenadores portátiles en estos contenidos tamaños de 14 y 13″

Cerrado es francamente bonito

Por último, destacar su presencia física, el acabado metálico de su carcasa resulta muy elegante y sobrio.

Defectos del Asus VivoBook Flip

La calidad del teclado no es buena

Claro que este portátil adolece de algunos defectos, el principal a mi modo de ver es teclado, y por dos razones.

La primera es que el tacto de su teclado resulta demasiado plástico y de baja calidad, sobre todo tras haber probado justo la semana de antes un Huawei MateBook D14 2020, cuyo teclado nos dejó un excelente sabor de boca.

No quiero decir que se escriba mal con él, pero la sensación no es desde luego la mejor.

Por si fuera poco y como segundo error de este teclado, es que este teclado no es retroiluminado, cosa que no me explico y que para mi es algo indispensable desde hace ya unos cuantos años. Que un equipo de 700 euros o más no incluya retroiluminación es imperdonable.

No incorpora el Asus Pen, que cuesta cerca de 60 euros y que hay que adquirirlo por separado.

Otro de los problemas o defectos de este ordenador portátil es lo propenso que resulta a las manchas, y es que con sólo tocarlo levemente quedarán grabadas tus huellas en su carcasa.

Un auténtico imán para las manchas de grasa dactilar

En cuanto al resto de defectos, más bien pocos, por un lado el que no lleve Windows 10 preinstalado cuando otros equipos de similar precio si lo llevan. Y el que su memoria RAM no se ampliable en su totalidad ya que tan sólo lleva accesible 1 módulo de RAM 8 Gb, los otros 8 Gb hasta llegar a los 16 totales están soldados en placa, y claro, así la ampliación que puedes hacer en el futuro será como máximo de 24 Gb.

Y luego está la de los más quisquillosos en cuanto al diseño y las simetrías. Este portátil en su posición tablet, es decir, plegado no resulta de un encaje perfecto debido a sus formas laterales. Así como el efecto que te dejan entrever las bisagras, que no parecen ajustar de una forma perfecta en ninguna de sus posiciones. Es decir, sobresalen de forma desigual.

Plegado en la vista lateral no presenta un buen acabado.

En resumen, se trata de un excelente equipo con algunos materiales de más baja calidad y con la ausencia de algunas funcionalidades, como la retroiluminación del teclado y un sensor de huella. Creo que estos defectillos son más bien una estrategia para que exista una diferencia real con la gama alta de portátiles de Asus, los ZenBook.

Rendimiento del Asus VivoBook Flip

En su posición de portátil normal

Como ya es de costumbre, probamos este ordenador desde diferentes puntos de vista, desde el puramente sintético., mediante las habituales pruebas de rigor hasta someterlo a diferentes escenarios de trabajo, videojuegos, programación, creación 3D, etc.

A modo de resumen, diré, para los lectores más inquietos que resultado es excepcional.

En términos comparativos, y de los últimos cuatro o cinco portátiles que hemos probado en la redacción, decir que a nivel prestacional se queda claramente por encima del Huawei MateBook D14 con procesador Ryzen 5 4600H, y algo por debajo del HP Pavilion con ese mismo procesador. Las diferencias de rendimiento, las atribuyo a que el MateBook preserva más la duración de la batería y sobre todo la emisión de ruidos de ventilación.

Veamos no obstante los diferentes apartados a los que hemos enfrentado a este portátil de Asus.

Rendimiento creativo

Dibujar con un lápiz táctil como el Asus Pen SH200 y una pantalla de 14″ es desde luego un placer.

Lo hemos probado con la aplicación que incluye Windows 10 denominada Windows Ink, hemos estado boceteando logotipos para diferentes proyectos durante horas y el trabajo ha sido muy agradable.

Luego, nos hemos puesto a llevar esos logotipos a vectores mediante el programa gratuito Inkscape, y el trabajo ha sido impecable. Este Asus VivoBook puede reemplazar a un ordenador de sobremesa, y no sólo eso, ya que su pantalla táctil lo hace trascender hacia un escalón superior.

Y además lo hará de forma totalmente silenciosa, su diseño térmico está muy logrado.

Rendimiento creación 3D

Estas pruebas bajo el programa de creación 3D Blender, desde luego que representan un hueso duro para cualquier equipo, las escenas que renderizamos los hacen sudar de lo lindo, aumentar su temperatura interna y con ello el ruido de la ventilación.

En resumen, el rendimiento está algo por debajo de otras soluciones portátiles que equipan Ryzen 5 4600H, este Ryzen 7 4700U, con especificación U, no dispone de SMT, por lo que sus 8 núcleos se quedan en 8 hilos, a diferencia de los H, que los hilos doblan el número de núcleos lógicos disponibles. Este factor hará que los renderizados sean algo más lentos. Aunque no se trata de una gran diferencia en el renderizado de imágenes estáticas si lo será para el renderizado de animaciones donde entren un gran número de fotogramas.

Vamos no obstante a ver cada una de las pruebas realizadas a este Asus VivoBook Flip 14

Renderizado del Asus VivoBook en 00:55:42

Comenzamos con la prueba de renderizado de la splash screen de la versión 2.83 de Blender, el Asus VivoBook obtuvo un tiempo de 55:42, también entre un 5 y un 7% más lento que el portátil de Huawei. El archivo original lo tienes >aquí<

Renderizado de Nishita en 02:36:18

Con la escena habitual para nuestra pruebas llamada Nishita obtuvimos un tiempo de renderizado de 02:36 segundos lo que era 13 segundos más lento que el MateBook D14. Si quieres realizar la prueba en tu propio equipo te dejo el enlace para la descarga del archivo >aquí<

Finalmente atacamos a una prueba más compleja, el renderizado del fotograma número 5 de la escena de Andy y Nacho, una escena en 3D que tienes >aquí< y que cuenta con un estilo cartoon. Esta escena es la más compleja ya que conlleva un tiempo largo de renderizado por fotograma.

En esta prueba tardó 18:52, lo que son más de 4 minutos más que el Huawei MateBook D14

Renderizado de Andy y Lucas en 18:52

Rendimiento en juegos

Es en este punto donde el Asus VivoBook Flip doblega al MateBook D14 AMD de una forma inexplicable, ambos cuentas con gráficas integradas Vega, a nivel de CPU incluso el de Huawei debería resultar cerca de un 7% más potente, pero la realidad nos dice lo contrario.

Lo hemos probado con Assasin’s Creed Origins, resultando jugable, aunque a resoluciones de 1270 x 720 píxeles y bajando algunos ajustes. También hemos probado GTA V, y nuestra sorpresa ha sido mayúscula tras comprobar que rinde de forma fenomenal a 1920 x 1080 píxeles.

Por continuar, hemos probado Forza Horizon 4, y nuevamente hemos conseguido unos resultados mejores de lo inicialmente esperado.

Está claro que este portátil no es un gaming, y que no dispone de una gráfica avanzada. Su gráfica Vega integrada se podría comparar a lo sumo con una dedicada del nivel de las GTX1050, que es una tarjeta ya antigua y denostada por muchos, pero que para un juego ocasional, incluso con títulos de triple A de hace un par de años o más, oye, responde con notoriedad.

Rendimiento sintético

Sometemos al Asus VivoBook a diversos tipos de test, si bien los separamos en dos grupos, primero utilizando la batería del portátil, es decir sin conectarlos a corriente y luego conectados a la toma de 220V.

Esto lo hacemos de esta forma porque los equipos portátiles suelen reducir el consumo de sus procesadores y componentes al estar utilizando la batería de forma que se logre maximizar la autonomía del mismo sin conexión a la corriente.

En el caso de equipos como este, con apariencia y medidas de ultrabook, con cuerpos estrechos el fabricante puede llevarlo hasta el extremo, llegando a rendir la mitad de potencia con batería que conectado.

En un artículo que hicimos hace algo de tiempo sobre una prueba del MacBook Air con procesador M1, detectamos que los nuevos macs son los que menos acusan el denominado Thermal Throttling por el que el equipo baja el rendimiento al funcionar únicamente con baterías.

Rendimiento sintético usando la batería

Ejecutamos GeekBench en su versión 5.4 con la batería obteniendo unos resultados de 662 para la prueba mono núcleo y de 3919 para la multinúcleo, puedes ver los resultados en profundidad >aquí<

Continuando sin conectar a la corriente al Asus VivoBook, lanzamos la prueba de computación gráfica bajo OpenCL, obteniendo una puntuación de 6771, aquí tienes el >detalle<, posteriormente hicimos la misma prueba gráfica pero bajo Vulkan con 7785 puntos.

Antes de conectar el equipo a la corriente para volver a realizar dichas pruebas con el Asus VivoBook Flip 14 bien alimentado, voy a poner en contexto comparativo los resultados de las pruebas con baterías.

El reciente MateBook D14 que probamos sin conexión a corriente nos ofreció unos resultados de: 650 para la prueba de un sólo núcleo y 3892, es decir, algo aunque muy poco por debajo de los obtenidos por este último.

Rendimiento sintético conectado a la corriente

Rendimiento del almacenamiento

Veamos entonces ahora los resultados sintéticos con el portátil conectado a corriente. Los resultados se incrementaron de forma considerable 1135 en la mono núcleo y 5371 en la multinúcleo >aquí<, el equipo rinde casi a la par que el Huawei MateBook D con Ryzen 5 4600H

Si lo comparamos con un HP Pavilion con 16 Gb de RAM y gráfica GTX 1650 (no Ti) también queda bastante igualado en las pruebas sintéticas al conseguir 1091 y 5844 respectivamente, tienes los resultado >aquí<

En cuanto a la potencia gráfica de este Asus VivoBook, comparada con las del HP Pavillion con los mismos 16 Gb de RAM, nada se puede hacer pues al incorporar una dedicada Nvidia GTX1650 la potencia es muy superior, consiguiendo más de 30.000 puntos en OpenCL y en Vulkan

En cuanto al rendimiento de la unidad de almacenamiento de 512 Gb que integra el VivoBook y que se trata de una KINGSTON OM8PCP3512F-AB sus resultados fueron malos, muy por debajo de los obtenidos por el Huawei.

Obviamente y como ya esperábamos resultan superiores en lectura a lo visto en cualquier disco SSD SATA, y no es para menos por tratarse de un NVMe. Si que resulta preocupante la velocidad de escritura, que por poco supera los 115 Mb/s cuando lo normal sería obtener resultados más igualados con respecto a los de la lectura, por encima de los 500 MB/s.

Posteriormente repetimos las pruebas y los resultados fueron algo mejor, superando escasamente en la lectura los 1000 MB/s y casi triplicando la escritura al alcanzar los 301 MB/s, sin embargo ambos resultados distan de considerarse tan siquiera dignos para una memoria NVMe

Conclusiones sobre el Asus VivoBook Flip 14

Se trata de un equipo que puede resultar idóneo para aquellos que van a utilizar el lápiz digital de forma habitual, ya que es en lo que claramente aventaja al resto de portátiles de su misma gama de precio.

Si quieres además un portátil que te permita jugar a algunos juegos, incluidos los triple A. Claro que sin pretender ser demasiado exigentes con los gráficos, también resultará idóneo sobre otros equipos no gaming similares, como el mencionado Huawei MateBook D14 donde no vas a poder jugar casi a nada.

En definitiva si no vas a utilizar asiduamente estas dos prestaciones, lápiz y juegos, la balanza caerá de parte del Huawei MateBook D14 AMD ya que además de incluir en su precio Windows 10, mientras que el VivoBook no, los acabados de este Asus VivoBook, su teclado no retroiluminado y de tacto plástico quedan uno o dos escalones por debajo de los del Huawei.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On