Prueba del MacBook Air M1

Si eres un fiel lector de tiroriro.com sabrás que llevamos algún tiempo con un portátil Apple MacBook Air con procesador Apple Silicon M1 en la redacción. Y no hemos parado de someterlo a las más variadas pruebas.

El nuevo MacBook Air con procesador de Apple

Hemos probado todo, y hemos redactado un artículo para cada aspecto de forma que cubramos el máximo las preguntas que se formulan los posibles compradores del MacBook Air.

Tenemos artículos que cubren desde la experiencia de cliente Apple, y otros sobre su rendimiento bajo diferentes escenarios de trabajo.

Tenemos pruebas de ofimática, de edición de vídeo, de renderizado 3D, de diseño web.

También hemos desgranado los servicios que adornan la oferta de Apple, tales como la propia Apple TV que viene a ser un Netflix de los de Cupertino, pasando por su plataforma de juegos Apple Arcade.

En el plano físico hemos llegado a analizar algo que a priori nos resulta imprescindible en un portátil, como la prometedora batería que equipan estos macs M1.

Este nuevo artículo es una especie de cierre de todas esas pruebas, en él quiero ofrecerte consejo sobre si es idóneo para ser comprado o no, así como información más generalizada sobre su uso a diario como ordenador principal.

¿Qué destaca en el MacBook Air M1?

Su casi total perfección es lo más destacable. Este es, sin lugar a dudas el mejor portátil que ha pasado por mis manos, y no han sido pocos.

Un portátil casi perfecto

En mi larga vida como informático habré tenido no menos de 20 portátiles en propiedad, sí, parecen mucho pero es que al poco tiempo de tener uno, lo vendo, antes de que se devalúe en exceso y así pode comprar otro.

Volviendo al sujeto analizado, a este maravilloso MacBook Air con procesador M1. Vamos a ver dentro de ese paraguas de perfección, que es lo que más destaco.

Lo primero y que es algo que no salta a la vista hasta que no llevas trabajando a diario con él durante más de una semana es que es capaz de seguirme el ritmo sin perder nunca el aliento.

Esto que puede parecer algo más poético que técnico no es más que la increíble potencia que atesora. Un ordenador que nunca se cansa, ya puedes estar navegando con Chrome, Safari y Firefox abiertos de forma simultánea, sin haber apagado el MacBook durante días y acumulando más de 100 pestañas, que si en ese momento decides renderizar un vídeo para subirlo a YouTube de forma que ilustres un artículo de tirororio.com, abres tu editor de vídeo, realizas cuatro ajustes y lo exportas en 4K sin haber cerrado tus navegadores. Una vez finalizado cierras el editor y todo sigue ahí, como si el exportar un vídeo 4K no le supusiese esfuerzo alguno.

Y ya como colofón, tras esas 10 horas de trabajo diario, justo en el momento de ir a bajar su tapa, observas como todavía tiene un 17% de batería… y es que no es que me siga el ritmo, es que tiene más ritmo que yo.

Los acabados del MacBook Air

Seguimos destacando cosas que no han sido fruto de análisis pormenorizado pues no dan para más que un breve texto.

Chasis del MacBook Air

El MacBook Air M1 de finales de 2020 monta el mismo chasis que su predecesor, el que equipaba todavía procesador de Intel, por lo que a nivel físico prácticamente nada ha cambiado.

Aunque en el rediseño interno el MacBook Air M1 ha perdido el ventilador, ya que este MacBook Air carece de ventilación, por lo que el Air es silencioso y apenas se calienta.

En iFixit, ya lo han destripado y han publicado la siguiente imagen donde comparan ambos modelos.

A la izquierda el MacBook Air con intel y a la derecha con M1

Este portátil de Apple cuenta con unos materiales de primerísima calidad, con un chasis completamente metálico, no se si en aluminio, magnesio o una aleación mixta, pero al tacto se nota premium.

Su tapa, se sigue abriendo con tan sólo un dedo, como ya es de costumbre en los equipos Apple. La unión de sus materiales es perfecta. El plástico sólo está presente en las teclas, como es normal, el resto son materiales nobles.

Sigue siendo el mismo excelente portátil que tango gusta al tacto, igual de ligero, pequeño y elegante que su predecesor.

Se rumorea por las redes que durante este 2021 aparecerán los nuevos MacBook Pro de 16″ con un importante cambio en el diseño de su chasis, e incorporando por fin pantallas con marcos mucho más finos. Entre esos rumores se estima que dicho diseño acabe llegando a los MacBook Air M1, pero que eso probablemente sea para finales de este 2021 o quizá para el 2022.

El sonido del MacBook Air M1

La verdad es que Apple parece no hacer suficiente alarde de la calidad sonora de sus equipos, mientras que otros se mueren por imprimir grabado en su portátiles los sonoros nombres de marcas como Harma Kardon, Bosé y otros.

Este MacBook Air M1 no es una excepción, mejorando incluso la calidad de sonido del modelo que le precede tiene una calidad en la reproducción musica destacable, más teniendo en cuenta la extrema delgadez de su chasis y su ligereza.

Por último, respecto a su sonido, nos aguarda una sorpresa, al abrir la tapa del mac, si necesidad de presionar su botón de encendido, un sonido nos hará viajar al pasado de la forma más agradable que puede Apple, con su emblemático tachaaaaaan de bienvenida, algo que inexplicablemente la marca había perdido y que sabiamente ha sabido recuperar.

La calidad de la pantalla del Air

Apple, enfrascada en su propia nomenclatura, rebautizando aquello que ya existe con antelación, busca cualquier detalle para argumentar su poderosos márketing, y es que estamos ante una pantalla Retina.

Retina es un concepto de la propia marca, no es en sí una especificación estandarizada como si lo puede ser 4K, UHD, 1080p, FullHD o tantas otras.

La pantalla que calza el MacBook Air escapa de alguna forma de estas especificaciones ofreciendo una resolución y una densidad de puntos propia, a medio camino entre el FullHD y el 4K, cuenta con una resolución de 2560 x 1660 píxeles.

Desde luego se ve de lujo, y no sólo por esta gran resolución, que será más que suficiente en una pantalla de tan sólo 13″, si no por su fiabilidad de color RGB, que la ubica en la parte alta y muy recomendada para trabajos profesionales, como el diseño y la edición de vídeo, donde la fiabilidad del color no es un punto a cuestionar.

Teclado y touchpad del Mac M1

No hace mucho Apple tuvo que lidiar, de mala manera por cierto, con las críticas que recibieron los teclados de sus ordenadores portátiles, el denominado teclado de interruptor mariposa que tan hábilmente supo vendernos pero que a la postre resultó ser todo un fiasco.

El teclado retroiluminado del MacBook Air M1

Teclados que se estropeaban, Apple intentando escurrir el bulto, usuarios que denunciaban a los de cupertino, y un sin fin de enfandos por tratar de defender lo indefendible, esos teclados eran un suplicio para escribir, te acababan doliendo los dedos.

Apple ha recuperado los teclado del tipo tijera, y el cambio les ha sentado fenomenal. Llevo escritos 10 o más artículos en escasas dos semanas que hace que tenemos este Mac en la redacción y me confieso enamorado del mismo, de su tacto y de la gran velocidad que me permite alcanzar.

Dispone de retroiluminación en un único nivel, aunque creo que se auto-ajusta pues por ejemplo, ahora ya no existe tecla para apagarlo, tiene tanta batería este mac que no hace falta andar y encendiendo la retroiluminación. Eso sí, olvídate de coloritos RGB al más puro estilo gamer, aquí la sobriedad manda, luz blanca y punto.

Una mención especial la tiene también el touchpad de Apple, donde siempre ha marcado la diferencia y que sigue estando a un nivel lejos de cualquier Windows. Es grande, cómodo de utilizar y sorprendentemente preciso. El uso de un sistema háptico y otras tecnologías en su construcción, no es destacable más allá de que sigue siendo el mejor touchpad del mercado. Y es que ya eran los mejores si estas excentricidades.

El increíble touchpad de Apple

El sistema operativo de Mac

Este MacBook Air M1, como el resto de macs actuales, equipa el sistema operativo macOS en su última versión, BigSur.

Esta versión BigSur se lanzó durante el último trimestre de 2020 y básicamente es una revisión de macOS Catalina para que se adapte a los nuevos procesadores de Apple. Esta adaptación se consigue gracias a la inclusión de Rosetta 2, una especie de emulador que nos permite ejecutar la práctica totalidad de aplicaciones diseñadas para mac hasta fecha de hoy.

Rosetta 2 funciona de forma totalmente transparente para el usuario, únicamente notaremos que la primera vez que lancemos una aplicación no adaptada par M1 tarda un poco más en abrirse, posteriormente no se nota nada.

No me ha gustado la integración de Launchpad, sobre todo en grandes pantallas externas, así como algunos fallos evidentes en la desistalación de aplicaciones y juegos de Steam que no borran el icono del Launchpad.

El sistema operativo BigSur además ha representado una evolución en lo estético respecto al anterior, se ha implementado de forma muy correcta el modo obscuro y se han modificado los iconos.

Desde mi punto de vista, la mejora es evidente en todos los aspectos, ahora macOS vuelve a gustarme casi al mismo nivel que Windows 10 y es que macOS precisaba desde hace tiempo de una actualización gráfica.

Suite gratuita de macOS BigSur

Además del propio sistema operativo macOS BigSur, que nos ha gustado, debemos hablar de la suite que incorporan todos los macs de forma gratuita.

Se trata de un conjunto de programas que hacen de estos equipos completamente funcionales tal y como los sacamos de la caja.

Por un lado tenemos Pages, que vendría a ser el Microsoft Word de Apple, al que le unimos Numbers, la hoja de cálculo y Keynote, que sería el programa sustituto de PowerPoint para realizar presentaciones.

También Apple incluye su propio navegador de internet Safari, aunque a nosotros nos sigue gustando más Chrome o FireFox, que están ya ambos disponibles de forma nativa para M1.

Por último, los olvidables GarageBand, Photo Booth, Mapas, FaceTime y Siri como apps, además de los servicios Apple Arcade, Apple Music y Apple TV. Todos ellos desde mi punto de vista no dejan de ser Bloatware por mucho que venga de la mano de Apple.

Yo prefiero alternativas grauitas como Libreoffice o Goolge Docs para la ofimática, y GiMP y Davince Resolve para la edición de fotos y vídeos.

El rendimiento de los nuevos Mac con procesador M1

Me he dejado para bien entrado este artículo la sección donde os voy a hablar del rendimiento que atesoran estos pequeños portátiles, y que ya te de adelanto que su rendimiento es inmenso.

En tiroriro ya hemos escrito largo y tendido sobre su rendimiento, hemos efectuado pruebas bajo diferentes escenarios de trabajos y en casi todos ha rendido más de lo esperado.

En líneas generales te diré que este portátil sirve, a pesar de sus aparentemente escasos 8Gb, para tareas ofimáticas, faltaría más. Pero impresiona de gran manera en lo resuelto que se muestra en la edición vídeo con programas como Davinci Resolve, Adobe Premiere y Final Cut.

También nos va a servir para la creación de imágenes 3D con programas como Blender o Maya. Podemos emplearlo para el desarrollo de videojuegos, nativos para mac mediante Swift y Xcode o bien con Unity 3D o incluso Unreal. Por último si eres desarrollador web, podrás hacerlo servir para la programación de apps y webs con cualquier framework de trabajo.

Estamos ante casi el ordenador portátil ideal. Ese «casi» tan sólo se ve penalizado por su precio y su escasa conectividad y nula ampliabilidad.

Si quieres conocer algunos resultados de pruebas sintéticas, también hemos pasado a nuestro Mac por alguna de ellas. Veamos los resultados.

En Geekbench, la conocida aplicación para medir la potencia general de un ordenador no importando si este es Apple, Windows o Linux, hemos conseguido unos resultados apabullantes.

La prueba Geekbench que hemos usado es la correspondiente a la versión 5, concretamente la 5.3.1. Esta prueba se divide en varias partes, por un lado tenemos una puntuación relativa a la potencia de un único núcleo del procesador, algo del que hacen uso intensivo algunas aplicaciones, todavía demasiadas, y que no saben exprimir el resto de núcleos del procesador.

En esta prueba mono núcleo, nuestro Apple MacBook Air con procesador Apple Silicon M1 ha conseguido la cifra de 1747 puntos

En la prueba multi núcleo, donde entran en juego todos los núcleos del procesador, 8 en total, esta potencia se eleva hasta los 7654 puntos.

Resultados de rendimiento del MacBook Air con procesador M1

Claro que esto no dejan de ser simples números si no los ponemos en contexto, comparándolos con otros equipos.

La comparación la podemos realizar contra equipos de la propia Apple deberemos irnos a los de más alta gama para poder acercarnos a estas cifras de rendimiento.

Sin embargo tan sólo será una aproximación, pues los poderosos portátiles MacBook Pro de finales de 2019, que cuentan con procesadores Intel Core i9-9880H de 8 núcleos no logran batir a los nuevos Mac con procesadores M1

Resultados de otros Mac con procesador Intel Core i9

Claro que estos resultados tan sólo dirán algo los usuarios de equipos Mac, no tanto a los usuarios actuales de equipos Windows.

También cabe destacar que estamos comparando a los chips M1 contra chips de portátiles Intel de 2019 los generación 9, y actualmente vamos por la generación 11 aunque Apple por el momento no los monte en sus equipos.

Vamos a incluir los resultados de otro tipo de chips que se utilizan en PCs con Windows, los AMD Ryzen en su versión para portátiles, que desde 2020 han comenzado a desplazar a Intel en su hegemonía.

Si tomamos resultados de los Ryzen 7 4800H, aunque cabe reseñar que existe una gama superior de chips para portátiles en AMD, los Ryzen 9. La verdad es que no existen muchos modelos de portátiles que equipen esa CPU pues en la práctica representan sólo una sutil mejora sobre los 4800H.

Los resultados indican que los Ryzen son algo más poderosos que los M1, sobre todo en multi núcleo, ya que son procesadores de 8 núcleos y 16 hilos de ejecución. En mono núcleo, pierden claramente contra el MacBook Air M1. Aunque en la ya anunciada serie 5000 para portátiles AMD se prevee que la cosa ande más igualada.

Ryzen 7 4800H supera al chip Apple Silicon M1

Puedes ver los detalles de la prueba >aquí<

Aunque no todo es el rendimiento sintético, ni mucho menos, en este MacBook Air todo sucede a gran velocidad. Incluso nos permite jugar a juegos triple AAA con una buena cantidad de fotogramas por segundo y a resoluciones muy altas, tanto como las de la propia pantalla retina.

Date una vuelta por el artículo que hicimo sobre la prueba de videojuegos en los mac M1.

¿Qué pretende Apple con los chips M1?

Suponemos que Apple quiere cerrar todavía más su ecosistema. Buscar así la redondez perfecta del círculo, tal y como lo ha conseguido con otros productos como el iPhone y los iPad.

En estos dispositivos táctiles de Apple, controla cada aspecto del dispositivo, desde la experiencia de cliente, ubicada en la parte final de la cadena de compra, al marketing, el packaging de producto, el ensamblaje de sus productos, la elección de componentes, y la fabricación del procesador.

Ahora Apple ha trasladado a los Macs, la fabricación del procesador que da vida a sus ordenadores cuando antes dependía de Intel y su lento ritmo de innovación.

La autonomía de la batería del MacBook Air M1

Según Apple, este MacBook Air con procesador M1 es capaz de ofrecer hasta 17 horas de autonomía bajo circunstancias favorables de escaso trabajo y un brillo de pantalla bajo.

Esta medición, como siempre, resulta optimista sin embargo la realidad nos hace sacarnos el sombrero, hemos logrado acercanos a las 12h de autonomía con nuestro uso habitual. Que todo hay que decirlo, es especialmente intenso.

Además tenemos dos ventajas más respecto a la mayoría de ordenadores portátiles, el pequeño tamaño de su transformador, tan minúsculo como el de un teléfono móvil, y por otro lado su «universalidad», este mac no incorpora el costoso sistema magsafe, un conector de alimentación propietario de Apple que dificultaba que pudiésemos cargar nuestro portátil con otros cargadores. Ahora podemos utilizar prácticamente cualquier cargador USB Type-C.

La conectividad de los nuevos MacBook Air M1

Llegamos a uno de los pocos puntos en los que no nos ha gustado este mac, y es en cuanto sus posibilidades de conectividad, su número y tipo de puertos es demasiado escaso.

Los dos únicos puertos del MacBook M1: USB Type-C además de un jack de 3,5mm

Más allá de la conectividad Wifi y Bluetooth, en las que ambas es veloz, decir que tiene jack para auriculares y dos únicos puertos, uno ocupado por el transformador.

Pero si queremos conectar un dispositivo a nuestro nuevo MacBook Air, este deberá disponer de conector USB Type-C en el extremo que conecta con el Mac, sus dos únicos puertos son de este tipo. Además, uno estará ocupado por el del cargador de corriente.

Así que si tenemos un disco externo no podremos a menos que este tenga un conector USB Type-C, que son muy pocos los que lo tienen, tampoco podremos conectarle un monitor externo de forma fácil y directa a menos de que este tenga también el susodicho conector.

La solución no es otra que acarrear con adaptadores, arriba y abajo, rompiendo tanto su estética como su portabilidad.

Además estos adaptadores no son baratos, como mínimo deberás de dejarte 25 euros en un adaptador chino, si queremos comprar algo parecido en la Apple prepara 80 euros.

Incluso con los conectores y adaptadores, al menos con el chino de la marca Choetec que he probado me encuentro que si conecto el MacBook Air a la pantalla externa, tan sólo lo puedo hacer con una tasa de refresco de 50hz, cuando los monitores en los que he probado son de 75 y 100 Hz respectivamente. Si dispusiera de un pequeño DisplayPort como algunas Surface, este problema no existiría.

Sinceramente este es un error de Apple, un forzado innecesario, entendemos que la extrema delgadez del equipo no lo haga muy dado a tener puertos, pero es que existen equipos como el Acer Swift 3, que teniendo una delgadez parecida tiene de todo. Y la verdad, no rompe tanto su estética, creo que en Apple van errados con esta actitud.

El precio del Mac

Llegamos a otro punto crítico de este análisis pues si bien sólo puedo recomendar la compra de este mac a tenor de los resultados obtenidos, el mismo tiene un lastre, y este lastre no es menor. Su precio.

El MacBook Air con procesador M1 8 Gb de RAM y 512 Gb de SSD cuesta la friolera de 1.399 euros. Un precio que puedes llegar a conseguir por 1260 en el caso que puedas demostrar que eres estudiante o docente.

Así que deberás de pagar prácticamente lo que sería el doble sobre un PC con unas características comparables.

Además el problema que tienes es que te vas a quedar con lo que compras, pues los Macs con chip M1 no son ampliables, en el caso de este MacBook Air, en nada. Ni RAM, que va soldada y que a la larga esos 8 Gb podrían ser insuficientes, ni disco interno, que va soldado como la RAM.

Entrando en materia de comparación y sin tratar de buscar toda la oferta, un colaborador ha adquirido por 699 euros un equipo Asus que cuenta con el doble de memoria RAM que el MacBook Air y la misma capacidad de disco. El procesador obviamente difiere, equipa un poderoso Ryzen 7 4700U que más o menos puede ofrecerte unos rendimientos iguales o incluso un poco superiores a los del MacBook Air.

Ahora bien, con los productos de Apple hay que intentar mirar un poco más allá del precio. Ya que son equipos que se venden a muy buen precio de segunda mano. Este mismo equipo cuando tenga 5 años de antiguedad lo podrás vender por 400 euros sin problemas, más áun, te lo quitarán de las manos. Por lo que si restamos esos 400 euros a los 1.399 tenemos un precio más realista de 1.000 euros.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On