Prueba del WD Black P10

Probamos a fondo el disco duro externo USB WD Black P10 de 5Tb. Como ya sabrás esta unidad externa es un disco duro mecánico de 2,5″ fabricado por Western Digital y que cuenta con unos acabados o mejor dicho una estética gaming.

El uso que le vamos a dar al WD BLACK P10 en esta prueba es únicamente con PC, sí, conectado tanto a un PC de escritorio como a un PC portátil. Ambos con sistema operativo Windows 10, si bien este disco es capaz de funcionar con ordenadores Mac, como los poderosos macbook m1, como con ordenadores con sistema operativo Linux, sea cual sea su distribución.

También lo podemos utilizar junto con consolas de videojuegos para así ampliar enormemente la capacidad de almacenamiento de las mismas. Esa es una de las grandes ventajas o de los aportes que te va a proporcionar el WD BLACK ya que vas a poder instalar y ejecutar juegos desde esta unidad externa y esto que afirmo será válido para consolas y ordenadores.

La estética del disco WD

La estética del WD BLACK P10 nos encanta en tiroriro.com

La estética de este disco duro es algo en lo que destaca del resto de unidades existentes en el mercado. Y es que desde luego resulta muy contundente y atractiva.

El WD_ BLACK P10 cuenta con un diseño industrial como si de un contenedor portuario se tratase que le da un toque gaming definitivo. Y es que en definitiva va convertirse en nuestro container para datos. ¿No crees?

En cuanto a ese toque gaming, y aquí tenemos uno de los pocos peros, es que cuente con iluminación RGB, y la echamos de menos, no se, las letras de WD_BLACK encendidas en blanco o en RGB cambiante serían ya increíbles. Pero no, esas letras sencillamente están pintadas en blanco sobre la carcasa negra de la unidad.

En el mismo sentido, comentar que cuenta con un único led, y con el que creemos que han escatimado en demasía, pero el resto del disco, sobre todo su frontal, nos encanta.

Está acabado en un color negro mate en su parte delantera, y la tipografía escogida es desde luego muy acertada. Es muy compacto algo más pequeño que otras unidades que hemos podido probar pero algo más grueso, más gordito, y es que los 5Tb hacen que sea algo más grande que por ejemplo el mismo WD Black con capacidad de 2Tb.

Los acabados del disco WD

La parte frontal del disco duro externo USB de Western Digital es metálica y de color negro mate, no encanta aunque debo confesar que es un auténtico atrapa huellas.

Y es que depende de cómo le incida la luz, esas marcas van a ser bastante patentes, en algunas de las fotos que hemos realizado para este artículo hemos decidido ni quitarlas ni disimularlas, para que veas exactamente a que nos referimos.

Las huellas de los dedos quedan marcadas en la carcasa metálica

Este frontal metálico es una tapeta que se encuentra atornillado al cuerpo metálico que alberga el disco y que está atornillado con cuatro tornillos Alen hexagonales tal y como puedes observar en la foto.

La parte trasera es plástica, del tipo ABS y acabada en color negro, sigue a pies juntillas la estética de la tapa metálica con sus hendiduras longitudinales que le dan ese aspecto de container portuario.

Dispone de cuatro pequeñas patitas de goma que evitarán que el disco se mueva en exceso cuando su disco interno esté girando, también y de paso, evitará hacer llegar las vibraciones a la mesa, y con ello reducirá el sonido que produce cuando está trabajando.

El WD BLACK P50 patas arriba, acabados de plástico para esta parte.

El LED es de color blanco y pequeño, nos confunde en su funcionalidad, pues cuando el disco se encuentra inactivo está fijo activo hace el denominado efecto zZz, es decir se enciende y se apaga con una lenta cadencia. Cuando tiene actividad se queda fijo, aunque no siempre, luego tras estar inactivo durante un tiempo vuelve a ese efecto zZz.

Además el LED de actividad está ubicado en un canto falso de la unidad, que puede hacer q no se vea dependiendo del ángulo de visión, y no, no es algo tiquismiquis, me ha pasado ya infinidad de veces en la escasa semana que llevamos probando este disco.

Prestaciones de WD Black P10

Antes de entrar en las mediciones y dentro del paraguas de la medición comentarte que este disco duro WD BLACK lo vamos a pdoer a utilizar desde ordenadores personales, indistintamente que sean de escritorio o portátiles y del sistema operativo que tengan, viene formateado listo para usar en Windows 10, pero será muy fácil utilizarlo con ordenadores Mac y con Linux.

Aunque con Mac, si este es uno de los últimos macs con procesador M1 que tan bien rinden pero que tienen esa conectividad tan escasa, deberás comprar, si todavía sigues sin él, un adaptador que convierta el puerto USB Tipo C del Mac en conectores USB de tamaño normal o conectores tipo A.

También podrás conectarlo a tus consolas, aunque probablemente también tengas que formatearlo, así a bote pronto te diré que es compatible con PS4, XBOX One, y las más nuevas PS5 y Xbox Series X, aunque incluso diría que podría servir en una vieja PS3.

La capacidad de la unidad probada, es de 5Tb, siendo una unidad que se va a quedar en la redacción de tiroriro.com para servir como almacenamiento de juegos y otros archivos. También está en tamaños menores, pero hoy con los tiempos que corren, yo no me gastaría ya el dinero en discos externos de menos esos 5Tb, a lo sumo 4 Tb. pero es que uno por ejemplo de 1Tb, es hoy pequeño, el instalador y los parches de un juego como CyberPunk ya te ocupan más de 100 Gb, y no es el único por lo que en ese espacio de un tera no te cabrán ni 10 juegos gordos, así que mejor vete a por este de 5Tb.

Sin más preámbulos vamos a hablar de las prestaciones del WD Black P10 en cuento a velocidad. Así que medimos la velocidad a nuestro pequeño disco externo, pequeño en cuanto a tamaño, pero no en cuanto a capacidad, ya que son nada más y nada menos que 5 Tb. para un tamaño de 2,5″ eso sí, algo más alto de lo normal.

Pruebas de rendimiento del WD_BLACK P10

Vamos a dividir la prueba de rendimiento en cuanto a velocidad en varias partes, primero comenzamos con una prueba sintética y el comparado con otras unidades.

Más tarde seguiremos con en el copiado de archivos de unidades interna hacia el disco o entre dos discos USB así como posteriormente la prueba de la ejecución de juegos instalados en el WD Black P10.

Lo que si resumo ya sobre este disco, aunque sea un resultado medido al final de todas las pruebas, son dos cosas, hace poco ruido y apenas se caliente.

Este disco destaca en que es sumamente silencioso, no incorpora ventiladores, pero si que los discos giran y los cabeceras lectoras se desplazan pero haciendo francamente poco ruido.

Además apenas se percibe generación de calor, suponemos que ayudado por su tapa metálica que hace las veces de disipador.

Rendimiento sintético del disco USB externo

El rendimiento sintético del WD BLACK P10

Probamos nuestro WD BLACK P10 de 5 tb. con la aplicación CrystalDiskMark en su versión 8.0.1. Los resultados en cuanto a su velocidad son bastante destacables.

En este punto quiero recordar que no se trata de una unidad conectada a un puerto SATA interno y que tampoco es un SSD, se trata de un disco duro mecánico de 2,5″ de tamaño con una alta capacidad de almacenamiento, es decir, no esperes que supere a estos discos internos siendo un disco externo conectado al puerto USB.

Será el puerto USB su principal cuello de botella.

Poniéndolo en contexto con otros discos externos USB de 2,5″ que posteriormente conectamos al mismo puerto USB obtuvimos una diferencia bastante marcada. Lo hicimos en una primera instancia con un disco OEM, es decir, un viejo disco duro interno de un portátil al que lo habíamos reconvertido en unidad USB externa instalándola en una caja para tal efecto.

Unidad USB OEM

Los resultados de dicha unidad fueron sensiblemente inferiores a los de la estrella de esta prueba de discos duros externos USB tanto en cuanto a lectura como en escritura secuencial, siendo la lectura aleatoria de ficheros pequeños donde parece que no rendía suficiente, pero en cambio en la escritura era hasta 10 veces más rápido.

Tal es la diferencia, que creemos que en cuanto a la lectura de ficheros pequeños no fue un resultado excesivamente fiable y que deberíamos tomar como resultado ese 30% de velocidad global más demostrada en los archivos de lectura secuencial.

Copiado de archivos

Copiando archivos de gran tamaño, superiores al gigabyte desde el SDD interno de nuestro portátil HP al WD Black P10 obtuvimos una velocidad entre los 98 y los 104 Mb/s

Desde luego el resultado es una velocidad interesante, limitada en principio por la tecnología del puerto USB ya que disco interno es un NVME que supera transferencias de 2500 Mb/s.

Transferencia entre unidades USB con el WD BLACK como destino

Posteriormente continuamos con la prueba de copado de archivos pero esta vez entre dos unidades USB conectadas a sendos puertos USB 3.1 de uno de nuestro portátiles.

En esta segunda prueba obtuvimos transferencias entorno a los 93 Mb/s de media, si bien se alcanzaban picos de hasta 103 MB/s.

Aquí probablemente el cuello de botella era el disco de origen, pues es otra unidad USB cuyos resultados de lectura secuencial bajo CrystalDiskMark fueron de 93 MB/s. En este caso los resultados prácticos parecen superar, aunque de forma puntual a los obtenidos en las pruebas sintéticas.

Finalmente hicimos la misma prueba pero combinando tecnologías USB, copiando ficheros desde un USB 1.0 hacia un USB 2.0, esto nos produjo una gran bajada en las prestaciones aunque debo confesar que era más que esperado, reduciendo su velocidad hasta unos escasos 41,5 MB/s.

Rendimiento en videojuegos del WD Black P10

Esta es otra de esas pruebas prácticas del día a día a las que sometemos al disco duro externo de Western Digital. Se trata esta vez de un test enfocado al gaming, que es donde creemos que esta unidad de almacenamiento externa puede desempeñar mejor su papel.

Las pruebas las efectuamos cronómetro en mano, si bien estas pruebas prácticas, más que en los datos numéricos creemos que deberías dejarte guiar más por las sensaciones que recopilamos.

Si arrancas el PC con el disco WD BLACK desconectado y tienes los iconos de los juegos en el escritorio, obviamente no aparecerán los iconos verdaderos, si no el típico icono vacío que suele utilizar Windows 10 cuando no encuentra un recurso. Tras conectar el disco USB al PC y a los 3 o 4 segundos aparecerán de forma correcta.

Hay un aspecto donde falla esta unidad USB aunque sólo en ciertos videojuegos, pero que puede ser determinante para muchos antes de su compra, aunque no es en absoluto mi caso. En ciertos juegos, cuando se reproducen ciertos vídeos pre-renderizados, el vídeo produce ciertos parones y tirones, es decir que se atranca y continúa más adelante.

En cuanto al juego en sí, no presenta problema alguno, obviamente carga más lento que si lo tuviésemos instalado en una unidad SSD o NVMe, pero la verdad, las diferencias no son ni mucho menos escandalosas. Hablo de tener que esperar a que se inicie un juego 50 segundos en lugar de 20, si eso a ti te desespera, miedo me da si hubieses nacido cuando este redactor, que cargaba los juegos de cintas de cassette de audio y rara vez bajabas de 5 minutos de tiempos de carga, y eso que hablo de juegos que ocupaban Kilobytes, y no gigabytes.

Probamos y medimos los tiempos del videojuego Days Gone en su versión para PC. El juego tarda en arrancar tras pulsar en el icono del escritorio algo menos de 20 segundos, si bien y tras esta carga donde solo veremos el logo de Sony, luego la pantalla queda en negro por otros 20 segundos más. Lo hace hasta que vuelve a mostrar el logo del videojuego pero ya sobre un fondo donde luce tu motocicleta custom y acompañado con música.

Tras el mensaje de «Pulsa una tecla para empezar», comenzará la carga de la partida. Essto añade 58 segundos, claro que esto dependerá de varios aspectos como la resolución que determinará el tamaño de las texturas a cargar.

En total hemos tardado 1 minuto 38 segundos en comenzar a jugar, no se a ti, pero a mi me parecen unos tiempos más que correctos.

¿Se puede usar el mismo juego instalado en dos PCs?

Sí y no. Veamos cada caso.

Enm esta foto lo comparamos con un antiguo disco externo de 1Tb que corre por la oficina, fabricado por Toshiba

Por un lado sí siempre que el juego lo tengas instalado de forma local, es decir, que lo instales con su propio instalador, sea tras descargar el instalador de internet o que tengas una imagen o ISO del videojuego.

Por el otro lado no cuando este esté instalado desde una cuenta de plataforma como puede ser Steam o Epic. Ya que al moverlo de PC lo detectará como que pertenece a otra biblioteca que no la del PC donde se instaló originalmente.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro

Author: El editor

Share This Post On