Prueba HP Pavilion Ryzen 5

Probamos un ordenador portátil HP Pavilion equipado con un potente procesador AMD Ryzen 5 4600H y una más que aceptable tarjeta gráfica Nvidia GTX 1650 ti.

HP Pavilion Gaming 15-ec1026ns

Se trata del modelo HP Pavilion Gaming 15-ec1026ns un portátil de 15’6 pulgadas que nos servirá tanto para jugar como para edición de vídeo, autocad, renderizado 3D y programación.

La familia HP Pavilion

Familia de los HP Pavilion

Este mismo portátil existe bajo el mismo chasis con diferentes combinaciones de procesador y gráfica, incluso existe un modelo con 16″ y la misma resolución.

Por encima de este modelo concreto de HP Pavilion, tenemos otro con un mismo chasis pero con un procesador superior, el Ryzen 7 4800H, que añade dos núcleos físicos y cuatro hilos de proceso al ya de por si potente Ryzen 5 que incorpora la unidad probada.

Las diferencias entre ese modelo y este, son únicamente apreciables en cuanto a potencia bruta en tareas largas y complejas, como por ejemplo la compilación de programas, el renderizado de animaciones 3D y la edición de vídeo. No obstante esas diferencias no son abultados, hablo de a lo sumo alrededor de un 25% de incremento en favor del Ryzen 7. Es decir, que en un renderizado de una compleja animación 3D que consume 4 horas en el Ryzen 5 del equipo de la prueba en el Ryzen 7 tomará 3 horas. Puestos a esperar 3 horas, que más da esperar 1 hora más.

Por debajo del modelo comentado, tenemos al que equipa una GTX 1650 sin la especificación Ti, que representará entre un 4 y un 6% menos de fotogramas por segundo en juegos. Una diferencia poco apreciable.

Todavía un escalón más bajo el mismo Ryzen 5 pero con una GTX 1050, una tarjeta muy poco capaz y que finalmente resulta en un equipo no equilibrado.

Este modelo de la prueba en concreto, con la GTX 1650 sea esta Ti o no resulta en un equipo francamente equilibrado en términos de potencia de proceso y capacidad para jugar.

Procesadores Ryzen serie 4000

La CPU de este equipo, fabricada por AMD, es una de la serie 4000 una serie exclusiva para ordenadores portátiles. Hace relativamente poco se presentó la serie 5000 para portátiles si bien apenas existen todavía equipos a la venta con esta serie 5000.

Nos centramos dentro de la serie 4000, y en este punto cabe diferenciar que existen dos subgamas de procesadores para portátiles bien diferenciadas y que pueden llevar hacia la confusión.

Se trata de la especificación de consumo energético. Esta subgama la determina la letra final del procesador, que puede acabar en H o HS o en U.

Las primeras, las H o HS, como el Ryzen 5 4600H que analizamos en este artículo, es una H de «High», alto en inglés, y significa que el enfoque es el de «alto rendimiento».

Mientras que los modelos de CPU de AMD acabados en U como un Ryzen 7 4700U, implica que son procesadores de «Ultra bajo consumo» por lo que su enfoque es el de ahorro de energía y no las prestaciones.

Traducido esto significaría que dentro de la misma serie, en este caso la serie 4000, un H siempre rendirá más que un U. Incluso aunque sean de gamas Ryzen diferentes. Y un U tendría un menor consumo de batería.

Por ejemplo el Ryzen 5 4600H de esta prueba supera netamente al Ryzen 7 4700U en potencia. Y lo hace sobre un 7% más, a pesar de ser a priori un procesador inferior.

El secreto del mejor rendimiento de los H reside también en que los procesadores U llevan «capado» el denominado SMT. Este es el sistema multihilo del procesador. Gracias a sistema que equipan los procesadores acabados en H o HS hace que un procesador doble el número de hilos.

Un hilo equivale a un proceso o tarea, a mayor número hilos mayor número de tareas puede realizar de forma simultánea un PC, por lo que acabará de hacerlas en menos tiempo.

En el comentado Ryzen 5 4600H con 6 núcleos físicos dispondrá de 12 hilos de trabajo. Mientras que el Ryzen 7 4700U, se queda con los 8 hilos que le proporcionan sus 8 núcleos físicos.

En el caso de los U su ventaja es un consumo más reducido, por lo que suelen tener o bien más duración de la batería, más horas de uso o bien una batería más pequeña que hace que su peso y tamaño pueda ser más reducido.

En la práctica, no encontraremos portátiles de menos de 15’6″ con procesadores H, en cambio lo habitual en procesadores U, serán los ultrabooks, más finos y ligeros, pesan alrededor de 500 gramos menos, con pantallas de 13 y 14″

Si esto de los procesadores te interesa te recomiendo que te leas el artículo sobre las diferencias entre Ryzen 5 y Ryzen 7

Características del HP Pavilion

Este portátil es un gama baja por acabados aunque cuenta con un gran motor. Su procesador, como la gráfica dedicada que integra, una GTX 1650 Ti te ofrece un gran rendimiento en la gama media, si bien ubicándose por encima de otros muchos gama media. De incorporar una mejor pantalla y 16 Gb de RAM en lugar de 8 Gb. daría que hablar como equipo de entrada de la gama alta.

La memoria RAM de la unidad probada es de tan sólo 8 Gb. distribuidas en dos bancos SO-Dimm para aprovechar la velocidad del Dual Channel. Al ir insertandas en estos bancos es una ventaja el hecho de que en el futuro puedes ampliar la RAM al equipo hasta por ejemplo 16 o 32 Gb. de RAM.

Su disco de almacenamiento es un NVMe fabricado por Intel que cuenta con 512 Gb. No es precisamente el NVMe más rápido del mercado, pues sus prestaciones son más bien contenidas, sin embargo lo puedes cambiar cuando quieras por otro, e incluso añadir un disco interno de tamaó 2,5″ por lo que podrás ampliar la capacidad del mismo prácticamente sin limitaciones.

La estética del HP Pavilion

Salidas de aireación y estética del Pavilion

Es un portátil con un diseño sobrio, de formas contenidas, sin destacar como «gaming» aunque en su especificación así lo tildan.

Cuenta con unos materiales totalmente plásticos, en su tapa, su base, y toda su carcasa, por lo que no da esa imagen premium que otros modelos o fabricantes si que consiguen.

Su color es negro mate, atrapa algo la suciedad pero no en exceso. Si que pueden quedar las marcas de grasa de los dedos, una grasa natural que tenemos todos. Pero las quitarás de form fácil con un paño de microfibra. En cualquier caso, no es el portátil más atrapa manchas que hemos probado en la redacción de tiroriro.com

Se aleja del estilo gaming de otros portátiles, aunque por prestaciones lo sea. Digamos que su diseño, sin ser feo, ni mucho menos, ofrece unos ligeros rasgos de estilo gaming. Tan sólo la parte de unión entre pantalla y teclado resulta peculiar, al tener los extremos recortados en diagonal.

Bordes de pantalla diferentes

Este detalle, le proporciona la dosis justa de «identidad» que lo diferencia de la mayoría de los portátiles donde esa parte inferior de la pantalla resulta totalmente recta. Me gusta.

El tamaño es grande, a pesar de sus marcos de pantalla laterales finos. Es un 15,6″ y esto deberás tenerlo en cuenta.

Sus medidas de 36 x 25,7 x 2,35 cm lo convierten en lo que yo vengo a llamar un equipo «movible» más que «portátil». Y es que sin ir más lejos no me cabe en departamento acolchado de una de mis mochilas, precisamente la que utilizo a diario. No cabe por un centímetro.

La silueta diferente del HP Pavilion

Además su peso, que es de 1,98Kg, se siente claramente más pesado que la mayoría de los equipos con los que me suelo mover.

La pantalla del HP Pavilion

Horrible. Es lo peor. Con unos ángulos de visión del siglo pasado, un brillo muy bajo, 218 nits y una fidelidad de color desastrosa del 45% NTSC.

La pantalla tiene unos grados de visión pésimos

Vale que se trata de una gama de HP económica, pero pagaría con gusto 20 o 30 euros más por una pantalla más digna.

Lo único bueno que tiene su pantalla son un par de cosas, por un lado que es que es mate, no refleja casi nada gracias a su tratamiento anti-glare, por otro lo estrecho de sus marcos laterales, pero ni con esas se salva de una nota que no llega ni al 2 sobre 10.

Su grado de apertura, sin ser magnífico es correcto, sus bisagras son sólidas, y lo agradecerás porque constantemente deberás de estar moviéndolas para evitar la pérdida de visibilidad en tonos grises con la que te sientes fatal mientras trabajas con esta pobre pantalla. Por otro lado comentar que es uno de los pocos equipos que se pueden abrir con una sola mano.

Detalle de apertura máxima de pantalla

Realmente es el punto flaco de este equipo. Y el motivo por el que no pueda recomendar este portátil a nadie, a menos que lo vayas a utilizar el 90% con el equipo conectado a un monitor externo.

El sonido del HP Pavilion

Firmado por Bang & Olufsen, no suelan mal, pero me esperaba bastante más de una marca de primerísima calidad como es B&O.

Suenan con un exceso de agudo y una falta de graves considerable, y eso que no es un equipo delgado. No dispone además de una gran potencia sonora. La barra de altavoces que supuestamente incorpora tras la llamativa rejilla superior perforada, no da la talla.

Barra de altavoces Bang & Olufsen

Quizá las expectativas estaban altas en cuanto a algo que viene con el supuesto sello de calidad de B&O, pero a todas luces es sólo marketing.

Su sonido, sin ser malo en absoluto, resulta de lo más discretito.

Teclado y ratón del HP Pavilion

El teclado es retroiluminado, aunque en un único color, blanco, el cual no es modificable al no ser RGB. La retroiluminación cuenta con dos niveles de potencia, siendo bastante nítida.

Teclado retroiluminado de un sólo color, blanco.

El tacto del teclado es correcto, sus teclas tienen del suficiente recorrido para darte el perfecto feedback que necesitas.

Se trata de un teclado español, aunque cuenta con un par de particularidades que en mi opinión no me han gustado, la primera y más importante es la posición de la tecla mayor que y menor que, las del símbolo <>, estas se encuentra al lado de las teclas del cursor. A tu derecha, cuando siempre se han encontrado a la izquierda. Puede parecer que esto no es muy importante al tratarse de una tecla no muy común, y en parte es así, a menos que como yo, seas también programador, ya que esa tecla se utiliza muchísimo.

Por otro lado, no me gusta la tecla Intro, que no tiene la forma habitual, justo encima de ella se encuentra la tecla con el símbolo de la ç y en ciertas ocasiones al no tener la forma habitual me hace equivocarme escribiendo a altas velocidades.

Por último, está las teclas de función, cuya presión hará que se active dicha tecla de función, que es compartida con algunas funciones del hardware, como subir y bajar el volumen, activar el mute, poner en pausa la canción que está sonando, bajar el brillo de la pantalla, etc. Para realizar esa doble funcionalidad compartida deberás presionarlas conjuntamente con la tecla Fn. Pues bien, para mi estas funcionalidades de hardware deberían funcionar de forma directa, y en todo caso ser las teclas de función F1 a F12 las que se deban utilizar conjuntamente con la tecla Fn.

El touchpad es quizá algo pequeño, y no se encuentra centrado con respecto a la ‘pantalla, esto es debido a la inclusión del teclado numérico.

Conectividad del HP Pavilion con Ryzen 5

Puertos ubicados a la derecha, a la izquierda, un USB y cargador.

Este portátil viene bien surtido de puertos, con la toma de alimentación propietaria en la parte izquierda acompañado de un USB del tipo A de .

En el lado derecho tenemos el resto de conectores, comenzando con un lector de tarjetas SD, y una toma de auriculares estandar.

Seguimos con un controvertido puerto USB Type-C ya que este no soporta la carga del portátil, ni la salida de imagen de vídeo, es decir que únicamente nos servirá para transmitir datos.

Entre ese puerto y el siguiente USB de tipo A que tiene a este lado tendremos un conector RJ45 para conectar a la red si preferimos no utilizar su ya de por si rápida conexión Wifi. y por último el conector HDMi completo para conectarlo a un monitor externo.

Duración batería del HP Pavilion

La batería da cerca de 50.000 mWh

La batería es de 52 mWh y nos puede dar una autonomía de alrededor de 6 horas en uso normal de navegación.

Si jugamos dependiendo del tipo de juego, obtendremos entre 1 y 2 H de juego con una carga completa de la batería.

Pruebas de uso y rendimiento

A veces, cuando pruebas un equipo este te puede sorprender en algunos aspectos, como ha sido el caso de este HP, por encima de todo está su potencia para cualquier uso, da igual lo que tengas que hacer con este procesador que va a poder con todo.

Es un ordenador capaz de seguirte hasta el fin del mundo, da igual si lo utilizas con su horrible pantalla o si lo conectas a un monitor externo además de a un teclado y un ratón como si se tratase de una torre. Puede con todo.

Rendimiento sintético

Las diferentes pruebas a las que sometemos a la mayoría de equipos que pasan por la redacción de tiroriro.com incluyen, rendimiento de procesador, rendimiento gráfico y rendimiento de acceso a disco.

La potencia medida con GeekBench 5 nos da 1105 puntos en mono núcleo y 5714 en multi núcleo. Puedes consultar el detalle en este enlace: Resultados

Resultados en GeekBench

En las pruebas de la unidad de almacenamiento, que es una INTEL SSDPEKNW512G8H de 512,1 GB bajo CrystalDiskMark 8 obtiene unos resultados discretos para tratarse de un disco NVMe, sobretodo en lo que se refiere a la velocidad de escritura.

Sin embargo en el uso diario va sobradamente bien.

Velocidad de la unidad NVMe incorporada

Rendimiento en ofimática

Para un trabajo ofimático, como es el de la redacción de tiroriro.com donde combinas la escritura de artículos, con la navegación y el retoque y edición de fotos de estudio se muestra soberbio, da igual que tengas abiertas 100 pestañas en Chrome, no repinta, se mueve ágil.

Su sonoridad y calentamiento, en un trabajo normal, de navegación y edición de fotos puntuales para artículos, es fenomenal no escucharemos girar los ventiladores prácticamente en ningún momento.

A todo ayuda su disco SSD en formato NVMe, que obtiene unos resultados solventes aunque un poco por debajo de lo esperado.

Rendimiento con herramientas creativas

En procesos creativos, utilizando GiMP, Inkscape, Da Vinci Resolve y otras herramientas a las que estoy acostumbrado a su uso en un mi sobremesa con un procesador Intel i5 de 4 núcleos 16 Gb de RAM, este Ryzen 5 4600H «le da pal pelo», y eso que sólo cuenta con 8Gb. pero tiene una capacidad brutal.

A nivel de un uso para la programación, nuevamente demuestra su excelente potencia. En desarrollo web todo vuela, da igual el framework, editor y lo que pretendas utilizar que lo hará a la máxima velocidad y probablemente en el más absoluto silencio.

Rendimiento 3D del HP Pavilion con Ryzen 5

Escena renderizada en Blender

Con la imagen de la splash screen de la versión 2.83 tardó 13:21 segundos. Un resultado espectacular. El archivo lo tienes >aquí<

En el renderizado de un fotograma de la animación de Nishita Sky Demo conseguimos un tiempo que destrozó los registros anteriores que conservamos.

Y no me cansaré de repetir que lo hizo a pesar de tener la mitad de memoria, 8 Gb.

Consiguió renderizar el fotograma 120 en poco más de 2 minutos, exactamente 02:18 y eso que teníamos abiertas más de 40 pestañas en Chrome, un cliente de FTP y el programa Visual Studio Code.

Para la siguiente prueba decidimos cerrarlo todo y seguir con la prueba de renderizado la pantalla de carga de Blender 2.80. Es la escena donde salen Andy y Nacho que puedes descargar >aquí<.

Los resultados fueron 14:25 minutos lo que representa que fue 4 minutos y un segundo más rápido que los conseguidos por un Asus Vivobook con Ryzen 7 4700U.

Otra escena de Blender, con diseño cartoon

Sin lugar a dudas, los 4 núcleos lógicos que tiene el Ryzen 5 4600H y que suman un total de 12 hilos, se imponen a los 8 núcleos e hilos lógicos del Ryzen 7 4700U. Y eso que este HP cuenta con la mitad de memoria RAM que el Asus.

Posteriormente probamos el mismo equipo con 16Gb de RAM y en el renderizado de Andy y Lucas conseguimos acabar la escena un minuto antes, con 13:25:75. Con Nishita hicimos 02:09, es decir 9 segundos más rápidos. En la splash screen 2.83 sin embargo tardó algo más 13:95, a pesar de contar con el doble de RAM.

Rendimiento con videojuegos

La tarjeta dedicada que incorpora, una GTX1650 Ti de 4 Gb DDR6 aporta un plus al conjunto que hace que sientas el equipo como un equipo verdaderamente equilibrado, sin altibajos en cuanto a prestaciones, da igual a la carga de trabajo que lo sometas o el juego que quieras correr en el. Va a rendir de forma fenomenal.

Claro, que también ese rendimiento viene limitado por el propio hardware en sí, la resolución de su pantalla es Full HD y su tasa de refresco es de 60 Hz, por lo que no vas a necesitar una gran gráfica para mover cualquier juego a esos fotogramas.

Lo hemos probado con diferentes tipos de juegos, juegos de conducción, que tanto nos gustan, como Ride 3, Ride 4, MXCP 2020, Call of Duty WWII, The Witcher 2, Gears 5 y en rara ocasión hemos tenido que bajar la configuración gráfica.

En algunos de estos juegos hemos incluso podido jugar en un monitor externo ultrawide con resolución de 3440 x 1440 píxeles sin apenas inmutarse.

En Ride 3, utilizándolo con la batería y en la posición de rendimiento 3/4 de Windows, es decir, sin ir a tope, hemos jugado con Ride 3 en resolución del panel nativa a tope de gráficos sin bajón alguno. Eso sí, la gráfica se exprimía al 100% durante casi toda la carrera.

Lo mismo nos pasó con Gears 5, aunque con los settings un poco más bajos, con batería disfrutas del juego sin apenas pérdida de performace.

Obviamente la batería se resiente, y es que unos 10 minutos de juego equivalen a una bajada cercana al 10-12% de la batería, por lo que si nos dedicamos a jugar sin parar creo que este equipo no superará la hora de juego antes de quedarse seco.

Lo que no me gusta del HP Pavilion

La pantalla, horribles grados de visión se trata de un panel VA con una tasa de refresco baja, tan sólo 60 Hz.

El horrible color de la pantalla, donde si subes el brillo perderás infinidad de detalles, sobretodo afectará a los tonos grises, por ejemplo las líneas divisorias de las celdas de cualquier documento de hoja de cálculo.

Por otro lado, el uso del teclado numérico, sería tan bonito sin este numérico que rara, pero que muy rara vez le voy a dar uso.

Me hace escribir ladeado, sin que mis manos estén centradas en la pantalla, y con ello adquirir una posición cuanto menos rara.

Lo que nos gusta del HP Pavilion

Su rendimiento, que si lo ponemos en contexto, enfrentándolo contra otros ordenadores similares que han pasado por la redacción, sale ganando en el cómputo global.

Al enfrentarlo contra el Asus TUF con Ryzen 7 y gráfica RTX2060 que estuvimos probando tiempo atrás, con este portátil noto que todo se encuentra más equilibrado y que en el conjunto se desenvuelve de una forma mucho más silenciosa y discreta que el Asus.

No voy a negar que el otro rendía algo más, pero ese algo, no lo se apreciar durante mi uso y trabajo diario. Ni tan siquiera en juegos, donde su poderosa RTX2060 no me dejaba jugar a más juegos o a mayor limitación al estar en ambos casos limitados por su propio panel.

En cuanto a los acabados, aquel contaba con un teclado con iluminación RGB que nos gustó mucho en cuanto a tacto, pero sin embargo su chasis nos pareció demasiado pretencioso al ser complemente de chasis pero emulando a un metal cepillado. Una emulación que desde luego no convencía a nadie. Así que a nivel estético nos quedamos con este.

Comparado con otros equipos que hemos probado con procesador Ryzen, podríamos hacerlo con el Asus VivoBook que probamos con el procesador Ryzen 7 4700U, y bueno, ahí si que no se puede comparar de una forma fácil. Por un lado, aquel equipo disfrutaba de unos acabados y una portabilidad que claramente superaba a este HP Pavilio, pero por otro lado, en el lado prestacional este HP resulta mejor en todo, en cuanto a juegos no hay comparativa posible, la Vega 8 que integraba aquel Asus no puede hacer nada contra esta 1650 ti. Además tenemos la posibilidad de ampliar RAM y añadir un disco duro en el HP. Realmente son dos portátiles diferentes con un enfoque y target que difiere en cuanto al usuario al que va dirigido.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro