¿Qué es mejor leer en un libro electrónico o en libro de papel?

En la foto una mano sosteniendo un libro electrónico de Amazon, el Kindle

Qué es mejor leer en un libro electrónico o en libro de papel

Con este primer artículo sobre los libros electrónicos voy a tratar de abarcar varios aspectos sobre los mismos de forma que puedas dominar el mundo de los libros electrónicos.

Comenzamos esta serie de artículos planteándonos la conveniencia o no del uso del libro electrónico como sustituto del tradicional libro de papel. Destaco que a estas altura en este mundo que fortuna nos ha tocado vivir y donde hoy la funcionalidad práctica prima por encima de la nostalgia me sorprende que aún persistan muchos nostálgicos del libro de papel.

Quizá sea porque en el fondo, el ser humano es un animal recolector. Y como tal, somos muchos los lectores que acumulan o acumulábamos libros y más libros en nuestras alcobas. Una práctica que puede en ocasiones esconderse detrás de una afición por un auténtico coleccionista.

No obstante, hoy ya somos muchos los lectores que optamos por el formato de libro electrónico al formato de libro físico, y no porque no estemos enamorados del libro de papel, no, si no por la comodidad y las ventajas que representan leer en un libro digital sobre uno de papel.

En este artículo vamos a repasar las ventajas del libro digital sobre el libro clásico de papel

Ventajas del libro electrónico sobre el libro de papel

1. El libro digital es más ecológico

Quizá hoy la ventaja del libro digital sobre el libro de papel más patente con todo el auténtico boom de lo ecológicamente sostenible en el que estamos inmersos, es la que puede acabar de convencer a los más románticos del papel, esta ventaja no es otra que una realidad, el libro digital contamina menos, es mucho más ecológico, no se van a talar árboles para fabricarlos. Y sobretodo, con un libro digital puedes leer cientos, miles de libros y tan sólo deberás recargarlo una o dos veces al mes.

Piensa que un libro electrónico que compres hoy lo podrás usar durante años, el mío por ejemplo un Kindle de cuarta generación ya no recuerdo ni cuando lo compré quizá hará unos 7 u 8 años, pues esa generación de Kindle apareció en el mercado a mediados de Septiembre de 2011 hoy lo he vuelto a cargar para atacar la última novela que me he bajado de Internet.

La verdad es que este Kindle ha aguantado el tipo con el paso de los años, aún habiendo perdido días de autonomía, aún aguanta el tipo la mar de bien. Con una carga completa de batería puedo leer durante cerca de 10 días.

Mientras tanto no se talan árboles para saciar mis ansias de lectura, ni tan siquiera se derrocha tinta para imprimirlos, ni colas para encolarlos, la denominada huella ecológica que dejan estos dispositivos idóneos para la lectura es prácticamente nula tras su fabricación.

2. El libro digital disfruta de una mayor portabilidad

En cuanto a otras ventajas tendremos las de índole más físico, cosas como que dependiendo de cuál sea el libro que estés leyendo este en formato papel puede ser un monumental tocho que no puede apetecerte mucho tener que acarrear a diario al trabajo o a la escuela para aprovechar a leer en el transporte público.

Un libro digital pesa apenas 100-150 gramos por el kilo largo que podría pesar un libro cercano a las 1.000 páginas.

Un libro en formato papel a poco que supere las 500 páginas y tenga tapa dura pesará demasiado para acarrear con él en el bolso o la mochila. Además ocupará también bastante volumen, más aún si debe compartir espacios con el bocata o la fiambrera.

3. El libro digital ocupa mucho menos espacio físico

Una foto con un montón de libros en formato papel abiertos sin tapa

El libro digital es mejor que el libro de papel

Si eres un ávido lector a poco que vayas cumpliendo años y acumulando torres de libros de papel estas acabarán por copar tu casa, en la mía, tenemos ya un par de librerías repletas donde no cabe ni una cuartilla, menos más que al menos desde hace ya unos cuantos años me pasé al digital, de lo contrario no cabríamos en casa y es que los libros de papel en la cabeza no, pero en casa ocupan y ocupan bastante.

Siguiendo con esos lectores que devoran libros, imagina por un momento que tienes la suerte de poder marchar de vacaciones durante un mes entero, o durante los tres de verano, que eso, debo reconocer que sería algo fantástico, pues bien, si eres de los que como yo aprovechamos las vacaciones para leer algunos libros, con tu libro digital tan sólo deberás de llevar un dispositivo ligero en tu equipaje y no tres o cuatro libros que ocuparían toda una mochila. El espacio cuando viajas, importa, y mucho.

Sin embargo puedes estar pensando que para todo esto se inventaron los libros de bolsillo, también en formato papel, y así poder reducir el tamaño y el peso de los mismos y que sean mucho más cómodos de transportar, pero claro, cuando tu escritor favorito lanza una nueva novela siempre se suele hacer en tapa dura y hoja grande, y es al cabo del tiempo cuando se lanza la versión de bolsillo, y esperar a leer aquella novela que estábamos esperando no es lo más adecuado.

4. Más económicos que los libros en formato papel

Y por fin llegamos a una de esas ventajas que nos tocan el bolsillo y que por ello al final puede hacernos acabar de decantar a usar cada vez más los libros digitales. A nivel de precio los libros en descarga digital siempre son algo más baratos, no demasiado la verdad pues el coste de fabricación de un libro en papel poco o nada tiene que ver con la descarga de un simple fichero en formato .epub o en el formato que se edite el libro, siendo el coste de fabricación del digital un precio ínfimo.

Tengo claro que todavía deberían abaratarse mucho más, pero por ejemplo recientemente buscando un libro de una conocida saga de novelas negras que recientemente ha sido lanzado al mercado me he encontrado que la versión impresa, la de papel, cuesta 22 euros por los 9,95 euros que cuesta la versión de libro digital. Una diferencia en el precio palpable.

5. Existencia de libros gratuitos

También existe un buen número de libros gratis, que se distribuyen sin tener que pagar precio alguno por ellos ya que son de dominio libre, es decir libres de derechos y al no tener que gastar en papel ni tinta, son gratis.

Esto es algo que a muchos lectores les puede llamar poderosamente la atención, aunque cabe destacar que entre estos libros carentes de derechos comerciales, será imposible hallar libro algunos de las grandes plumas contemporáneas, como Carlos Ruiz Zafón, Julia Navarro

No quiero acabar este párrafo mencionando una ventaja derivada que puede crear polémica, esta no es otra que la posibilidad de conseguir libros digitales piratas con el consiguiente ahorro que te permite, y permíteme decirlo… democratizando la lectura, haciendo llegar la cultura a todos los bolsillos.