Qué es ser un retrogamer

Qué es ser un gamer retro

Qué es ser un gamer retro

Ser un gamer retro o un retro gamer, no importa el orden, es algo que en definitiva vamos a acabar siendo todos, incluso tú, querido lector.

Me da igual que ahora sólo juegues a lo último de lo último, en exclusiva a juegos triple A y que estés ya ahorrando para la PlayStation V o la VI… con el tiempo se irán sucediendo consolas, plataformas de streaming de videojuegos, y la industria videojueguil evolucionará por otros derroteros a los que quizá, de aquí a 10 o 15 años, tú amigo gamer ya no te adaptes tan rápido.

No porque no puedas, si no porque no te apetezca lo más mínimos, porque más FPSs, más antialiasing, más resolución, no harán un juego más bueno que otro.

Poco a poco, con el paso de los años amigo gamer, irás perdiendo interés por lo más nuevo, sí, aunque te parezca increíble.

Los cada vez nuevos esquemas de juego requerirán un esfuerzo no natural por tu parte que abocarán en que te quedes con lo puesto, me refiero a que te quedes jugando a aquello que ya tienes, porque no entiendes o no te interesan las nuevas sagas y lo que parece que triunfa entre los más jóvenes ya no va contigo.

Y eso probablemente te pasará pronto, quizá cuando cumplas los 30, quizá los 40. Pero créeme que este artículo te interesa porque tarde o temprano en retrogamer te convertirás.

Características de los retrogamers

Joystick de retro gamer

Joystick de retro gamer

Aunque existen diferentes tipos de gamers retro, tal y como te mostraré más adelante, hay características comunes a todos ellos.

Los retrogamers somos aficionados a los videojuegos antiguos, aquellos que no son ni de la última generación de consolas ni de la penúltima, y es que tampoco existe un punto concreto en la historia que dicte a partir de cuando una consola, y por tanto sus juegos, pueden considerarse retro.

Si bien, digamos que en la generación actual, una consola retro sería, sí hablamos de Sony una PSX, siendo la PS2 la frontera. En el caso de Nintendo hablaríamos de GameCube como la más nueva consola retro, su sucesora la Wii es quizá demasiado moderna y por tanto nos haría cruzar la frontera de lo retro.

Como aficionados a algo digamos especial, nos gusta reunirnos en grupos y clubes, así que tenemos bastante actividad en los foros de webs especializadas en retrogaming y en grupos de Whatsapp, Facebook y Telegram.

Un retro gamer de los de verdad, de los que aporrearon las teclas de un Commodore 64 o de un MSX o Amtrad CPC, te sabe mover cualquier juego con cualquier teclado, y con los gamepad más vetustos y destrozados que puedas llegar a imaginar arrasan con todo hasta la fase final de cualquier videojuego.

Los gamer retros pensamos que el lag es una excusa de los pésimos gamers que pululan por YouTube, que si notan lag, que si los milisegundos… inútiles todos… en los años 80 no se conocía eso de los milisegundos, me da por pensar en las teclas de goma de los ZX Spectrum que tardaban la vida en hacer contacto por su componente de goma, y con los que  un error en la fracción mínima de tiempo te daba al traste con la partida.

Sí… totalmente al traste, porque un retro gamer tampoco sabe lo que es grabar una partida, y ni mucho menos ha visto en su vida un punto de salvado.

En los juegos de lucha, en los hack’n’slash el regenerado de energía o de vida les hace recordarse de los pokes, esos comandos que debías lanzar para ni tan siquiera ganar un poco más de vida… ahora es todo tan fácil.

Gamers curtidos con juegos en los que si no superabas un nivel por tercera vez, debías comenzar desde el principio del juego, desde la primera pantalla.

Y es que cuando juegan a un juego de carreras coches de la actualidad y descubren que se pueden hacer un rebobinados hasta momentos antes de la pérdida de tracción, alucinan… pero eso ¿qué es? un juego… o una cinta de VHS, las películas no son para ellos cuando se trata de ser el mejor.

Los gamers retros, huyen de los tutoriales como de la peste, esto de que te tengan que explicar como funciona un juego será siempre un mal presagio. Los gamers retros están acostumbrados a darse de leches desde el minuto 0.

Para todo retrogamer que se precie el suavizado en pantalla es del todo innecesario, te diría más, muchos pensamos que todos los juegos de la actualidad deberían llevar una resolución negativa, donde puedas bajar la calidad gráfica hasta verle los pixels al personaje.

Tipos de retro gamers

Estilo retrogamer

Estilo retrogamer

Se puede ser un retrogamer, uy! ahora lo he escrito junto, y qué? también nos vale, a lo que voy, puedes ser un retro gamer de diferentes maneras.

Los retrogamers conservadores

Empezamos por aquellos retro gamers que conservan las consolas de su infancia, personas que han sabido apreciar desde el minuto 1 que aquella consola o microordenador podría tener un uso en el futuro.

Suelen ser personas que tratan las cosas de una manera muy especial, de lo contrario esos «juguetes» no hubieran aguantado tan bien el paso del tiempo como para funcionar perfectamente 20 o más años después desde su fabricación.

Algunos conservan las cajas originales en las que venían embaladas esas viejas consolas y esos viejos cartuchos de ROMs en perfecto estado.

Los retrogamers coleccionistas

Este es un grupo muy nutrido, son los que yo denomino coleccionistas, y que compran esas consolas originales de segunda mano a través de apps como Wallapop, Vibbo u otras, incluso mediante tiendas físicas como los CEX, los Cash’n’Converters o las propias tiendas Game, aunque en esta última cada vez tienen menos retro de coleccionismo.

También existen tiendas y webs especializadas en el retrogaming, de las que intentaré hablarte en algún otro artículo.

Estos coleccionistas llegan a pagar auténticas fortunas por juegos raros, de difícil localización, en mi vida he llegado a ver gente que paga hasta 1.000 euros por un cartucho de Neo-Geo del que se hizo una pequeña tirada.

Conservan su inventario retro como si se tratase de un auténtico tesoro, que seguro, que en parte lo es.

Los mini retrogamers

Llegamos a uno de los grupos de retrogamers más recientes, aquellos a los que les pirran las «nuevas consolas mini», unas consolas, todo hay que decirlo que nos venden a precios muy inflados fabricantes como Nintendo, Sony, Sega, Neo-Geo entre otros.

Estos retrogamers suelen ser tanto jóvenes que sienten curiosidad por las consolas a las que jugaron sus padres, o padres, que no conservan las consolas que tuvieron de pequeños y la nostalgia les puede.

Los retrogamers de portátiles

Este grupo de retrogamers lo podemos dividir en dos, aunque ambos se caracterizan en común en que no se conforman con un único sistema y utilizan por ejemplo consolas retro multi-sistema, consolas que en su mayoría portátiles chinas para la emulación repletas de ROMs de juegos, hablo de miles de ROMs, como la RG350, la oDROID, las nuevas PowKiddy o cualquiera de tantas otras.

Por otro lado están los mismos pero los que se ven a si mismo como gamers más selectos, aquellos a los que no les van las chinadas y utilizan por ejemplo una PSP o mejor todavía una PS Vita con Retroarch para emular consolas antiguas.

Cabe decir en este punto y tras intentarlo por activa y por pasiva, que la PS Vita en cuanto a emulación, y siempre hablando de Retroarch, no es que sea la repera, pues tiene tiempos de carga lentos pero luego, debo reconocer que su excelente pantalla te da alegrías.

Los retrogamers de emuladores

Otros retrogamers tienen montado su centro de juegos retro con una RaspBerry Pi donde llegan a meter hasta 12.000 roms en una tarjeta de 128 Gb, conectada a la TV de su salón o en sus «salas de juego», con ello consiguen jugar a lo grande.

Los más atrevidos de estos grupos, y que a la vez son muy manitas, se construyen máquinas retros con sticks analógicos, botoneras y pantallas, incluso algunos llegan a realizar muebles enteros como los de las máquinas que tanto se veían en los bares de finales del siglo XX, verdaderas obras de arte y en su interior utilizan viejos PCs, Raspberry o las famosas Pandora’s Box.

Los retrogamers de ordenador y móvil

Por último te mencionaré brevemente a los retrogamers que únicamente buscan la experiencia de juego simple, sin portabilidad y sin complicaciones pueden recurrir a utilizar diferentes ordenadores bajo su ordenador, sea este Windows o MacOS. Otros lo harán desde el móvil.

Para todos estos existen opciones muy sencillas, descargarse una BOB para Windows, lanzarla y a jugar con tu gamepad en tu PC. ¿Qué no sabes que es una BOB?, bueno así brevemente te contaré que es una recopilación de lo mejor de lo mejor de cada consola, viene de la frase inglesa (Best Of the Best)

¿Quién es más retro el que emula o el que colecciona?

Pues no se tú… y sin ofender yo diría que el que colecciona, ¿no? ya que no podemos

En mi caso particular he tenido diferentes etapas videojueguiles en mis ya muchos años de gamer y he estado en ambos bandos, el coleccionismo y la emulación.

A riesgo de darte la brasa con historias de abuelo digital, te contaré que tuve mis años de coleccionista, aunque nunca fui lo que yo llamo un «preciosista», me refiero a esos coleccionistas que rechazan la compra de una consola antigua que se encuentra en excelente estado y funcionando por el mero hecho de que el propietario no guardó la caja original o la misma está dañada, o inclusive porque aún disponiendo del embalaje original en perfectas condiciones no conserva las instrucciones de la consola.

Expresiones de gamer retro

El primer plataformas Space Panic

El primer plataformas Space Panic

Algunas expresiones que utilizamos los retro gamers, que también puedes encontrar en boca de gamers más actuales pues han llegado a crear tendencia o a clasificar algunos tipos de juegos son:

ajustar cabezales, antiguamente los juegos se cargaban con unas «memorias» que se llamaban cintas de cassette, claro que depende de la edad que tenga no tendrás ni la más mínima idea de qué es eso. Pues bueno, ajustar cabezales es algo así como re-calibrar aquello que hace que los datos se puedan leer.

metroidvania, un género de juego basado en los Metroid o los Castlevania, juegos que aún siendo del mismo género difieren en su ambientación pues los primeros son futuristas y los Castlevania están ubicados en la edad media

oldschool, o la expresión «ser un oldschool» se refiere a ser de la vieja escuela

pixelacos, con lo que pretendemos hacer referencia a resoluciones bajas donde se ven los bordes y los píxeles que conforman por ejemplo al personaje principal.

pixels como puños, al igual que la acepción pixelacos es para referenciar a bajas resoluciones, y no hablo de 320 x 240 píxeles, no, hablo mucho menos.

plataformeo, es el hecho de ponerse a jugar a un juego de plataformas, y es que los hay desde hace muchas y muchas décadas, el primer plataformas reconocido estaba en los bares de antaño por allá el año 1980, en las máquinas arcades y se llamaba Space Panic, luego, un año más tarde apareció Donkey Kong

pokes, los pokes, nada que ver con los modernos pokèmon, eran unos comandos del lenguaje operativo basic que permitían introducir ciertos cambios en la memoria de nuestros viejos ordenadores, para por ejemplo, conseguir vidas infinitas.

roguelike, otro género al que un juego le dió el nombre y que se caracterizan en la aleatoriedad de los escenarios en cada partida

Hay muchas más palabras que utilizamos los retrogamers, pero quizá me las reservo para escribir un artículo exclusivo sobre el lenguaje de los retrogamers y así no alargar este en exceso.