Qué series ver en Netflix: The Witcher

The Witcher, una serie original de Netflix, es una de las series de las que últimamente todo el mundo habla.

A poco seriéfilos que seamos nos veremos debatiendo sobre The Witcher con los amigos, la familia, en la oficina y en la Universidad o el instituto la gente debate sobre ella, gusta a unos y disgusta a otros por un igual.

La crítica especializada, al igual que en los entornos cercanos de amigos y familia nos debatimos entre sí es o no es una serie digna de ver.

The Witcher es una nueva serie que está llamada a ser la respuesta de Netflix a Juego de Tronos, quizá la serie más vista en los últimos años, esperada por una auténtica legión de seguidores temporada tras temporada.

Juego de Tronos es propiedad de una de sus máximas competencias de Netflix, la cadena HBO, y por ello Netflix pretende convertir a The Witcher en una auténtica alternativa a la serie Juegos de Tronos.

Netflix no ha escatimado recursos para ello, otorgando a esta serie un gran presupuesto para intentar arrebatar el trono a HBO.

Desde tiroriro.com hemos corrido a verla para evaluarla y poder emitir una crítica y análisis de esta nueva serie de Netflix, para recomendarte o no su visionado.

Si quieres saber nuestra recomendación sobre The Witcher, sigue leyendo.

The Witcher no está basado en un videojuego

Comparación entre la serie y el videojuego The Witcher

La serie y el videojuego The Witcher

Empezamos por algo que muchos aseguran y que al contrario de lo que ellos piensan y exponen en sus debates sobre The Witcher, esta es una serie que no está basada en un videojuego.

La serie de Netflix The Witcher, al igual que la saga de videojuegos está basada en una serie de cinco libros escritos por Andrzej Sapkowski, 1948 Łódź, Polonia por allá 1990

Para los más curiosos, aunque probablemente ya estén al corriente, tan sólo os recordaré que los videojuegos The Witcher van ya por su tercera entrega. Se trata de un videojuego de los denominados «de mundo abierto» donde el usuario vaga por un basto espacio realizando diferentes acciones a su libre elección, sin seguir un guión muy establecido.

El personaje principal de The Witcher

Una foto del actor Henry Cavill protagonista de The Witcher

El actor Henry Cavil

Como te habrás dado cuenta por las imágenes el personaje principal, el brujo Geralt de Rivia, está magistralmente interpretado por el mismo actor que ha protagonizado los recientes remakes de Superman, Henry Cavill, nacido en 1983 en South Kensington, Londres.

Si bien este actor no me ha gustado nada en absoluto en los papeles de Superman, supongo que por la inevitable comparación con el malogrado Christopher Reeve, reconozco, que metido en el papel de Geralt de Rivia mi opinión cambia radicalmente, actúa de una forma muy sólido y creíble.

Sin embargo su elección para interpretar el papel del Brujo Geralt levantó bastante alboroto entre los seguidores los libros, su papel en Superman, obviamente no ayudaba a imaginarlo como un agonizante Brujo Geralt, pero ahí Cavill realiza un trabajo increíble, refunfuñando y gruñendo como el Geralt que los fans reconocen tanto en los juegos de Witcher como en los libros, no faltando sus continuos saltos y piruetas durante las batalla que libra en la serie tal y como el escritor Andrzej Sapkowski imaginó en sus libros.

El resto del reparto de la serie The Witcher

Una foto de perfil de Anya Chalotra que interpreta a Yennefer

Anya Chalotra, Yennefer

Más allá de Geralt, tenemos dos actrices acompañando al reparto principal de la serie, por un lado y de forma muy destacada la actriz Anya Chalotra nacida en 1996 en Wolverhampton, Inglaterra.

Chalotra realiza una interpretación realmente fantástica que tipifica al personaje, Yennefer, al milímetro en cada fase de su vida, sin embargo, gracias a una composición insuficiente y a una alteración chapucera, la historia de Yenn desborda de momentos desconcertantes.

Freya Allan, algo más joven, 2001 Oxfordshire, Inglaterra secunda el papel de Ciri, la reina sin reino donde nos brinda una comedida y excelente actuación a lo largo de toda la serie.

Más allá del reparto principal de The Witcher, encontramos que la serie está repleta de personajes secundarios francamente bien interpretados, desde Jodhi May como la Reina Calanthe hasta Mahesh Jadu como Vilgefortz. Y donde Joey Batey merece un elogio especial por su representación de Jaskier, a quien los fans de los juegos de Witcher, o de los libros traducidos, conocen como Dandelion. El Jaskier de Batey es carismático, hábil (el artista realmente toca el laúd), y cargado de vida. Ilumina cada escena en la que está, dando el contraste ideal con el alegre Geralt de Cavill, como debe ser.

El argumento de la serie de Netflix The Witcher

Cualquier persona que haya jugado los juegos o leído la saga de libros de Andrzej Sapkowski se imaginará de que va esta serie.

Una foto con los tres protagonistas de la serie The Witcher

El reparto principal de The Witcher

Como no podría ser de otra manera, gira entorno a las aventuras de Geralt de Rivia, un brujo que es contratado para matar monstruos ya que nuestro brujo cuenta con una serie de habilidades especiales que le han sido concedidas mediante un extenso entrenamiento a base luchas y de adquisición de conocimientos en procedimientos misteriosos para la preparación y uso de variadas pociones y elixires.

El destino está ligado al de Ciri, una joven princesa sin reino, y al de Yennefer, una chica jorobada y fea que acaba metamorfeseando en una  maravillosa e increíble hechicera con la que Geralt mantiene una intrincada relación.

Los fallos en la historia de The Witcher

La serie de The Witcher intenta tejer, a diferencia de sus libros, una historia absolutamente nueva de Yennefer y sus orígenes. Remezclando también a Ciri, en unas historias que originalmente sólo incluían a Geralt.

Esta unión de nuevos y viejos hilos argumentales hace que el espectáculo provoque en el espectador cierto desconcierto en determinadas secuencias que abocan a una incomprensible y dispar historia, cargada eso sí de una belleza plástica en su ambientación, unas excelentes luchas y un interesante trasfondo.

No te extrañe si en algún momento tu mismo te preguntes si esto u otros personajes están vivos o muertos, qué es lo que realmente tiene que ver la historia de cada personaje en relación a cualquiera de los otros personajes.

Los defectos centrales e inamovibles de The Witcher ya tienen sus raíces en la forma en que esta historia fueron originalmente contada inicialmente en los libros. Quizá no fue concebida por su escritor como una historia conjunta si no como diferentes cuentos separados.

Por ejemplo en «El Último Deseo» considerado como el primer «libro» de la saga de «The Witcher», es en realidad una serie de historias cortas vagamente asociadas entre ellas.

El segundo libro de la saga, llamado «Espada del Destino» cada una de las historias de ambos se cuentan en conjunto desde la perspectiva de los tres personajes principales Geralt de Rivia; Yennefer y Ciri, Convirtiéndose en digamos, varios de cuentos que al mismo tiempo son obviamente personajes secundarios.

En algún episodio, las escenas que ocurren una tras otras, realmente se encuentran separadas por décadas y pueden parecer totalmente desconectadas unas de otras pueden, sin embargo, han sido alteradas para que estén relacionadas de alguna manera.

Sin ir más lejos algunos de los eventos significativos que suceden en el primer episodio, incluyendo combates y la muerte de varios personajes, se repiten en episodios posteriores, pero desde puntos de vista ligeramente distintos, sin que la serie transmita de forma obvia que la historia de un personaje está ambientada en el desarrollo de esa guerra, mientras que la de otro se produce en las consecuencias del combate.

La serie da cuerpo a varios personajes secundarios que resultan muy superiores en cuanto a peso en la historia en referencia a lo que podía hacer en los libros originales.

Entre ellos los hechiceros Istredd, Fringilla, Stregobor y Tissaia, así como las nuevas y propias reglas de la serie sobre cómo funciona el encantamiento u otros eventos místicos, como la apertura de portales y el transporte de personajes entre ellos, que a veces ocurren sin rumbo o simplemente en cualquier punto que la trama.

Todo esto nos aboca a un resultado en el que la serie The Witcher resulta irremediablemente confusa, independientemente de si has seguido las novelas o los videojuegos. El argumento es simplemente demasiado difícil de entender y cada vez que empiezas un nuevo episodio, parece que te has saltado uno sin querer.

La ambientación y los efectos especiales de The Witcher

En cuanto al espectáculo este roza un gran nivel, para ello cuenta con un gran presupuesto, sin llegar a la altura de su rival Juego de Tronos, en The Witcher presenciaremos varias batallas que salen en los libros, aunque nunca se describieron, y son adecuadamente gigantescas e impresionantes.

Lo mismo ocurre con los efectos especiales, los monstruos con los que lucha Geralt tienen un aspecto extraordinario, especialmente el Striga, y los efectos de encantamiento que van desde los jardines ilusorios hasta las enormes bolas de fuego parecen como si hubieran podido ser extraídos de Juego de Tronos.

Conclusión sobre la serie The Witcher

A pesar de que tanto Cavill, como Chalotra y la joven actriz de Ciri, Freya Allan, firman un trabajo brillante personificando a sus personajes, y que la serie cuenta con un gran presupuesto que se nota en sus efectos especiales, su desorden y la capacidad nos hace ver que no es la digna sucesora de «Juego de Tronos».

Es por tanto una serie del todo prescindible, si bien puede llegar a apasionar a los amantes del género y que a día de hoy ya están algo huérfanos de la «terminada» Juego de Tronos.

Nuestra puntuación

Escrito por: Mario

A Mario lo que más le gusta es comer, y le gusta comer bien, por eso Mario escribe asiduamente en tiroriro.com sobre temas relacionados con restaurantes, además Mario también es un gran apasionado de los videojuegos.

Compartir en