¿Qué o quiénes son los Millennials?

En términos generales se considera que las personas llamadas o conocidas como “millennials”, son aquellas que han nacido entre los años 1980 y 2000.

Puede haber una pequeña variación en cuanto a la fecha de inicio ya que en algunos círculos se comenta que los millennials nacieron a partir de 1984.

Sea como fuere, en definitiva, el margen de error es pequeño, con lo que podríamos afirmar que en la actualidad estos millennials se mueven en la horquilla de los 17-18 años, hasta los 30 y pico. Por otro lado, es una franja considerable de edad.

Como dato curioso, comentar que los millennials también reciben otros apelativos como son la “Generación Y”, o “Peter Pan”.

Este último apodo es bastante significativo debido a las connotaciones que subyacen bajo este singular nombre, ya saben, el famoso personaje animado, aquel niño que nunca quiso crecer…

En el siguiente artículo intentaremos describir las características que definen a este colectivo, ya que nos hemos encontrado un poco de todo. Algunas informaciones incluso son contradictorias, aunque por otro lado, no deja de ser cierto, puesto que el ser humano por naturaleza puede ser bastante contradictorio, entonces, ¿por qué no lo iba a ser un millennial?

Características de los Millennials

Si nos centramos en España, según una encuesta realizada por el Observatorio de la Juventud,  los millennials prefieren la familia, los amigos, la calidad de trabajo, los estudios o el sexo por encima del dinero.

Este dato es relevante puesto que estas preferencias condicionan la vida laboral de este colectivo sobre la percepción que poseen sobre el trabajo y la remuneración económica. Cosa que veremos más adelante.

Rasgos personales

Por un lado, los millennials se les considera como personas narcisistas, perezosas, egoístas y  sin claros objetivos. Sin embargo, por otro lado, también  se les valora como personas críticas, exigentes, reformistas, comprometidas, digitales y participativas.

Son personas que se encuentran en la frontera entre lo viejo y lo nuevo. Conjugan ambos mundos, aunque muchos de ellos se ven como una generación perdida.

Otra característica de los millennials tiene relación con la impaciencia, y es que les gustan los cambios a los cuales se adaptan rápidamente, aunque necesitan una motivación para ello.

Por otro lado, también se les considera como personas depresivas con baja autoestima. No toleran muy bien la frustración y si a esto se le añade la impaciencia, pues como resultado puede surgir una mezcla muy peligrosa.

Hábitos de consumo

Suelen compartir sus experiencias de compra a través de las redes sociales. Además son personas que se les considera bastante colaborativas y con un afán sincero de compartir.

Del mismo modo, los millennials también son usuarios comprometidos del consumo colaborativo y social. Utilizan plataformas como Uber o Airbnb y son grandes apasionados de las últimas tecnologías.

En este último aspecto, en cuanto a las tecnologías siempre prefieren adquirir lo último que ha salido al mercado, en cuanto a dispositivos electrónicos se refiere. Son unos asiduos empedernidos de la electrónica digital.

Aunque, como hemos dicho anteriormente, los millennials son clientes muy críticos, si han tenido malas experiencias con las empresas suministradoras de servicios o de consumo dejarán de serles fieles, y probarán otras empresas.

Preferencias laborales

En el ámbito laboral aunque prefieren tener un buen sueldo también valoran muy positivamente poder tener una buena experiencia, que les permita conjugar tanto el ámbito laboral como el personal. Son conscientes de las dificultades que presenta la vida actual y prefieren vivirla y disfrutar de ella al momento.

Podríamos asegurar que para un millennial,  un factor determinante que inclina la elección de un trabajo u otro sería la experiencia significativa que pudiera extraer. Es decir, a diferencia de otras generaciones,  un millennial valora mucho más poseer una buena experiencia laboral que no un sueldo ejemplar.

No buscan tanto la estabilidad en una empresa sino que desean tener libertad y flexibilidad, por esta razón el promedio de tiempo que permanece un millennial en un puesto de trabajo es de unos dos años aproximadamente.

Aunque por otro lado, la permanencia de un millennial en una empresa también tiene relación entre la falta de adecuación entre la propia percepción que posee el individuo de sí mismo y la realidad laboral con la que topa.

En este aspecto, el rasgo personal, de autenticidad y originalidad de la persona puede chocar frontalmente con las demandas propias de la empresa, más enfocada a resultados económicos que a la singularidad del trabajador.

Esta característica convierte la motivación inicial del trabajador millennial en frustración y pérdida de ilusión por el trabajo que está realizando. Este es uno de los motivos por los cuales el promedio temporal de un trabajador es más corto.

 

Las empresas comerciales y los millennials

Las empresas comerciales tienen en cuenta el perfil tan característico de los millennials a la hora de diseñar y fabricar sus productos.

Por ese motivo, las empresas comerciales cada vez con más frecuencia tienden a personalizar sus productos teniendo en cuenta la idiosincrasia propia del colectivo millennial. Para ello cuentan con la ayuda de dicho colectivo, es decir, de los millennials, se produce algo así como una interacción entre el mercado y el cliente final.

Las empresas cuentan con esta reciprocidad y por eso lanzan al mercado productos que pueden ser personalizados por el consumidor final.

Empresas que cuentan con el apoyo de los millennials serían Apple, Google, LG, es decir, mayoritariamente tecnológicas.  Por otro lado, las empresas se aprovechan de esta relación directa con el cliente para obtener información sobre qué productos sacar a la venta, y las redes sociales son el canal por excelencia para hacer difusión.

Pequeña conclusión

Podríamos concluir que un millennial es una persona que aunque algunos califiquen de narcisista y egoísta, lo cierto es que también puede ser muy solidario y colaborativo con los demás.

Prefiere la buena compañía en familia y con amigos con los cuales disfrutar de la vida, que no sentirse  “esclavizado” en un trabajo que no le aporte ninguna experiencia gratificadora.

Y es que en definitiva, un millennial piensa que ante la incertidumbre de esta vida, mejor vivirla con intensidad, aprovechando todas las ocasiones y oportunidades que la ocasión lo requiera.