Portada » Tecnología » Recuperar una página web
Recuperar contenido de una web

Recuperar una página web

Escribo este artículo para aquellos que han tenido la necesidad de recuperar una web o los contenidos de una página web a la que ya no pueden acceder, sea dicha página web de su propiedad o una página que visitaban habitual o eventualmente y de repente un día la misma dejó de funcionar.

No todo está pedido, puedes recuperar una web con los siguiente trucos y conocimientos.

La pérdida de acceso a una web

Esta pérdida de acceso a una página web puede darse por diferentes motivos, repasemos algunos de los más típicos, aunque nos haremos extensos, obvios y redundantes, pero así aquellos que hagan búsquedas en el odioso, lento y manipulado Google podrán encontrar esta solución y respuesta a sus problemas entre los millones de páginas web que hay en la red:

  • La página ha desaparecido, ya no funciona o está temporalmente fuera de servicio
  • No recordar la dirección y ahora no aparece en Google
  • La web es tuya y no tienes acceso a la cuenta de correo electrónico bajo la que se registró el dominio
  • Que la tarjeta bancaria donde se efectúa el cargo esté caducada y no podamos o sepamos acceder para cambiarla

Todos estos motivos se dan tanto:

  • Si dicha página web y dominio es de tu propiedad el no poder acceder a ellos puede tratarse de un descuido ciertamente habitual, algo así como que se recibió el aviso de renovación de dominio, y este pudo acabar en la carpeta de spam, o no haber sido ni tan siquiera abierto, o que simplemente la tarjeta de crédito donde se cargaba el servicio ya había expirado o se había cambiado por otra y no se actualizó, total que la empresa registradora no puede cargar el coste del servicio y finalmente caducó el dominio.
  • Si la página es de la empresa, podría darse un caso similar al anterior, pero es más fácil, por no ser ninguno del departamento la persona con poder suficiente para renovar un dominio pues un dominio tiene un único propietario administrativo que es el que puede hacer cambios, transferencias y renovaciones de dominios. Este propietario se declara como una dirección de correo electrónica concreta a la hora de realizar el registro. Sin acceso a esa cuenta de correo electrónico no recibiremos avisos de caducidad ni por supuesto podremos trasladar el dominio o cambiar el propietario.
  • Por supuesto para todos los casos puede darse porque usamos una cuenta de correo en el alta de la cual no tenemos acceso por no ser nuestra, no recordamos la clave, o está bajo un dominio que dejó de existir, es decir su …@dominioyanoexiste.com

Y fuera de la propiedad de dicha página o dominio, los contenidos pueden tambier ser nuestro de forma más indirecta, como cuando:

  • La página no es tuya ni de tu empresa, pero colaboraste con ella y los contenidos en parte son tuyos, los publicaste ahí y de repente el propietario los eliminó o la página desapareció de un día para otro y quieres recuperarlos
  • Otro caso sería cuando tanto la página web como sus contenidos son de terceros y digamos que lo que has perdido es el hecho de poder acceder a unos contenidos que leías habitual o eventualmente y un día vas y no encuentras las páginas, pero necesitas poder acceder a esos contenidos.

Para todos estos casos, créeme, algún remedio existe.

No esperar a que caduque para renovar

Cuando se pierde el acceso a una página web y su respectivo dominio, sea cual sea el motivo de la pérdida, es fácil retraerse a los 8 años, todavía en las épocas de la inocencia y pensar que si la renovación está cercana podemos esperar a que el dominio caduque y recomprarla rápidamente.

Pero esto nunca funciona, porque el humano busca el negocio debajo de las piedras, además y primero porque existe un periodo de gracia mediante el cual el dominio no mostrará la página web ni sus contenidos, pero donde este dominio podrá ser recuperado por el propietario, durante ese periodo que es habitualmente de 1 mes, no podremos hacer nada y nuestra página estará en blanco o mostrando un error. Imagina la imagen, mala, que daremos a los visitantes, muchos ya ni volverán nunca más a visitarnos.

Pero lo más importante es saber que si no podemos acceder al servicio de renovación de dicho dominio, y pensamos en esperarnos a que el dominio caduque junto con su periodo de gracia para volverlo a contratar y así cambiarlo estaremos cometiendo un gran error, y por doble vía, al comprarlos como nuevos serán totalmente nuevos y no conservarán el contenido anterior, pero el problema más grave es que si esperamos perderemos el dominio casi al 100%.

Y es que a menos que contratemos un servicio especializado en la recompra de dominios caducados, y aún así nos costará, no tendremos opción.

Piensa y cree por es así, que casi todos los dominios caducados son comprados por «máquinas» de forma automática y lo hacen a gran velocidad, escasos segundos después de terminar el periodo de gracia se hacen con él no importa si caducan a las 04:23 de la madrugada que antes de las 04:24 serán suyos, no podremos competir con ellas, no tendremos margen de tiempo.

Estas máquinas luego ponen a reventa dichos dominios a un precio mucho más caro. Lo hacen de forma masiva ya que el precio de un dominio, no del dominio + hosting, es relativamente barato, 10-30 euros a lo sumo.

Precios de reventa de los dominios recomprados

Los precios de reventa de dominios caducados sus vendedores, respecto a coste, los multiplican por 10 por 50 o más, todo depende del tipo de extensión de dominio, eso de .es .com .info, etc, así como de la cantidad de registros previos, de tu ranking en internet, incluso de la longitud del mismo, de si existe el mismo nombre de dominio registrado bajo otras extensiones, por ejemplo si caduca tudominio.es comprueban si tudominio.com está registrado, y así estipulan bajo una compleja fórmula el precio que pueden pedir, si venden un dominio de cada 100 que compran ya hacen negocio.

Estas páginas son páginas de subastas donde aparecen de forma automatizada los dominios recomprados y los pujadores, siempre anónimos, hacen sus pujas hasta que finaliza la misma, pasando el dominio a ser para el pujador más alto.

Una de las páginas más famosas es sedo, donde tras buscar el término «apuestas deportivas» podemos ver que un dominio geográfico de origen alemán, un .de, por ser una «españolización» que da cierto juego por aquello de «apuestasdeportivas.de/futbol» o «apuestasdeportivas.de/boxeo» tiene un precio de 2000 euros que sería unas 200 veces el precio de coste.

El apuestasdeportivas.info está por bastante menos, pero aun así multiplica su precio de coste por casi 50.

Otros que están a la venta en Sedo actualmente como penalty.com tiene un precio de oferta de 485.000 euros

El beneficio es enorme.

image 44
Página de SEDO

Conocer el valor de un dominio aproximado

Aunque no sea algo habitual quizá nos interese saber el valor de nuestros dominios o el de otras personas u empresas.

Existen servicios web, páginas web, que calculan el precio aproximado que puede tener un dominio, por ejemplo, el de esta página web: tiroriro.com da como resultado del cálculo 1.000 USD, lo que viene a ser 100 veces más que su coste real.

image 42
Cálculo del coste del dominio

Algunos de los servicios de valoración de dominios más reconocidas son: Domain Appraisal de Saw que puedes visitar en este enlace https://direccion.online/a0clg si bien quizá todos conocen más GoDaddy, un registrador que también ofrece el servicio de valoración y que puedes ver por ti mismo en: https://direccion.online/a0clh

Ambos casos coinciden casi con la misma cifra para la valoración del dominio.

image 43
El precio aproximado del dominio tiroriro.com

Soluciones para los diferentes casos

De todos los casos de pérdida de dominios comentados anteriormente, si la página es o era de tu propiedad y el dominio caducó debes saber un par, o tres, de cosas:

1. Periodo de gracia del dominio

La primera es que los dominios tienen un periodo de gracia tras la caducidad, que suele ser de 30 días, siendo un tiempo durante el que los puede reclamar únicamente el propietario, el que aparece o aparecía como email administrativo en el registro.

Durante este periodo de gracia el dominio suele no estar accesible, y deberás acceder al panel de usuario donde contrataste el dominio para proceder a renovarlo y así poder acceder de nuevo al contenido.

El precio de la renovación de un dominio en estado de periodo de gracia puede variar, ya que requiere algo más de trabajo por parte del renovador, este precio lo estipula la empresa que te proporciona el servicio y podría ser superior al que hubieras pagado si hubieras renovado a tiempo.

2. El dominio no tiene el contenido

La segunda cosa a saber es que el «dominio» que registraste y por ende el que alquilaste, porque no se compran, se alquilan por periodos, no tuvo ni tiene ni tendrá nunca el propio contenido dentro de dicho registro.

El dominio únicamente contiene unos datos de registro conforme tal registro pertenece a tal persona y está alquilado hasta tal fecha, además de apuntar hacia unas direcciones de internet basadas en nombres de dominios o IP.

Es decir que el dominio contiene una especie de conexión entre las peticiones que se realizan al dominio y una dirección de una máquina en internet, que es a la postre donde está el contenido.

Dónde están los contenidos de mi web

El contenido se almacena en esa máquina de internet ajena al dominio, la cual es un servidor web que está configurado para responder a las peticiones del dominio devolviendo la información contenido que hemos almacenado en él, es lo que se denomina un servicio de hospedaje web o hosting, en inglés.

Todo esto es algo difícil de entender para aquel que no está versado en Internet, quizá por ello lo más habitual es que la empresa donde registrate el dominio te vendiese también el espacio en dicho servidor para que almacenases tu contenido.

Esto suele ser lo más habitual, los paquetes de dominio + alojamiento. Siendo el alojamiento un pequeño espacio en un servidor web que será donde se guarden los contenidos.

Así que de querer recuperar esa información deberemos acceder al hosting, si este está caducado será la empresa donde contratamos dicho servicio donde podremos recuperarlos, claro que esto dependerá de la propia empresa.

Hay empresas que, tras la caducidad de un servicio, y tras haber informado o no al cliente de la posible pérdida que la no renovación de los mismos supone, procede a eliminar dicho contenido de sus servidores, recuperando así el espacio que ocupabas.

Tocará cruzar los dedos y confiar en que todavía no ha sido borrado.

No obstante, tranquilo, tenemos más formas de recuperar dicho contenido.

3. El trabajo offline rara vez es definitivo

Otra de las formas de recuperar dicho contenido dependerá directamente de tu forma de trabajar.

Muchas veces podemos pensar que por nuestra forma de trabajar los contenidos para nuestras páginas web estamos a salvo, por ejemplo, en el caso de disponer de copias de seguridad, aunque eso será si somos personas técnicas y versadas en informática.

Lo más habitual en muchos usuarios no obstante es realizar parte del trabajo offline mediante el uso de procesadores de textos, etc. De forma que quizá tengas copias de todo lo publicado en documentos repartidos por tu disco duro o en la nube. El acceso a ello puede no ser del todo satisfactorio ahí dependerá mucho el orden y la organización de datos que uno establezca en sus directorios de contenidos.

Si bien podemos tener ciertos documentos y copias de lo publicado, es difícil tenerlo todo, y sobre todo tenerlo al completo pues el problema viene cuando nuestra web pierde su contenido, sea cual sea su causa, y tiramos de lo que tenemos en offline, el contenido puede estar en diferentes archivos, pero estos podría ser que no estuviesen de forma definitiva ya que es normal dar esos últimos retoque directamente en la web o añadir las fotografías e imágenes ilustrativas una vez estamos ante el gestor de contenido de la web.

Por supuesto también todo lo relacionado a su organización, estructura, categorización y posible etiquetado de los contenidos.

Por ejemplo, nos preparamos un contenido sobre «camiones de triple eje», lo publicamos y tras varios días o meses revisitamos nuestro contenido con el navegador del móvil mientras estamos en el autobús, y observamos que una o más frases tenemos alguna falta error de escritura o un sinsentido y sin más accedemos al gestor de contenidos, como puede ser WordPress y modificamos ese texto dejándolo impoluto.

Esas modificaciones no estarán en nuestros archivos locales y quedarán en el éter.

Si es así, o peor aún, si ni tan siquiera hemos trabajado offline nuestros contenidos, todavía tenemos otra solución.

El backup de Internet

Bajo este pomposo y anglosajón título encontraremos un servicio algo caótico, anárquico y a todas luces espectacular, se trata del servicio de archive.org mediante el cual se conserva un histórico de todo internet.

Suena realmente impresionante si lo ponemos en medida, existe un backup o copia de seguridad de toda internet en un único lugar, y ¡Alto! ¿Además conserva un histórico de cambios?

Pues ¡Sí! o pues sí… más o menos sí.

La máquina de viajar en el tiempo de internet o waybackmachine nos puede mostrar la evolución de una página web en cuanto a su diseño y sus contenidos, lo que nos brinda una interesantísima posibilidad para recuperar esos contenidos perdidos.

¿Qué? ¿Cómo? ¡Lo quiero ya!

¿Cómo recuperar contenido perdido de la web?

Para recuperar el contenido que pensabas que habías perdido al perder el acceso a tu web o a aquella web que dejó de existir, eliminó contenido o simplemente cambió su contenido por otro…

Dirígete a la dirección: https://direccion.online/a0cli mejor si lo haces desde el PC, desde el movil, poder podrás, pero no deberás (Yoda style’s).

Ahora verás en medio de la página una especie de buscador, ahí deberás escribir la dirección de tu página web, es decir el dominio, recuerda incluir el protocolo, eso de «https://», por ejemplo, en nuestro ejemplo hemos introducido https://www.tiroriro.com

image 45
Aquí deberemos introducir la dirección

Tras escribir tu dominio pulsa enter, intro o «palante» y acto seguido, la máquina de viajar en el tiempo te mostrará un histórico de dicha web o dominio con las diferentes «copias de seguridad» que este sistema increíble tiene sobre dicho dominio.

Dirígete al año donde recuerdes que estaba el contenido que deseas recuperar, pulsa sobre él, o si es el más reciente directamente dirígete al último año y mes actual, si en alguno de los días del calendario te encuentra el número del día con un punto azul de fondo significa que ese día este servicio hizo una copia de tu web, más o menos una copia.

No pienses que lo vas a encontrar absolutamente todo. Si el día no tiene ese punto azul, pues nada, no hay copia para ese día, realmente hace una cada ciertos meses, no se cada cuanto, es muy aleatorio y dependerá del tipo de web y ves a saber tú de que más.

image 46
Histórico de copias

Tras pulsar en el día de dicha copia nos mostrará un pequeño emergente con la hora que se hizo dicha copia, que ellos llaman «snapshot» que es como una foto de la web en ese momento, pulsa sobre la hora, espera unos segundos puede tardar y ya tendrás acceso al contenido.

Este contenido puede estar más o menos incompleto, contar con las fotos o no, y funcionar uno, alguno o ninguno de los enlaces que hay en él, por eso digo que es muy caótico y anárquico.

Para recuperar tu deberás copiar y pegar

Ahora nos tocará copiar y pegar los titulares, textos, enlaces, imágenes que aparezcan en algún documento donde vayamos reconstruyendo y recuperando los contenidos de la web que pensábamos que habíamos perdido.

Realmente, aunque sea copiar y pegar, es un trabajo arduo al tener que colocar cada cosa en su lugar, respetar formatos, bloques y a la par que muy desagradecido pues es inevitable pensar que este contenido era algo que ya teníamos listo e inmaculado y que recuperarlo total o parcialmente nos llevará tanto tiempo como contenido tengamos por recuperar.

¿Te he alegrado el día? ¿Un poquito?