Serie de drama y ciencia ficción: The Handmaid’s Tale

The Handmaid’s Tale es una serie televisiva emitida por la plataforma de videos Hulu (perteneciente a empresas como Disney o Fox Entertainment Group, entre otras productoras). Esta novela llevada a la pequeña pantalla ha conseguido obtener un enorme éxito en todos los países donde se ha comercializado.

Podríamos considerar a The Handmaid’s Tale como una de esas series que, una vez finalizada te provoca tal cantidad de sentimientos contradictorios, que por un lado estás deseando volver a ver la siguiente temporada, pero por otro, sin embargo, te gustaría que no existiera la posibilidad de seguir contemplando semejante barbaridad.

Realmente, The Handmaid’s Tale te remueve por dentro. Para que te hagas una idea, estos son algunos de los conceptos que te vas a encontrar cuando decidas apuntarte a la serie: violencia contra la mujer, esclavitud, violación o tortura, todo ello recogido dentro de una distopía; este último término se utiliza para describir un tipo de sociedad ficticia e irreal considerada como indeseable.

Una distopía es todo lo contrario a una utopía. Para aquéllos que no lo sepan, el concepto de utopía fue creado por el filósofo del Renacimiento Tomás Moro (nombre castellanizado, en realidad era inglés) cuando pretendía describir cómo sería vivir en una sociedad ideal, donde el ser humano podría actuar con total libertad sin restricciones de ningún tipo que coartaran su acción (más o menos).

En cambio, una sociedad distópica al igual que parte de un escenario inventado y ficticio, dicho escenario se convierte,totalmente, en indeseable.  El peligro de una sociedad distópica radica en el fundamentalismo que la sustenta. En otras palabras, una sociedad distópica como la que se plantea en esta maravillosa y dramática serie televisiva, es aquella que limita, censura y restringe cualquier tipo de libertad individual, pero en este caso, con el agravante de subestimar y denigrar a la mujer hasta las condiciones de esclavitud precisamente por su “condición” de género.

Datos técnicos de la serie The Handmaid’s Tale

Drama y Ciencia Ficción son dos de los géneros que caracterizan a esta peculiar serie televisiva, la cual está basada en una novela de mismo nombre escrita en 1985 por Margaret Atwood.

The Handmaid’s Tale es una serie de producción estadounidense aunque está grabada en su totalidad en el país vecino de Canadá y más concretamente en la ciudad de Toronto.

De momento se ha emitido una primera temporada, pero afortunadamente ya se está grabando la segunda.

En cuanto a los premios televisivos, de momento The Handmaid’s Tale ha ganado dos Globos de Oro, otros 38 premios además de 34 nominaciones más. Por cierto, Bruce Miller es el creador de esta genial serie.

Protagonistas: Elisabeth Moss (June Osborne), Yvonne Strahovski (Serena Joy Waterford), Max Minghella (Nick Blaine), Amanda Brugel (Rita), Joseph Fiennes (Fred Waterford), Madeline Brewer (Janine), O-T Fagbenle (Luke Bankole), Ann Dowd (Aunt Lydia), Samira Wiley (Moira), Alexis Bledel (Ofglen).

 

Argumento de la serie The Handmaid’s Tale

El argumento de la serie The Handmaid’s Tale, tal y como hemos avanzado al inicio, transcurre en un futuro distópico, donde las mujeres se ven obligadas a vivir como concubinas bajo una dictadura teocrática fundamentalista.

The Handmaid’s Tale, traducido al español como “El cuento de la criada”, explica la historia de June (la protagonista), y el de otras muchas mujeres que han tenido que cambiar radicalmente su vida para poder seguir sobreviviendo en un mundo que parece se ha vuelto loco.

La historia transcurre en un país llamado Gilead, anteriormente conocido como Estados Unidos, el cual adopta este nuevo nombre después de haber sufrido una revolución “dictatorial”.

El sistema político dominante en Gilead está basado en una autocracia donde la religión se ha apoderado de la mayoría de sus habitantes, sobre todo, de la clase dominante, los que poseen el poder de gobernar el país.

Debido a esta autocracia se ha instalado un nuevo sistema de clases donde cada ciudadano tiene una función específica que desempeñar. Como todo sistema represor, la libertad es un derecho perdido, la población está sumida en una obediencia ciega al poder, cualquier tipo de  insurrección o desafío, aunque sea solo insignificante, puede acarrear serios y terribles augurios.

Del mismo modo, en esta categorización tan salvaje de los ciudadanos, veréis que las mujeres han “evolucionado” hacia un nuevo eslabón de esclavitud; la mayoría de ellas son capturadas y obligadas a permanecer como siervas en las casas de la clase dominante, cuya función primordial estará dedicada a la reproducción de los hijos.

 

Como habréis podido comprobar, el argumento de esta serie es aterrador. La historia que se explica, los acontecimientos que han sucedido, todos los cambios que se han producido en una sociedad aparentemente normal es, si no fuera tan terrible, surrealista.

A pesar de todo lo que hemos narrado, recomiendo encarecidamente que no os perdáis la oportunidad de ver esta tremenda historia, The Handmaid’s Tale. Aun siendo consciente que el argumento puede “removerte” por dentro, de todas maneras, insisto, te incito a que la veas porque así podrás reflexionar hasta qué punto la mente humana puede ser retorcida.

Ojalá una sociedad distópica como la aquí planteada no tenga razón de ser ni ahora ni nunca. Afortunadamente tenemos la ficción para poder imaginar realidades múltiples, aunque mejor y en vista a lo expuesto, yo abogo porque nos quedamos con la que tenemos, ésta, nuestra realidad actual.

Por cierto, si además de esta serie también queréis ver unas cuantas más del mismo estilo o diferentes, no os preocupéis, porque si le dais > aquí < en Amazon Prime Video tendréis la oportunidad de suscribiros gratuitamente durante un mes al siguiente servicio: