Venga, venga, que vamos tarde

Cuantas veces oiremos a lo largo del año esta frase: “¡venga, venga, que vamos tarde!”

Y es que se está tan bien en la cama, por la mañana, a primera hora, tan temprano…, Entonces, me diréis, ¿quién tiene ganas de levantarse para ir al cole?

Pero bueno, aunque cueste es necesario, ¿no?, porque sino, decidme, de qué manera nos vamos a educar, si no vamos al cole? Tenemos que hacerlo. ¡Pues claro!, si es que además os gusta, admitirlo!.

Seguro que sí, porque además de aprender, también vamos al cole para hacer amigos, a pasarlo bien, a mostrar nuestros nuevos modelitos, lo “fashion” que somos, y cómo no, pues también queremos enseñar las nuevas libretas, carpetas, rotuladores y mochilas, que acabamos de estrenar para el nuevo curso que empieza, ¿no?

Así que, “¡venga, venga, que vamos tarde!”

La vuelta al cole

Pues sí, ya empezamos de nuevo con la vuelta al cole. Para muchos motivo de alegría e ilusión por todo lo que representa: vuelta a los estudios, vuelta al contacto con los amigos desaparecidos en vacaciones, vuelta con los “chismorreos” escolares (que si yo te gusto pero tú a mí no, que si fulanita le gusta a menganito, puff qué rabia…), en fin, pues eso, bienvenido a la vuelta de la normalidad estudiantil!

Aunque, por otro lado, la vuelta al cole tampoco es sinónimo de “alegría y satisfacción” para todos. ¡No, no, ni mucho menos! Para unos cuantos es un verdadero suplicio tener que levantarse cada mañana para acudir a las aburridas y tediosas clases escolares.

Y es que, como dice el refranero escolar, “hay que pasar por el aro”, si quieres conseguir en un futuro algo (rima y todo, ¿no?) Quizás me he pasado, y este dicho popular no corresponda bien, biencon un refranero escolar, pero creo que pega con el caso, no?

En todo caso, lo que pretendo señalar es queee…, en esta vida (y podría ser que en la siguiente también) si quieres conseguir algo en un futuro próximo, debes pasar primero por el cole. Sí, sí, porque ello te ayudará a conseguirlo, aunque a tí, ahora, eso no te lo parezca de esa manera, really, créeme.

Bueno, y para hacerte más placentera tu vuelta al cole, he pensado que podrías mirarte los siguientes accesorios y complementos escolares, que muy probablemente te gustarán, al margen de que seguramente también los necesitarás. Así, que, ahí va eso:

Artículos escolares

De la extensa gama de artículos escolares que puedes comprarte, te mostraremos una gran variedad de ellos, para que puedas mirar, seleccionar, descartar y finalmente escoger aquellos que más te “molen” para poder llevarlos contigo.

Empezaremos por aquellos tan necesarios como son los estuches o  “plumieres”, con los que podrás llevar siempre que quieras todos los lápices, bolígrafos, rotuladores y demás artículos similares que puedan meterse en estos pequeños compartimentos.

Pero si lo que necesitas son mochilas, a continuación te mostraremos unas cuantas para que, además de “vacilar” de ellas, puedas llevar esos pesados libros, estuches y demás artilugios que tienes que acarrear diariamente al colegio.

Y los padres qué

Sí, sí, no me he olvidado de vosotros. Ya sé que para muchos de vosotros (los padres) la vuelta al cole de vuestros hijos es casi una bendición. Que contáis los días, ansiosos de que llegue cuanto antes esa señalada y fantástica fecha que tenéis más que subrayada en color fosforita en vuestros múltiples calendarios esparcidos por vuestra casa o lugar de trabajo.

Por fin llegó la vuelta al cole, y con ello la rutina y la cotidianidad diaria.  Por fin se ha vuelto a la normalidad y por fin podréis programar mejor vuestro quehacer diario, sin la preocupación de pensar en todo momento dónde y con quién poder dejar (ahora) al niñ@

Pues eso, para vosotros y sobre todo para vuestros hijos, si os parece, podéis celebrar el fantástico día de la vuelta al cole regalándoles algún que otro complemento “estudiantil” como los que os hemos ido detallando a lo largo de este breve escrito. Así que, vosotros mismos!