Ver series de televisión a la carta

Domingo, sofá, mantita y… ¿Un tostón de película? ¿Ese es tu plan?… alerta!, alerta!, necesitamos un cambio, pero ya!, domingo, sofá, mantita y series a la carta!

Apoltronados en nuestro gran amigo sofá veremos no uno ni dos si no tres o más capítulos del tirón de nuestra serie favorita, y cuando nos la acabemos, tranquilo, cambiamos nuestros favoritismo por otra nueva serie “que me han dicho que tiene muy buena pinta” y andando.

En este artículo te comentamos nuestras impresiones tras probar casi la totalidad de soluciones que hay en la actualidad, algunas de pago y otras de las del “parche en el ojo”.

¿Qué se necesita para ver TV a la carta?

Lamentablemente no sirve tan sólo la intención y una TV así que, si pretendemos ver televisión a la carta vamos a necesitar algunas cosillas:

Por supuesto una TV, si esta TV es una smartTV mejor que mejor, de lo contrario deberemos de recurrir a conectar un ordenador, tablet o teléfono mediante adaptadores o cables HDMi, o recurrir a la compra de un Google Cast o un Android TV, soluciones que cuestan algo menos de 40 euros.

Además otro punto obligado es que vamos a necesitar sí o sí internet. No nos servirá la conexión del móvil ya que nos puede salir por un ojo de la cara, necesitaremos  una buena conexión ADSL o de cable, recomiendo no menos de 20Mb. de ancho de banda.

Volviendo sobre la conexión del móvil, reitero que no aconsejo en absoluto conexiones limitadas como las 3G o 4G donde el proveedor nos proporciona un paquete máximo de transferencia mensual, en el mejor de los casos 3Gb de transferencia, que si vemos series o películas este paquete nos lo merendaremos con cuatro o cinco episodios en calidad FullHD o con dos o tres películas. Además hay operadoras que sobrepasados los datos que incluye el paquete nos meten un recorte descomunal en la transferencia de datos que imposibilitará ver vídeo por muy baja que sea la calidad del mismo. Otras operadoras, y aquí está el verdadero peligro, no nos bajarán la velocidad, y comenzarán a contar el consumo extra fuera del paquete. Para asegurarnos que al recibir la factura mensual no nos dé un infarto y ganas de pegar fuego a la operadora de turno, deberemos leer muy detenidamente el contrato que estamos firmando con la operadora de turno.  Yo he llegado a pagar 170 euros en un mes, y nunca, nunca más me volverá a suceder, palabra de boyscout.

Ya tenemos la TV y la “intenné” así que prosigamos con nuestras necesidades… Una suscripción a un servicio online como Netflix, HBO o los paquetes que nos “regalan” TV a la carta, o alguna de las operadoras de Internet. Eso sí,  vamos de legales porqueee… ¿no serás tú un pirata?

Vamos de legales… ¿o no?

Hoy el ir de ilegal para ver contenidos digitales no es tan usual, principalmente porque los precios se han democratizado,  es decir, son más bajos y contamos ya con opciones por menos de 10 euros mensuales, cosa que está fenomenal. Además, no deberemos bajar al videoclub a por la película de turno y acordarnos de devolverla en el plazo pactado bajo pena de multa. Ni tampoco deberemos de ir al Fnac de turno a gastarnos un verdadero pastón en los “Deuvedeses” de nuestras series favoritas. Aún así existen métodos a coste “0”.

Antiguamente recurríamos a páginas web emblemáticas que rápidamente han quedado en el olvido, me refiero a páginas como “seriesyonkys” ¿os acordáis?, eran unas web que recopilaban enlaces a sistemas de almacenamiento desde donde podíamos descargarnos las series y películas para su posterior visionado. Luego las costumbres evolucionaron al concepto del “streaming” es decir, verlo sin descargar. La verdad es que era todo un reto llegar a la película o capítulo que querías descargar o visionar por “streaming”, ya que debías esquivar multitud de trampas que te esperaban en forma de “banners” y ventanas que se abrían solas repletas todas ellas de gente interesada en tu amor, con muchas tetas, culos respingones y que incluso algunas te ofrecían económicos aumentos de pe…pinillos en vinagre.

V.O. o las vemos dobladas

No te pierdas nuestra guía de instalación de Kodi en Windows

Contratar Netflix

Es una de las plataformas legales más de moda en la actualidad para el visionado de películas, algunos piensan que tener Netflix incluso les hace más cool por tener el servicio contratado; otros porque es de las pocas opciones que ofrece ya algo de contenido 4K para sacar el máximo rendimiento de sus modernos televisores.

Muchas TVs de las denominadas SmartTV ya incorporan la app o aplicación específica para instalarle Netflix, de forma que su manejo se integre perfectamente con el mando a distancia del televisor. De no disponer de un televisor SmartTV siempre podemos recurrir a soluciones para el Streaming como el Google ChromeCast o los MiraCast e incluso algún stick con Android, todos ellos dispositivos de bajo coste que nos permitirá convertir cualquier televisor que cuente con entrada HDMi en un completo SmartTV donde instalar apps.

Netflix también cuenta con aplicación para Android e iPhone así que si dispones de una Tablet podrás ver cómodamente tus contenidos en cualquier lugar de la casa. También podrás ver los contenidos desde cualquier navegador con tu PC.

La versión básica de Netflix te proporciona dos usuarios no simultáneos, es decir, que no pueden estar viendo cosas diferentes cada uno en el mismo momento, entonces para ¿qué es esto de dos usuarios? te estarás preguntando, posiblemente. Bueno, siendo prácticos, imagina que tu hijo, hija o hijos ven determinadas series que a ti y a tu pareja no plim, que no os resultan interesantes, vamos,  pues bien, al conectarte a Netflix te deja elegir uno de los dos usuarios y te ofrece contenido relacionado con lo que has visto, es decir sobre tus gustos. Si sólo contases con un usuario se mezclarían los gustos de series adultas con no tan adultas. Creo que ese ejemplo lo ejemplifica un poco.

Netflix destaca además por sus exclusivas series como Narcos y Stranger Things entre otras muchas. También por ofrecer bastantes contenidos infantiles y una buena oferta de documentales, algunos producidos por la propia Netflix. Además, permite crear perfiles infantiles para que estos no puedan ver otro tipo de contenidos que no tengan la clasificación infantil, así puedes dejar a tus niños tranquilamente mando en mano y tú despreocuparte de si ven películas de violencia u otros géneros no acordes a su edad.

Técnicamente, Netflix funciona muy bien y puedes elegir hasta tres ofertas diferentes que aún ofreciendo el mismo contenido difieren en el número de usuarios e IPs desde las que te puedes conectar simultáneamente, así como las calidades de imagen, HD, FullHD o 4K. El paquete básico con calidad HD te permite gestionar dos usuarios no simultáneos, luego va seguido del paquete quizá más óptimo, y es que por dos euros más podrás disfrutar de calidad FullHD 1080p que es la de la mayoría de las TV compradas en los últimos 5 años y que además te permite 4 usuarios y dos IPs diferentes por lo que podrás compartir Netflix con algún amigo o familiar para que cada uno pueda visionarlo desde casa.

Los contenidos en 4K son aún escasos y suelen ser programas de “reciente grabación” pero sin lugar a dudas si dispones de un televisor de 4K o UHDTV te lo recomiendo encarecidamente.

Contratar HBO

Precio: EUR 45,00
Precio recomendado: EUR 87,79
HBO es otra de las plataformas de distribución de contenido que cuenta con algunas producciones de altísima calidad, consideradas como primeras banderas del panorama “seriéfilo” de la actualidad. Quizá te suenen Juegos de tronos, True DetectiveSexo en Nueva York o la más reciente West World entre otras muchas otras series, si bien el catálogo en cuanto a series es más corto que el de Netflix. En su lanzamiento en 2016 contaba únicamente con 100 series, una cifra que puede parecer alta, pero dependiendo de tus preferencias seriéfilas pueden resultar siendo bien pocas y probablemente te lo acabes en relativamente poco tiempo si eres un voraz consumidor.

En cuanto a la oferta de películas claramente es donde flojea, no cuenta por ejemplo con una categoría de películas clásicas.

Precio: EUR 14,50
Precio recomendado: EUR 40,97

Recientemente HBO ha sido incluido en la oferta de Vodafone TV pretendiendo competir con su archienemiga Movistar. La verdad es que HBO va a la zaga del resto, en cambio su precio es el mismo que Netflix, e incluso su oferta de periodo de prueba es exactamente la misma, un mes. No sé en que estarán pensando en HBO, pero desde mi punto de vista van equivocados, por ser los últimos y con la oferta más escasa debería ir por debajo en cuanto a cuotas y por encima en el tiempo de gratuidad de su servicio, de lo contrario pocos optarán por esta solución. Quizá piensen dentro de HBO que su potente Juego de Tronos puede con todo, pero esto en la práctica no es así, ya que es una serie que puedes visualizar por otras cadenas y medios y que como serie, una vez visionada todas sus temporadas, deja un abismo de contenidos que te hará cancelar la suscripción.

Contratar Movistar

Movistar no es una productora al uso como pueden ser HBO ni Netflix, es la operadora de turno que negocia hábilmente con diferentes proveedores de contenidos para ofrecer un nutrido catálogo de series, programas y películas, quizá el más completo en la actualidad pues supera más de 6.000 títulos disponibles.

En su oferta ofrecen a sus clientes packs completos que cubren desde la conectividad, es decir la ADSL o Fibra, el teléfono fijo y la conectividad para tu teléfono móvil además del correspondiente pack de contenidos. Sus ofertas para capturar clientes son rompedoras si bien hay que tener sumo cuidado pues una vez expiradas su precio normal es alto.

Sus contenidos son una completa selección de canales y programas de productoras como AMC, AXN, COSMO, Fox, HBO, Netflix, ShowTime y TNT eso sí, transcurrido el tiempo de promoción prepárate, 65 euros al mes, un importe que no es “moco de pavo”.

Unos consejos finales

Prueba, prueba prueba y compara, y si después de las pruebas quieres más, contrata la que con su oferta más te convenza. Aléjate de modas y corrientes, Netflix está muy bien, para mi la mejor por precio y contenido, pero claro, si eres de los que necesita sí o sí Juego  de Tronos… pues Netflix no será tu mejor opción. Si tu proveedor de servicios es Movistar pues quizá te interese optar por esta opción, desde luego su catálogo es de los más completos, aunque quizá esté penalizado por ser el más caro con diferencia.  ¿En qué mundo irreal viven estos de MoviStar?

Puedes darte de alta a tu nombre para conseguir el periodo de prueba en determinado servicio, cuando este transcurra, darte de baja y volverte a dar de alta a nombre de tu pareja, son trucos simples pero que funcionan y que a fin de cuentas te permitirán acertar en tu elección. Ya sé que 10 euros al mes pueden resultar pocos, pero al año son 120 euros en el mejor de los casos, más de 700 en el caso de Movistar, además del pago de la conexión a Internet y de los mil y un gasto que debemos afrontar cada año y todo suma.