Portada » Gaming » Análisis Pico 4 en español
image 14

Análisis Pico 4 en español

Analizamos las Pico 4, las nuevas gafas de realidad virtual o cascos RV que han llegado al mercado; lo hacen justo a tiempo para debatirse en la pugna por cosechar las ventas de dispositivos VR tanto para el Black Friday como para la campaña navideña.

Las Pico 4 se van a ver las caras contra otros visores que ya llevan más de un año en el mercado, pero con el que comparten casi al milímetro las especificaciones de hardware y funcionalidades, hablo de las mismísimas Quest 2 de Meta, aka Facebook.

Lejos de entrar en detalles técnicos, en su hoja prestacional ya destacamos que las Pico 4 van un paso o un pasito por delante, aunque mejor vamos a analizarlas desde el punto de vista de usuario de producto sin alardes técnicos, de forma que los lectores de la revista digital tiroriro.com puedan ver o no la conveniencia de adquirir estas gafas de realidad virtual. ¿Vamos a ello?

El fabricante de las Pico 4

Vista lateral de las gafas VR Pico 4 de Byte Dance

Estas gafas de realidad virtual Pico 4, digo gafas, aunque también son conocidas como visores VR o más popularmente como cascos VR, están fabricadas por ByteDance.

¿Que quién es ByteDance? Pues los dueños de la red social TikTok, y es que las Pico 4 siendo competidoras de las Meta Quest 2 resulta que comparten rival con su casa madre, pues TikTok es, aunque con diferente target de público en cuanto a edad un competidor directo de Meta.

Es decir, ambas compañías rivalizan y no sólo en cuanto a hardware de VR y a todo lo que rodea al metaverso y los mundos virtuales, sino que también son rivales en su vertiente más social.

Y es que si estás un poco al día de temas empresariales y redes sociales bien sabrás que la empresa rival de ByteDance, conocida ahora como Meta; es además de la fabricante del visor de VR Meta Quest 2 nada más y nada menos que la propietaria de Facebook entre otras redes sociales a las que bien podríamos incluir Instagram y también el rey de a mensajería instantánea, WhatsApp.

Por su parte la empresa ByteDance, además de fabricar los cascos de VR que analizamos en este artículo, las Pico 4, es propietaria de una de otra de las redes sociales más utilizadas en el planeta, me refiero a Tik Tok.

TikTok es la red social que está poniendo contra las cuerdas no sólo a Facebook, a la que todos creemos que ya doblegó hace bastante tiempo, sobre todo en cuanto a su alcance en usuarios de menos de 50 años, si no que está plantando cara a la mismísima YouTube de Google y a la joya de Meta, Instagram, y que ha forzado un poco a que dichas redes viren un poco su contenido hacia los formatos nativos de Tik Tok, esos vídeos cortos en plano vertical, formato que ha puesto de absoluta moda Tik Tok.

Byte Dance, lejos de quedarse parada en términos del Metaverso, y a sabiendas de que Apple está también preparando algo muy gordo al respecto con su futuro visor de realidad aumentada, ha irrumpido en el momento exacto con lo que es uno de sus primeros elementos de hardware con sus visores Pico 4.

Primeras impresiones de Pico 4

El packaging de las Pico 4 está muy conseguido, se trata un embalaje premium, estudiado al milímetro, y es aquí cuando nos salta el primer deja vi con respecto a las Meta Quest 2 de Facebook, se parecen mucho.

Con tan sólo ver las Pico 4 a caja abierta, sin todavía sostenerlas en la mano uno ya aprecia que posiblemente aun siendo lo mismo que otros visores, es decir, una especie de gafas para esquiar o bucear, ya se intuye qe van a aportar alguna que otra mejora ergonómica y así será tal y como pudimos comprobar más tarde.

Tras sacarlas de la caja ves que a grandes líneas el diseño es continuista respecto a otros rivales, un diseño bonito con colores blancos predominantes, tiras con velcro para la sujeción y poca cosa más.

Si bien es innegable que estas Pico 4 son más bonitas que las gafas de Meta, además salta a la vista su parte trasera, donde hay una gran almohadilla que las hace más cómodas que cualquier otro visor VR de serie y que además es donde están las baterías recargables, con lo que consigue un peso mucho mejor repartido que determinará una ergonomía superior.

Trasera acolchada de las Pico 4

Una vez en la cabeza resultan bastante más cómodas que las Meta Quest 2, más aún para aquellos que utilizamos gafas.

Tras encenderlas, agarrar los mandos, que por cierto son también muy parecidos a los de las Quest 2 rivales y proceder con la configuración del sistema uno se da cuenta que está ante un producto que si no es el mismo se parece al de Facebook en demasía.

Pensaba que la similitud era de un descaro tal que a la postre podría lastar negativamente mi experiencia global con ellas al no ver innovación. Pero bueno, sin encontrar dicha novedad la comodidad y la calidad de imagen al final se imponen.

Analizando a fondo las Pico 4

El diseño, dejando para otro párrafo la ergonomía del mismo, es mejor que lo visto hasta ahora en VR.

¡En cuanto a su estética, WoW! me encantan su frontal tiene un diseño moderno inspirador, y es que me trae a la cabeza imágenes de la mismísima película Ready Player One que tanto me gusto.

La ergonomía, peso y comodidad del visor tras tenerlas puestas por más de una hora resulta genial, en este sentido las Pico 4 se muestran netamente superiores a todos los visores VR probados hasta ahora.

Los mandos de las Pico 4

Los mandos son más o menos idénticos en sus formas a los vistos en otros visores, se diferencia en el halo, ese semicírculo que sirve para no chocar ambas manos.

Disfruta de un buen tacto en gatillos, stick analógicos y botones A B X Y, quedando las funciones de sistema con menos altura que el resto de los botones para reconocerlas a simple tacto, botones que sirven para salir y reposicionar la cámara.

En cuanto a su vinculación con el sistema, rápido y además cuentan con un excelente posicionamiento en el espacio, ningún pero. Funcionan con 4 x pilas de 1,5 V cada uno de los mandos que también se benefician de una forma de extracción de pilas más sencillo que en las Meta.

Volviendo al visor, este tiene algún detalle que he agradecido, como cierto efecto capó de coche en la parte delantera, por la cual se pueden, subir, inclinándolas hacia arriba unos grados sin tener que sacarlas de la cabeza. Esto además de permitir ver al natural lo que tienes delante sin recurrir a sus cámaras exteriores, te permite ponerte o quitar las gafas que llevas en tu día a día sin mayores problemas y sin que estas salgan volando en algún tropezón con el visor, cosa habitual en las Meta Quest 2.

Por cierto, todavía no sé cómo activar las cámaras de visión real, que en las Pico 4 son en color, sin tener que acercarme peligrosamente a la jaula virtual para que estas se activen, leí algo de que era un doble toque en la parte lateral derecha, pero a mí esto no me funciona, quizá el Pico OS está todavía algo verde.

Sin dejar la parte práctica del diseño, en mi caso, tienen un fallo enorme, me explico; yo tengo la cabeza algo estrecha, un cara pepino vaya y me entra luz desde atrás por los laterales.

Así que si tienes una fisionomía delgada en la cara, y no las tienes muy apretadas sus esponjas contra tu cara, algo que consigues a base de dar vueltas a una rueda ubicada en la parte trasera del visor de VR, en la nuca, observarás un defecto visual, y es que cuando la imagen es negra u oscura aparecerán unas molestas rayas verticales en cada lado de cada óptica.

Esto es algo que sinceramente me parece un fallo en el diseño ergonómico de bulto, esto no me pasaba en las Meta Quest 2, claro que si no tienes una cara estrecha como yo, probablemente tú no te des cuenta de este fallo. Aunque luego hablas con gente que las ha probado y todos coinciden en lo mismo.

Tampoco me gusta que al igual que las Meta Quest 2, el tipo de material que apoya sobre las mejillas me produce rojeces y escozor, sin ser una alergia es algo que tras quitarme los visores me dura ahí bien rojito durante no menos de una hora. En este sentido creo que esto plásticos no están ni mucho menos testado a nivel de epidérmico y alergénico, algo que deberían tener en cuenta los fabricantes.

Los lentes pancake

El ajuste óptico de la separación de los ojos es genial en las Pico 4, es semi automático, es decir es un ajuste mecánico, aunque totalmente controlado por el software, serás tú con el visor puesto el que con el mando regules la distancia entre tus ojos hasta que consigas una imagen más nítida.

Algo que hace que el ajuste sea mucho más exacto que en las Quest 2 que sólo dispone de 3 posiciones y que además se deben ajustarlas a mano, cuando están fuera de la cabeza, para ponértelas y notar diferencias, en las Pico 4 las ajustan en digamos, tiempo real.

La calidad gráfica percibida en menús es muy alta, sobre todo cuando la configuramos a 90Hz, algo que podemos hacer desde el menú experimental de su sistema. Sus especificaciones sumando cada una de las dos ópticas es de 4K, algo que notaremos en los menús, super detallados y donde difícil es diferenciar los píxeles.

Por el momento nada de 120 Hz, como sí que ofrecen las Meta Quest 2, es de esperar que mejoren este aspecto.

Así a groso modo te diré que su calidad de imagen como mínimo es igual o incluso un poco superior que en las Meta Quest 2, sin embargo, luego en vídeos y juegos la calidad es sin ser mala notablemente inferior a la esperada. No es que las meta Quest 2 se vieran mejor, no, si no que ambas se ven por un igual de mal, todavía falta nitidez.

Salidas de altavoz de las Pico 4

El salto en la calidad de sonido respecto a las gafas de VR probadas anteriormente es enorme y es que aquí sí, debo reconocer que las Pico 4 suenan de fábula.

Sobre la autonomía de las Pico 4, decir que aun latiendo en su interior el mismo procesador que en las Meta Quest 2, ese Snapdragon XR2 consigue extender su vida más allá de las 3 horas jugando a juegos nativos.

No es un tiempo espectacular, pero sinceramente en esto de las VR, sesiones que vayan más allá de la hora u hora y medio de juego no será lo habitual pues es una actividad que cansa, tanto a nivel óptico, como ergonómico.

El sistema operativo VR de las Pico 4

Se trata de la versión 5.1 del sistema operativo, una copia del implementado por Meta en sus Quest 2, esto es algo que me ha decepcionado y supuesto un bajón, si bien aquel me pareció muy acertado, ahora me parece que no ha habido prácticamente evolución.

Le he visto los alambres en alguna ocasión, si bien todo está skineado debajo late un Android, algo que sólo veremos en algunos menús concretos.

Las aplicaciones para las Pico 4

¿Sabes inglés verdad? Porque de lo contrario no disfrutarás nada con ellas, más allá de su s.o. raro es que encuentres un vídeo panorámico, una experiencia VR o un juego doblado al español, a mí esto de estar leer subtítulos en unas VR, pues que quieres que te diga, no me va, te pierdes casi toda la experiencia visual que aporta la RV.

Además, en cuanto a la cantidad de apps disponibles son muchas menos en número, y porque no decirlo, también en calidad, respecto a las Meta Quest 2 de Facebook.

También algunas de las que se han portado de las Meta a las Pico siguen conservando el viejo logo de las Meta Quest 2, es decir, el logo de Oculus, por lo que creo que las desarrolladoras parece que no se están tomando muy en serio a las Pico 4.

Por si esto fuera poco, no hay apenas demos ni apps o juegos gratuitos para las Pico 4, para todo debes pagar, y no es poco.

Raro es ver un juego o app por debajo de los 19 euros, y qué quieres que te diga, me parece un precio sumamente caro en un entorno tan cerrado, ya que fuera del visor esas apps que compren no servirán. Un ecosistema de apps tan pequeño debería tener unos precios adecuados a su tamaño, pequeño.

Tanto es así que al final decides tirar con lo poco que hay gratis en su tienda, de lo que he probado, no he encontrado nada relevante, SmashHits para hacer algo de fitness, Goliath como experiencia VR algo descafeinada y el resto una absoluta pérdida de tiempo.

Tan mala ha sido la experiencia que en todo caso lo mejor sería tirar de ellas como visor en lugar de usar sus juegos nativos «stand alone». Cosa que me hace pensar que para cuando un visor de VR para PC sin tener que pagar el hardware para que puedan correr apps nativas.

Con esto me refiero a utilizar las Pico 4 como visor del PC, jugando a tu biblioteca de juegos VR de Steam, donde sí que encontrarás juegos gratuitos además de poder jugar en VR a algunos de los que ya tienes en tu biblioteca y desconocías que son compatibles con VR.

En este sentido comentar que Steam VR es compatible con casi cualquier visor de VR, incluidas las Pico 4 analizadas.

En cuanto a utilizarlas como visor para PC, Steam VR mediante, pues he tenido claro oscuros.

Si bien el sistema de conexión al PC por Wifi me ha funcionado mejor de lo esperado, el de cable mediante por USB tipo-C, que debería ser mucho más estable, no ha sido así, demostrando numerosos bugs de conexión, podría ser mi PC que es algo viejo, aunque tiene puertos USB 3.0 no se.

Por otro lado, conseguir realizar la conexión entre las Pico 4 y el PC se me antoja demasiado compleja, debiendo bajar unas apps para el visor Pico 4 y otra para el PC, el cual demora mucho tiempo en estar listo para funcionar.

Una vez superados los baches respecto al funcionamiento y ya hablando en cuanto a la calidad de imagen percibida, pues tampoco me ha convencido, he jugado al DiRT 2 y la imagen, aunque te sumerge de lleno en medio de la acción, no es en absoluto nítida.